Entradas

mejorar_con_apps

Mejorar la gestión global de la pyme a través de las apps

Una dirección más eficaz con apps

La administración eficiente de un negocio, no sólo en relación a su operatividad sino en cuanto a sus recursos económicos, tiene un gran aliado en el uso de las nuevas tecnologías. A través de un Smartphone o de una tableta se pueden gestionar áreas fundamentales de una pyme, con una inversión mínima, costes fijos reducidos y, sobre todo, bajo el prisma del mejor aprovechamiento posible del tiempo. En este sentido, existen cada vez un mayor número de aplicaciones o apps que pueden contribuir decisivamente a una dirección más eficaz de la empresa.

Los beneficios de las apps y sus utilidades

El uso de las apps en una compañía aporta algunos interesantes beneficios, como, entre otros, la posibilidad de personalizar mejor los mensajes a los clientes, poder lanzarles ofertas especiales cuando transiten por un lugar determinado (geofencing), comunicarse de un modo más rápido y directo con cualquier stakeholder, o fidelizar a los usuarios premiándoles con incentivos por sus compras o, simplemente, si interactúan con nosotros.

Las utilidades de las apps van mucho allá de ser poderosas herramientas de Marketing, ya que aportan soluciones eficientes a cualquier segmento del negocio. A continuación, destacamos algunas de ellas ordenadas por las ramas de operatividad de una compañía, si bien se trata sólo de una muestra de las que se ofrecen en el mercado en la actualidad:

  • Comunicación – Slack. Es una de las herramientas más utilizadas para comunicarse de forma instantánea o crear y gestionar conversaciones entre distintos usuarios organizadas por temas. Además de ser un sustituto natural de los correos electrónicos, sus desarrolladores han mejorado sus utilidades (como su interacción con las redes sociales o la facilidad para compartir documentos simplemente arrastrándolos a las conversaciones), permitiendo que se integre con otras aplicaciones o realizar llamadas de voz y de vídeo (eso sí, sólo para sus usuarios Premium). Recientemente, fue elegida la mejor startup de 2017 por la web Techcrunch. Existen en el mercado diversas alternativas a Slack, como, por ejemplo Cisco Spark, Workzone, Jostle o Fleep.
  • Social Media – Hootsuite. Es una de las más conocidas plataformas de administración de contenidos de redes sociales con más de 16 millones de clientes. Resulta muy útil para gestionar la comunicación de cualquier pyme en la Red, permitiendo sincronizar toda la información que se publique en Twitter, Facebook u otras redes sociales. Hace unas semanas, el CEO de la compañía, Ryan Holmes, anunció que se ha integrado entre las opciones de esta herramienta la integración con Instagram, permitiendo compartir los dos millones de fotos y vídeos que se mueven cada mes a través de esta red social. Parecida a Hootsuite pero con una mayor vocación hacia la generación de contenidos es Buffer.
  • Finanzas – Expensify. Permite administrar de manera ágil los recibos de gastos que se generan, escaneándolos y creando categorías de modo que luego resulte más sencillo llevar a cabo la contabilidad de nuestra pyme. A través de esta aplicación se puede hacer un back up permanente de cualquier factura. También es posible crear balances y registrar movimientos de dinero, especificando cada gasto según su motivo. Otra herramienta semejante en prestaciones y utilidades es Concur, mientras que también existen aplicaciones como Exaccta Tax o IVA Free que dan la opción de emitir facturas para luego poder deducirse el IVA. Para gestionar las cuentas de una empresa, clasificando por partidas los ingresos y gastos, cabe destacar iConta.
claves_app

5 claves para la app de tu empresa

claves_appA estas alturas de la película, quedan muy pocos que se atrevan a poner en entredicho que el móvil es el futuro (ya presente) del comercio. A pesar de ello, la mayoría de los negocios, tanto pequeños  como grandes, no saben aprovechar las bondades que pone a nuestra disposición esta tecnología. La gran ventaja que nos traen los smartphones es la de ir más allá de la mera relación transaccional. Antes, la información sobre los clientes era escasa y difícil de conseguir. Pero las cosas han cambiado. Ahora podemos saber todo lo que queramos sobre nuestra audiencia. Así se podrá maximizar el retorno de las inversiones que se lleven a cabo.

