Entradas

apoyoaempresas

El Fondo Apoyo a Empresas de CESCE, un ‘salvavidas’ en tiempos difíciles

Las pequeñas y medianas empresas no terminan de levantar cabeza. Muchas de ellas han desaparecido por la escasez de compradores originada por la crisis, pero otras también han tenido que echar el cierre a pesar de que realmente eran viables. Y, ¿por qué ha sucedido esto último? Fundamentalmente por falta de liquidez y por las enormes dificultades de acceso al crédito bancario que atraviesas las PyMEs y que se ha convertido en uno de los problemas fundamentales de la economía española.

El problema no ha surgido ahora, sino que estas empresas lo vienen sufriendo desde hace tiempo. Una encuesta del Banco Central Europeo (BCE) ya reflejaba hace un par de años que las PyMEs españolas contaban con las mayores dificultades para acceder a la financiación entre las principales economías de la Zona Euro, así como las tasas más bajas en la concesión de préstamos bancarios.

Desde entonces, el panorama no sólo no ha mejorado mucho sino que, al contrario, se ha recrudecido todavía más. Por eso hay empresas que, ante esta situación, han decidido actuar y ofrecer alternativas que realmente puedan ayudar a solucionar el problema de la financiación y, consecuentemente, contribuir a mejorar las expectativas de futuro de las PyMEs.

Esta es la motivación que ha llevado a CESCE a lanzar el Fondo Apoyo a Empresas, con el fin de ofrecer a sus clientes CESCE MASTER ORO una solución alternativa de financiación a través de un canal no bancario. En concreto, el fondo va dirigido a los que busquen una alternativa para obtener liquidez de forma ágil y segura, mediante el descuento de facturas comerciales.

Se trata de un canal de financiación no bancario con el que la empresa puede obtener liquidez a un tipo de interés muy competitivo, del 4,75%. Y una cuestión interesante: no importa el tamaño del negocio ni si vende sólo en España o en el extranjero.

Pero, ¿cómo funciona? El Fondo adquiere sin recurso el crédito por el importe cubierto por CESCE y, en un plazo máximo de 6 días desde su solicitud, se realiza la transferencia de fondos. Al ser un canal no bancario, no aparece en CIRBE y no ocupa líneas bancarias, ni de la empresa ni de su cliente, que es quien paga las facturas. Además, el Fondo Apoyo a Empresas cuenta con el respaldo de empresas españolas solventes de primer nivel.

Para beneficiarse de esta oferta solo se necesitan tres requisitos: ser cliente CESCE MASTER ORO y disponer del servicio Títulos de Liquidez; suscribir un contrato de Cesión con el Fondo Apoyo a Empresas; y disponer de facturas comerciales que cumplan los requisitos para la emisión de Títulos de Liquidez.

Las PyMEs que cumplan esos requisitos, no tienen más que seguir un circuito automatizado de 3 pasos para beneficiarse del fondo. El primer paso consiste en la solicitud. A través de Cesnet (la plataforma online de CESCE), se selecciona la financiación a través del Fondo Apoyo a Empresas; se realiza una cesión genérica de todas las facturas de los deudores que seleccione (el cliente decide qué facturas quiere financiar y cuáles no), se reciben las condiciones tentativas de la operación, se solicitan condiciones firmes y se aporta la documentación necesaria.

En el segundo paso, CESCE inicia el proceso de aprobación para emitir el Título de Liquidez; proceso que se llevará a cabo en un máximo de 6 días. Y, una vez procesada, se emite la transferencia al cliente, con lo que éste ya puede disponer de la financiación.

Puedes informarte más haciendo click aquí, o viendo este vídeo:

Imagen de previsualización de YouTube

En definitiva, un sistema eficaz y alternativo a los canales bancarios, que contribuye a solucionar los problemas de financiación de las PyMEsy que puede convertirse en los tiempos que corren en un excelente ‘salvavidas’ para muchas de ellas.

financiacion

Mejorar la financiación con el seguro de crédito: clave para exportar en 2012

Las exportaciones españolas están tomando velocidad de crucero. Llevamos dos años en los que las Pymes han demostrado su capacidad de operar en el mercado exterior. La semana pasada el INE publicaba nuevas estadísticas que se añaden y respaldan a los datos que hemos conocido y analizado anteriormente en este blog:

Las exportaciones españolas crecen a buen ritmo

Exportar con el euro al borde de la ruptura es posible

La primavera árabe abre nuevas oportunidades a la pyme española

Vivimos Un momento idóneo para convertirse en empresario exportador

El pasado mes de agosto, el Índice de Precios de Exportación (IPRIX) registró un incremento del 5,4% respecto al registrado en el mismo periodo de 2010. Además, en la misma estadística conocimos que el Índice de Precios de Importación (IPRIM) disminuyó su tasa interanual dos décimas en agosto y la tasa de variación interanual se situó en el 8,9%.

