Entradas

comercio_global

El comercio global vuelve a sobrepasar al PIB en ritmo crecimiento

Retorno a la normalidad. El comercio vuelve a aportar vigor a la economía mundial. Aunque aún con riesgos latentes y lejos de su añorada velocidad de crucero.

Crece el PIB

El flujo de los intercambios comerciales vuelve a recuperar sus constantes vitales. Por primera vez desde 2010, a juzgar por las previsiones, recién modificadas de la Organización Mundial del Comercio, que ha elevado un punto y dos décimas, hasta el 3,6%, la tasa de crecimiento para el conjunto del actual ejercicio económico, el comercio suma, en vez de restar, dinamismo al PIB mundial. Todo un síntoma de que el ciclo de negocios en vigor, tras años de recuperación y dura salida de la crisis, ha ganado músculo.

La OCDE crece

Como lo revela también otro dato: la totalidad de los 45 socios de la OCDE presentan crecimientos positivos. Un escenario desconocido desde 2007, el año que precedió a la quiebra de Lehman Brothers e instante en el que se sitúa el inicio oficioso de la reciente inestabilidad financiera internacional.

La actividad de los países de la órbita de la OCDE, pese a que no han obtenido el plácet de acceso potencias de la dimensión de China, Rusia o India -entre otros, porque no han adquirido el estatus de economías de mercado-, ofrece una radiografía muy elocuente sobre el estado real de la coyuntura global.

Porque aúna al pleno de los países con la consideración de industrializados (o de rentas altas) un notable espectro de los grandes mercados emergentes, que también han recobrado los ritmos previos y posteriores a la crisis, cuando protagonizaron el fastuoso y sorprendente decoupling o des-apalancamiento de los ritmos de prosperidad respecto a sus rivales más avanzados. Fenómeno nunca visto en la historia económica contemporánea.

Hay que ir poco a poco

Sin embargo, las buenas perspectivas de la OMC sobre crecimiento no deben impedir ver ciertos nubarrones que aún se detectan en el radar a corto y medio plazo. Como lo revela la modesta predicción de la máxima institución del comercio mundial. Alejada de las tasas de dobles dígitos de los años de bonanza que precedieron a la crisis de 2007.

Más allá de las tensiones, y dudas, que generan ya desde hace unos ejercicios, el baile de divisas -con el dólar en busca de su hegemonía perdida-, las políticas monetarias alejadas de la gratuidad del precio del dinero que preparan los bancos centrales de las principales potencias industrializadas, los elevados endeudamientos soberanos y corporativos de las grandes economías o los excesos financieros de mercados como China. O de las incógnitas sobre el grado de proteccionismo comercial que impera en el planeta y crecimiento y que ha frenado el impulso liberalizador de otras décadas, la incertidumbre sobre el Brexit o el viraje de potencias como China hacia un modelo productivo más enfocado en la demanda interna.

Y, por supuesto, por encima de motivos coyunturales, como el repunte y crecimiento del comercio en Asia o de la capacidad de compra de los países de América del Norte que, a juicio de la OMC, están detrás de este modesto despegue de las transacciones de mercancías y servicios.

La opinión de Norges sobre el crecimiento

Hay voces de especial resonancia mundial que apelan a esa cautela. Como la de Yngve Slyngstad, consejero delegado de Norges Bank Investment Management, el mayor fondo soberano global, con más de un billón de activos, poseedor del 1,3% de las acciones corporativas internacionales y con el mandato de invertir en participaciones de empresas con reconocimiento del mercado por sus medidas empresariales en favor de la preservación del medio ambiente, el desarrollo de las sociedades civiles o la ética en sus negocios.

El CEO de Norges admite que el comercio global podría haber “alcanzado un punto de inflexión”, como anticipa la OMC. Pero inmediatamente después aclara que está sometido a embestidas que podrían desembocar en una recaída “algo más seria que una ralentización temporal”.  

Slyngstad matiza

Slyngstad matiza que la pregunta que se hacen los inversores internacionales sobre el crecimiento y si este repunte es flor de un día. Fruto de “la fuerte externalización manifestada por las multinacionales chinas” que han salido de compras, durante los años posteriores a la crisis, con crédito casi ilimitado de los grandes bancos del país.

La duda es si se trata sólo de “un superávit primario”, alerta con un tono al uso, propio de la jerga multilateral, con la que se describen las recetas de austeridad que exigen a los países en crisis a cambio de ayuda financiera para superar procesos de quiebra de sus finanzas y sus economías. Si no fuera algo así, cómo es posible que, con los tipos próximos a cero desde hace años, el comercio siga arrastrando los pies, se pregunta.

Antes de precisar que, a su juicio, las ínfulas proteccionistas de ciertas potencias económicas también detrás de estas rémoras sobre los intercambios comerciales. Los inversores -dice Slyngstad- no ven retornos que superen el 3% ó 4% a largo plazo. Pese a elevar sus posiciones inversoras, en algunas ocasiones, hasta un 60% ó 70%.

