Entradas

5 claves para las ventas online en Navidades

Ya está aquí la Navidad y los negocios ya se han puesto manos a la obra para adecuar su imagen y oferta a este periodo de magia invernal, especialmente en Internet. Y es que con una facturación de 9.114 millones de euros, el comercio electrónico está dibujando el futuro y la forma de hacer negocios en la era tecnológica. Los españoles no sólo usan cada vez más Internet, sino que dedican más dinero al shopping online y, de esta forma, las compañías ven cómo la cesta de la compra de sus clientes aumenta, y cómo lo hacen al mismo tiempo sus beneficios.

Unos beneficios que aumentan mucho más cuando nos acercamos a las Navidades. En ese preciso instante es cuando los españoles se olvidan de la crisis y gastan el poco dinero que tienen disponible en hacer regalos. Para aprovechar estos momentos, la empresa Nominalia apunta los 5 puntos clave para preparar la tienda online de cara a las Navidades y asegurarse la mejor campaña navideña para las pymes. “Con esta iniciativa queremos contribuir al proceso de innovación del tejido económico español constituido en un 99% por pymes y profesionales”, indica Francesco Magnano, director general de Nominalia.

Los 5 puntos clave para preparar la tienda online de cara a las Navidades

1. El camino… que lleve a tu web: en Navidad, las técnicas de búsqueda de los internautas es diferente a las del resto del año. Existen una serie de palabras clave que suelen utilizarse de forma recurrente, como pueden ser “regalo Navidad”, “cupón-regalos Navidad 2012”, “ideas regalos Navidad”, “que regalo para Navidad”, “regalos Navidad empresa” o “regalos rápidos Navidad”, y que, si las tienes incorporadas, pueden ayudarte a posicionar tu web. Asimismo, es aconsejable ampliar no solamente los productos, sino los contenidos relacionados con esta festividad. Si tu blog se llena de textos con consejos de compra, tendencias e imágenes navideñas, mejorarán sin duda tus resultados en los buscadores. Por último, no olvides que los precios de AdWords se disparan las semanas previas a la Navidad.
2. Oro, incienso y mirra, porque eran los más demandados: si algo ofrece la Navidad a las tiendas es la posibilidad de explotar sus productos estrella. Los usuarios desean comprar tendencias: lo más vendido, lo más cool, lo último en el mercado. Aprovéchalo. Identifica tus Top Five y destácalos como superventas en la página de inicio para aumentar la demanda. Y una vez que estén bien localizados utiliza un sistema de venta cruzada que muestre a tus clientes otros productos relacionados con el que acaban de seleccionar para su cesta de la compra. Muchas veces merece la pena crear una “guía de regalos”. Y, tanto para facilitarle la vida al internauta como para mejorar el posicionamiento SEO, no te olvides de etiquetarlos correctamente en grupos de búsqueda como, por ejemplo, “regalos para mamá”, “regalos divertidos” o “los más vendidos”.
3. Retira las piedras del camino a los pastorcillos: aunque, por lo general, la Navidad es época de felicidad, las semanas previas pueden llegar a ser estresantes. Si tus clientes están agobiados y en tu tienda online se encuentran el más mínimo problema, perderán la paciencia y se irán a otra web. Plantéate cuál pueden llegar a ser sus dudas y resuélvelas antes de que aparezcan. Una información completa y una descripción detallada de los productos, informes de stock, periodos de entrega, vías de pago y políticas de devolución… Asegúrate de que quede todo bien explicado y evalúa la posibilidad de tener siempre a alguien disponible para atender al cliente de forma rápida y eficiente.
4. Que los Reyes Magos puedan comprar sus regalos desde Oriente: a través de Smartphones, Tablets, iPad, iPhones… Actualmente existen gran cantidad de posibilidades de acceso a tu tienda, por lo que no olvides optimizarla para los dispositivos móviles. Toma nota: las compras online a través de dispositivos móviles han aumentado en Europa un 152% durante este año y España se encuentra en la tercera posición de ventas generadas a través de este tipo de dispositivos, únicamente por detrás de los países escandinavos y Bélgica.
5. El boca a boca de la Anunciación actual: exacto, las redes sociales. Consigue aumentar la asistencia de potenciales pastorcillos a tu portal a través de la interactuación directa con ellos. Utiliza tus cuentas de Facebook, Twitter y otras redes sociales para saber qué es lo que están buscando. Inserta tus ofertas y asócialas a los botones “me gusta” o “I like” de modo que el usuario pueda compartirlo con sus amigos.

Y si aún no lo has hecho, ármate tu Belén: Si tu negocio aún no tiene página web o si tienes una idea pero no tienes conocimientos de e-commerce, no te apures, existen herramientas fáciles y sencillas de manejar, que además permiten integrar tu tienda con las plataformas de venta online más importantes, cómo eBay, para que le saques el mejor partido a tu negocio.

La exportación y el comercio electrónico, una salida para el sector de la construcción

No hay obras. No hay ofertas de trabajo. Todo está muerto. Esto es una ruina. Estas son las frases más habituales que se pueden escuchar en cualquier conversación entre empresarios o profesionales de las pymes del sector de la construcción. No ocurre lo mismo en las grandes empresas. Quizá por su experiencia, su formación o su músculo financiero, lo cierto es que las grandes empresas del sector han tardado mucho menos en cambiar su foco de interés para rastrear un mundo, más allá de las fronteras españolas, donde construcción no es sinónimo de crisis o catástrofe económica.