Los móviles son mucho más que un canal de venta (el más importante dentro del comercio electrónico). Estamos ante una herramienta que nos permitirá crear contenidos personalizados que eviten la pérdida de clientes. Esta ventaja es algo que nunca se podrá lograr por métodos tradicionales. Tampoco se conseguirá mediante una página web. Por todo ello, hay que tener claro que las firmas que no afronten el reto de la movilidad tendrán un futuro limitado. Desde aquí apostamos por lo contrario. Por eso les proponemos unas sencillas claves para aprovecharse del smartphone. Pero lo hacemos desde el punto de vista de la aplicación. La famosa app es la base sobre la que se tiene que levantar todo el imperio.

Conocer por qué se van los clientes

Descubrir qué pasa por la cabeza de una persona es imposible. Pero sí que se puede aprender mucho de las tendencias. Para esto, las apps son fundamentales. Este software nos dará los secretos que llevan a que un producto o servicio se venda o no. La forma de aprender no pasa por un estudio superficial de lo que se comercializa a través del canal sino de un análisis detallado de los datos que la aplicación obtiene de los clientes.

Lo primero es comprender la rotación. ¿A qué se debe que los internautas no se descarguen la aplicación? ¿Por qué los que la tienen no la utilizan? La base de datos le permitirá detectar las tendencias de comportamiento de los usuarios y se la servirá desagregada. Toda esta información le ayudará a descubrir dónde están los errores y cómo solucionarlos.

En este sentido, suele existir la creencia de que una pyme no puede acceder a todos los datos a los que sí llega una gran empresa. No es cierto. Internet es un mundo democratizado en el que cualquier desarrollador o analista obtiene la información que necesita.

Dar valor a las aplicaciones

El 85% del tiempo que las personas pasan frente a un móvil lo hacen dentro de aplicaciones. Teniendo este porcentaje presente, nuestra misión es lograr que un parte de esa inmensa tarta vaya a nuestra app. Se requiere que el internauta sepa para qué sirve nuestro producto de forma que sea capaz de sacar el máximo provecho de su uso.

¿Qué método utilizamos para dar valor a nuestra aplicación? Lo fundamental es capturar al cliente desde el primer momento y no formar parte de esa otra estadística que indica que tres de cada 10 usuarios abandonan una app después de utilizarla la primera vez. La solución pasa por mostrar por adelantado las bondades del producto. El diseño adquiere en este punto una importancia capital. Uno bueno es lo único que nos separa del fracaso total. El software debe ser intuitivo, evitando trabajo al internauta. También es fundamental que solucione problemas y que tenga un tutorial claro capaz de resolver cualquier dificultad. Solo así podrá sacar partido a su tecnología móvil y será capaz de convertir a ese usuario en cliente.

La importancia de las notificaciones

Mandar una notificación a los internautas cuando tenemos una novedad o una promoción interesante es uno de los mejores métodos que existen para incrementar nuestras ventas en ecommerce. Pero existe un problema. El 58% de los usuarios no permite esta herramienta. ¿Resultado? Las marcas no pueden aprovechar las notificaciones en beneficio propio.

Para incrementar ese porcentaje es necesario buscar en Internet y descubrir pequeños programas que, entre otras cosas, suprimen que en los dispositivos IOS esté marcada por defecto la pestaña de suprimir notificaciones. También hay otras que retrasan la pregunta. Ésta no se hace en el momento de la instalación, que es lo que ocurre casi siempre en Android, sino más adelante. Retrasar la consulta es una gran ventaja ya que puede que para entonces nos encontremos a un usuario comprometido con la enseña y no a uno escéptico.

Cada persona es un mundo

Olvide tratar a todos sus clientes por igual. La gran ventaja del móvil es la personalización. Cada individuo es único y lo que le interesa a uno puede que no guste a otro. Debe tener presente todos los aspectos. Algunos tan básicos como a qué hora se envían los mensajes o las notificaciones. El éxito o no de las campañas dependerá en buena medida del momento en el que se hagan llegar a la base de usuarios.