El CEO del Norges Bank constata que, bajo las actuales coordenadas de crecimiento, el fondo soberano noruego reforzará su posición en los mercados europeos, a la espera de “potenciales cambios” en EEUU y China, donde -insiste- su institución siempre dirige sus ojos en su cometido de diversificar sus inversiones geográficamente. Norges asegura que la rentabilidad de su cartera ha sido del 5,89% en las últimas dos décadas.

Las inversiones también muestran este cuadro de mando

Los flujos de capital transfronterizos han caído un 65% desde el estallido de la crisis -de totalizar 12,4 billones de dólares, en 2007, a 4,3 billones el pasado ejercicio- sin que haya visos de que esta vitalidad vuelva a estar en el radar operativo inmediato, asegura McKinsey Global Institute. Los expertos de esta consultora inciden en que el fervor inversor previo a la inestabilidad financiera se ha sustituido por una “forma más estable” de globalización de los mercados. Por un lado, “más sensible a los cambios” y, por otro, “más racional a las causas” de cualquier eventualidad política o económica y, sobre todo, “con una visión más crítica y resistente” a la integración financiera internacional.

Es lo que denominan “una nueva dinámica”. La exploración, por ejemplo, de cómo los grandes bancos sistémicos de Europa y EEUU realizan sus actividades en el exterior o la forma en la que entran en mercados en desarrollo. La interpretación constante que han asumido los inversores globales se justifica en los cambios de políticas y actitudes de empresas y gobiernos y su repercusión en el sistema financiero global.

Tarea que requiere discusiones sobre los virajes reguladores en segmentos como el bancario, en EEUU y Europa, y cómo las nuevas reglas responden a desafíos como la era digital, la conexión de mercados financieros o el futuro de los flujos transfronterizos de capitales.

7_paises

Los siete países para exportar en 2017

Ahora que estrenamos año, es bueno preguntarse qué mercado o mercados nos pueden propiciar alegrías durante los próximos tiempos. La coyuntura internacional está cambiando rápidamente, y el efecto que puedan producir para el comercio internacional factores como el Brexit o la victoria de Donald Trump aún están por calibrarse. Sin embargo, numerosos países van a seguir ofreciendo grandes oportunidades a la empresa española, que tras años de dura crisis económica se ha vuelto mucho más internacional (no olvidar en este punto el récord histórico de la exportación nacional, que ha alcanzado un valor del 33% del PIB en 2016).

  1. China. El gigante asiático ha atravesado dos años de duras dificultades, con tasas de crecimiento que se han llegado a situar por debajo del 7% por primera vez desde la década de los 90. Sin embargo, los últimos datos conocidos sobre China reflejan un nuevo fortalecimiento de la economía con un poder de compra para los ciudadanos que vuelve a acelerarse. La incorporación a la clase media de los chinos se cuenta por millones cada año, y además es un país que siempre ha mostrado un elevado interés por la Marca España.
  2. Australia. Es un mercado lejano que apenas tenemos explotado, y sin embargo ofrece un marco jurídico y comercial muy atractivo para la inversión foránea. Australia lleva varios años creciendo muy por encima de la media mundial, firmó un avance del 3% en 2016 y muestra cada día más interés por abrirse a nuevos mercados internacionales. Contar con un socio en el propio territorio, dada la lejanía y la enorme expansión del país, puede resultar más que beneficioso.
  3. Inglaterra. Pese a que el Brexit vaya a propiciar cambios, España debería aprovechar oportunidades en un país en el que apenas se han notado aún los efectos de la decisión del pasado mes de junio de abandonar el seno de la Unión Europea. A Inglaterra le gusta España: le gusta su sol, sus playas, su gastronomía y su forma de ver el mundo, por lo que una pyme de nuestro país siempre será bienvenida.
  4. Irlanda. De las grandes economías del euro, es una de las más abandonadas por nuestras empresas. Sin embargo, la renta per cápita de los irlandeses es la segunda más alta de toda la Unión Europea, por lo que exportar o invertir allí puede propiciar grandes beneficios. Irlanda, que llegó a caer en manos de un rescate europeo por problemas de solvencia, se ha recuperado de forma vertiginosa y crece a un ritmo anual superior al 5%, el más alto de todo el continente.
  5. Alemania. Quizá sea por imagen o por el hecho de que España ha seguido las indicaciones de Angela Merkel a la hora de afrontar la crisis económica más dura que se recuerda en décadas, pero España está de moda para el país centroeuropeo y debemos ser capaces de aprovecharlo. El marco jurídico y fiscal es muy similar al español, y la seguridad es quizá el elemento más característico del mercado alemán. Ahora bien: conviene hacer un estudio previo y a fondo de la composición territorial de Alemania y sus länders, cada uno con su propia legislación.
  6. Perú. Ya en Latinoamérica, Perú es uno de los pocos países de la región que ha logrado escapar de los efectos de una dura crisis que ha llevado a Brasil, Argentina o Venezuela a la más honda recesión. Perú incorpora ciudadanos a la clase media a gran ritmo y ofrece otra ventaja para el exportador: el mismo idioma. Ahora bien, conviene contar con un partner local que, al menos al principio, ayude a entender la mentalidad y las dinámicas de compra del peruano, muy diferentes a las españolas.
  7. Sudáfrica. Otro mercado muy desconocido para la empresa española, que se ha animado tradicionalmente menos a exportar a destinos muy lejanos y concentra aún la mitad de sus ventas en la Unión Europea. Sudáfrica es un país complejo lleno de matices y de diversidad, pero hacer negocios allí es una completa aventura. Aquí, desde luego, sí es necesario contar con un apoyo local para implantarse y aprender a acostumbrarse al marasmo legislativo de un país que en el pasado reciente vivió grandes conflictos pero que, por contra, cuenta con la renta per cápita más elevada de todo África. Y ellos ya nos conocen: vaya si nos conocen después del triunfo de la selección española en el Mundial de Fútbol de 2010.
lisbon-344765_640