Entidades como la patronal española de la Ingeniería, Tecniberia, y la Asociación Nacional de Fabricantes de Bienes de Equipo, Sercobe, han unido fuerzas para animar a las empresas españolas a que inicien proyectos industriales en Latinoamérica y aumenten sus exportaciones a la región. En estos momentos, allí existe una gran variedad de proyectos latinoamericanos en fase de licitación, donde van a participar empresas asociadas a sendas patronales. La experiencia y el saber hacer de las empresas de construcción españolas es muy admirado en todo el mundo y grandes infraestructuras como el tren de alta velocidad, carreteras como la M12 al aeropuerto de Madrid o la misma Terminal 4 del aeródromo están sirviendo de ejemplo para muchos constructores fuera de España.

Presentarse a concursos de la mano de patronales o de forma independiente es una vía de internacionalización a explorar, pero no la única. Empresas más pequeñas y con un músculo financiero menor pueden valorar la exportación por la vía de Internet. El denominado comercio electrónico tiene más vías que la música, los libros y la ropa. Según un estudio elaborado por la plataforma de comercio electrónico Solostocks.com, los productos de construcción que se venden por internet tienen uno de los ratios de interés más altos. Por cada anuncio relacionado con la venta de un producto de este sector el vendedor recibe una media de cuatro mensajes de compradores interesados, frente a un contacto por cada cuatro productos ofertados de media en el comercio electrónico.

En esta plataforma, presente en 12 países y que comercializa productos de más de 34 sectores diferentes, aseguran que el de la construcción se ha convertido en el quinto sector más activo tras Alimentación, Equipamiento industrial, Salud y belleza y Logística y empaquetado. Y como en el mundo off line, el dinamismo de la construcción en Latinoamérica también tiene su reflejo en el comercio electrónico. Brasil, México y Colombia encabezan el ranking de actividad en esta plataforma.

Por productos los que generan más interés son paneles aislantes, vigas y tejas, azulejos, revestimientos y otros materiales de acabado y también generan mucho interés la maquinaria de construcción (grúas o bulldozers,etc), como se puede observar en este gráfico.

Esto, en la práctica, significa que las pymes españolas que se dedicaban a estas actividades durante la época del boom de la construcción pueden hacer algo más que lamentarse esperando a que vuelvan tiempos mejores. Es el momento de apostar por un canal de comercialización (internet) que por desconocimiento no tiene porque ser denostado. Una buena planificación y unas nociones técnicas básicas, algunas de las cuales se explicaron en este blog en anteriores entradas, puede convertirse en el motor de arranque que necesita su negocio.

logo idealista

Idealista: la pyme que sobrevivió a la crisis inmobiliaria y de las puntocom

Si decimos que Internet ha sido clave para la aparición de numerosas pymes, y que incluso ha otorgado una segunda juventud a negocios tradicionales, que estaban pasando por malos momentos, no descubrimos nada. Pero una cosa es reconocer que la Red permite crear empresas con menor inversión, y otra muy diferente es asegurar que lo que nace en Internet funciona por sí solo. Muy al contrario, existen estadísticas que indican que tres de cada cuatro negocios no alcanzan ni su tercer año de existencia. Para tratar de reducir riesgos y asegurar el futuro es importante fijarse en las pymes que funcionan. Aquellas que han superado mil y un obstáculos y que ahora son ejemplo a seguir por cualquier persona que quiera poner en marcha un negocio. Y si hablamos de una lección que hay que aprender dentro de las empresas surgidas al albor de las nuevas tecnologías, pocas hay más provechosas que la de Idealista.com

Y es que estamos ante una empresa que ha superado con nota dos graves crisis en sus poco más de diez años de vida. La primera, la burbuja tecnológica que explotó a los pocos meses de crearse la empresa. La segunda, la inmobiliaria, que se ha llevado por delante cientos de empresas de compra y venta de pisos. A pesar de la magnitud de ambas crisis, la empresa que fundó Jesús Encinar presume de contar en la actualidad con más de 120 millones de páginas vistas al mes y más de cuatro millones de usuarios únicos, lo que la convierte en el portal inmobiliario español de referencia.

Revolucionando el sector

Ante estos números solo cabe preguntarse, ¿cuál es el secreto de Idealista para superar tales dificultades? A Encinar le gusta decir que todo el mérito es “del equipo, al que hay que dejarles espacio para trabajar, para que tomen sus propias decisiones y crezcan como personas y como profesionales”. Pero esta afirmación se queda corta, ya que ni el mejor equipo del mundo pudo conseguir que alguien confiara en un negocio puntocom en pleno estallido de la burbuja. La respuesta se encuentra en la idea inicial del portal, que supuso una verdadera revolución. “En buena medida, Idealista ha cambiado la manera en la que actualmente se busca casa en España, explica Encinar.

Así es. Antes de aparecer la página web, era necesario dar largas caminatas, hablar con los porteros, o ir recogiendo papelitos de la farolas para buscar piso. Idealista llevó al sector inmobiliario al siglo XXI, lo que la convirtió en una de las pocas empresas de Internet que todavía despertaba interés por parte de los inversores. Así apareció la caja BBK, convertida en compañera de viaje de la startup desde sus inicios.

Apostar por la innovación

Una gran idea, apoyada en el talento de los empleados, sirvió a Idealista para superar la burbuja tecnológica. Pero cuando llegó la hora de la actual crisis económica, que ha hundido al sector inmobiliario, tocaba reinventarse. Ahora, el problema no era de canal de venta, como fue con la burbuja de las puntocom, sino que se dejaron de comprar y vender casas, justo la base del negocio de Idealista. “En este caso, hemos esquivado la crisis, al no tener un euro de deuda, lo que nos ha permitido ser ágiles y poder tomar decisiones por nosotros mismos”, explican desde la empresa.

