Entradas

eib

Cómo acceder a los créditos del Banco Europeo de Inversiones

Si gestiona una pequeña o mediana empresa y ha tenido la suerte de conseguir financiación durante los últimos años es muy posible que el origen de ese dinero estuviera en uno de los organismos internacionales menos conocidos entre la población española: el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

 

Se trata, como su propio nombre indica, de un banco del que forman parte todos los países de la Unión Europea. Para entendernos podría decirse que es, algo así, como el Instituto de Crédito Oficial (ICO) de Europa. Según los últimos datos ofrecidos por el BEI, las pymes españolas han sido las empresas que más ayudas han recibido por parte de este organismo. Se identifica así mismo como el principal agente financiador en España desde el comienzo de la crisis. Solo en el último año ha concedido créditos por valor de 7.603 millones de euros a pymes españolas, de los que se han beneficiado 62.000 empresas, a una media de 80.000 de euros cada una. El montante es un 12% superior al de 2013.

 

La principal razón  de ese desconocimiento público, a pesar de la contundencia de sus datos, es que gran parte de su labor se establece de forma indirecta. Es decir, el BEI capta dinero de los mercados de capitales y lo presta a tipos de interés muy bajos, pero la adjudicación de este dinero al destinatario final se establece a través de intermediarios. Solo las grandes empresas con proyectos de inversión y desarrollo superiores a los 25 millones de euros pueden solicitar directamente ayudas. El resto de la actividad se canaliza a través de intermediarios tan variados como las sociedades de inversión de Comunidades Autónomas, organismos creados expresamente por los poderes públicos para canalizar fondos o, lo más habitual, los bancos comerciales.

 

En este blog nos hemos hecho eco en más de una ocasión de acuerdos entre varios bancos españoles y el BEI ( ver aquí y aquí) para financiar a pymes y otros muchos ejemplos de esa colaboración habitual.

 

Si el empresario accede a esos créditos tras leer noticias como las que Asesores de Pymes publica o similares, conocerá la labor del BEI. Pero lo más habitual es que acuda a su banco a solicitar un crédito y la entidad lo canalice como crédito BEI si se cumplen los requisitos que el organismo mundial establece como necesarios. En ese caso, es muy probable que el destinatario final del crédito ni se entere de dónde proviene el dinero. Y lo que es peor, aquellos cuyos créditos han sido denegados tampoco descubrirán que, tal vez, una pequeña modificación en la presentación de la solicitud habría sido suficiente como para haberse convertido en destinatario del dinero.

 

Es decir, una pyme no puede dirigirse directamente al BEI para solicitar ayuda, pero sí puede trabajar activamente para conseguirla, siguiendo unos consejos básicos.

 

1. Revisar la página web del BEI. Esto puede ser farragoso si no se saben idiomas ya que no hay versión en español. Está disponible en inglés, francés y alemán.  En ella, además de una amplia presentación, se publican todas las líneas de financiación que se aprueban en los 28 países de la Unión Europea.

 

2. Ponerse una alerta en Google. Esta opción es mucho más útil para los empresarios españoles, el servicio de alertas de Google. Como ya hemos comentado anteriormente, los programas de financiación del BEI se suelen hacer en colaboración con otros actores que, habitualmente, están muy interesados en difundir esa situación. Así que es fácil que cuando se aprueba una línea de ayudas aparezcan noticias, en medios de comunicación, blogs especializados, etc. El rastreador de Google le permitirá acceder a ellas más fácilmente.

 

3. Rastrear la web de los bancos en los que tenga pensado solicitar crédito. Normalmente, los bancos que tienen líneas de financiación con el BEI suelen destinar un apartado destacado de su página web a publicitarlas y a explicar todos los requisitos necesarios para acceder a ellas.

 

4. Estar al día de la actividad de las Sociedades Públicas de Promoción Económica. Existen en casi todas las Comunidades Autónomas y son unos de los organismos que más fondos del BEI han canalizado en España.

 

5. Solicitar expresamente uno de estos créditos. Con la información ya recopilada será mucho más fácil dirigirse al banco e incluso a una de las grandes empresas destinatarias de los créditos BEI y proponer un plan de negocio susceptible de financiación que cumpla con los requisitos adecuados.

 

Para empezar a trabajar, lo mejor es poner en el radar de esta búsqueda la siguiente cadena de palabras: Banco Europeo de Inversiones + Plan Junker.

