Entradas

tomate_español

Amazon y el ICEX dan un impulso de lujo a los alimentos españoles

 

Desde hace poco más de medio mes los usuarios de Amazon españoles, británicos y alemanes tiene una nueva pestaña cuando acceden a la plataforma de comercio electrónico: Alimentos y Vinos de España.

Ampliando fronteras

Un atractivo apartado en el que se muestran los mejores manjares de la alimentación española que es el resultado de un acuerdo firmado por la multinacional estadounidense y el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX)  y que pretende facilitar a las pymes españolas sus vías de internacionalización.

Alimentos y Vinos de España permite el posicionamiento de productos clásicos de la gastronomía española como el jamón, todo tipo de vinos, aceites, quesos y conservas. Como hemos explicado en este blog en alguna ocasión, el marketplace de Amazon es una herramienta muy útil para las pymes que quieren abrir negocio en otros países sin realizar una gran inversión.

Marca España reforzada en Amazon

Este nuevo marco además sirve para reforzar la marca España y dar más visibilidad a los productos más autóctonos. En el arranque de esta iniciativa han participado 170 empresas, entre ellas algunas de las marcas más representativas de lo que podría llamarse gastronomía Tipical Spanish, que ponen a disposición más de 1.500 productos. La secretaria de Estado de Comercio, Marisa Poncela, destacó en la presentación de esta iniciativa que “es una vía interesante de trabajo para el futuro, puesto que supone la incorporación de sectores tradicionales al comercio online, un canal de ventas adicional, que acerca a las pymes a mercados muy lejanos y que puede ser una línea de trabajo muy potente”, aseguró.

Pero esto es solo el principio, los productores que tengan productos capaces de ser considerados representativos de la gastronomía española puede ir sumándose a la iniciativa, de la misma forma que en el futuro está previsto que Amazon ponga  disposición este site en un mayor número de países.

Asesoramiento Internacional

El ICEX, por su parte, ya está ofreciendo asesoramiento a todas las empresas que quieran estar en esta tienda online tanto desde sus sedes en España como a través de las oficinas económicas y comerciales en el exterior.

Mientras que Amazon, según explicaron sus representantes en la presentación de la tienda online, ofrece dos modelos de participar. Por un lado, el área retail, donde se negocian bilateralmente las condiciones de venta. Y por otro lado, el marketplace en el que la empresa pagaría una comisión del 15% sobre el total facturado y 39 euros por tener la cuenta en todos los diferentes países.

Una buena ocasión para las PYMES

Los expertos de El Blog Salmón han analizado las consecuencias que puede tener esta iniciativa no solo para la marca España sino también paras pymes con vocación exportadora del sector alimentario. Aseguran que es una excelente “oportunidad de llegar directamente hasta los preciados consumidores británicos y alemanes que valoran especialmente la gastronomía española (junto con los franceses) por el intenso flujo turístico que mantienen hacia nuestro país.” El autor de este análisis también destaca la facilidad de uso de la plataforma de Amazon y la potente y puntera red logística que la compañía pone al servicio de las pymes.

Siendo conscientes de todos los beneficios que esta propuesta brinda a los exportadores españoles no está de más que las pymes interesadas se tomen un tiempo en analizar su estrategia.

Como ya comentamos anteriormente en este blog, no todo son alegrías para las pymes que participan en el marketplaces de Amazon. Por otro lado, tampoco le conviene a ninguna empresa confiar su política de exportación a un canal condicionado por las decisiones de terceros.

geobloqueo

Cómo prepararse para la eliminación del geobloqueo en las compras online europeas

La eliminación del geobloqueo en las compras online en territorio europeo está cada vez más cerca. El pasado 28 de noviembre, la Unión Europea fijó la prohibición de que las tiendas online redirijan a sus clientes a páginas locales en las que el precio de los productos en venta sea superior al de la página original. Para que esta prohibición esté operativa solo necesita la confirmación del Parlamento Europeo, que se espera que sea inminente.

Esto significa que las empresas ya no tendrán derecho a aplicar condiciones de pago distintas en función de la nacionalidad o lugar de residencia del comprador online. Para los usuarios europeos esto significa, según ha publicado la web hipertextual, que se podrán ahorrar hasta 500 millones de euros y tendrán acceso a los 200 millones de empresas que operan en la red de redes en Europa.

Pero también significa que la competencia se dispara para los empresarios que ostentan un negocio de estas características. Aunque el tiempo corre en su contra, nunca es demasiado tarde para adaptar las condiciones de cualquier empresa de comercio online a un entorno geo desbloqueado.

Lo primero que hay que saber es que la UE no obliga a distribuir la mercancía ofertada en una web en un territorio diferente al original de la empresa. Es decir, una tienda online española podrá tener clientes de cualquier país europeo, pero no estará obligada a enviarles la mercancía a la puerta de sus casas. Es decir, que si el comprador está interesado será él quien tenga que buscar la forma más adecuada para conseguir el producto.

Más allá del espíritu legal, hay que plantearse la estrategia comercial y financiera en cada caso. ¿Es rentable el esfuerzo de captar a todo ese público no español? Si la respuesta es sí, no debe olvidar unas cuestiones básicas.

Web multilingüe.  No debería existir ninguna tienda online sin su correspondiente versión en múltiples idiomas si el propietario tiene un mínimo interés en captar público extranjero. Pero dando un repaso por la red de redes, nos atrevemos a recordar que una web multilingüe no es poner en inglés algunas de la páginas de la tienda online y olvidar las versiones en la actividad diaria. Una verdadera web multilingüe, como ya hemos explicado en este blog en anteriores ocasiones, implica tener traducido todo. Y si de lo que se trata es de adaptarse adecuadamente a este cambio legislativo el inglés no será suficiente. Cualquier e-commerce que quiera sobrevivir en el nuevo entorno, deberá al menos estar en inglés, francés, español y alemán.