Un balance financiero saneado y una constante innovación en el producto (desarrollo de aplicaciones para dispositivos portátiles, el lanzamiento de un broker hipotecario que permite obtener una hipoteca a medida, etc.) han llevado a esta empresa a gozar ahora de una salud envidiable, demostrando que las cosas bien hechas superan todas las dificultades. Una lección que convendría aprender a cualquiera que pretende poner en marcha un negocio.

letsbonus

Los secretos del éxito de LetsBonus

En 2009, un emprendedor llamado Miguel Vicente encontró una página web en China y otra en Estados Unidos que explotaban un nuevo concepto de negocio llamado compra colectiva, donde se obtienen importantes descuentos en diferentes comercios gracias a superar un número determinado de clientes. No se lo pensó demasiado y en tres meses, que es lo que se tarda en poner en marcha una empresa en España, lanzó LetsBonus, la primera iniciativa de compra colectiva de Europa. “Fundé la compañía con 100.000 euros en septiembre de 2009. Crecimos muy rápido gracias a las redes sociales y a la campaña de comunicación que se hizo. Ahora, cuento con una plantilla de 600 personas, 4,5 millones de seguidores y presencia en ocho países”, explica orgulloso Miguel Vicente.

Tiene motivos para estarlo. Con un incremento de facturación del 1.500% en el último año, LetsBonus se ha convertido en la herramienta perfecta para la promoción de los negocios. “Cualquier restaurante u hotel que trabaja con nosotros, consigue 4,5 millones de visitas a su oferta en un momento. Eso origina un incremento considerable en el número de clientes”, explica Vicente.

Internacionalización, rapidez y diferenciación

Al principio LetsBonus se aprovechó de ser la primera empresa de Europa que se atrevía a explotar el negocio de la compra colectiva. Pero el privilegio de estar sola en el sector duró poco tiempo. De hecho, en 2010 surgieron rivales de peso como Groupon o Groupalia.

Lejos de amilanarse, Miguel Vicente siguió confiando en las tres claves que explican el éxito de LetsBonus: la diferenciación, la internacionalización y la rapidez. “Nosotros somos los únicos que buscamos un target medio-alto trabajando con hoteles de lujo y restaurantes con estrellas Michelin Por otro lado, y al no tener copyright tecnológico, había que ser rápido e internacionalizarse antes que el resto. Por eso salimos al exterior. En menos de tres años hemos abierto filiales en Italia, Portugal, Chile, México, Uruguay, Argentina y Colombia”, explica Vicente. El resultado de esta agresiva estrategia es una compañía convertida en referente en su campo, que ahora busca la consolidación de los países donde está presente. “Somos número uno en España y Portugal y punteros en Italia, Argentina y China”, añade el fundador de la empresa.

Echando la vista atrás desde la atalaya donde está presente ahora la empresa, Miguel Vicente no puede olvidar el gran problema con el que se encontró en los primeros tiempos. Éste no fue financiero, como suele ocurrir en las pymes, sino de índole laboral. “Lo más complicado fue encontrar trabajadores. Tanto, que las entrevistas se realizaban a la inversa. Eran los candidatos los que te preguntaban qué era esta empresa que quería contar con ellos. A mí me tocaba convencerlos de que LetsBonus era algo serio”, añade.

Pero eso es pasado, para el futuro LetsBonus apuesta por seguir abriendo países. “Tenemos 4.000 negocios que nos hacen llegar sus ofertas y seguiremos abriendo en más países y consolidando en los que ya estamos. Pero nada hubiera sido posible sin Internet, que ha ayudado mucho a los emprendedores”, concluye Miguel Vicente.

logoalahuertadelaesquinapeq

De la huerta a la mesa, pasando por Internet

Que Internet se haya convertido en un espacio donde un buen número de emprendedores han conseguido que todos compremos música, películas, tecnología, vuelos y hasta viajes a la Patagonia no sorprende a casi nadie. Pero lo que sí llama la atención es que también sea una plataforma válida para otorgar una segunda juventud a negocios tan tradicionales y deficitarios como la agricultura o la ganadería. ¿Exagerado? Para nada. La red se está poblando de tiendas virtuales que venden carne, tomates, lentejas y hasta huevos, lo que permite a los trabajadores del campo encontrar una salida digna a la dictadura de los intermediarios, que marcaban unos precios de origen con los que muy pocos agricultores podían cubrir costes. En otras palabras: se ha pasado de tirar y regalar los tomates frente al ministerio de Agricultura a poder vivir de su trabajo.

De la dureza del campo, saben mucho en la empresa A la huerta de la esquina. “Cuesta mucho producir los alimentos y es una pena ver que los productores los tiran a la basura. Así que, apoyándonos en la tecnología, vimos que podíamos hacer algo beneficioso para todos”, explica Manuel Ortega, uno de los fundadores de esta tienda online. Con sede en Villa del Prado (Madrid), esta pyme es mucho más que una página de comercio electrónico. “Cierto es que vendemos alimentos a través de la web y que eso nos podría dar la idea de que también somos intermediarios. Pero no es así, ya que aquí el agricultor o ganadero también es socio de la empresa”, añade Ortega. Esta extraña característica implica que el productor sea quien fija los precios a los que se venderán los alimentos. “Los tres fundadores, que no venimos del campo sino de campos como la tecnología y el marketing, solo intervenimos cuando vemos que el precio deja de ser competitivo”, explica Ortega.

