Entradas

maletin

La marroquinería española conquista Asia

Diseño y calidad han sido los dos pilares básicos en los que se ha asentado el éxito del desembarco de la marroquinería española en Asia. Así, las exportaciones en este continente crecieron un 36% en 2011 respecto al año anterior, facturando 48,6 millones de euros. Buenos datos que corroboran la buena marcha del sector, que el pasado año facturó más de 2.370 millones de euros (un 3,1% más que en 2010), de los que el 21,5% procedieron de las transacciones en el exterior. Con un crecimiento interanual desde 2009 del 26%, el sector de la marroquinería “made in Spain” vendió en el exterior por un montante de 511 millones de euros durante 2011.

Japón y Hong Kong, los destinos favoritos

Dos son los mercados que mejor están aceptando los productos de piel procedentes de España: Japón y Hong Kong. Mientras que el país del Sol Naciente importó por valor de 12,1 millones de euros, la antigua colonia inglesa adquirió productos por valor de 11,7 millones de euros.

Japón es un mercado maduro, competitivo, con una actividad comercial muy consolidada y una oferta de artículos que se antoja interminable. Entre sus preferidos, están los bolsos de mano y los complementos de bolsillo en piel. Además, las marcas españolas han sabido adaptarse a las particularidades y medidas corporales japonesas, ofreciéndoles un producto donde prima la calidad el diseño. Según el informe “El mercado de la marroquinería en Japón”, elaborado por la Oficina Económica y Comercial d la Embajada de España en Tokio, “para contrarrestar la competencia europea y asiática, la mayoría de productores españoles optan por diseño, calidad, marca y servicio. Ofrecen artículos con valor añadido, con innovaciones en diseño, color, textura, acabados y con cuidados detalles”.

Hong Kong, por su parte, destaca porque la mitad del mercado de marroquinería es de gama media-baja, con precios bajos, y la otra mitad de productos de gama media y superior. España es el cuarto proveedor de la antigua colonia gracias a las calidades, materiales, detalles y artesanía de sus productos, lo que unido a unos precios más reducidos que sus competidores, ha conseguido tener un hueco importante.

puente

La energía y las obras civiles,oportunidades de internacionalización en mercados emergentes

A pesar de la difícil situación en España, todavía quedan muchísimas empresas de construcción que no han echado el cierre y que mantienen una buena salud gracias a que están aumentando su negocio fuera de nuestras fronteras. En uno de los últimos post señalábamos como la internacionalización se ha convertido en una de las mejores salidas para las empresas de materiales de construcción, ventanas, cerramientos acristalados y piedra natural porque las exportaciones están aumentando en casi todos los sectores y han pasado a ser el capítulo más positivo para estas industrias. Pues bien, ahora un nuevo estudio confirma que las pymes dedicadas a la construcción y, sobre todo, las que trabajan en el sector de las infraestructuras pueden encontrar grandes oportunidades en los mercados emergentes y, específicamente, en el ámbito energético.

Y es que, a medida que las principales áreas urbanas se extienden con una población en constante crecimiento, la necesidad de infraestructuras también registra un importante crecimiento. Y esta situación supone una prueba para el sector de la ingeniería y de la construcción a la hora de ofrecer soluciones eficientes. Así lo pone de manifiesto un estudio de la consultora KPMG titulado “Las grandes oportunidades globales del sector de las infraestructuras”, elaborado a partir de entrevistas realizadas a directivos de empresas de ingeniería y construcción de 27 países de todo el mundo,

Algo más del 40% de los directivos entrevistados prevé que el sector energético ofrecerá la mayor oportunidad de ingresos durante los próximos 12 meses. En segundo lugar se encuentran las obras civiles (puentes y carreteras) y según el 24% las vinculadas con el ámbito residencial, seguidas por las obras ferroviarias y mineras. Un directivo de la consultora explica que la demanda de firmas y empresas con habilidades específicas del sector de la ingeniería y la construcción crecerá a medida que los proyectos de energía proliferen en todo el mundo. Así, debería ser una importante fuente de ingresos para el sector en su conjunto.

El 49% de los participantes en el estudio espera que sus carteras de pedidos crezcan del 5 al 15% durante el próximo año. Y el 57% afirma que sus ingresos en 2011 se han incrementado respecto a los de 2010, siendo la región de Asia-Pacífico la que ha experimentado un mayor crecimiento (72%), seguida por la región de Europa Oriente Medio y África-EMEA- (53%) y América (41%).