 

Porque ese precisamente es el plan estrella que con el que la Unión Europea y el propio BEI pretenden incentivar todo tipo de proyectos de inversión y desarrollo en Europa.

Según ha explicado Román Escolano, vicepresidente del BEI, la idea de este plan es crear un fondo europeo de inversiones estratégicas tanto en innovación y estructuras como en pequeñas y medianas empresas.

En estos momentos no es más que un borrador, pendiente de aprobación en el Consejo Europeo. Pero si todo sale como está previsto, el BEI canalizará 21.000 millones de euros, de los cuales 5.000 millones están reservados en exclusiva para las pymes. Estos servirán como aval de los proyectos, por lo que se estima que en total será capaz de movilizar 300.000 millones. “Por cada euro que invierte el BEI se genera una inversión aproximada de 2 o 3 euros de inversores privados”, explicó Román Escolano. Esto es posible porque el dinero del BEI actúa como garantía de créditos de aquellos que los canalizan (empresas privadas, ministerios, ayuntamientos, comunidades autónomas).

Los detalles de cada uno de las líneas de crédito que genere el Plan Junker se irán precisando en el futuro. Aprovecharlo o dejarlos pasar, como dijo Serrat, “depende en parte de tí.”

euros

El BEI y Banco Santander lanzan una ayuda a las pymes por valor de 528 millones de euros

El Banco Santander y el Banco Europeo de Inversiones acaban de poner en marcha una colaboración para canalizar la financiación a las pequeñas y medianas empresas. En concreto, han firmado tres líneas de préstamo diferentes con las que van a liberar 528 millones de euros destinados a combatir dos graves problemas de la economía española: el acceso al crédito de las pymes y la alta tasa de desempleo que afecta en más del 50% a la población juvenil.

El organismo europeo en colaboración con el Banco de Santander ha puesto en marcha distintas líneas de financiación que pretenden combinar la concesión de crédito a empresas con actuaciones que, a su vez, ayuden a los jóvenes a formarse para un mejor acceso al empleo. Este acuerdo ha sido ratificado en Madrid por el presidente de Banco Santander, Emilio Botín, y la presidenta del BEI y ex ministra de Fomento española, Magdalena Álvarez.

Una primera línea de ayudas estará destinada a cubrir una de las necesidades más demandadas por las empresas como es la financiación de circulante, aunque también podrán optar a estos fondos las inversiones a largo plazo. Podrán acceder a ella las empresas de pequeña y mediana capitalización con un máximo de 3.000 empleados. En un principio, se han liberado 128 millones de euros para esta finalidad, aunque está previsto que se amplíe hasta 400 millones de euros en un futuro próximo. Además de esta ayuda conjunta, Banco Santander realizará una extensión de la misma por valor de 400 millones. Por lo que en total, las pymes podrán beneficiarse de créditos por valor de 800 millones de euros.

Por otro lado, desde el BEI se quiere incentivar el acceso de los jóvenes al mercado de trabajo. Así que con el objetivo de estimular su formación y su contratación destinará otros 200 millones de euros que se distribuirán en cuatro líneas diferentes de apoyo: préstamos para estudiantes de enseñanza superior; medidas para apoyar a los jóvenes en la búsqueda de su primer empleo (becas para prácticas en PYMES o becas de investigación), préstamos para jóvenes emprendedores y financiación de infraestructuras educativas y de proyectos de investigación de las universidades españolas.

Finalmente, habrá otros 200 millones de euros destinados a la financiación de infraestructuras de diversa naturaleza. En esta especie de cajón desastre está previsto financiar todo tipo de proyectos destinados a modernización y adaptación de infraestructuras para favorecer un uso más eficiente de los recursos. En este apartado los posibles beneficiarios podrán pertenecer a multitud de sectores, desde los destinados a dotaciones públicas como agua o infraestructuras urbanas, hasta otros proyectos educativos distintos a los ya mencionados.

Los interesados deberán acudir a las oficinas de Banco Santander para recabar más información sobre las condiciones y procedimientos de acceso a las mismas.

ico

¿Cuáles de los productos del ICO son para pymes?

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) acaba de diseñar y poner en marcha por primera vez un catálogo integral de productos para apoyar la internacionalización de las empresas españolas. Pero, ¡cuidado! no todas los productos son para pymes, ya que algunos de ellos van dirigidos solo a proyectos más grandes. Marisa del Río, Jefa de Comunicación del organismo, nos explica cuáles son para pequeñas y medianas empresas y nos da algunos consejos sobre cómo hay que pedirlos y utilizarlos.

