Entradas

ventanilla

La ventanilla única para la exportación, lista para su estreno

Antes de que termine el mes de noviembre estará en marcha la nueva ventanilla única para la exportación. Así lo ha comunicado el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz en una entrevista concedida a la agencia de noticias Efe.

Tras más de  un año trabajando en su puesta en marcha en las próximas semanas exportar será un poco más fácil para los empresarios españoles. La nueva ventanilla única va a poner a su disposición en un único punto toda la información necesaria para su actividad fuera de España  que hasta ahora los interesados debían recabar recorriendo diversas administraciones y puntos de información.

El acceso a este punto centralizado de información estará disponible en cada una de las delegaciones territoriales del Instituto de Comercio Exterior (Icex). En ellas se podrá acceder a todos los recursos y ayudas para la internacionalización que facilitan tanto el propio Icex, como la Compañía Española de Financiación del Desarrollo (Cofides) y la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE), dependientes todos ellos del Ministerio de Economía. Según García-Legaz con la implantación de esta plataforma electrónica unificada se va a conseguir un ahorro en la gestión de la información del 20%.

La demora en la puesta en funcionamiento de la misma se ha debido al proceso de consolidación de las estructuras dedicadas a la promoción internacional de las empresas. Así desde hace un año el Icex ha trabajado para integrar en su estructura de las actividades de Invest in Spain, la formación habitualmente impartida por la Fundación Ceco y la sociedad estatal España Expansión Exterior. El Gobierno todavía está trabajando para aunar a esta consolidación la labor de las Cámaras de Comercio.  Y como ya anunció el secretario de Estado hace unos meses la próxima Ley Básica de Cámaras de Comercio prevé la transformación del Consejo Superior de Cámaras en la Cámara de Comercio de España como órgano de representación y coordinación de todas las cámaras territoriales y como responsable de la ejecución del Plan Cameral de Internacionalización que quedará bajo la dirección del Ministerio de Economía y Competitividad.

No cabe duda de que el Gobierno está empeñado en facilitar la salida al exterior de las empresas españolas ya que a estas alturas nadie pone en duda que es el principal motor de la recuperación económica. Como García-Legaz recuerda en su entrevista a la agencia Efe, las empresas que exportan regularmente, es decir durante más de cuatro años sin interrupción se han incrementado en 4% desde el pasado año y superan ya las 11.000 pymes.  También resaltó como muy positivo la creciente diversificación de su actividad. Y es que en 2013 el 42% de las exportaciones españolas ya se hicieron fuera del marco de la Unión Europa. En este sentido, el Gobierno está trabajando para incentivar las relacionas con Singapur, Sudáfrica, Australia e Indonesia, destinos que considera con grandes perspectivas de crecimiento para el perfil de las empresas españolas.

 

 

 

El problema del crédito

A pesar de las buenas perspectivas que rodean a la actividad exportadora en España, se espera un crecimiento superior al 4% para este año, la situación podría ser mucho mejor si las pymes españolas no tuvieran tan complicado el acceso al crédito.

En este sentido el titular de Comercio ha reconocido que ante la “escasez de préstamos, todo crédito a la pyme es bienvenido. Ya sea través de una financiación directa del Banco Europeo de Inversiones (BEI) o con una línea o fondo de financiación bilateral con Alemania”.

Finalmente, García-Legaz ha querido recordar que en un futuro cercano también entrará en marcha el nuevo proyecto ICEX Integra, que pretende “multiplicar” el efecto arrastre de las grandes empresas españolas hacia las pequeñas, con el fin de ser subcontratadas.

tapas

Finchef: 15 millones de euros a disposición de los restaurantes españoles que quieran internacionalizarse

Que la cocina profesional está de moda parece una afirmación indiscutible. No sólo por el exitazo de audiencias del programa de Televisión Española Máster Chef y todos los que ya se preparan para imitarlo, también porque fuera de nuestras fronteras la cocina española cada vez tiene más reconocimiento. Prueba de ello es que el Celler de Can Roca ha sido elegido como el mejor restaurante del mundo.

Para aprovechar esta tendencia, el ICEX y la Compañía Española de Financiación al desarrollo (Cofides)* se han unido para impulsar la internacionalización de un sector que tradicionalmente no se tenía en cuenta cuando se habla de exportación: el de la restauración.

Ambas entidades acaban de inaugurar la primera línea de ayudas a la internacionalización de la cocina española bautizada como Finchef y dotada con 15 millones de euros.

La idea es que Cofides colabore en la inversión inicial de la filial del restaurante español. Podrá financiar entre 75.000 euros y un millón por proyecto para cubrir hasta el 50% de los gastos que genera la puesta en marcha de un restaurante y en los que se incluirán gastos de estructura, sueldos y también gastos de promoción asumidos por la filial extranjera. Las ayudas podrían ser ampliables en función de las necesidades del negocio.