Mucha más que una simple tienda online

Con solo un año de vida, esta huerta virtual ya ha convencido a 25 productores, con lo que ha pasado de comercializar solo frutas y hortalizas a incluir también carne, leche, huevos, etc. “Vendemos a toda España y ahora el reto es incluir un apartado de productos ecológicos y desarrollar una aplicación para que se pueda hacer la compra desde el teléfono móvil”, concluye Ortega. Mientras eso llega, A la huerta de la esquina se sigue posicionando como una variante más a la tradicional cesta de la compra del supermercado. Y es que su principal ventaja es la garantía de procedencia de los productos, algo que queda muy claro a la hora de hacer la compra. “Es importante poner toda la información en la página, ya que la idea fundamental es fomentar el diálogo con el cliente y que vengan a ver las fincas donde se produce lo que luego llega a la mesa”, explica Ortega.

Ejemplos como éste demuestran que Internet se ha convertido en un océano de oportunidades donde cualquiera con buenas ideas puede revivir negocios, o crearlos de la nada. Para lograrlo, no se requiere de inversiones millonarias, ya que la gran ventaja de utilizar la web y las nuevas tecnologías como pista de despegue es justamente el bajo coste.

gen_v

Anboto crea el asistente virtual que arrasa en Silicon Valley

Imagínese que existe el empleado perfecto. Alguien que está siempre disponible, con un conocimiento extraordinario, políglota y que se multiplica según las necesidades. Un trabajador capaz de solucionarle todas sus dudas. En definitiva, el empleado 10. Pues bien, según aseguran en la empresa Anboto ese empleado existe y se llama Anboto Virtual Vendor Gen V.

Lo más curioso de todo es que no es nadie de carne y hueso sino un asistente virtual creado por esta compañía vasca, que está arrasando en el campo de la atención al cliente online. Buena muestra de ese éxito es su porfolio de clientes, que incluye nombres como Vueling, Eroski, BBVA, Banco Santander o la consultora PwC.

Anboto también está en contacto con gigantes del comercio electrónico como eBay o GAP para llevar su tecnología a la atención al cliente online de estas empresas. Pero la prueba definitiva del auge de esta compañía fue su reconocimiento en 2010 como la starp-up más prometedora del mundo. Un logro que abrió las puertas de Silicon Valley a esta empresa con sede en Erandio (Vizcaya).

La sencillez la clave del éxito

La clave de todo está en la tecnología que utiliza Anboto que es sencilla de entender para cualquiera que haya tratado de comprar por Internet en alguna ocasión. El usuario habitual sabe que a la hora de las dudas y problemas las opciones de ayuda por parte de la página de comercio electrónico son limitadas, mecánicas y enormemente tediosas, lo que lleva a que muchas compras se pierdan antes de llevarse a cabo. Para solucionarlo, el asistente virtual que ha puesto en marcha esta pyme vizcaína hace posible que el usuario y el ordenador dialoguen de manera natural y libre. De hecho, la página web simula el lenguaje humano, por escrito o por reconocimiento de voz, e interactúa con el cliente. “Es como hablar con un empleado de, por ejemplo, una agencia de viajes. En lenguaje escrito tenemos 600.000 conceptos, ya que no se trabaja solo con palabras”, explican en la empresa.

Y es en el trabajo con conceptos donde radica la gran diferencia entre la tecnología de Anboto y la del resto de competidores. Gracias a este sistema, el asistente virtual es capaz de entender conceptos y expresiones (en vez de palabras), que van más allá de las definiciones exactas que coinciden con los rígidos registros de cualquier base de datos. Esta tecnología diferencial ha servido también a la empresa para crear servicios específicos para banca, aerolíneas, salud o tiendas de comercio electrónico.

El principal responsable de este milagro es el getxotarra Xavier Uribe- Etxebarria, un ingeniero de la Universidad de Deusto que estuvo trabajando durante años en un proyecto de traducción automática. Tras su paso por Estados Unidos, donde se acabó de formar en la Harvard Business School, Xavier vio la necesidad de dar un giro a su trabajo, y así surgió Anboto. Desde luego, dio en el blanco.

Labiano

Aprenda de las dificultades del vecino

La semana pasada estuve en uno de los encuentros más productivos que recuerdo en los últimos meses y no fue, precisamente, con el presidente de un gran banco ni con el consejero delegado de una multinacional de campanillas. Se trataba de ocho jóvenes emprendedores que habían lanzado otros tantos negocios por internet de los más diversos ámbitos y que contaron las dificultades con las que se habían encontrado.

Raudo y veloz, me puse a tomar notas y ahora les ofrezco las principales conclusiones que, sin duda, ayudarán a más de uno a darse cuenta de ciertas dificultades y corregir defectos en su propia empresa. Para no quitarles demasiado tiempo, les resumo aquí la mitad de los casos y la próxima semana prometo contarles el resto.

Rosa Fernández-Velilla es socia y directora general de Gisela (www.gisela.com), una tienda de ropa especializada en lencería. Comenzó explicando que su negocio tuvo un buen comienzo, ya que las ventas fueron importantes desde el primer momento. Sin embargo, con el tiempo se ha dado cuenta de que para mantenerlas en el mismo nivel hay que seguir peleando mucho y de que las cosas “no son nada fáciles”.

Su primer problema fue encontrar un proveedor sólido que desarrollara la web y que pudiera acompañar al negocio en todo su proceso. “En el comercio electrónico hay incidencias continuamente, por lo que este proveedor tiene que ser muy serio”. Otra de las dificultades que ha encontrado es que las pequeñas cuestiones que van surgiendo constantemente te hacen olvidar a veces lo realmente importante, que es vender. “En ocasiones, el día a día te supera, porque éste es un negocio de detalle”.