Distribución multipaís. Tal vez sea una locura, imposible de sustentar económicamente por muchas pymes, plantearse una distribución directa a todos los países de la Unión Europea. Pero, quizá no lo sea tanto apostar por algunas ofertas de productos concretos y muy bien seleccionados por target de potenciales clientes y poner solo esas a disposición de los 500 millones de consumidores de la Unión a los que ahora tendrán acceso libre.

Esta opción puede servir para ir ganando clientela internacional y también para conocer proveedores logísticos con los que más tarde ampliar el negocio si se encuentran las sinergias adecuadas. Para adentrarse en la distribución internacional no está demás valorar opciones como la plataforma logística de Amazon, que como también hemos analizado en este blog, puede ser una opción válida para pymes sin demasiado músculo financiero.

Pasarelas de pago, adaptadas. Hay que reconocerlo, para muchos usuarios la barrera de las compras online está muy relacionada con la confianza o desconfianza que tienen a la hora de entregar los datos de sus tarjetas en las pasarelas de pago. Si no está dispuesto a perder clientes nórdicos, alemanes, e incluso españoles, lo más aconsejable es que invierta en la seguridad de los métodos de pago en la web y que se asegure que cumplen con todos los requisitos que marca la legislación europea.

Por otro lado, además de seguros, los métodos de pago deberían ser variados. Pago por tarjeta, vía paypal, wallet… cuantas más innovaciones financieras estén disponibles en su web menos excusas tendrá su potencial cliente para no completar el proceso de compra.

Estrategias de marketing ad hoc. Quienes ya tengan experiencia internacional habrán comprobado que no todos los clientes son iguales. Mucho menos si hablamos de países tan diferentes a España como los de la Unión Europea. Por ello, si se toma la decisión de aprovechar el próximo mercado único electrónico será necesario hacer un esfuerzo en identificar los destinos de mayor interés para el producto o servicio que se quiere comercializar.  En asesoresdepymes hemos hablado en muchas ocasiones de cómo adaptar el marketing por países. Pero está claro, que si por ejemplo lo que se venden son chanclas playeras, tal vez no sea necesario destinar un dineral a promocionarlas en los países nórdicos por ejemplo. Pero quizá sí conviene tener en cuenta que los griegos y los españoles pueden tener diferentes criterios de compra para el mismo bien. Y en base a eso adaptar el marketing específico por territorios. Para ello, las redes sociales se pueden convertir en un excelente aliado para transmitir en cada destino y para cada país las ofertas preparadas adhoc.

Por último, recordar que la eliminación del geobloqueo no afecta a todos los sectores. Todavía quedan protegidos por las fronteras nacionales los contenidos audiovisuales, los transportes, los servicios de salud o las finanzas.

enfrentarse_amazon

Cómo enfrentarse a Amazon siendo una pyme

La gran mayoría apostaría que la revolución tecnológica del verano 2016 ha sido Pokemón GO. Pero casi seguro que el futuro confirmará que esa gran mayoría habrá fallado. Porque mientras Nintendo lanzaba el juego que ha eclipsado el mundo de la tecnología y alrededores, Amazon puso en marcha, con mucho menos ruido, otra gran revolución: Prime Now, el servicio de entrega en una hora en el que se incluyen los productos frescos.

Como cada vez que el gigante del comercio electrónico mueve ficha, son muchos los competidores que ven sus negocios peligrar. Plantarle cara en su mismo campo de juego no es fácil y solo está al alcance de los más grandes. Es el caso de El Corte Inglés que tras el anuncio de Amazon ha rebajado su tiempo de entrega y su precio para competir con el gigante de la distribución mundial.

Para las pymes la batalla también es posible, pero debe jugarse en un terreno de juego diferente:

1.- Lo único que le puede ocurrir a una pyme que intente entrar en esa guerra de tiempos y precios es arruinarse. Hay que aceptar que no se tiene ese músculo y apostar, como han hecho muchos libreros desde el nacimiento de Amazon, por la imaginación y por compensar los puntos débiles de los grandes.

2.- La especialización y la cercanía pueden marcar la diferencia.

Está claro que en Amazon lo tiene todo, o casi todo. Pero tal vez la rapidez de Prime Now no pueda compensar la oferta de un producto más exclusivo o elaborado. Y lo que seguro que no puede superar Amazon es el trato personalizado que las pymes e incluso los comercios de proximidad pueden ofrecer a sus clientes. Los servicios de atención deben ir más allá de contestar las dudas y resolver las reclamaciones y problemas de los clientes. Por ejemplo, El Corte Inglés felicita el cumpleaños a sus clientes y esa es una práctica que cada vez realizan más pymes. Ahora, las redes sociales facilitan esa familiaridad, e incluso más, permiten interesarse por los clientes personalmente, saber lo que les preocupa, lo que quieren, preguntarles incluso por sus dolores y ofrecerles algo para compensarlos: ¿un chocolate, una cesta de fruta? En definitiva, tratarles como a un amigo.

3.- Ofrecer experiencias y no solo productos. El mejor ejemplo de esta adaptación se puede encontrar en las librerías. Antes de Amazon muy pocas se planteaban nada que no fuese vender libros. Tras la irrupción de este concepto fueron muchas las que apostaron por transformar su locales en lugares de acogida en los que combinar la adquisición de un libro con su lectura al calor de un café caliente, o con una amplia degustación de vinos e incluso con zonas en las que compartir experiencias y aprendizaje con otros lectores vía charlas, talleres, etc.