El sistema de ayudas está diseñado como préstamos de coinversión a las filiales extranjeras, según explicaron sus impulsores de la iniciativa en Saborea el arte que tuvo lugar durante la Feria Internacional de Arte Contemporáneo SUMMA. La remuneración estará ligada parcialmente a la evolución del proyecto con préstamos que se podrán firmar con la filial o directamente con la matriz Española. Tras la consolidación del negocio, Cofides se guarda la capacidad de decidir si participa en el capital de la filial extranjera con una inversión minoritaria y temporal en el accionariado pero sin intervención en la gestión de la empresa.

En la presentación de esta nueva línea de ayudas sus impulsores coincidieron en destacar que la internacionalización de las gastronomía española implica poner en marcha una nueva línea dentro de un sector, el agroalimentario, que en 2012 aportó el 15,57% del total de las exportaciones españolas, con un incremento del 9,2% respecto al año anterior.

El destino de las inversiones de Finchef no tiene ningún límite, por lo que dependerá de los estudios de negocio que puedan realizar los interesados. Aunque en general, Europa es el destino prioritario de las exportaciones agroalimentarias de bebidas y vinos, especialmente Francia, Alemania e Italia, destinos a los que  en 2012 se exportaron mercancías valoradas en 6.258, 4.137 y 3.971 millones de euros respectivamente. Fuera de la Unión, Estados Unidos es el país con mayor comercio bilateral, con un saldo de 1.097 millones en  2012.

*COFIDES es una sociedad público-privada que, desde hace 25 años, ofrece apoyo financiero a las inversiones de las empresas españolas en el exterior. Gestiona los fondos FIEX y FONPYME por cuenta de la Secretaría de Estado de Comercio, adscrita al Ministerio de Economía y Competitividad. En su accionariado también participan el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), el Banco Santander y el Banco Sabadell. Además, es compañera de CESCE en el programa Exportar para crecer.

fiem

Ventajas del FIEM frente al extinto FAD

fiemEl Fondo para la Internacionalización de la Empresa (FIEM), que fue aprobado por el Gobierno el pasado año, presenta una serie de ventajas frente al Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD) Internacionalización al que sustituye. Para comenzar, el FIEM tiene como objetivo exclusivo la promoción de la internacionalización española, y cuenta con una dotación presupuestaria de más de 316 millones de euros para 2011.

Financiación comercial

Al igual que el antiguo FAD Internacionalización, el FIEM mantiene el apoyo en términos concesionales y no reembolsables, pero incluye la posibilidad de financiación directa en términos comerciales de forma complementaria a la financiación de mercado. Además, también amplía su ámbito de aplicación, cabiendo la posibilidad de financiar proyectos de inversión, a la par que posibilita ampliar las modalidades de financiación incluyendo la posibilidad de conceder préstamos y adaptar el tipo de financiación a las características determinadas de cada proyecto. Eso sí, el FIEM ofrecerá apoyo financiero de manera preferente a aquellos proyectos adjudicados por licitación pública o internacional.

Países beneficiarios

El nuevo instrumento incorpora como posibles beneficiarios de financiación a otros Estados, Administraciones Públicas regionales, provinciales y locales extranjeras, instituciones públicas extranjeras, así como empresas, agrupaciones, consorcios de empresas públicas y privadas extranjeras tanto de países desarrollados como en vías de desarrollo. Asimismo podrán ser beneficiarios instituciones financieras multilaterales de las que España sea miembro u organismos internacionales a los que España realice aportaciones, siempre que éstas tengo un claro interés comercial para la internacionalización española. En el caso de las instituciones financieras multilaterales, y teniendo en cuenta el compromiso de éstas de desligar la ayuda, la identificación de las posibles iniciativas deberá realizarse junto con el Ministerio de Economía y Hacienda. De esta manera, se amplía el número de países destinatarios de los recursos.

Flexibilidad del sistema

En los contratos susceptibles de ser financiados con cargo al FIEM, cuando la parte contratante sea un organismo público perteneciente a la Administración central del Estado correspondiente, el prestatario o garante deberá ser el soberano o, en su caso, deberá aportar garantía de organismo internacional. Podrán asimismo admitirse como deudores o garantes las Administraciones públicas regionales, provinciales y locales extranjeras, así como las instituciones o empresas públicas extranjeras o empresas privadas extranjeras de adecuada solvencia y en las condiciones que se determinen.
Para garantizar un adecuado análisis del riesgo, y salvaguardar los intereses financieros del Estado, cuando sea necesario se efectuará un análisis técnico de las garantías aportadas, y el Comité del FIEM lo valorará para determinar si son aceptables y permiten asegurar adecuadamente el reembolso de la financiación. Se contará para estos análisis con una participación de entidades como Cesce (www.cesce.es).