Algunos ejemplos de países emergentes con buenas perspectivas para las empresas españolas podrían ser China, Brasil o India. En China, su política energética prevé el desarrollo de equipos de generación, redes de transporte inteligentes y de alta capacidad, etc. En Brasil la energía solar representa un mercado todavía joven e incipiente, pero con un futuro muy prometedor. Mientras que en India existe un movimiento creciente por parte de empresas españolas y donde cada vez más compañías están participando activamente, por ejemplo, en infraestructuras relacionadas con energía solar. Algunas lo han hecho creando una filial en el país o joint ventures con firmas locales, según se desprende de un informe de la  Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Nueva Delhi.

india

La India, uno de los países con más oportunidades de negocio

La India es un poder mundial emergente con unas posibilidades de desarrollo enormes y que necesita todo tipo de infraestructuras y equipamientos. Eso sí, ¡cuidado! las empresas españolas tienen que ser pacientes a la hora de entrar en ese mercado, según explicó recientemente el nuevo Embajador de España en la India, Gustavo de Arístegui en un desayuno organizado por Norman Broadbent, firma de búsqueda y desarrollo de directivos.

Según De Arístegui, se estima que en los próximos 20 años la India va a absorber el 25% del presupuesto de construcción de nuevas infraestructuras del mundo; y en el segmento de la defensa, su presupuesto anual va a pasar de los 3.000 millones de dólares actuales a cerca de 30.000 millones en 2015.

Sin duda, las pymes españolas tienen aquí un lugar muy interesante para encontrar nuevas oportunidades de negocio. Es el segundo país más poblado del mundo, donde viven 700 millones de personas sin recursos, pero también 350 millones de personas asimilables a clase media con cierto poder de compra y 40 millones de ricos o clase alta. Es una nación en transformación y como tal representa una gran oportunidad comercial para las empresas españolas que son punteras en sectores como construcción, infraestructuras, energías, tratamiento de aguas, o sistemas de control. “No en vano, la India es casi un continente en sí misma y cuenta con una diversidad social, económica, cultural y religiosa enorme”, según Arístegui.

Eso sí, el que quiera entrar en la India debe tener en cuenta sus características. Por ejemplo, allí conviven distintas religiones; la hindú es dominante pero la musulmana es seguida por 200 millones de personas, lo que convierte al país en el segundo con más fieles de este credo del mundo, sólo superado por Indonesia. Al mismo tiempo, se hablan 50 lenguas distintas y cientos de dialectos. La sociedad civil dispone de un grado de preparación y cualificación de primer nivel. En definitiva, se trata de una sociedad civil abierta, eficiente, multilingüe y bien educada que afronta un enorme universo de cambios pendientes.

En el mismo encuentro, el CEO de Norman Broadbent para Oriente Medio y Asia, Hani Nabeel, analizó la estrategia que deben seguir las empresas para implantarse en estas zonas emergentes. Resaltó la necesidad de mantener una perspectiva de largo plazo en el desarrollo internacional de la empresa y tener muy presente la diversidad de cada país. También señaló la conveniencia de seleccionar bien a los socios locales con los que se quiere operar, para limitar el riesgo y recomendó que las empresas sean muy cuidadosas a la hora de elegir a los líderes de un proyecto.

Bust

Bienes de equipo y automóvil tiran del carro exportador

Las exportaciones son un salvavidas al que se está agarrando la economía española. Y a fe que así es. Buena prueba de ello es que, durante los nueve primeros meses de 2011, el sector exportador aumentó un 17,3% en tasa interanual, alcanzando los 158.222 millones de euros. Las importaciones, por su parte, crecieron un 11,2%, situándose en 193.705 millones de euros. Y han sido los bienes de equipo (cuyo cuota exportadora es del 19,9%, y cuyo incremento fue del 16,9% en tasa interanual) y el sector del automóvil (cuya cuota es del 16,2%, con avances del 19,6% en la rúbrica de vehículos terminados, y del 12,7%, en la de componentes) quienes han tirado más del carro. Un carro al que también se han subido las semimanufacturas no químicas (que han crecido un 19,4%), las manufacturas de consumo (10,1%), alimentos (9,6%), manufacturas de consumo (8,2%) y los productos químicos (5,3%).

¿Quiénes nos compran?

La Unión Europea sigue siendo el principal destino de nuestros productos (representa un 65,9% del total). Tras ella, la zona euro (52,5% del total). En el primer destino, el incremento ha sido de un 14%, mientras que en el segundo se ha situado en un 10,6%. Alemania, con un crecimiento del 13%, y nuestra vecina Francia (11,4%) siguen siendo nuestros principales compradores. Las ventas a países europeos no comunitarios también han mostrado un notable dinamismo, con un crecimiento del 34,4%. ¿Y más allá del Viejo Continente? Las ventas a países de América siguen latiendo a buen ritmo, con aumentos del 28,4% en las exportaciones dirigidas América del Norte y del 25,3% en las dirigidas a América Latina. ¿Asia y África? Un 18,1% y un 10,6%, respectivamente.

crecer-exportaciones

Las exportaciones crecen a buen ritmo

crecer-exportacionesLas exportaciones españolas de mercancías alcanzaron los 124.998 millones de euros en los siete primeros meses de 2011, lo que supone un incremento del 17,8% respecto al mismo periodo de 2010. Otros datos relevantes son que el incremento de las exportaciones supera en 3,5 puntos a la media de zona euro, que España registra un superávit comercial con la UE-27 de 3.601 millones de euros (frente al déficit de 3.771 millones en los siete primeros meses de 2010, y que en julio de 2011, las exportaciones de mercancías mostraron un avance del 13,8%, sumando de esta manera 18 meses ininterrumpidos con aumentos de dos dígitos.