4.- Sacar el máximo partido al Big Data. Como ya hemos comentado en alguna ocasión en este blog, el gran aliado de las pymes para estas estrategias de atención personalizada es el Big Data. Esa posibilidad que ofrece la tecnología para relacionar toda la información que existe tanto de los clientes personales como de aquellos que vistan las webs.

  1. Facilita la vida a comprador final. Cuando se trata de venta online es fundamental cuidar el diseño de las páginas webs. Es sorprendente que todavía existan tiendas online en las que es casi imposible encontrar los productos que pretenden vender las empresas que están detrás. Tal vez competir en tecnología con los potentes buscadores de Amazon sea algo complicado, pero lo que es muy simple es ponerse en la piel del comprador que llega por primera vez a esa web en busca de algo. Facilitar fichas de productos, vídeos explicativos, manuales técnicos… es hacer la experiencia de cliente satisfactoria y solo por eso puede decantarse por una pyme frente al gran Amazon. Imagine si cuando pincha en un producto fresco, por ejemplo, se le ofrecen recetas para cocinarlo.

6.- Unirse al enemigo

Además de todas estas estrategias, siempre queda la posibilidad asociarse con Amazon para vender productos mediante su plataforma Amazon Marketplace. También hemos comentado en alguna ocasión en el blog que esta opción tiene luces y sobras, pero es una vía más para que los vendedores puedan poner sus productos a la venta beneficiándose de las tecnologías de búsqueda y pago de Amazon. Y un camino para llegar a un público que, seguramente, de otra manera, sería imposible llegar.

7.- Construye la historia de tu marca

Y finalmente, pero no por ello menos importante, está la importancia de la historia de la marca. En un mundo sobre saturado de información, cada vez está más claro que las decisiones de compra van a estar ligadas a las sensaciones y los sentimientos. Para ello, aunque sea una complicada tarea de fondo, cada empresa debe construir su propia historia con la que llegar a los “corazoncitos” de sus clientes. Desde un reto personal del fundador, como hizo Amazon, hasta el famoso garaje de Steve Jobs, fundador de Apple, está claro que todas las grandes marcas tienen una historia. Las pymes también pueden hacerla o construirla. Se puede recurrir a los orígenes, ligarla a proyectos solidarios o relacionarla con el medio ambiente, etc. En el caso de los productos frescos es fácil ligar la venta con historias relacionadas con las comunidades y productores de origen de esos productos. Esa diferencia puede ser el motivo por el que un consumidor se decante por una pyme frente a las arrolladoras ofertas de los grandes de la distribución.

negocio_navidades

El mejor plan de negocio de cara a las Navidades

franquicias_en_espana_restauracionEl Día del Soltero Chino, el Black Friday, y el Cyber Monday dan el pistoletazo de salida a la mejor época para el comercio, que alcanza su punto álgido durante las Navidades. Tras ellas, llegan las rebajas de enero y febrero, que tampoco están nada mal. Tras estos casi cuatro meses de locura, regresa la calma. La obligación de cualquier emprendedor es aprovechar los periodos valle para prepararse ante el aumento de la demanda que, sin duda, habrá durante la temporada de compras. La mayoría se la juega durante esta época y un emprendedor debe disponer de un plan de negocio que sea capaz de hacer frente a la fiebre consumista.

 

Por norma general, durante estos meses, la mayor preocupación de los empresarios de pequeñas y medianas empresas pasa por disponer de un inventario y un stock que nos permita cumplir con los pedidos. De esa forma, podremos maximizar el beneficio. Pero las cosas están cambiando. Lo que acabamos de citar, podría ser la clave del éxito para retener clientes y conseguir nuevos en el pasado. Ahora existe algo llamado Internet, que precisa de una gestión empresarial mucho más activa y variada. El objetivo de este post es el de desgranar cuáles son esos puntos que hay que tener en cuenta, tanto en ecommerce como el comercio tradicional, para llegar a marzo con éxito.

 

Reconocimiento de marca

Muchas empresas piensan que, simplemente, con tener presencia en Internet basta para atraer a los clientes. Eso no es cierto. Para empezar, hay que partir de la realidad de que para el 99,9% de la sociedad, usted sencillamente no existe. Aunque su firma sea la mejor vendiendo bufandas, es muy probable que si alguien pone en un buscador la palabra comprar bufandas, bufandas mejores precios, le aparezcan cientos de links antes de que lo haga el suyo.

 

No tener un plan de negocio orientado a Internet origina que un negocio se pierda ventas tan increíbles como las que da, por ejemplo, el Cyber Monday. El pasado año, los ingresos de ese día ascendieron a más de 2.300 millones de dólares, solo en Estados Unidos. Para que una pyme pueda acceder a una mínima parte de ese pastel que los consumidores reparten con alegría en los meses finales del año es necesario que sepan que existe y ofrecerles una experiencia de usuario agradable. Y es que es un hecho que el 57% de los internautas abandonan un site si éste no carga en menos de tres segundos.

 

Para asegurarnos de que nuestro plan de negocio virtual es el correcto es importante hacerse las siguientes preguntas: ¿Google nos tiene indexados? ¿Somos accesibles para nuestro público objetivo? ¿Tenemos el site adaptado a dispositivos móviles? ¿Contamos con una web en la que sea sencillo navegar y, lo que es más importante, comprar? ¿Nuestra pasarela de pago es fiable? Solo tras responder de forma afirmativa a estas cuestiones, estaremos preparados para pasar al siguiente punto.

 

Seamos sociales
Las órdenes de compra provenientes de redes sociales crecieron un 202% en 2014. El 40% de los consumidores se decide a adquirir un bien tras ver comentarios del mismo por los entornos sociales. Ambos datos son una realidad que refleja la importancia que tienen los Facebook, Twitter y compañía en el ciclo de ventas. La conclusión está clara: hay que estar, participar y ser atractivo en redes sociales. En la actualidad, estos entornos son la frontera que delimita el éxito del fracaso. Una pyme, por muy pequeña que sea, no puede olvidarse de esta circunstancia.