Portugal, un buen país para extender un negocio

lisbon-344765_640

Si España se nos queda pequeña y no queremos irnos demasiado lejos, Portugal puede ser un buen lugar para extender nuestro negocio o comercio. Sobre todo en estos momentos, en los que el país está ofreciendo interesantes ofertas en el sector inmobiliario, algo que ha provocado una rápida recuperación de su dinámica comercial.

 

El vecino territorio se está convirtiendo en uno de los principales focos de la inversión extranjera en el sector de activos comerciales, según ponen de manifiesto algunos informes y estudios de consultoras aparecidos en la prensa de la vecina nación. Concretamente en Lisboa se están multiplicando las propuestas de inversión extranjera en el sector de activos comerciales y cada vez son más los inversores que buscan edificios de oficinas, establecimientos comerciales a pie de calle, supermercados, restaurantes u otras propiedades.
Además, según apuntan algunos informes oficiales, el mercado inmobiliario en Portugal está altamente desarrollado y maduro, y se encuentra a la altura de los mejores standards europeos, en términos de calidad, transparencia y dinamismo. El país cuenta con una importante oferta de oficinas y con grandes áreas industriales disponibles, ubicadas fundamentalmente en polígonos situados en óptimas ubicaciones dotadas de buenos accesos e infraestructuras, así como una gran oferta de servicios públicos y privados.

 

Por otra parte, como destino de inversión, parte del éxito de Portugal se basa en el tratamiento positivo por parte de las instituciones y la administración en pro del desarrollo de las empresas y de la atracción de inversión extranjera. Esta estrategia asegura un ambiente positivo para los negocios, y coloca al país como una interesante opción como Costa Oeste de Europa, con buen acceso estratégico a diversos mercados, con costes operativos muy competitivos, reformas proactivas, redes de infra-estructuras modernas, y un alto compromiso con la educación y la ciencia, además de contar con recursos humanos flexibles, competentes y con elevada implicación.

 

Estos factores han contribuido a un continuo flujo de nuevas inversiones en la industria, en el turismo, el comercio y los servicios. Algo que ha provocado que muchas empresas de otros territorios hayan escogido Portugal como destino de su inversión.

 

Pero, además, si en nuestro negocio es requisito fundamental unas buenas comunicaciones, Portugal también puede ser un país muy interesante. Dispone de importantes infraestructuras por tierra, mar y aire, por lo que no tendremos ningún problema en controlar de cerca la evolución de nuestra delegación o comercio. El país cuenta con una red de carreteras nacional que se extiende a lo largo de 22.000 km., una completa red de autopistas, un importante sistema ferroviario, cinco puertos de mar internacionales, líneas ferroviarias dedicadas al transporte de mercancías y cuatro aeropuertos internacionales con vuelos diarios regulares de pasajeros.

Exportar tiene más ventajas de lo que parece

Exportar tiene más ventajas de lo que parece a simple vista. Todos sabemos que enviar los productos fuera de nuestras fronteras es una de las pocas salidas que queda en tiempos de crisis. Pero ahora conocemos también que las empresas más exportadoras producen más y despiden menos. Es la conclusión de un estudio del Banco de España, realizado sobre una muestra de 700 sociedades que remiten trimestralmente las cuentas a su central de balances.

Así, según el informe, desde que se agudizó la segunda fase de la crisis las compañías con mayor vocación exportadora muestran una evolución comparativamente más favorable del empleo y de sus resultados económicos que el resto. Es decir, producen relativamente más y, en los momentos más críticos, despiden menos.

Pero vayamos a los datos que, en definitiva, es lo que importa. Las ventas totales de las más exportadoras todavía crecían a un ritmo del 5% en 2010, mientras en las demás se registraba un estancamiento. En el primer semestre de 2012, la nueva recesión ha hecho mella en todas las empresas, pero la caída de las ventas se limitaba a un 2,8% en las que más venden al exterior, una tasa inferior en casi un punto a la del resto. La distancia es todavía mayor cuando se compara la producción, porque en las más exportadoras el valor añadido bruto cae entre enero y junio de este año el 2%, frente al desplome del 6% que experimenta el resto.

La evolución de las plantillas es el otro punto fundamental donde las compañías más exportadoras salen ganando. Aunque durante toda la crisis se han ido reduciendo, en la primera mitad de 2012 el recorte del empleo se ha limitado en las más exportadoras a un 0,4% adicional, bastante más positivo que el amplio recorte del 2,7% que se ha producido en las empresas que no destacan por sus ventas al exterior.