Daniel Mateo, fundador de Sportyy (www.Sportyy.com), creó esta web en el año 2000, con el fin de recomendar y aconsejar sobre apuestas deportivas, sobre todo de tenis. Eso sí, decidió ganarse a su clientela ofreciendo el servicio de forma gratuita durante un año. Ahora tiene más de 100 clientes, buena parte extranjeros, y explica que en España solo hay un par de empresas como la suya, mientras que en Inglaterra existe un número mayor.

¿Sus principales problemas? Asegura que solo ha tenido uno y ha sido, concretamente, con su proveedor de pago electrónico. “Me cerraron la cuenta porque no tenían claro cómo era el negocio”.

Alfonso Pérez es CEO de Gintleman (www.gintleman.com), una web que vende bebidas alcohólicas. Este emprendedor reconoció que los proveedores tecnológicos y los bancos constituyeron sus principales quebraderos de cabeza. Por un lado, “tienes que contarle tu proyecto al director de la oficina de tu barrio con todos los detalles y, a veces, es algo complicado”. Y, por otra parte, “disponer de un buen proveedor logístico también es difícil”.

Otra cuestión que puso sobre la mesa Pérez fue la importancia de medir los efectos de cualquier acción que se vaya a llevar a cabo en internet (algo fundamental antes de emprenderla): “en la red todo se puede medir, el problema viene cuando no tienes suficiente presupuesto para hacerlo”.

Cristina Chacón, fundadora de Carne Villa María (www.carnevillamaria.com), explicó los antecedentes familiares que le han llevado a crear una web especializada en la venta de carne, un negocio transmitido de padres a hijos. Y, a continuación, se refirió a las dificultades que conlleva intentar vender ‘on line’ un producto tan delicado, cuyos clientes están acostumbrados a adquirirlo habitualmente en un establecimiento físico.

Sin embargo, el principal problema que se ha encontrado esta emprendedora ha sido la logística. “Los costes son muy caros y, además, si tenemos que enviar la carne a una localidad pequeña te cobran un recargo”. Chacón tampoco ha tenido mucha suerte con sus alianzas. Se queja de que “todavía no he encontrado un socio tecnológico satisfactorio”.

amazon-españa-pymes

Aprovéchate de la llegada de Amazon a España

amazon-españa-pymesHace menos de un mes, el gigante del comercio electrónico desembarco en España  con toda su artillería, a través de www.amazon.es. Como es normal, su llegada ha supuesto una revolución en el sector, y ya se han escuchado voces de diversas editoriales que aseguran que la página estadounidense está forzando acuerdos con precios irrisorios para los intereses de los grandes editores nacionales. Pero como en casi todos los cambios, siempre puede haber gente que se beneficie de las peleas de los mayores. Y en el caso de Amazon, los beneficiarios de su aterrizaje son pymes y autónomos.

Y es que la llegada de la tienda de comercio electrónico no implica solo la posibilidad de comprar en la misma sin sufrir los trastornos de envío y aduanas que había cuándo las compras provenían del otro lado del Atlántico, sino que también se presenta en nuestro país un servicio que la página utiliza en otros territorios donde está presente:  Amazon Marketplace.

¿Qué es el servicio Marketplace?

Se trata de una ventana a las empresas o particulares que quieran vender su inventario de productos usados a través de Amazon. ¿Ventajas? Sin duda un gran escaparate con millones de visitas diarias que pueden dar el impulso definitivo a las ventas de un  comercio o de un autónomo. Además, la confianza que en el consumidor final despierta una marca tan reconocible, que provocará que el comprador pierda el miedo a adquirir un producto en un pequeño negocio online. Y por si quedara alguna duda, es la propia Amazon la que garantiza que comprar productos usados a los vendedores de Amazon Marketplace será tan fácil, cómodo y seguro como hacerlo directamente a través del site americano.

De momento, cuando se lance Marketplace en España, sólo se podrán vender libros usados. Pero lo lógico es que en un futuro se pueda utilizar Amazon para promocionar cualquier catálogo que esté relacionado con las múltiples opciones que vende la propia página de comercio electrónico (discos, libros, tecnología, regalos, películas,…).

¿Cómo funciona?

Como se decía en el párrafo anterior, el servicio de Marketplace no está disponible en España, pero Amazon espera poder inaugurarlo antes de que acaba al año, al estilo del que tienen en otros países donde están presentes,  como Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Italia, etc. Cuando llegue ese momento, y si todo funciona igual que en otros territorios, se comenzará a vender siguiendo un método bastante sencillo. La propia web proporciona una herramienta desde la cual se pueden subir los productos, además de otras con las que se puede gestionar el catálogo. Una vez que los productos estén colgados, cualquier cliente puede adquirirlos utilizando las pasarelas de pago y la tecnología de la propia Amazon.

Tras hacerse efectiva la compra, el vendedor recibirá un correo en el que se le ofrecerán dos opciones: mandar los productos a Amazon para que sean ellos los que se encarguen de la logística, o dejarlo todo en manos del propio vendedor. Obviamente, la primera opción acarrea un coste extra.

¿Cuánto cuesta?

Existen dos opciones claramente diferenciadas, la del vendedor individual y la del vendedor profesional. El individual no paga una tarifa fija mensual por utilizar el servicio, sino que abonará 1,44 euros por cada venta, teniendo un límite mensual de 40 transacciones. En cambio, el profesional pagará 44,85 euros al mes pero podrá utilizar sin límites el servicio Marketplace.

¿Más ventajas?