 

Con vistas a lograr incrementar nuestro poder social es necesario encontrar una respuesta satisfactoria a estas preguntas: ¿Estamos presentes en las redes que le interesan a nuestro público objetivo? ¿Conseguimos atraer a seguidores? ¿Nuestros clientes actuales y potenciales quedan satisfechos cuando contestamos a los mensajes que nos hacen llegar por estos canales? Si ha conseguido responder de forma afirmativa a todos estos interrogantes, se habrá asegurado de contar con un comercio preparado para un incremento de la demanda.

 

La gestión del inventario

Da igual si hablamos de una tienda física o de una página de comercio electrónico. En 2015, el mejor camino para triunfar pasa por aprovechar todas las opciones posibles. Empezando por el establecimiento, pasando por la tienda online y terminando en los market place, como Amazon o eBay, que nos permiten llegar a todo el mundo y, además, aprovechar sus sistemas logísticos.

 

Ahora bien, ¿cómo controlar todo eso? Pues a menos que usted sea Papa Noel y tenga un montón de ayudantes que se encarguen del stock, todo pasa por implantar en la empresa una solución de gestión de inventario. Así evitará que el incremento en la demanda le destroce sus previsiones.

 

Satisfacción del cliente

Empecemos por tener claro que lo único que quiere una persona que está dispuesta a gastarse un dinero en un producto, es que éste cumpla con sus expectativas. Si se ha comprado de forma física, querrá que no falle y que si pasa algo lo pueda devolver sin problemas. Y si se ha optado por el ecommerce, el objetivo pasará por recibirlo en tiempo y forma. En resumen: cuando uno compra no quiere problemas. Y si, por desgracia, surgen lo que se buscará es que exista alguien que los solucione.

 

Aquí está el secreto de todo. Un empresario debe estar al servicio de la gente que le paga las nóminas. Para lograrlo, tendrá que tener un almacén organizado y etiquetado y un sistema de envíos que le permita ser más rápido que Papa Noel y los Reyes Magos juntos. Habrá que ser serios con los precios y nunca engañar al consumidor vendiendo algo que no es lo prometido.  Solo de esa forma, se podrá conseguir la satisfacción del consumidor, que será la mejor manera de tener un negocio rentable y de éxito. Por último, si aparecen imprevistos, hay que ser capaces de disponer de un servicio al cliente intachable. Así tendrá que ser cada año si se quiere sobrevivir a la locura de las compras.

amazon_lending

Y si tu nuevo banquero es una empresa de e-commerce

España acaba de ser incluida en la lista de países que a lo largo de 2015 serán destinatarios de uno de los servicios más disruptivos de la web de comercio electrónico Amazon. Se trata de Amazon Lending, su servicio de préstamos a pequeños comerciantes, que lleva desde 2012 funcionando en EEUU y Japón.

Por lo que sabemos que ha ocurrido en EEUU, los comerciantes más activos en la plataforma son invitados a acceder a préstamos a corto plazo (de 3 a 6 meses) por cantidades que van desde los 1.000 a los 60.000  dólares. Amazon elige los destinatarios de estos créditos entre sus clientes profesionales en función del historial y la actividad que tiene registrada de ellos. El coste del crédito se resta de los ingresos que cada mes debería abonar Amazon a esos  comerciantes. Los medios estadounidenses aseguran que el tipo de interés al que se ofrecen esos préstamos es considerablemente más bajo que los tipos reales de mercado, aunque la compañía no facilita esa información.

Esto no significa que cualquier pyme que utilice esta plataforma vaya a conseguir un acceso rápido y barato al crédito. De hecho, en EEUU una de las principales quejas sobre este servicio está relacionada con las exigencias de la compañía logística para seleccionar a las empresas que les brinda esa posibilidad de financiación.

Pero la llegada de Amazon Lending a España a lo largo de este 2015 con toda seguridad va a disparar el debate sobre la imparable tendencia mundial de la llegada de nuevos actores a mundo de las finanzas. Los bancos están dejando de tener la supremacía del grifo del dinero desde que las grandes compañías de Internet se han aventurado a conquistar las finanzas. Por no hablar de aseguradoras como CESCE y su exitoso factoring sin recurso a través del Fondo Apoyo a empresas.

Amazon podrá ser la primera en España, pero otras como eBay, PayPal o la china Alibaba ya están financiando a sus proveedores. Un reciente estudio del Instituto de Estudios Bursátiles ha realizado un ranking sobre los nuevos competidores del sector financiero en el que identifica a PayPal, Google, Appel, Amazon y Facebook como las compañías tecnológicas que más tensión pueden generar en la actividad financiera durante 2016.

El estudio también hace referencia a otros modelos financieros digitales de los que ya hemos hablado en alguna ocasión en este blog, como son las plataformas de préstamos entre personas o la irrupción de nuevas monedas como Bitcoin.

La gran diferencia entre el primer tipo de jugadores, las compañías tecnológicas, y los segundos, las nuevas compañías centradas solo en la actividad financiera, es que para las primeras la actividad de préstamo no forma parte de su negocio central. Y este es el principal peligro para la banca tradicional. Ya que a diferencia de un banco, ni Amazon, ni Google van a depender de los beneficios que obtengan con la concesión de créditos para subsistir.

Para los potenciales usuarios de sus servicios ésta puede ser una buena noticia, ya que incrementa la posibilidad de acceder a financiación y servicios financieros más baratos. Aunque esa rebaja deberá compensarse vía cesión de datos e información que es la verdadera fuente de negocio de muchos de estos nuevos jugadores financieros.