Las empresas más exportadoras (entre las que remiten sus cuentas al Banco de España) son las industriales, ya que envían sus productos al exterior 8 de cada 10. Les siguen las de telecomunicaciones, el comercio, la hostelería y las sociedades que se dedican a la información, de las que exporta el cincuenta por ciento. Las peor paradas son las de energía, ya que por la propia naturaleza de su actividad solo el 15% comercializan fuera una parte de su producción. Durante la crisis, las ventas al exterior han pasado de representar el 10,4% al 14,9% de la cifra total de negocio del conjunto de todas estas empresas. Pero si tenemos en cuenta específicamente la industria, la evolución ha sido desde el 34,3% hasta el 47%. Vistos estos nuevos datos, está claro que además de ser una buena salida ante la crisis, exportar puede convertirse en una herramienta muy rentable para la empresa.

se vende

Técnicas para vender una empresa con éxito

“Voy a vender mi negocio”. Una vez que un empresario toma esa decisión,  la actitud más nociva que puede adoptar es la de colgar el cartel de “Se Vende” y sentarse a esperar al mejor postor. Entre otras cosas, porque la mejor oferta puede no ser nada satisfactoria para el propietario de la empresa.

Para evitar que eso ocurra hay que pensar como los vendedores de viviendas. ¿Cuál es el primer paso antes de poner en venta una casa? Ponerla lo más atractiva posible para que los posibles compradores se enamoren de ella. Algunos hacen reformas, otros simplemente pintan y adecentan un poco la apariencia. Al final ese esfuerzo se ve recompensado con un precio de venta más alto. Con las empresas puede ocurrir lo mismo siempre que se cumplan unos pasos básicos.

1. Diseño de la estrategia de venta. Elaborar una cuenta de resultados lo más atractiva posible. Es decir, no dejar las cosas como están en el momento de tomar la decisión. Hay que hacer un esfuerzo final por cobrar los pagos morosos, no frenar las negociaciones con el banco para posibles créditos o líneas de financiación, etc. Si todo eso está en marcha será mucho más fácil que los posibles compradores encuentren incentivos para finalizar el trato.

2. Opinión externa.Seamos realistas, a la hora de visitar un piso en venta todos hemos pensado: ” a ver este dónde me la quiere colar”. Lo mismo le va a ocurrir a quienes se interesan por un negocio. Por eso, además del plan de viabilidad interno es recomendable adjuntar una auditoría externa. Esto servirá también para ayudar a destacar en el documento de presentación los puntos más positivos del negocio, frente a los negativos que llevaron a tomar la decisión de venta.

3. Fijar un precio justo.Destacar los puntos positivos no significa ni engañar, ni sobrevalorar la empresa. Fijar un precio excesivamente alto puede alargar el proceso de venta de forma innecesaria, pero tampoco se trata de vender excesivamente barato. Para dar con la cantidad exacta no hay más que acudir al mercado, y hacer un estudio de los precios que se están fijando en transacciones similares.

4. Delegar la venta, si es necesario.En la mayoría de los casos, el propietario no suele ser la persona ideal para liderar el proceso de venta. A veces porque los sentimientos negativos se apoderan de él y, aunque no quiera, los transmite a los posibles compradores. Otras, porque simplemente las ventas no son su fuerte. En esos casos, conviene dejar la relación directa con los clientes en manos de un especialista, eso puede suponer un incremento del precio de venta de hasta un 20%, según los expertos. Eso sí, delegar esta tarea no significa desentenderse del proceso.

5. En este caso, el cliente no siempre tiene la razón. Hay que tener mucho cuidado con la información que demandan los posibles interesados en la compra del negocio, ya que podrían ser infiltrados de la competencia ávidos de enterarse de sus secretos.

6. Ofrecer opciones de pago. Finalmente, ser flexible en la metodología de pago es una de las mejores maneras de llegar a un acuerdo satisfactorio, sobre todo teniendo en cuenta el difícil acceso a la financiación en estos días. Diferir el pago en varios años, no sólo es una buen incentivo, también permite diferir los impuestos de la transacción, aunque demore mucho más el fin de la operación.

bandera marruecos

Marruecos ofrece nuevas oportunidades de negocio

Marruecos ha vuelto a convertirse en centro de atención para las pymes españolas. Y es que Casablanca acaba de ser testigo de la celebración del Foro de Inversiones y Cooperación Empresarial España-Marruecos, organizado por el ICEX, cuyo objetivo consistía en identificar oportunidades de inversión y cooperación empresarial, además de buscar potenciales socios en este mercado. Las oportunidades detectadas no han sido pocas, gracias al contacto directo que nuestras firmas han tenido con empresarios marroquíes interesados en establecer alianzas estratégicas beneficiosas para ambas partes.

Además, el evento ha contado con un apoyo de excepción: la presencia de los Príncipes de Asturias, junto al ministro de Industria, Energía y Turismo y el secretario de Estado de Comercio. Pero, sobre todo, ha sido el escenario en el que 46 empresas españolas y más de 130 marroquíes han mantenido alrededor de 175 ruedas de negocio. El éxito conseguido nos lleva a hacernos una pregunta: ¿con qué atractivos, además de la cercanía y las históricas relaciones con el país vecino, cuenta en estos momentos Marruecos para las pequeñas y medianas empresas españolas?