De apuntarse a esta curiosa forma de vender y promocionar nuestro producto es importante saber que podrá hacer transacciones en todos los países de Europa donde Amazon está presente. Todavía habrá que esperar, pero estamos sin duda ante una herramienta que bien puede ser aprovechada por el pequeño comercio.

web-babbel

Cómo exportar sin convertir la web de nuestra Pyme en una torre de Babel

web-babbelAdemás de los idiomas, nuestra web exportadora tiene que tener en cuenta otras peculiaridades de los mercados a los que se quiere dirigir es decir: a la hora de dar el paso a la Glocalización. No lo mismo el inglés hablado en Estados Unidos que el inglés hablado en Reino Unido. Ni el francés hablado en Francia que el francés que se habla en Marruecos o Guayana. La adaptación a los dialectos y giros gramaticales es un paso en la excelencia de nuestra página de comercio electrónico. Una herramienta muy útil para conocer en qué países se habla cada idioma es Ethnologue.com, donde se relacionan las principales lenguas en función del número de hablantes. Sin embargo, la labor de localización no acaba en la elección del idioma. Además, hay que estar preparados para que nuestra web pueda expresarse en los distintos sistemas de escritura:

  • Alfabetos: latino, árabe, cirílico y griego
  • Sistemas silábicos: hangul (Corea) y el katakana (japonés)
  • Sistemas ideográficos: chino

Situar al cliente en el contexto de la web de nuestra Pyme exportadora

Sin embargo, el esfuerzo realizado en acercar nuestros productos al idioma próximo de nuestros clientes no será eficaz si, además, no se tienen las siguientes variables en usos y costumbres. Realizar la adaptación de una web de comercio electrónico, es casi como hacerse un máster en sociología internacional. No sólo hay que saber qué efecto tiene en cada cultura cada color, cada giro… Habrá que tener en cuenta factores tan insospechados en un principio como:

La dirección de lectura:

Hay idiomas que no se leen en la misma dirección y sentido que el nuestro (latino, cirílico, griego, tailandés e hindú). El chino, japonés y coreano se leen de  de izquierda a derecha y en vertical. Por ejemplo en hebreo y en árabe, los textos se leen de derecha a izquierda. Estas cuestiones tienen su importancia en las presentaciones de los textos: por ejemplo en las justificaciones de los párrafos (a izquierda o derecha). Un ejercicio recomendable es ver las versiones de las páginas web de las embajadas y de los Ministerios e Institutos de Comercio Exterior que los países a los que queremos exportar. Asímismo, tiene una importancia primordial a la hora de confeccionar formularios de envío y solicitud de productos.

La fecha y hora:

También es una variable que deberá tener en cuenta el equipo de debe comercio exterior de nuestra Pyme.
  • En España se utiliza el formato 14/4/2010 16:30h
  • En México se entenderá mejor si la presentamos como 14/4/2010 4:30 PM.
Al ser la fecha un elemento fundamental de la compra es importante que haya lugar a malinterpretaciones del cliente.

Nombres y direcciones:

La forma de escribir nuestros datos personales es una de las costumbres que más varían de un país a otro. Comprender bien el sistema de direcciones postales es una tarea difícil.
  • En Estados Unidos se pide al cliente que se identifique como First Name y Last Name y es habitual que los datos del usuario (nombre y dirección) se escriban en mayúsculas por completo.
  • En Alemania, el nombre personal siempre va en un renglón diferente al del apellido y en minúsculas, y el número de la calle va después de su nombre.
  • Los responsables de internacionalizar la web exportadora deberán prestar mucha atención a los formularios y las bases de datos que tendrán que estar preparadas para soportar direcciones de texto distintas y caracteres diferentes.

Código postal:

Es otro de los estándares que cambia según el mercado. Como norma prudencial la web debería procesar sistemas de
  • 5 cifras (España, USA)
  • alfanuméricos (Canadá)
  • para otros países que , como Irlanda, no tienen códigos postales.

Números telefónicos:

Otra sorpresa, la cantidad de dígitos puede variar entre seis y quince. Además pueden escribirse
  • agrupados
  • separados por puntos,
  • espacios
  • guiones

Precio y monedas:

Por último, deberemos tener capacidad de presentar el precio en las distintas monedas, con sus centésimas y decimales y sus diferentes siglas.
ecommerce-pyme-exportadora

Conceptos básicos para la tienda online de la Pyme exportadora

ecommerce-pyme-exportadoraTenemos una estupenda página web preparada para la exportación, pero nos gustaría también vender y recibir pedidos de nuestros clientes. Es una frase que escuchan recurrentemente los asesores en comercio electrónico internacional cuando se entrevistan con los ejecutivos de una Pyme exportadora. Sin embargo, cuando el experto entra en la página, se da cuenta de que en realidad lo que tenemos hasta ahora es la misma estructura web de la página en español traducida al inglés, o como mucho a otro idioma más. No nos sirve para el comercio electrónico.

La tienda online localizada

Es un gran avance: el inglés es hoy día la lengua del comercio internacional y de la exportación. Pero, como hemos explicado la semana pasada o en uno de nuestros primeros post: ¿Quieres exportar a través de la web?, el salto a la localización global debemos emprenderlo con ciertas precauciones: “Hay que asegurarse de diseñar una solución que no te impida ampliaciones futuras, que permita las funcionalidades que te interesan y que sea fácil de utilizar”.
Es posible que, además de una web de representación de nuestra Pyme, queramos dar el salto al comercio electrónico y montar una tienda online. Entonces, los responsables de la adaptación de la web de nuestra Pyme a las localizaciones de los mercados elegidos tendrán que tener en cuenta que la plataforma tecnológica pueda acoger en el futuro otros países que de momento no están en el plan de internacionalización.