 

El cambio que apunta esta nueva tendencia es tan potente que tiene revolucionado a la banca de todo el planeta. Los principales bancos ya están probando asociarse con plataformas de préstamos p2p e incluso crear la suya propia como es el caso del todo poderos Goldman Sachs, según adelantaba hace unas semanas el New York Times.

En cualquier caso, una revolución, ante la que cualquier empresa debería estar con los ojos bien abiertos.

SBA

4 grandes errores a la hora de hacer negocios en China

Desde hace años es la tierra prometida, tanto para los grandes empresarios como para los emprendedores. Como habrán adivinado, hablamos de China, un país con más de 1.300 millones de personas, que lleva creciendo a dos dígitos desde hace más de una década. Ahora las cosas están cambiando. La economía no se incrementará tanto como en el pasado. Pero eso no quita para que estemos ante un mercado inmenso lleno de consumidores con liquidez. Y, lo más importante, dispuestos a gastar.

 

Por todo ello, no hay compañía que no sueñe con hincarle el diente al gigante rojo. Las que pueden, se implantan en el territorio. Las que no, se conforman con exportar. Ya se utilice un método u otro, lo que no se debe hacer es caer en los siguientes errores. Se trata de los cuatro fallos más habituales que comenten los hombres de negocios a la hora de intentar sacar adelante una aventura empresarial en China.

 

No entender la cultura ni la historia del país

Cada territorio es un mundo y todos tienen un pasado detrás que es necesario tener muy en cuenta. En Occidente, siempre se dice que los negocios son los negocios. Y que el vil metal está por encima de rencillas ocurridas hace décadas. En China no es así. Y para comprenderlo vamos a poner un caso protagonizado por Amazon. La mayor tienda de comercio electrónico del mundo entró en China comprando una librería online local. Hasta aquí todo muy bien, ya que la adquisición de una firma china es una opción inmejorable para ampliar los negocios y para comprender cómo se deben hacer las cosas. El problema llegó cuando los ejecutivos de Amazon pensaron que la mejor persona que tenían para comandar la filial era un ejecutivo de nivel medio alto que tenían en Japón. El resultado fue nefasto. Los jefes de la firma local se ofendieron al ver a un nipón de menor rango mandando y enseñando cómo había qué hacer las cosas. Enseguida se les recordó a los grandes jefes de Amazon que no podían colocar a un japonés a gobernar a los chinos teniendo en cuenta el rencor que se tienen desde la Segunda Guerra Mundial. En cualquier otro país esto no hubiera supuesto un problema. Pero la idiosincrasia china obligó al gigante estadounidense a cambiar su estrategia y devolver al japonés a su lugar de origen.

 

Utilizar una agresiva estrategia de precios

De nuevo nos encontramos con un problema generado por el desconocimiento. Algunas empresas replican sus estrategias occidentales a la hora de penetrar en el mercado asiático. Muchos piensan que si en Francia o Alemania o Estados Unidos triunfan porque venden calidad a precios bajos, en China también funcionará. Se equivocan y la mejor forma de explicarlo en con otro ejemplo. En este caso hablamos del mayor gigante del comercio que existe en el mundo, WalMart. Su eslogan es ahorra dinero, vive mejor. Una frase que le sirve a la perfección para definir su estrategia basada siempre en los precios bajos. El problema es que cuando trató de abrir los cerrojos de la sociedad china lo hizo utilizando la misma llave. Se anunciaba como el gigante de las ofertas y las promociones. ¿En China? ¿En el país del bajo coste donde fabrica medio mundo y parte del otro? Como era de esperar todo acabó mal. El gran error fue no conocer a la sociedad local. Los chinos esperan que Occidente les ofrezca calidad, lujo y referencias diferentes. Para precio ya están ellos que son capaces de abaratar los costes hasta límites inimaginables.

 

Olvidarse de las relaciones personales

A los chinos les encanta hablar y discutir, y enfrentarse, y tener problemas, y resolverlos. Y todo ello hacerlo de forma discreta y que no trascienda. Algo similar a lo que ocurre con los futbolistas que siempre dicen (aunque no sea cierto) que lo que pasa en el campo no sale de allí. El mismo discurso tenían en la película La Milla Verde, en la que los conflictos que pasaban entre los condenados nunca podían salir de los muros de ese corredor de la muerte que dirigía Tom Hanks. Los hombres de negocio occidentales no están acostumbrados a esta forma de relacionarse con sus socios y a la mínima ya están poniendo el grito en el cielo y acudiendo a los juzgados para tratar de resarcirse de alguna afrenta. Si eso se hace con un socio local, olvídese de seguir haciendo negocios con él y con otros muchos más. Todos le considerarán una persona que no es de fiar, da igual que tenga la razón, y que no entiende ni comprende las relaciones personales. Lo mejor es sentarse a negociar de nuevo pero siempre manteniendo el respeto.

 

No querer hablar con el Gobierno

En China hay algunas verdades absolutas. Una de ellas es que las autoridades lo controlan todo. Esta circunstancia no la acaban de entender muchos emprendedores a la hora de plantear su conquista asiática. Quieren ir allí sin pasar por el Gobierno. Por mucho que cueste, si se quiere tener alguna posibilidad de éxito es necesario tener en cuenta al que manda. Así son las cosas, y así funciona este país. Quizá no nos guste pero la recompensa -recordemos ese mercado de 1.300 millones de personas- es muy grande.

internauta

Cómo rentabilizar las costumbres de los internautas

Se dice que el ser humano es un animal de costumbres. Y esa clase de personas tan particular como creciente en número, que se ha dado en llamar internautas cuenta con unas costumbres perfectamente medibles. Algunos estudios han escudriñado sus principales hábitos y han llegado a interesantes conclusiones. Este conocimiento, bien utilizado y aplicado al e-commerce, puede convertirse en una herramienta muy útil para las pymes, sobre todo para aquellas que utilizan la red como uno de sus canales de venta de productos y servicios.