La información que tenemos de nuestros usuarios es tan numerosa que es necesario analizar todos los detalles. Solo así se podrá sacar provecho. Un buen ejemplo en este sentido es la cadena de supermercados DIA que manda promociones personalizadas a cada uno de sus clientes.

 

Obviamente una pyme no puede llegar a semejante límite de detalle y se verá obligada a automatizar muchas de las operaciones. Pero conviene recordar que estamos ante algo que va mucho más allá que un canal de venta. El móvil es la nueva barra del bar o el nuevo mostrador de la tienda. Es el centro de la relación con los clientes y tiene que ser tratado con acierto, si se quiere acertar en las estrategias comerciales.

ventajas_apps

Las dos grandes ventajas de las apps: atraen clientes y mejoran la gestión

ventajas_appsHacer una lista con las ventajas que tienen las aplicaciones tecnológicas para cualquier empresa podría ser una labor interminable. Pero hay dos ámbitos meridianamente claros en los que estas apps resultan muy eficaces sobre todo para las pymes, por el alto rendimiento que se obtiene de su uso si lo comparamos con el bajo coste que conllevan. Por una parte, son capaces de multiplicar los clientes y, por lo tanto, el volumen de negocio de cualquier establecimiento. Y, por otra, disponen de una gran capacidad para mejorar la gestión interna de un negocio, lo que se suele traducir fundamentalmente en una mayor eficacia y en una reducción de costes.

En el primer ámbito (la atracción de clientes) las apps permiten que un establecimiento esté prácticamente omnipresente durante las 24 horas del día y durante todos los días de la semana, aunque la tienda se encuentre físicamente cerrada en un momento dado. Precisamente, es en los días festivos cuando muchas personas disponen de más tiempo para informarse sobre determinados productos o servicios, a los que accederán rápidamente a través de sus smartphones.

Las aplicaciones móviles no solo atraen a los clientes, sino que también permiten a la empresa acercarse a ellos pidiendo, por ejemplo, sus opiniones y comentarios sobre la compañía y recogiendo sus sugerencias, e incluso sus quejas, para ponerles remedio lo antes posible. Además, en esta interactuación de las empresas con el público, se pueden obtener importantes datos e informaciones sobre la ubicación en la que se encuentran los potenciales clientes.

Y, lógicamente, a través de las aplicaciones, la empresa podrá promocionar a cualquier hora y en cualquier lugar todos sus productos y servicios, sus propuestas y ofertas de última hora, etc. Los resultados no se harán esperar y se traducirán, probablemente, en un significativo aumento de ventas y un incremento sustancial del conocimiento de la firma y de los productos y servicios que comercializa.

Pero, como decíamos al principio, la segunda gran ventaja de las apps es que son capaces de mejorar la gestión interna de un negocio, lo que implica más eficacia y menos costes. En este sentido, el mercado está siendo testigo de la creación de múltiples aplicaciones que ayudan al emprendedor a la hora de gestionar su empresa en tareas tan diversas como el tratamiento de documentos, la gestión de gastos, la implantación de la firma electrónica, la anticipación de facturas o el cambio de divisas.

El valor fundamental de estas apps es que agilizan el funcionamiento interno, la gestión del día a día, y se encargan de tareas que hasta ahora habían sido muy complejas y un tanto engorrosas, que quitaban demasiado tiempo a sus responsables.

Muchas de estas plataformas suelen ser compatibles con todos los sistemas operativos y permiten realizar los procesos correspondientes desde cualquier dispositivo, ya sea el teléfono móvil, el ordenador, la tablet, etc. Además, en su desarrollo se suelen utilizar las últimas tecnologías y los emprendedores que las crean se aseguran de que el funcionamiento sea sencillo e intuitivo, para que cualquiera pueda utilizarlas correctamente desde el primer momento.

office-620823_1920

Guía fundamental para construir una aplicación para teléfono móvil

office-620823_1920Antes de entrar en la carrera de las apps, y de los dispositivos móviles, hágase las siguientes preguntas: ¿para qué quiere desarrollar una aplicación? ¿Es útil para su negocio? ¿No será que no lo ha pensado bien y solo quiere seguir la moda? Si las respuestas a estas cuestiones siguen reflejando su interés real a entrar en el entorno de los dispositivos móviles, no lo dude. Ha llegado el momento de atacar un mercado con muchas posibilidades pero en el que es muy complicado destacar.