En principio, habría que detallar los sectores en los que, en la actualidad, existen más oportunidades, que son los siguientes: la agroindustria, la automoción, las energías, la logística y el tratamiento de aguas. Así que ya sabe. Si su pyme pertenece a alguno de ellos ponga especial atención a este mercado.

En primer lugar, Marruecos es el mercado más estable del norte de África. La reciente reforma de la Constitución y las elecciones legislativas del pasado noviembre han consolidado un proceso de apertura y democratización que ha sido calificado como “referente” por los analistas internacionales para el resto de la región.

Como explican desde el ICEX, el país atraviesa el mayor periodo de estabilidad macroeconómica registrado hasta el momento y se mantiene relativamente a salvo de la crisis internacional, lo que le está permitiendo la puesta en marcha de un ambicioso plan de reforma sectorial y de infraestructuras, como el tren de alta velocidad que unirá en 2015 Tánger y Casablanca.

En segundo lugar, la firma de más de cuarenta acuerdos de libre comercio permite el acceso a un mercado potencial de unos 1.000 millones de consumidores, lo que unido a un marco legal favorable a las inversiones extranjeras, la cercanía geográfica, los menores costes de producción y las privatizaciones emprendidas, han convertido a este país en uno de los destinos más atractivos para las empresas españolas fuera de la OCDE.

No hay que olvidar que a todo empresario español que desee prosperar en Marruecos le conviene conocer bien Casablanca. Se trata de una ciudad marcadamente internacional y se configura como la capital económica y financiera, con un 48% de la inversión industrial. Es también la primera plataforma logística multimodal del país y cuenta con el mayor número de escuelas de formación profesional. Ahora entenderá más de uno porqué esta ciudad ocupa un lugar preferente para los grandes grupos industriales, tanto extranjeros como nacionales.

avalmadrid_logo1

Avalmadrid apoya a las pymes con Líneas Financieras Bonificadas

Avalmadrid, la Sociedad de Garantía Recíproca adscrita a la Comunidad de Madrid, va a incentivar la inversión de las pymes de dicha comunidad a través de Líneas Financieras Bonificadas. Gracias a las mismas, el empresario conseguirá un ahorro considerable en el coste financiero al existir una bonificación de un punto en el tipo de interés nominal. Asimismo se bonifica la comisión de apertura de la entidad de crédito, el coste de aval y la comisión de estudio. Así, por ejemplo, en una operación media de 100.000 euros a siete años, el empresario se puede ahorrar un 11% en el coste financiero de la operación.

 

Modernización y competitividad

Cinco son las principales Líneas Financieras Bonificadas cuyo fin es promover la modernización y la competitividad de las pymes madrileñas con una financiación preferente en coste y plazo. El Plan Renove de Maquinaria Industrial, por ejemplo, financia inversiones en maquinaria u otros equipos productivos, equipamiento informático vinculado al proceso productivo e instalaciones vinculadas a dicha maquinaria, que utilicen tecnologías de alta eficiencia o la mejor tecnología disponible con el objetivo de reducir el consumo energético y las emisiones de dióxido de carbono. También se contemplan inversiones correspondientes a proyectos y actuaciones de carácter medioambiental, de prevención de riesgos laborales, mejora de la seguridad en las instalaciones…

Otra línea está encaminada al fomento de proyectos de innovación, con especial atención a los sectores aeroespacial, biotecnología y TIC´s, para financiar inversiones en maquinaria y bienes de equipo, instalaciones vinculadas a las inversiones, la implantación de nuevos procesos productivos que supongan una mejora tecnológica cualitativa y apreciable o inversiones en I+D+i.

El Plan de Modernización y Promoción del Comercio, por su parte, tiene como objetivo la  financiación del equipamiento comercial, de maquinaria y útiles de producción, la realización de inversiones en activo fijo y el activo circulante vinculado a las realización de estas inversiones. Al mismo pueden acceder tanto pymes comerciales como de hostelería, de servicios vinculados al comercio, farmacias, gimnasios, pymes de artesanía y empresarios individuales.

Mientras que la Línea de apoyo al sector turístico está dirigida a las pymes que se dediquen al alojamiento (hoteles, pensiones, apartamentos…), la restauración (restaurantes, cafeterías y bares) y la intermediación (agencias de viajes).

Por último, y para aquellas pymes que no puedan acogerse a las líneas ya mencionadas, se ha desarrollado el Plan para el fomento de la inversión productiva.

Lab

Más razones para utilizar la ‘nube’ y para abrir tienda en internet

La ‘nube’ está aumentando su protagonismo entre las pymes, según acaban de poner de manifiesto dos estudios, uno impulsado por Microsoft y otro por Arsys. Por una parte, Microsoft ha dado a conocer un informe, realizado por Edge Strategies, que prevé un aumento significativo del uso de servicios ‘cloud’ de pago durante los próximos cinco años entre las pequeñas y medianas empresas. La investigación, basada en una encuesta entre más de 3.000 pymes de 13 países, llega a la conclusión de que estos servicios se duplicarán en cinco años, y que las pymes que los empleen incluso se triplicarán.