 

Sectores preferidos. Si su empresa vende moda, viajes o tecnología está de enhorabuena. Entre los hábitos que han desvelado las encuestas figuran estos tres sectores como los favoritos por el público para realizar compras online. Por lo tanto, si estos ámbitos entran dentro de su negocio, no dude en intentar potenciar su comercialización a través de internet. Puede obtener una agradable sorpresa cuando analice la evolución de sus ventas a final de mes.

 

Preparado a todas horas. Mantenga su página web siempre a punto y actualizada y no se le ocurra descuidarla ni un solo momento, aunque sea primera hora de la mañana o última de la noche. Los estudios han puesto de manifiesto que el perfil del consumidor español es bastante digital y que la gran mayoría de los compradores online españoles acceden a internet de una manera habitual, conectándose varias veces al día.

 

Cree imagen y cuide su prestigio. Como decíamos al principio, somos animales de costumbres. La mayoría de los compradores online son compradores habituales y han adquirido sus productos por la red cinco o más veces en los últimos 6 meses. Para que su tienda virtual forme también parte de los hábitos de los compradores, cuide la imagen y el prestigio, es decir, la presentación de la web, su manejo, sus sistemas de pago y su atención postventa.

 

Intente atraer a los principiantes. Aunque en internet predominan los compradores habituales, también existe un buen grupo de compradores ocasionales, que solo han realizado de una a cuatro compras en los últimos meses. Usted puede contribuir a que éstos aumenten su afición a la red y a que se conviertan en compradores habituales, logrando a la vez incluir la web de su empresa entre sus favoritas.

 

Sitúese en buena posición. Los hábitos de compra de los españoles a través de Internet posicionan a Amazón, Ebay y Groupon como las webs más utilizadas para las compras online. La variedad de productos, sus precios más competitivos y la sencillez de uso de las páginas son las principales ventajas que destacan los usuarios sobre estas webs. Si es posible, intente aprovechar también las posibilidades que le abren estos canales de venta.

 

Vigile la tarde-noche. Algunos compradores online dedican un momento especial del día a realizar sus compras, preferentemente por la tarde-noche al acabar la jornada, por lo que es conveniente vigilar la evolución de las ventas a estas horas. Por otra parte, los datos revelan que una buena parte de ellos se ha levantado en alguna ocasión para conectarse a una oferta y cada vez son más los que retrasan la compra para esperar a una oferta especial. Por lo tanto, si puede, no deje de incluir tantas promociones como pueda entre su oferta habitual.

mensaje

Puntos básicos del email marketing

Las nuevas tecnologías han permitido a las pymes conseguir una línea más directa, y más económica, con sus clientes. Algo fundamental a la hora de elaborar una campaña de marketing y tener alcance. Pero al mismo tiempo, se está haciendo más difícil la comercialización de los mensajes a través de estas nuevas vías de comunicación (email, blogs, redes sociales, etc.). Los consumidores se han vuelto más exclusivos y solo prestan atención a lo que realmente le interesa. Da igual que se le inunde el smartphone con todo tipo de promociones. Si no les atrae, nos podemos ir olvidando de que el esfuerzo tenga recompensa.

Además, y si se llega el caso de que el destinatario abra el mensaje, el vendedor solo tiene unos pocos segundos para captar su atención. Como se puede ver los retos de la nueva era del marketing son complicados. Y más para un emprendedor, con recursos limitados. Pero existen unas normas a seguir que son básicas para elevar el porcentaje de acierto. Esencialmente lo más importante que debe hacer es tratar a su bandeja de entrada, o a sus contactos en Whatsapp, como un comercial trata a sus clientes potenciales. Y luego seguir estos pasos para alcanzar el objetivo de obtener campañas más productivas.

 

Segmentar el mercado

Se acabó lo de mandar un mensaje masivo a todos sus contactos. Eso ya no sirve. Lo que demanda el consumidor actual es recibir un trato especializado y no ser tratado como un todo. Por dicho motivo, se deben dividir los contactos en estos cuatro grupos: los que contestaron, los nuevos suscriptores, los que abrieron el mensaje anterior, y los que no lo hicieron. Posteriormente cada uno de esos cuatro segmentos debe ser trabajado de forma diferente por parte de los especialistas en la materia.

 

Construir una relación

Los clientes del siglo XXI prefieren interactuar con un ser humano que con un ente sin rostro que se esconde bajo el nombre de la empresa. Así que asegúrese que cuando manda sus mensajes el remitente es un ser humano con nombre, con el que el destinatario podrá entablar una relación. En la misma línea, debe comprobar que sus envíos se dirigen también a personas físicas, que tienen presencia real. De esta forma se creará un ambiente personalizado que traerá como consecuencia una respuesta más cálida.

 

El asunto debe atrapar

Lo habitual es encontrar un usuario de cualquier dispositivo móvil pasando el dedo a todo velocidad por la pantalla deteniéndose décimas de segundo en cada titular. Por dicho motivo, es imprescindible llamar la atención de esa persona en el asunto. ¿La forma de hacerlo? Varía en cada caso. En ocasiones, es mejor dirigirse a los intereses del interesado que enfocarlo todo en el objetivo general por el que se hace una campaña. Todo depende de cómo de estudiado tenga el emprendedor a sus clientes potenciales.