 

La única forma de lograrlo es a base de un producto rompedor y, cómo no, invirtiendo dinero en promoción. Aquí le vamos a contar los pasos básicos que se deben seguir para crear una aplicación con un mínimo de posibilidades de alcanzar el éxito.

 

¿Qué vamos a hacer?

El 99,9% de las apps que existen tanto en Apple Store como en GooglePlay se basan en dos principios: detrás de ellas hay una idea o un problema al que se trata de buscar solución. Si usted como emprendedor ya tiene una idea clara de lo que quiere hacer, sáltese este punto y vaya al siguiente. Si no es así, mejor que siga leyendo. Si no tenemos un concepto claro de qué es lo que queremos crear, lo mejor es que se busque un problema. No será difícil. Están por todas partes. Cuando uno se para y mira lo que tiene alrededor se da cuenta de que la mayoría de los productos y servicios se crearon para resolver una carencia. Su aplicación debe intentar resolver algo. Para ello salga a la caza del problema. Pero hágalo en su vida diaria. No busque nichos porque eso no tendrá salida. Una vez encontrado analice si una aplicación móvil puede ayudar. Si es así, adelante. Habrá dado el primer paso.
¿Habrá demanda?

Su idea o su solución puede que sea interesante. Pero quizá solo para usted y para unos pocos más. Eso sería un gran error y estaría condenando a la aplicación al ostracismo. Para evitarlo necesita averiguar la demanda que puede existir. Una de las mejores herramientas es el propio Google. Con el buscador y por medio de palabras clave se puede descubrir el número aproximado de personas interesadas en el producto.

 

¿De la mente al papel?

Una idea está muy bien pero como en casi todo lo relacionado con el mundo de los negocios, las cosas están mejor cuando están escritas de forma clara en un papel. En el caso de las aplicaciones es igual. No es lo mismo hablar con un desarrollador y contarle una idea desordenada que enseñar un documento donde se muestre con todo lujo de detalles qué es lo que se quiere conseguir con la app. De esa forma, el resultado final se acercará más a lo que se espera.

 

Quite las funciones que no son básicas

La primera versión de una aplicación nunca incluye todas las funcionalidades que están plasmadas en el documento mencionado en el paso anterior. Y eso es así porque de esa forma se agiliza y se reduce el coste de su desarrollo. Todo lo que no se puede incluir en la primera versión se podrá ir añadiendo con el tiempo con las actualizaciones. De esa forma habrá matado dos pájaros de un tiro: le habrá salido más barato y el internauta tendrá la percepción de que estamos ante un software vivo.

 

El diseño es lo primero

Una aplicación por muy interesante que sea está muerta si su diseño es malo. Se trata de lo primero que ve el usuario. Y si la primera impresión no es la correcta, nadie se descargará el producto. Para evitarlo, hay que tener claro que se debe apostar por un diseño y un interfaz claros, elegantes y prácticos. Es la única forma de asegurarse un puesto en la parrilla de salida.

 

Contrate un todo en uno

Uno de los errores más habituales que se cometen con las aplicaciones es la dispersar su ejecución. A menudo el mundo de la programación y el de la imagen están separados. Cada uno trabaja por su lado y cuando llega el momento de juntar ambas labores, surgen los problemas. Lo ideal es contratar a una empresa que tenga desarrolladores y diseñadores y que trabajen de la mano y remen en la misma dirección.

 

Regístrese

Antes de tratar de entrar en los mercados de apps, debe registrarse como desarrollador. Será imprescindible si usted quiere vender su producto. Por norma general, los precios no son altos. La plataforma de Android, GooglePlay, cobra menos de 30 dólares al año. Y la de Apple, unos 100 dólares anuales. Se trata de cifras asumibles, especialmente si se tiene entre manos un producto rompedor.

 

Utilice las herramientas de análisis

La única forma de controlar las descargas de su aplicación es a través de soluciones como Analytics, Flurry o Localytics. De esa forma obtendrá información esencial para saberlo todo de los internautas interesados en su producto. Con estos datos, también podrá tomar decisiones que beneficiarán a la aplicación.