Subirse al tren de la internacionalización con garantías para la Pyme exportadora

IPRIX e IPRIM confirman que el tren de la exportación está esperando a nuestra Pyme y que debemos darnos prisa en tomarlo. Sin embargo, como todas las locomotoras, la exportación necesita de una nueva fuerza tractora y vías que le conduzcan a los destinos elegidos. Nuestras exportaciones necesitan nuevos mercados y financiación.

Precisamente, en este último aspecto, el empresario exportador tiene que estar al tanto de las novedades que van surgiendo y conocer las ofertas que en el mercado se ponen continuamente a su disposición por las entidades financieras especializadas en comercio exterior, como Cesce, y los organismos públicos, como el ICEX o las Cámaras de Comercio.

Gastos necesarios y financiación

No nos es desconocido que la salida al exterior conlleva obligatoriamente una gran cantidad de gastos en sus diferentes fases como:

Además, son frecuentes las ocasiones en las que las Pymes exportadoras se ven en la tesitura de conceder largos plazos de pago a sus clientes extranjeros para conseguir que firmen los contratos comerciales. Tampoco escapan a esta necesidad aquellas compañías que fabrican bienes o realizan servicios sobre pedido y a medida de las necesidades de sus clientes extranjeros.

En estos casos, es imprescindible contar con la necesaria liquidez para acometer las compras de los proveedores y hacer frente a los gastos de producción del bien o servicio objeto del acuerdo de exportación para que las entidades financieras adelanten liquidez al exportador en el momento del contrato (antes de exportar la mercancía) y conseguir financiación (parte o todo) en el mismo momento de la exportación.

Novedades importantes en el crédito a la exportación para las Pymes

Entre las novedades que los agentes de comercio exterior han tenido sobre la mesa esta semana destaca el acuerdo al que llegado el ICEX y el ICO para mejorar las condiciones de financiación de las empresas que quieran internacionalizarse. Por medio de este acuerdo, las empresas que soliciten un préstamo de la Línea ICOdirecto en la modalidad de liquidez para acometer su proyecto de internacionalización, podrán acogerse a una bonificación del 1% por parte de ICEX.

Además, los empresarios exportadores cuentan, como garantía ante los bancos con los van a negociar esa financiación, con las ventajas del seguro de crédito a la exportación para obtener mejores condiciones. El plan Cesce Master Oro, a punto de cumplir un año en el mercado, también permite al empresario exportador financiar y asegurar no sólo sus actividades en el exterior sino también en las operaciones dentro del mercado nacional. Según palabras del director comercial de Cesce, Juan Antonio Mateo, “en el primer trimestre de 2011 se han producido bajadas de la prima que cobran los bancos por la financiación de entorno al 9%, en función del tipo de cartera de clientes que tiene cada empresa”.

risk

¿Qué riesgos debe prevenir el contrato internacional?

Vamos a cerrar esta serie de tres post dedicados al contrato internacional. Hemos expuesto:

Las particularidades de las negociaciones preliminares.
Las fases de la formalización del contrato.

Falta terminar con lo relativo a la Ejecución del contrato.

Ya hemos hablado en este blog de comercio exterior de los riesgos que entraña el comercio exterior. En este apartado, daremos un rápido repaso a esos riesgos y cómo deben ponderarse en el tracto contractual. Veremos que muchos de los aspectos sobre los que hemos debatido en post anteriores pueden evitarse si se tienen en cuenta desde las negociaciones preliminares del contrato de comercio exterior.

Riesgos políticos:

Dependiendo del país con el que se trabaje habrá, en mayor o menor medida, riesgos políticos. Las medidas políticas que adopten la Administración de un país pueden afectar a la capacidad de sus residentes para realizar transacciones comerciales o directamente obligar al incumplimiento de alguna de las cláusulas del contrato que nuestra Pyme ha firmado con su socio exterior. Los cambios políticos afectan sobre todo a los contratos con las empresas públicas y a las licitaciones internacionales. El único medio que tenemos como empresarios exportadores en suscribir una póliza de seguro o haber usado el crédito documentario como medio de pago. Las entidades públicas de financiación del comercio exterior son, en general, las únicas que aseguran los riesgos políticos. Las ECAS (entidades aseguradoras de capital público) ofrecen a las empresas coberturas a los riesgos del comercio exterior. En este sentido CESCE, referencia para las Pymes españolas, acaba de lanzar su plan integral CESCE Master Oro.

Riesgo país:

Aunque similar al político, el riesgo país tiene más que ver con la situación socioeconómica del país. La escasez de divisas, el volumen de deuda externa o el déficit crónico de la balanza de pagos pueden afectar las relaciones de nuestro acuerdo comercial y llegar a impedir el cumplimiento del contrato.