 

La hora es importante

Mucha gente no lo tiene en cuenta. Pero no se obtienen los mismos resultados si se manda un mensaje por la mañana que si se hace más allá de las ocho de la tarde. En este último caso, tendrá más posibilidades de éxito, ya que diversos estudios aseguran que la tarde noche y, también, los fines de semana, son los mejores momentos para realizar acciones de marketing. Algo lógico si se tiene en cuenta que durante el resto del tiempo las personas suelen estar trabajando.

 

Prueba error

Si su última campaña ha constituido un fracaso no se preocupe y aprenda de esos fallos. Así en la siguiente sabrá evitarlos y tendrá más opciones de triunfar. Y es que el método de prueba y error es clave para aprender a llevar a cabo acciones mejor realizadas, que traen de serie mayores posibilidades de triunfo.

 

Sea educado

Los contactos de cualquiera deben ser tratados con responsabilidad. El mero hecho de tenerlos no significa que se posea barra libre para inundar bandejas de entrada con mensajes de nulo interés. Sea consecuente y no olvide incluir una opción para darse de baja de este tipo de contenidos. Así matará dos pájaros de un tiro. Por un lado, no molestará a nadie. Y, por otro, sabrá que el destinatario quiere recibir sus comunicaciones.

 

Personalización

El gigante Amazon es un perfecto ejemplo de cómo enviar mensajes teniendo en cuenta el historial de compras de cada cliente. Usted no tiene los medios con los que cuenta la multinacional americana. Pero eso no quita para que desde la empresa se haga un esfuerzo por tratar de personalizar los contenidos. Así afinará más y estará más cerca de lograr atrapar el interés del posible consumidor.

 

Como puede ver la oportunidad que se abre con este tipo de campañas de marketing es enorme. El cliente está ahora más cerca que nunca. Aunque solo le será útil si es capaz de convertirlo en seguidor de su marca. Así será más sencillo venderle sus productos o servicios.

pago

Amazon también apuesta por el móvil como medio de pago. ¿Está su empresa al día?

Si tiene un comercio físico u ‘on line’ y si, además, tiene negocios con Estados Unidos es muy posible que en las últimas semanas alguien le haya comentado la noticia del verano en el mundillo tecnológico: el lanzamiento del Amazon Local Register. Se trata de un lector de tarjetas de crédito que, conectado a un móvil o a una tableta, permite a cualquier negocio aceptar pagos con tarjeta sin necesidad de contar con la intermediación de una entidad financiera.

La idea está lejos de ser una revolución. De hecho, ya hace tiempo que hay otras opciones similares  en el mercado como: Paypal Here, de la conocida pasarela de pagos on line, la de Square, o el monedero electrónico (Wallet) de Google, entre otras.

Pero, si el Amazon Local Register ha levantado tanto alboroto ha sido, precisamente, por ser de quién es. Tanto sus competidores directos como la banca temen el resultado de esta apuesta del gigante del comercio mundial. Porque, de la misma forma que Amazon ha revolucionado el comercio internacional, su apuesta por este medio de pago es poner en jaque lo que ya existe. Para empezar, el terminal es gratis, (se pagan diez dólares iniciales, pero la compañía asegura que los devuelve con descuentos en las primeras transacciones). No hay cuotas mensuales, ni contratos a largo plazo y no hay cargos por tarjetas de pago internacionales, reembolsos o devoluciones de cargos. Hasta enero de 2016, la cuota por transacción será del 1,75%, después, del 2,5%, siempre por debajo de sus competidores digitales y sobre todo, por debajo de la banca.  Y por si todo esto no fuera suficiente, toca la fibra sensible de los potenciales clientes poniendo a su disposición el servicio de atención al cliente de Amazon. Dudas y problemas serán resueltos por teléfono y por correo electrónico.

De momento, Amazon Local Register sólo está disponible en EEUU y, por tanto, sólo las empresas que tengan negocios allí pueden implantarlo. Pero más allá del sistema concreto, esta iniciativa del todo poderoso Amazon viene a confirmar una tendencia imparable: que el móvil avanza a pasos agigantados hacía convertirse en la plataforma líder del comercio.

La primera reflexión que se deriva de esta novedad, está enfocada en el ahorro que puede suponer para un negocio tradicional, el recorte de comisiones financieras.  Pero la noticia, sobre todo, invita a reflexionar sobre la importancia que están adquiriendo los terminales móviles como herramienta de relación entre comerciante y cliente.

En este blog ya hemos hablado en varias ocasiones de la importancia de adaptar su página web a estos dispositivos. No hacerlo a tiempo, puede implicar quedarse descolgado de una tendencia que parece imparable. Los pagos a través del móvil alcanzarán el trillón de euros en 2017, según las proyecciones de IDC Financial Insights.

Un dato que invita desterrar la idea, todavía arraigada en demasiados empresarios, de que el móvil es un asunto de quienes tienen una tienda virtual o negocios digitales. Nada más lejos de la realidad. No hay más que ver el ejemplo de Starbucks, que permite pagar sus cafés con el móvil gracias al sistema desarrollado por Square.

Porque más allá de la innovación en el sistema pago, el pago por el móvil permite abrir una nueva vía de comunicación con el cliente.  Éste ya no pasará por su negocio y nunca más sabrá de él. Una vez registrado podrá seguir en contacto con él, para enviarle promociones, invitarle a volver a pasar por su establecimiento o incluso a comprar en su página web.

Los expertos en comercio electrónico aseguran que este será el principal motivo por el que esta tecnología le gane terreno a la que ofrecen los bancos.

De momento, hay dos grandes barreras de acceso. La resistencia a  las nuevas tecnologías de muchos empresarios y, sobre todo, el riesgo de seguridad que implica para vendedores y compradores las transacciones en móviles, siempre acechados por los hackers informáticos.

navidad

¿Cómo sobrevive una pyme a la Navidad?