Cinco claves para no “meter la pata” en el comercio electrónico internacional

Los asesores y consultorías de comercio electrónico para exportación resumen en los siguientes puntos los principales rasgos culturales (religión, costumbres, gustos, moral, usos) a considerar en la elaboración de una “web glocalizada” en la que el cliente se sienta ante una compañía cercana a sus hábitos:
  • Tamaño del papel para imprimir: Si nuestro potencial cliente desea imprimir la referencia de uno de nuestros productos que mostramos en nuestra tienda online es posible que quede un tanto decepcionado si el encargado de diseñar la web de nuestra Pyme no ha tenido en cuenta el tipo de papel utilizado en las impresoras de cada mercado. Así, en Estados Unidos no se emplea el común folio A4 de nuestro país. El estándar en EE.UU se mide en pulgadas: 8,5 ancho por 11 de alto.
  • Los símbolos de navegación: Debemos tener en cuenta que las imágenes que emplean nuestro creativos no siempre representan el mismo concepto en los diferentes mercados internacionales. Pueden, incluso no significar nada para un potencial cliente que visita la sección internacional de nuestra web. Por ejemplo, volver a la página de inicio de nuestra tienda online tendrá poco en Francia o en países francófonos si lo tenemos simbolizado por una casa (“home” en inglés) ya allí se le llama página de bienvenida (“acceuill”).
  • Los colores del diseño: ¿Qué significa verde? Esperanza, naturaleza, plusvalías… son los conceptos que se nos vienen primero a la mente. Pero en otros mercados no es así, tendremos que evaluar si los colores que han elegido nuestros diseñadores cumplen su función en los diferentes mercados internacionales en los que queremos ampliar nuestra presencia. Los norteamericanos, por ejemplo, identifican el verde con frescura, salud e inexperiencia. En Irlanda es el color del nacionalismo. En los mercados de Oriente Próximo representa lo sagrado.
  • Cuidado con las banderas: Las banderas simbolizan naciones no lenguas. Muchos clientes pueden sentirse ofendidos si identificamos su idioma con la bandera de otro país. Un norteamerica, por ejemplo, si identificamos su idioma con la bandera de Reino Unido.
  • La redacción y el lenguaje corporal: Tutear al cliente o imitar a Bugs Bonny (“Qué hay de viejo”) puede ser efectivo en el mercado norteamericano. Pero, seguramente, será considerado inadecuado en otros mercados como el británico. Hay que considerar que los gestos de los figurines que ilustran las páginas de nuestra tienda online pueden mostrar gestos o poses que significan cosas diferentes según el país donde se muestran.

 

web-exportar

Ya estamos preparados para exportar… ¿lo está la pagina web de nuestra Pyme?

web-exportar¿Está la página web de nuestra Pyme preparada para dar el salto a la exportación? No es la primera vez que en este blog tratamos la importancia de la web en el negocio exportador. El proceso de internacionalización de las Pymes también debe reflejarse en la evolución de nuestra página web, que tendrá que dar una respuesta adecuada a cada mercado o nicho de mercado en el que queremos introducirnos, máxime si, además de márketing por internet, queremos también realizar comercio electrónico (vender a través de nuestra web).

Si nos decidimos a actuar en estas últimas, veremos que el asesor en tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) nos introduce en un concepto que se popularizó en los años ochenta en las páginas dirigidas al mercado internacional: glocal o glocalización. Se trata de:

  • Pensar de forma global
  • Actuar de manera local

Si algo hemos aprendido a la hora de proteger nuestra marca y de entablar las primeras relaciones comerciales con el exterior es que cada mercado es diferente. Nuestra página web, al igual que las acciones comerciales y publicitarias, tendrá que adecuarse a las peculiaridades de cada mercado, según los distintos niveles de actuación:

  • Cultura, gustos y costumbres de los compradores o importadores
  • Normativas y regulaciones legales
  • Nivel de precios

Internet se ha convertido en un instrumento de indudable eficacia a la hora de presentar nuestra empresa y nuestros productos o servicios en los diferentes mercados, ferias internacionales, concursos públicos… Nos permite adaptar la imagen de nuestra Pyme exportadora al entorno de los diferentes mercados de destino.

Los expertos en TICs aconsejan a las empresas en proceso de internacionalización no abordar los diferentes países con la misma página web. En la medida de lo posible, nuestra presencia en Internet debe realizarse mediante versiones diferentes según las particularidades del “cliente-comprador”: culturales, idiomáticas, sociales, etc. Hoy existen herramientas para abordar la imagen internacional de nuestra web que son de gran ayuda al departamento de exportación.

Internacionalización vs. Localización

El paso inicial en la internacionalización de nuestra página web es la creación de las diferentes plantillas (template, en inglés) que serán utilizadas, posteriormente, para personalizar las páginas de las versiones adaptadas a los distintos mercados. Es este proceso de adaptación lo que entendemos por localización. A la hora de buscar la máxima eficacia de nuestra página web internacional tenemos que determinar el perfil de localización de nuestro cliente. Así por ejemplo, no basta con indicar en qué idioma que quiere el internauta explorar nuestra página web.

Los expertos sugieren que combinemos el idioma con las peculiaridades del país de destino, como por ejemplo: francés-Canadá, francés-Suiza, español-Argentina, español- España, etc. En el mercado, los expertos en localización no faltan. Se pueden encontrar compañías de servicios y profesionales del sector. Muchos, incluso están presentes en redes profesionales como Linkedin, una vez que desapareciese la Localization Industry Standards Association (LISA) el pasado abril. Aún así son numerosos los trabajos y documentos en Internet, que hoy en día, tratan el tema de la localización y la exportación.