 

Analizar a los clientes

Un desarrollador no puede lanzar una aplicación y olvidarse de todo. Por muchas pruebas que se hayan realizado, solo cuando el producto está en la calle se obtiene la verdadera experiencia de usuario. Por ese motivo, debe estar atento a los comentarios que se hacen sobre el producto. Y ante cualquier problema, ya está tardando en encontrar la solución. Además, no se olvide responder a todas las cuestiones que le planteen los internautas.

 

Actualice

En el paso cuatro comentamos que era importante olvidarse de las funcionalidades que no eran básicas, ya que el momento de añadirlas ya llegaría. Ya lo ha hecho. Una vez con el producto en el mercado y pasado un tiempo llega el momento de actualizar regularmente hasta conseguir el resultado final que se había reflejado en la idea inicial.

 

Obviamente, seguir estos pasos no le consigue clientes. Lo que sí le asegura es que usted habrá lanzado un producto que tendrá los cimientos necesarios para funcionar en los mercados móviles. Eso sí: la idea es y siempre seguirá siendo lo más importante.

app

Errores garrafales en el desarrollo de aplicaciones

Comencemos por las malas noticias. En la App Store hay más de 1,2 millones de aplicaciones. En Google Play más de 1,3 millones. Como se puede imaginar, triunfar en el mundo del software para dispositivos móviles nos es nada fácil. Y mucho nos tememos que el que lo logra es una mínima parte de todo el talento que existe en el sector.
Una vez claro el punto de partida, y siendo conocedores de que más del 95% de las aplicaciones alojadas en los mercados de referencias caerán en el olvido, el objetivo de este post es avisar de lo que nunca se tiene que hacer si la idea es la de destacar entre la mayoría. Para formar parte de ese 5% restante, el grupo de las apps que funcionan y que un buen número de personas tienen instaladas en sus teléfonos, es necesario no cometer los siguiente fallos.

 

– Desarrollar aplicaciones que no resuelven un problema.
Todo negocio que triunfa basa su reconocimiento en la comercialización de un bien o servicio, que cubre un hueco, y que es válido para solucionar un inconveniente. Esto origina que el consumidor esté dispuesto a pagar por el mismo. En el mundo de las aplicaciones, la situación es idéntica. Si nuestro trabajo no sirve para algo importante, nadie estará dispuesto a pagar.

En algunas ocasiones, los negocios se originan por la frustración personal del fundador que, cansado de no encontrar lo que busca, acaba creando una empresa para solventar esa carencia. Así pasó con, por ejemplo, con algún OPV y con la propia Google. En estos, y otros muchos casos el éxito acompañó a la frustración de sus creadores. Pero el camino por el que se llegue a esa aplicación adecuada y válida es lo de menos. Lo que no se puede olvidar es que una app que no tiene ningún valor intrínseco y diferenciador en su interior, jamás debería ver la luz.

 

– Uno solo no puede lograrlo.
La expresión el cementerio está lleno de valientes explica con claridad lo que se quiere decir. En el mundo de las aplicaciones, los casos en los que uno solo ha sido capaz de desarrollar, promocionar y comercializar un software es nulo. Y esto es así porque nadie es capaz de abarcar todo lo que conlleva crear una startup desde cero y triunfar con sus productos. Por tanto, encontrarse con un único fundador en una compañía que desarrolla apps es muy complicado. Es mucho mejor repartir el riesgo y compartir conocimientos, rodeándose de talento complementario, para poder aspirar al éxito.

 

– Introducir mejoras al producto de un competidor.
Pongamos el ejemplo de WhatsApp. Alrededor del software más descargado de la historia existe un sinfín de desarrollos complementarios, que mejoran alguna de las carencias que tiene la aplicación madre. ¿Ha escuchado alguna vez el nombre de alguna de estas apps? ¿Tiene alguna descargada en su smartphone? Imaginamos que la respuesta a ambas preguntas habrá sido negativa. Lo cual explica a la perfección que con las mejoras a lo existente no se va a ningún sitio en los mercados de Apple y Google. Se necesita algo disruptivo para cambiar los hábitos de la gente, que llevan meses y años utilizando un software que, aunque no es perfecto, cumple los objetivos principales.