Por otra parte, un informe de Arsys desvela que la crisis está animando a las pymes españolas a abrir tienda en internet y asegura que la creación de nuevos canales de venta ‘online’ entre las pequeñas y medianas empresas aumentó un 20,4% en 2011, gracias a las soluciones ‘cloud computing’.

Y es que el estudio de Edge Strategies deja claro que el ‘cloud computing’ es capaz de ofrecer operaciones más baratas y rápidas, así como mejor fusión de información vital a cualquier dispositivo. De hecho, desvela que un 59% de las empresas que actualmente utilizan servicios en la ‘nube’ consideran que consiguen un significativo beneficio en productividad, en comparación con el 30% de las pymes que todavía no los usa.

Además, el 63% de las pymes que utilizan servicios ‘cloud’ espera hacer crecer sus ventas entre los próximos 12 y 18 meses, mientras que el 55% cree que la tecnología potenciará su crecimiento. Además, para ellas la movilidad es esencial; quieren dispositivos móviles no sólo para acceder a su correo electrónico, sino que buscan aplicaciones de productividad y negocio.

En este contexto, las pymes españolas están encontrando en internet un aliado para impulsar sus ventas ante la crisis. Como decíamos anteriormente, el estudio de Arsys pone de manifiesto que la creación de nuevos canales de venta ‘online’ aumentó un 20,4% en 2011. Y explica que las soluciones ‘cloud computing’ de comercio electrónico son los principales impulsoras del negocio ‘online’ entre las pymes del comercio tradicional, ya que permiten gestionar una tienda en internet fácilmente, sin necesidad de conocimientos de informática ni diseño web. Los datos, obtenidos a partir de una muestra de más de 2.500 empresas, revelan que las pymes dedicadas al comercio de moda y complementos (14,73%) son las que mejor están aprovechando los canales de ventas ‘online’, seguidas muy de cerca de las de alimentación (13,47%) y a más distancia de las de informática, imagen y sonido (6,64%), deportes (5,77%), belleza y estética (5,51%) y regalos (5,24%).

El 26% de las empresas con menos de diez empleados tiene página web y una cuarta parte de éstas ya vende ‘online’, lo que les permite encontrar en internet nuevas vías de acceso a clientes para hacer frente a la caída del consumo. Además del comercio electrónico, las empresas españolas utilizan internet para mostrar sus catálogos de productos y listas de precios o reforzar su servicio de atención al cliente, lo que les permite también incrementar sus transacciones ‘off line’, debido a la influencia de internet en los hábitos de los consumidores. Actualmente, se calcula que una de cada dos compras está influida por las búsquedas de información en la red.

La rapidez, el precio y el acceso al mercado global son los principales argumentos de las empresas para poner en marcha un negocio o estrategia de ventas ‘online’. Mientras que el principal obstáculo para aquellas compañías que se muestran reacias son la desconfianza en la seguridad de los pagos y la pérdida del contacto directo con el consumidor.

La inversión tecnológica que una pyme tiene que realizar para abrir su tienda ‘online’ es mínima con las soluciones de ‘cloud computing’. Existen plataformas desde 15 euros al mes, que permiten no solo iniciarse en el comercio electrónico, sino también apoyar las ventas de los canales físicos tradicionales. Por último, unos consejos de Arsys para que el negocio ‘online’ sea un éxito: utilizar un nombre de dominio fácil de recordar, vinculado al producto; eliminar los gastos de envío; ofrecer información completa y relevante sobre la empresa y sus productos; o activar un servicio de atención al cliente.

¿Y por qué no dar el salto a África?

Si hay una palabra que puede definir las oportunidades de negocio que ofrece África Central a las empresas españolas esa no es otra que “numerosas”. Y es que la región no solo es receptora de ayudas del Fondo Europeo de Desarrollo (FED), sino que desde 2009 viene beneficiándose del denominado Plan África 2009-2012 cuyo fin es impulsar el desarrollo de sectores como la pesca, el turismo, las energías renovables y los proyectos de infraestructuras para que los países africanos puedan competir en los mercados internacionales.

Un cuarteto con potencial

Cuatro son los países que debido a su actual coyuntura económica (con ricos yacimientos petrolíferos y recursos naturales) brindan interesantes atractivos: Guinea Ecuatorial, Gabón, Camerún y Santo Tomé y Príncipe. Respecto a Guinea Ecuatorial, cabe destacar su crecimiento récord en los últimos 15 años, sin olvidar la proximidad cultural y lingüística (el castellano es una de sus lenguas oficiales). Desde 2007 el país está desarrollando el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social, denominado Horizonte 2020, con la finalidad de transformar la aceleración del crecimiento del territorio. En 2010, las inversiones españolas en el país aumentaron un 16% alcanzando los 225 millones de euros. ¿Sectores? La construcción y las transacciones comerciales se desarrollan a pasos agigantados, impulsado por la entrada de divisas que genera la exportación de crudo (Guinea alberga el 4,3% de las reservas mundiales de petróleo) y gas. Pero, en el caso de la construcción, escasea una industria básica de materiales de construcción como ladrillos o cemento, lo que favorece su implantación. Además, el sector servicios está poco avanzando, y son importantes polos de atracción para la inversión el comercio, la banca, la sanidad, la energía y los servicios a empresas.
Camerún, y sus importantes recursos mineros, por su parte, son todo un panal de rica miel para la inversión extranjera. Además, el Banco Mundial ha lanzado 17 proyectos por valor de 580 millones de euros que financiarán el sector agroindustrial, el turismo, las infraestructuras, la educación o la sanidad, entre otros. Otros sectores con sex appeal son la agroindustria, la construcción y los servicios a empresas como la consultoría.
Importantes recursos naturales también cuenta Gabón, como la madera, la pesca, el petróleo y la minería. Pero su Gobierno quiere, sobre todo, desarrollar el sector turístico, con iniciativas encaminadas a su promoción y captación de inversiones. Por último, Santo Tomé y Príncipe apuesta por mejorar las infraestructuras básicas, aumentar la seguridad alimentaria y promover el turismo. También son necesarias inversiones en el tratamiento de aguas y de residuos sólidos, y la construcción de carreteras y centros de urgencias clínicas, sobre todo si se desarrolla el sector turístico como tienen previsto.