Sectores destacados

De enero a julio, los principales sectores exportadores fueron los bienes de equipo y el sector automóvil, con cuotas del 19,9% y del 16,7%, respectivamente. El primero registro un incremento del 18,4% en tasa interanual, mientras que el segundo creció un 17,7%, con avances del 19,5% en la rúbrica de vehículos terminados, y del 13,8% en la de componentes.

Las exportaciones de alimentos, por su parte, aumentaron a un ritmo del 9,2% interanual, mientras que las de manufacturas de consumo lo hicieron un 9,2%, las de productos químicos un 6% y las semimanufacturas no químicas un 22%.

Principales destinos

El análisis geográfico de las exportaciones muestra que las dirigidas a la Unión Europea se han incrementado un 14,8% en términos anuales y las ventas a la zona euro han crecido un 11,4%. Por países, las ventas a Francia (principal destino de las exportaciones en dicho periodo, con una cuota del 18%) han aumentado un 12,2%, y las ventas a Alemania (10,2% del total) un 13,7%.

Las ventas a países no pertenecientes a la UE crecieron un 24%. Entre ellas, las realizadas a países de América siguen mostrando un notable dinamismo, con aumentos del 31,2% en las exportaciones dirigidas a América del Norte y del 26,8% en las dirigidas a América Latina. Asimismo, destaca el crecimiento del 34% en las ventas a países europeos no comunitarios. Las dirigidas a Asia se incrementaron un 13,5%, y las de África un 11,4%.

exportaciones-navegan

Las exportaciones españolas nadan a buen ritmo

exportaciones-naveganDurante los cinco primeros meses de 2011, las exportaciones españolas no nadaron contra corriente, todo lo contrario, ya que crecieron un 20,2%. Y los principales puertos a los que se dirigieron fueron América del Norte, con un incremento del 44% respecto a los valores del mismo periodo de 2010, los países europeos no comunitarios (un 42%), y América Latina, con un aumento del 36,6%. Trasladados esos incrementos a euros, las exportaciones españolas de mercancías se situaron en 88.409,4 millones de euros. Por otra parte, las importaciones registraron un aumento del 14,1% interanual, hasta los 108.551,3 millones de euros.

1. Sectores que reman con fuerza

Los principales sectores exportadores durante los cinco primeros meses de 2011 han sido los bienes de equipo y el sector automóvil, con cuotas respectivas del 19,7% y del 16,7%. En términos interanuales, las ventas en el exterior de bienes de equipo se han incrementado un 20,1%, mientras que las del sector automóvil lo hicieron un 19,5% con avances del 20,4% en la rúbrica de vehículos terminados y del 17,8% en la de componentes.

También remaron con intensidad los sectores relacionados con los productos químicos (14,2% del total) y de semimanufacturas no químicas (12% del total). Las primeras crecieron un  9,3% y las segundas un 22,9%. Finalmente, las exportaciones de alimentos (14,6% del total) han aumentado un 13%, mientras que las de manufacturas de consumo (8% del total) han crecido un 12,7% respecto a los valores de los cinco primeros meses de 2010.

2. Principales puertos de atraque

Las exportaciones dirigidas a la Unión Europea (66,7% del total) aumentaron un 16,5% en tasa interanual. En el caso de las ventas a la zona euro (53,6% del total), el crecimiento ha sido del 13,5%. Las ventas a Francia, principal puerto de atraque de nuestras exportaciones en el periodo, con una cuota del 18%, se han incrementado un 11,6%, mientras que las ventas a Alemania (10,5% del total), lo hicieron un 17,5%.

Por lo que respecta a las ventas a destinos extracomunitarios (33,3% del total de enero a mayo de 2011), registraron un aumento del 28,4% respecto al mismo periodo del año anterior. También se ha notado un notable dinamismo en las ventas a países de América, con aumentos del 44% en las exportaciones dirigidas a América del Norte, y del 36,6% en las dirigidas a América Latina. Por último, se han notado avances de dos dígitos en las ventas a países europeos no comunitarios (42%), África (15,3%) y Asia (11,9%)