Según Del Río, los productos dirigidos a pymes (que hay que solicitar a través de entidades financieras), son fundamentalmente la línea ICO internacional, la línea ICO exportadores a corto plazo y la línea ICO exportadores a medio y largo plazo. Mientras que otros como el relacionado con las infraestructuras y el de garantías internacionales van dirigidos hacia otro tipo de empresas.

Con los productos del ICO creados para ellas, las pymes pueden obtener financiación en diversos aspectos. Por ejemplo, si quieren abrir una sede fuera de España o comprar una empresa deben dirigirse a la línea ICO internacional; y también si necesitan liquidez para financiar parte de los gastos relacionados con la apertura de una delegación exterior. Pero si lo que desean es simplemente exportar sus productos, pueden acogerse a las líneas de créditos a la exportación.

¿Cómo deben hacerlo? Simplemente, acudiendo a un banco y haciendo referencia a estas líneas de productos del ICO. ¿Un consejo? Si la primera entidad es reacia a conceder el préstamo, inténtelo con otra. Como indica Del Río, no todos los bancos tienen la misma estrategia ni los mismos objetivos de negocio, por lo que una operación que no es buena para uno sí puede serlo para otro. Hay que tener en cuenta que el riesgo lo corre el banco, ya que el ICO aporta el dinero una vez que la entidad le presenta el contrato ya firmado con el cliente correspondiente.

Aunque, como hemos dicho, el nuevo catálogo del ICO contempla más productos para grandes empresas, los dirigidos a las pymes son los siguientes:

Créditos a la exportación. El ICO pone a disposición, a través de las entidades financieras colaboradoras de las Líneas ICO de Mediación, dos productos para financiar exportaciones: tanto a corto, como a medio y largo plazo. Por una parte, la línea ICO Exportadores-Corto Plazo permite a las empresas españolas que exportan obtener liquidez mediante el anticipo de las facturas obtenidas por la venta de sus bienes y servicios en el exterior. A través de esta línea se puede anticipar hasta el 100% del importe de las facturas que tengan una fecha de vencimiento no superior a 180 días.

Mientras que la nueva línea ICO Exportadores-Medio y Largo plazo se ha aprobado paracompletar las necesidades financieras de las empresas exportadoras. Se definen dos modalidades de crédito: crédito comprador y crédito suministrador, lo que permite obtener financiación tanto a la empresa española que vende sus productos o servicios, como a la empresa extranjera que los adquiere.

Adicionalmente, al amparo de esta línea el ICO facilita financiación tanto en euros como en dólares, en virtud de los acuerdos suscritos con la Corporación Andina de Fomento (CAF), y con el Banco Europeo de Inversiones, (BEI). El destino de las exportaciones para que sean financiadas bajo esta línea será el ámbito geográfico de actuación de CAF y del BEI. Con cargo a esta línea las empresas pueden obtener préstamos con un importe de hasta 20 millones por cliente, si la financiación es en dólares, y hasta 25 millones si es en euros.

Financiación para fomentar las inversiones internacionales. El nuevo catálogo de productos diseñado por el ICO también incluye dos productos para impulsar las inversiones de las empresas españolas en el exterior. La línea ICO Internacional ofrece financiación a través de las entidades financieras colaboradoras de las Líneas ICO de Mediación, con plazos largos de amortización que pueden llegar hasta 20 años, a empresas que realicen proyectos de inversión en otros países. Esta línea permite financiar tanto inversiones productivas, como necesidades de circulante.

eib

Emprender a lo grande con las ayudas del Banco Europeo de Inversiones

La crisis y la restricción del crédito parece que obligan a la contención también en los grandes proyectos empresariales, aunque no tiene porqué ser así. Con el objetivo de impulsar también esos grandes proyectos el Banco Europeo de Inversiones ha puesto en marcha su última línea de crédito que discurre de forma paralela al comentado plan de rescate a la banca.

Se trata de una línea de ayudas, para todos aquellos proyectos que cuenten con una inversión mínima de 25 millones de euros, con  excepciones para proyectos algo menores, que serán adecuadamente estudiadas, según explica en la web la entidad.  Si los proyectos se promueven en la zona de África, Caribe o Pacífico, la cuantía mínima general a invertir será de 10 millones de euros.