escalera-internacionalizacion

Cómo alcanzar los primeros grados de internacionalización

escalera-internacionalizacionEn un post anterior, hablábamos de cómo tener las ideas claras ayuda a abordar el mercado exterior. Pues bien, la consultora Ana Fernández-Arbizu, nos explica ahora cuáles son y en qué consisten los primeros grados o niveles de internacionalización que puede llegar a alcanzar una empresa.

1. Nivel de Interés:

Se trata de una primera fase en la que la empresa tiene interés en explorar las ventajas del comercio internacional, empieza a definir con alguna precisión sus productos o servicios y busca informarse sobre el potencial de éstos en mercados externos. Sin embargo, todavía no tiene un plan definido de internacionalización de la empresa.

2. Nivel de Visión y Compromiso:

La compañía tiene una visión clara sobre su potencial internacional y define unos planes estratégicos y comerciales, orientados a provechar ese potencial y convertirlo en una ventaja competitiva.

Con ayuda externa, formula un Plan de Internacionalización orientado a fortalecer la empresa en el mercado nacional o a desarrollar un potencial exportador. Pero ese plan aún no ha sido implementado.

3. Nivel de Fortalecimiento Empresarial:

Todas las áreas de la empresa ya conocen el plan de internacionalización y se hacen esfuerzos para que la gestión se consolide hacia este propósito.

Los procesos y la producción se ajustan a las metas definidas por el plan de Internacionalización.

La empresa empieza a medir su capacidad de respuesta internacional e inicia procesos de estandarización internacional y certificación.

Hay una ‘listamiento’ o afianzamiento del uso de los recursos humanos, financieros y logísticos.

4. Nivel de Planificación de la Implantación:

La empresa posee un conocimiento y una inteligencia de mercados valiosos y verificables.

Tiene listo un plan estratégico realista, alcanzable y definido.

Trabaja en estrategias de costo, diferenciación de producto y diseño de imagen corporativa.

5. Estrategias de negociación internacional:

La empresa conoce su capacidad de respuesta y la ha incorporado a su gestión comercial y logística. Conoce su entorno y puede participar en alianzas empresariales.

Ha encontrado potenciales clientes internacionales. Ha solicitado estudios sobre su solvencia financiera y comercial.

Se comunica regular y eficientemente con ellos y tiene claramente definidos sus términos y condiciones de negociación internacional y la forma de traducirlos en contratos comerciales.

Entiende la importancia de la solución alternativa de conflictos y el arbitraje internacional.

mundiazul

Cómo alcanzar los primeros grados de internacionalización

En un post anterior, hablábamos de cómo tener las ideas claras ayuda a abordar el mercado exterior. Pues bien, la consultora Ana Fernández-Arbizu, nos explica ahora cuáles son y en qué consisten los primeros grados o niveles de internacionalización que puede llegar a alcanzar una empresa.

1. Nivel de Interés:

Se trata de una primera fase en la que la empresa tiene interés en explorar las ventajas del comercio internacional, empieza a definir con alguna precisión sus productos o servicios y busca informarse sobre el potencial de éstos en mercados externos. Sin embargo, todavía no tiene un plan definido de internacionalización de la empresa.

2. Nivel de Visión y Compromiso:

La compañía tiene una visión clara sobre su potencial internacional y define unos planes estratégicos y comerciales, orientados a provechar ese potencial y convertirlo en una ventaja competitiva.

Con ayuda externa, formula un Plan de Internacionalización orientado a fortalecer la empresa en el mercado nacional o a desarrollar un potencial exportador. Pero ese plan aún no ha sido implementado.

3. Nivel de Fortalecimiento Empresarial:

Todas las áreas de la empresa ya conocen el plan de internacionalización y se hacen esfuerzos para que la gestión se consolide hacia este propósito.

Los procesos y la producción se ajustan a las metas definidas por el plan de Internacionalización.

La empresa empieza a medir su capacidad de respuesta internacional e inicia procesos de estandarización internacional y certificación.

Hay una ‘listamiento’ o afianzamiento del uso de los recursos humanos, financieros y logísticos.

4. Nivel de Planificación de la Implantación:

La empresa posee un conocimiento y una inteligencia de mercados valiosos y verificables.