Riesgos financieros:

Son los riesgos relativos a las fuentes financieras y a la gestión de las mismas. El riesgo de cambio es el principal de estos riesgos en el momento en que en la operación comercial intervienen más de una divisa. Prever el cambio de las divisas en el futuro es imposible. Mucho menos los movimientos especulativos de los inversores con las divisas. El riesgo de cambio es un elemento que incide directamente en el resultado del negocio. Pero no siempre es posible conseguir el pago al contado en el momento en que se cierra la operación o que se pague en nuestra divisa. El seguro de cambio y las opciones sobre divisas son los dos mecanismos de cobertura que ofrecen las entidades financieras.

Riesgos comerciales:

El riesgo principal es el incumplimiento por parte del comprador. Puede derivarse de una situación de impago de derecho (concurso de acreedores) o una insolvencia de hecho (falta liquidez) que retrasa los pagos. Los seguros de pago, créditos documentarios, avales bancarios o pólizas de seguro suelen ser los instrumentos para cubrir a nuestra Pyme de esos riesgos.

Riesgos fiscales:

Son los derivados de la normativa sobre repatriación de beneficios, ayudas al comercio exterior y los propios de las aduanas que pueden producir retrasos, restricciones a la entrada de mercancías y aumentas los costes de la operación.

Los riesgos de incumplimiento del contrato internacional deben, en la medida de lo posible, estar ponderados desde los primeros contactos con nuestro cliente internacional. Llegado el momento, se pueden accionar los mecanismos de cobertura si los hemos previsto en el contrato y hemos calculado los costes.

exportacion

¿Dónde me recomienda exportar en 2011?

China, India, Rusia, Brasil, México, Turquía… Éstos son los destinos que mayor demanda de servicios de exportación y seguro de crédito requieren por parte de los exportadores. La mayor parte de las exportaciones de las grandes, medianas y pequeñas españolas se dirigen a la Unión Europea.

Pero, es en estos mercados dónde los empresarios exportadores y gestores de comercio exterior se sienten más seguros con los servicios de los organismos y entidades que promocionan la internacionalización de las empresas, entre ellos Cesce. Las recientes revueltas populares de Oriente Próximo son un ejemplo de la necesidad de contar con una red segura, que en comercio exterior es la figura del seguro de crédito a la exportación y, más concretamente, del nuevo producto Cesce Master Oro (un servicio multifunción que ya hemos explicado en anteriores post de este blog de Gestión Integral del Riesgo Comercial).

Dar salida al “stock” con la exportación

Las exportaciones a estos países emergentes han tenido un continuo crecimiento y muchos sectores han visto cómo podían salvar los restos de la producción que la crisis interna ha relegado a los almacenes de los polígonos. La reducción de los “stocks” en el negocio del aceite de oliva durante 2010, ha sido reveladora del impulso que pueden dar a las exportaciones los servicios integrales de comercio exterior. Nada menos que el 60% de la producción oleícola se ha vendido fuera de nuestras fronteras y ha salvado muchas cooperativas y muchos puestos de trabajo en el campo español.

La alimentación, una industria en racha exportadora

Hay muchos sectores que también han visto en la exportación a estos países emergentes la salvación del peligroso ejercicio 2010 y la viabilidad para el actual 2011. Desde el vino, que ha encontrado nuevos nichos en Brasil (próxima sede del Mundial y de los JJOO), Rusia y China. Pasando por el cava, que ha abierto los mercados de México, Brasil y Rusia. Una coyuntura que puntúa favorablemente en las previsiones de ventas de Freixenet para 2011. Los expertos coinciden, y ya lo hemos destacado en este blog, en que la industria alimentaria (gracias al buen nombre de los “chefs” españoles) tiene un fuerte potencial exportador apto para las pequeñas empresas y cooperativas hacia los países emergentes con fuerte crecimiento en los próximos años.

¿Hay negocio más allá de la exportación en los países emergentes?

Pero en estos países emergentes no calan sólo los buenos alimentos de la dieta mediterránea, que, por otra parte, no han tenido más remedio que resolver brillante y rápidamente, gracias a los servicios de exportación, un evidente problema de caducidad. La soledad de la crisis ha permitido a los fabricantes de materiales y maquinaria de construcción encontrar nuevos clientes en China, Brasil, México y Rusia, por este orden. Lo mismo se puede decir de la industria de la moda.

Y no se para ahí la labor de los servicios de comercio exterior. Agentes de otros sectores más pequeños como los productores canarios de plantas vivas, los de leche de cabra o los fabricantes de carnes para animales en cautividad también han encontrado un nicho de futuro en la exportación a países emergentes con solvencia. Y, según los expertos de comercio exterior, están ganando peso los sectores de ingeniería, tecnologías de la información y química.

Realizar una estrategia de internacionalización contando con un servicio integral se ha convertido en un elemento de éxito que aflora constantemente en los reportajes de pequeñas y grandes empresas que leemos día tras otro en los diarios y en los portales de noticias de Internet.