En un principio el Banco Europeo de Desarrollo establece la posibilidad de financiación directa a los promotores, ya sean estos públicos o privados; pero también hay una segunda línea de actuación denominada, préstamos intermediados. En este caso, la línea de ayudas se concede a una entidad financiera del país en el que se basa el proyecto y  que será la encargada de distribuir el dinero entre el resto de promotores, bien sean pymes (que para el BEI son las empresas con menos e 250 empleados) o incluso autoridades locales. Las financiación puede cubrir el 50% en el caso de los préstamos directos o el 100% de las ayudas concedidas a través de la entidad financiera intermediaria.

Uno de los principios básicos del Banco Europeo de Inversiones es la promoción de proyectos que contribuyan a la conservación y respeto del medioambiente. Por esa razón ha publicado una lista de sectores que quedan excluidos de esta línea de ayudas, como son:” fabricación de armamento, instalaciones militares, juegos de azar, producción, transformación o distribución de tabaco, actividades que implican la utilización de animales vivos con fines experimentales o científicos, actividades con cualquier tipo de impacto negativo sobre el medio ambiente, actividades controvertidas por razones de orden moral o ético y la promoción inmobiliaria”.

Para todos los demás, los requisitos están muy relacionados  con proyectos que contribuyan al desarrollo de los requisitos de la política comunitaria europea, lo que obliga a los promotores a una ardua tarea de investigación en la web del banco previa a la redacción de la memoria explicativa del proyecto. Otro requisito básico es que la inversión se ponga en marcha en un plazo máximo de tres años.  En cualquier caso es muy recomendable consultar la guía para contratar con el BEI, antes de comenzar la redacción ya que es imprescindible cumplir la burocracia básica de la institución.

El mayor problema de esta línea de ayudas es que deja la última palabra de la concesión de la ayuda en manos de las entidades financieras. Ellas serán las encargadas de autorizar el préstamo final y fijar los intereses del mismo. Por lo que, dada la difícil situación de la banca en España, genera dudas respecto a estas ayudas.

De todas formas, el propio BEI ha publicado una lista de entidades financieras a las que dirigirse para gestionar las ayudas a modo de invitación a una negociación previa con las mismas para evaluar la viabilidad de los proyectos y valorar si merece o no la pena el esfuerzo de presentar la solicitud al BEI.

videoreunion

Conecta con el mercado, servicio de videoconferencias internacionales

Si tiene usted una pequeña o mediana empresa y está interesado en dar el salto a otros países y conocer de primera mano qué posibilidades tiene desembarcar en ese destino; si quiere resolver dudas fiscales o de legislación o necesita saber qué ferias son las más adecuadas para su negocio en ese otro país, puede recurrir al Instituto Español de Comercio Exterior (Icex) ya que, con el fin de dar respuesta a estas y otras preguntas, el ICEX dispone del programa denominado “Conecta con el mercado”. ¿En qué consiste? En un servicio que permite a las pymes que tengan en mente un proyecto internacional conectar, a través de videoconferencia (desde finales de septiembre hasta noviembre), con sus especialistas que tiene repartidos en diferentes oficinas económicas y comerciales por gran parte del mundo. En concreto, los destinos disponibles serán Bangkok, Bogotá, Bucarest, Budapest, Cantón, Ho Chi Minh, Kiev, Kuala Lumpur, Lima, México, Monterrey, Pekín, Praga, Rabat, Casablanca, Santiago de Chile, Sao Paulo, Brasilia, Seúl, Shangai, Sofía, Varsovia y Zagreb. También se incluyen las antenas que el Icex tiene en las instituciones financieras multilaterales como son Bruselas, Manila, Copenhague, Nueva York, Viena y Washington. Mientras que las ciudades españolas desde las que se podrán realizar las videoconferencias serán las de Alicante, Barcelona, Las Palmas, Madrid, Mallorca, Murcia, Oviedo, Pamplona, San Sebastián, Sevilla, Tenerife, Valencia, Valladolid, Vigo y Zaragoza.

El servicio, que se puso por primera vez en marcha en noviembre de 2010, tuvo una gran aceptación. Las consultas más demandadas giraron en torno a cómo participar en una licitación internacional y cómo pedir financiación de los organismos multilaterales (Banco Mundial, Banco Europeo de Inversiones…). Aquellas empresas que estén interesadas en el servicio, que es gratuito, deberán gestionarlo en las delegaciones territoriales del Ixec y registrarse online.