Una estrategia similar debemos tener en las redes sociales, creando, por ejemplo, cuentas que presenten nuestra Pyme en los diferentes mercados de origen en los que queremos actuar según sus propios estándares culturales. ¿Quién se resiste al f-commerce y desprecia los 500 millones de usuarios de Facebook?. Las diferencias culturales entre los diferentes mercados se pueden consultar con la herramienta “CultureGPS”, una aplicación para iPhone. Las herramientas de posicionamiento en buscadores locales vienen de la mano de Google: Global Market Finder.

¿Qué mercados deben contar con una web localizada?

Principalmente, serán los mercados exteriores que hemos señalado en nuestro plan de marketing internacional como objetivos los candidatos probables a contar con una web “glocalmente” adaptada:

  • Porque ya exportamos en ese territorio
  • Porque hemos realizado iniciado ya las campañas de exportación

Los expertos clasifican el nivel de localización de las páginas web de las empresas con actividad exportadora de menor a mayor:

§  Páginas estándar: Sus contenidos son únicos para el mercado doméstico y el internacional. No se realiza ninguna inversión en internacionalización o localización.

  1. Páginas semilocalizadas: Contienen información sobre la red (oficinas o filiales) en el extranjero.
  2. Páginas localizadas: Ofrecen contenidos específicos traducidos a los idiomas elegidos por el departamento de internacionalización
  3. Páginas altamente localizadas: La inversión en localización lleva a construir sitios web donde los diferentes contenidos, traducidos a cada mercado, se agrupan en url´s específicas para cada país extranjero e incluyen la información adaptada en términos de horario, fechas, códigos postales.
  4. Páginas culturalmente adaptadas: El diseño de las páginas tiene en cuenta los elementos culturales de cada mercado. El objetivo es presentarnos ante nuestro posible cliente como una empresa que tiene asumida en su organización la cultura empresarial de su país.
conectados-ordenadores

Apoyo a las empresas digitales en su aventura exterior

conectados-ordenadoresCon una inversión de 3,2 millones de euros en 2011, de los que 2,2 millones proceden del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (aportados a partes iguales por red.es y el Icex), y el resto por otros socios, el Plan de Internacionalización de Servicios y Contenidos Digitales presenta una serie de medidas con el fin de dar un mayor impulso a esta área en exterior, así como mejorar los sectores que forman parte de la Economía Digital en España.  Dichas acciones de internacionalización forman parte del Plan de Impulso de la Industria de Contenidos Digitales 2011-2015, incluso en el Plan Avanza 2. Durante 2010, solo el e-commerce y los contenidos digitales generaron más de 15.000 millones de euros en España.

1. Sectores

La iniciativa se dirige a los sectores de servicios y contenidos digitales (audiovisual, música, ocio digital interactivo, animación, contenido para móviles, redes sociales, publicidad, publicaciones…), comercio electrónico (empresas usuarias y proveedoras) y otros sectores relacionados que participan en la cadena de valor, como medios de pago, gestión de derechos, privacidad, e-learning…

Y la misma se estructura alrededor de cuatro grandes proyectos: la creación de un Centro Tecnológico Español en Silicon Valley, el Programa de impulso al e-commerce, la vertiente internacional de FICOD (Foro Internacional de Contenidos Digitales) y la puesta en marcha de un Máster de gestión internacional de Empresas de economía digital. Además se complementa con acciones de refuerzo en las áreas de promoción, sensibilización, capacitación y comunicación.

El Spain Tech Center, en Silicon Valley, nacerá fruto del acuerdo entre la Fundación Banesto, Icex y red.es, permitirá ayudar a los emprendedores españoles a implantarse en Norteamérica, el principal mercado tecnológico en el ámbito mundial por tamaño y dinamismo. La participación de Banesto en este proyecto viene a dar continuidad al trabajo que ha desarrollado a través del Global Business Trip, con el que se ha permitido a más de 60 empresas españolas estudiar las opciones de negocio que plantea el mercado americano. El nuevo centro “acelerador de negocios” entrará en funcionamiento el 1 de julio de 2011, y sus instalaciones podrán acoger a un máximo de 35 empresas. Durante seis meses, las mismas disfrutarán de un espacio de trabajo, formación y coaching, así como asesoramiento por parte de una red de expertos estadounidenses. Previamente, los emprendedores habrán preparado su instalación en Estados Unidos con seminarios y asesoramiento presencial y on-line.

2. Grandes proyectos

Además del Centro Tecnológico en Silicon Valley, el plan incluye otros tres grandes proyectos. Uno de ellos es el Programa de Impulso al e-commerce, cuyo fin es fomentar que un mayor número de empresas aprovechen su incorporación al comercio electrónico para iniciar la venta al exterior. Para ello se articulará un programa que incluye seminarios, asesoramiento individualizado y participación en eventos internacionales.

Por otro lado, se reforzará la faceta internacional de FICOD para incrementar la participación de empresas fuera de España, de modo que las asistentes españolas puedan aumentar su networking en el ámbito internacional. Y también para aumentar la difusión de la industria española gracias a la presencia del foro en eventos internacionales.

Por último, el Máster de gestión internacional de empresas de economía digital pretende cubrir la necesidad de formación de profesionales en las áreas de la economía digital, con una visión global del negocio y enfoque internacional. El programa está organizado por Icex y Ceco, con la colaboración de red.es, de asociaciones como Fapae, Ametic o Adigital, y de entidades de gestión como SGAE, Egeda o Aie, entre otros.