Tiene listo un plan estratégico realista, alcanzable y definido.

Trabaja en estrategias de costo, diferenciación de producto y diseño de imagen corporativa.

5. Estrategias de negociación internacional:

La empresa conoce su capacidad de respuesta y la ha incorporado a su gestión comercial y logística. Conoce su entorno y puede participar en alianzas empresariales.

Ha encontrado potenciales clientes internacionales. Ha solicitado estudios sobre su solvencia financiera y comercial.

Se comunica regular y eficientemente con ellos y tiene claramente definidos sus términos y condiciones de negociación internacional y la forma de traducirlos en contratos comerciales.

Entiende la importancia de la solución alternativa de conflictos y el arbitraje internacional.

idiomas-y-banderas

Cómo conseguir que el idioma no sea una barrera en los negocios

idiomas-y-banderasUno de los principales retos de muchas pymes que quieren salir de España es asomarse a una nueva cultura y a un idioma diferente. Pero, sobre todo, defenderse en un nuevo idioma, especialmente cuando se trata de mantener negociaciones, establecer acuerdos comerciales o firmar contratos en el nuevo país. El emprendedor tendrá que enfrentarse a unos términos específicos nuevos para él y propios del lenguaje económico, mercantil, fiscal y legal de ese territorio, que no siempre coincidirán o abarcarán exactamente los mismos conceptos que los nuestros.

El inglés ya no basta

Conocer las costumbres de cada país y saber idiomas facilita mucho los negocios, permite establecer relaciones y firmar acuerdos. Y, en este contexto, el inglés sigue siendo el principal aliado para recorrer medio mundo. Pero este idioma ya no es suficiente, porque los negocios globales exigen cada vez más un multilingüismo, al alcance de pocas personas, en el que el alemán, el francés y el chino son también muy necesarios.
Más de un estudio ha demostrado que la falta de capacidades lingüísticas da lugar a la pérdida de negocios. Y que las empresas que tienen un enfoque estratégico hacia la comunicación multilingüe son capaces de aumentar sus exportaciones en más de un 40%  en relación a sus competidores que no cuentan con esta estrategia.

Crear relaciones con profesionales locales

Pero, ¿qué puede hacer el emprendedor español que quiere introducirse en otros países y que no domina perfectamente el idioma local? El primer consejo de Andrew Funk, experto en inglés de negocios y CEO de la empresa English Metas, es crear relaciones con profesionales del sector correspondiente que vivan en aquel territorio. Y antes, lógicamente, comenzar a estudiar cuestiones básicas del idioma y del lugar para estar más preparado.
Advierte que cuando se hace un negocio, hay que fijarse en las últimas cuatro letras de la palabra (ocio) y tener en cuenta que es importante ser hábil a la hora de hablar de los procesos fiscales “tanto como del World Series de béisbol”.

La ayuda de un abogado bilingüe

Afrontar los obstáculos idiomáticos relacionados con el comercio, la economía, la fiscalidad, las leyes, los acuerdos y la legislación puede crear, en un principio, cierta frustración. A juicio de Funk, la mejor solución es “contar con la ayuda de un abogado bilingüe de confianza, que pueda guiarte hasta que aprendas a tomar control de la situación por ti mismo”. Aparte de su ayuda, recomienda clases particulares con un programa a medida de las necesidades profesionales.

Tomar notas de todo

Y, sobre todo, siempre hay que tomar nota de todo lo que no se entienda, aprenderlo rápido y usarlo en la próxima ocasión, para consolidar las habilidades profesionales en ese idioma. “El fallo más grave cuando haces negocios es no fallar. Haz el mayor esfuerzo posible y cuando cometas un error, arréglalo rápido y sigue hacia delante”.

La ayuda de las redes sociales

  • La red profesional LinkedIn puede ser una herramienta muy interesante para el emprendedor. Le pondrá en contacto con un gran número de posibles socios, proveedores y clientes y le dará la posibilidad de escuchar sus discursos y leer sus artículos.
  • Funk recomienda también un grupo, Finance Club, que tiene más de 152.000 miembros de todo el mundo. “Discuten cómo negociar mejor hasta e-commerce. Ademas, podrás preguntar dudas que tienes y recibir respuestas rápidas”.
  • La red social Facebook te abrirá al mundo más cotidiano de tus clientes y te dará la posibilidad de seguir sus pasiones fuera del trabajo. “Sería positivo que añadas 10 personas al día en Facebook; 5 por la mañana y 5 por la tarde”.  Si vas a hacer negocios con Houston (Texas), busca profesionales allí, contacta con ellos y cuéntales lo que buscas. “La mejor manera de mejorar la comunicación con tu red es comunicando activamente”.

Ayuda en la web

Hay una página web muy útil: http://www.learnenglish.de/mistakes/CommonMistakes.htm, que define muchos de los errores comunes en inglés que pueden confundir hasta los nativos. Por ejemplo, “by and until.” Si estás hablando de plazos, límites o reuniones y confundes estas palabras podrías tener problemas. Si dices, Will the details be available by December significa que estará preparado en diciembre como tarde. Y si dices, Details will not be available until January significa que no estará disponible hasta enero.