El mejor caso de irrupción en un mercado que rompió moldes fue el de Google. Su éxito no se basaba en que complementaba a los otros 13 motores de búsqueda que existían por aquel entonces, sino que definió una nueva forma de buscar en Internet. Por eso funcionó. Si hubiera sido una versión mejorada de Altavista, nadie sabría de su existencia.

 

– No saber comunicar los beneficios del producto
Quizá usted haya sido capaz de crear un producto rompedor. Pero si no es capaz de explicar sus virtudes en menos de 10 palabras de manera que hasta su abuela sea capaz de entenderlo, mejor que lo olvide. Nadie va a perder más de cinco segundos en descubrir los beneficios de un software que navega entre millones. Por tanto, es vital poder transmitir la importancia de un producto en  una única expresión. De esa forma se capta al consumidor. Un buen ejemplo lo encontramos en Instagram. El lema “captura y comparte momentos importantes” es simple y claro, define a la perfección las claves del desarrollo. De esa forma conecta con el usuario potencial a nivel emocional, generando entusiasmo y curiosidad. Algo vital para cualquier empresa que tenga en el campo de las aplicaciones su vía de ingresos.

eneko knorr_ideateca

Ideateca, los reyes de los juegos para móviles, plantan la bandera en Silicon Valley

eneko knorr_ideatecaEneko Knörr sólo ha necesitado una pelota y una canasta para idear una aplicación con la que codearse con la élite mundial de la tecnología. El programa en sí recibe el nombre de iBasket y se ha convertido en una de las 10 apps más vendidas en la tienda de Apple, consiguiendo más de 13 millones de descargas en todo el mundo. Fruto de ese éxito Ideateca, la empresa que Knörr creó en 2007, ha decidido hacer las maletas y abrir oficina en la cuna de la tecnología: Silicon Valley. “Es la mejor forma de dar a conocer un videojuego”, explicó Knörr en una entrevista recientemente.

Aventurero por naturaleza, este emprendedor vitoriano asume las felicitaciones actuales a sus ideas con la misma naturalidad que las críticas y la incomprensión recibidas en sus comienzos. Y es que ahora es sencillo comprobar cómo las aplicaciones y los juegos para los dispositivos móviles y las redes sociales son la clave del éxito del sector del software de entretenimiento, pero muy pocos confiaban en este campo en 2007, fecha en la que este pionero decidió jugársela. “En ese momento, las grandes compañías seguían apostando por los videojuegos tradicionales de PC o consola, despreciando el negocio de aplicaciones más sencillas para los teléfonos móviles. Ellas despreciaron este negocio y ahora se han dado cuenta de su error”, explica Knörr.

Clave del éxito: la búsqueda del cliente global

Ideateca, en cambio, apostó desde un principio por un mercado que ya supone el 30% del total del sector de los videojuegos, alcanzando una facturación de más de 2.000 millones de euros, con gigantes como la estadounidense Zynga, los creadores de Farmville. Y esto no ha hecho nada más que empezar. “Cada día se venden 820.000 smartphones y todos son clientes potenciales”, añaden en Ideateca.

Y es precisamente en esa búsqueda de una globalización forzosa donde ha acertado esta empresa vasca.De hecho, su primera aplicación, Filesocial, iba dirigida a los usuarios de la red social Twitter, otorgándoles una herramienta para que fuera más sencillo compartir archivos.

Más tarde, Ideateca evolucionó al diseño de videojuegos para dispositivos móviles buscando introducir un concepto innovador que implicaba a los jugadores la posibilidad de competir con usuarios de cualquier lugar del mundo real. Esa es la clave del éxito de iBasket, un videojuego cuyos usuarios se reparten por países punteros del sector como Estados Unidos, Corea o Japón.

En la misma línea de globalización e innovación se encuentra una de las últimas creaciones de Ideateca, el juego Videopuzzle, una aplicación para iPhone que incorpora una cámara integrada al propio juego. Ganador del prestigioso premio App Circus, el videojuego ya ha sido descargado por más de tres millones de usuarios.

El próximo reto de Eneko Knörr está en aprovechar su presencia en Silicon Valley para ponerse en contacto con grandes fabricantes y operadores de dispositivos móviles como Samsung, para integrar sus aplicaciones en los móviles.