No es ningún secreto que muchos negocios, ya sean grandes o pequeños, confían en que las ventas que se originan durante el periodo navideño les solucionen las cuentas de un año plagado de dificultades. Desde perfumes, pasando por textil a juguetes y tecnología, todos esperan con ansia la llegada de los Reyes Magos. Pero aunque estamos hablando del momento más importante del año para casi cualquier minorista, también es cierto que se trata del periodo de mayor exigencia para una empresa, debido al incremento espectacular del volumen de pedidos.

Ante esta situación, los grandes jugadores como Amazon o Toys “R” Us contratan ejércitos de trabajadores temporales para manejarse con agilidad en estas fechas tan señaladas para el comercio. Pero las pymes no pueden acometer semejantes dispendios y, en la mayoría de los casos, debe hacer frente al aluvión de trabajo extra con lo que tiene.

Para tratar de sobrevivir a la Navidad le proponemos unos sencillos consejos que ayudarán a su negocio a aumentar la eficiencia en los plazos de cumplimiento de pedidos y a la vez ahorrar dinero para que pueda afrontar muchas Navidades más.

– Prepararse y ensayar. Ni se le ocurra pensar que sin hacer nada diferente su gente será capaz de cumplir el triple de tareas en el mismo tiempo. ¿Solución? Mida todo. No se lo piense y salga con cronómetro en mano para saber lo que se tarda en llevar a cabo cualquier proceso. Quizá no le parezca importante, pero saber el tiempo que lleva embalar un cuadro es fundamental para ser más preciso, e identificar las tareas que no están funcionando a la perfección. Tenerlo todo contado también le será vital para conocer el número de refuerzos que necesita para afrontar la campaña de Navidad.

 

– Estudie si dispone del espacio suficiente. En las grandes multinacionales del comercio, el espacio y el manejo del stock es fundamental. En el caso de las pymes es lo mismo. Quizá su negocio tenga sitio suficiente para afrontar los pedidos habituales, que se desarrollan a lo largo del año. Pero estamos hablando de una avalancha, ojalá, y usted no puede permitirse el lujo de no saber dónde tiene ese producto que le están solicitando miles de clientes. Un buen consejo para evitar este tipo de problemas es que las referencias más solicitadas estén visibles para reducir así el tiempo de envío. Tampoco olvide velar por el bienestar de sus trabajadores, regule las alturas de las mesas de trabajo y haga todo lo posible para que el embalaje no entorpezca la labor cotidiana. Así ganará velocidad.

– Ayúdese de la tecnología. En la actualidad existen muchas soluciones, que son fundamentales a la hora de tener controlado el almacén.  Así que no lo dude y utilice el software que sea necesario para anotar los envíos, lo que ha salido, los que están a la espera, etc.

– Póngase de acuerdo con su proveedor. Quizá usted haya sido previsor y tenga la empresa y a sus trabajadores en perfectas condiciones para afrontar la campaña navideña. Pero, eso no valdrá de nada si a usted no le llegan los productos. Lo mismo ocurre si trabaja con firmas de paquetería y mensajería. Hable con ellos con antelación para preparar el terreno y evitar que existan cuellos de botella. Y es que en fechas tan señaladas no se puede llegar tarde. Y al que comete ese error, los Reyes Magos solo le suelen dejar carbón al año siguiente.

– Sea creativo. Usted es el que mejor conoce su negocio. Así que apueste y arriesgue e introduzca novedades, que sabe que funcionan, de cara a agilizar todos los procesos.
Si sigue estos sencillos pasos quizá estas Navidades serán provechosas y habrá allanado el camino para que el año que viene se repita el éxito.

export

9 preguntas para saber cuándo y cómo saltar al comercio exterior

Una de las decisiones más difíciles de tomar por un emprendedor es de decidir el momento para atravesar los Pirineos y comenzar a vender sus productos o servicios fuera de España. Muchas veces es difícil evitar escuchar los cantos de sirena de mercados como China o Brasil. Pero este hecho provoca que, en ocasiones, la aventura exterior comience mucho antes de que la empresa esté realmente preparada.

Para evitar saltos en falso, que pueden acarrear graves problemas económicos, es necesario que cada emprendedor se haga estas preguntas que a continuación le mostramos:

– ¿Tiene su negocio cimientos sólidos? Con casi total seguridad, una salida al extranjero implicará que el fundador de la empresa no esté presente en el día a día del negocio. ¿Puede su pyme permitirse el lujo de prescindir de usted? También le conviene disponer de una sólida logística, para evitar que la distribución pueda suponer un problema. Solo si la empresa cuenta con la solidez necesaria para poder prescindir del fundador y ha logrado que la distribución no sea un problema, estará preparada para romper fronteras.

– ¿Dispone de personal suficiente para dar el paso? La expansión le obligará a asignar recursos humanos a la misma. ¿Se puede permitir el lujo de mover un par de fichas de entre sus empleados para afrontar la salida de España? Los expertos aseguran que cualquier negocio con presencia en varios países debe tener en su lugar de origen a un responsable de ventas y otro de exportación, como mínimo. Téngalo en cuenta antes de afrontar la internacionalización del negocio.
– ¿Tendrá capacidad para adaptarse a la cultura local? En países como el lejano Japón o la cercana Francia, los consumidores esperan que los productos o servicios importados se adapten a la cultura local. Es decir que si usted quiere vender allí tendrá que personalizar su producto hasta el punto de tener que variar el packaging. ¿Se lo puede permitir?

– ¿Será capaz de soportar las implicaciones culturales de procesos como la venta? En China es habitual que en la primera reunión no presten especial interés a su producto. También es normal que el proceso de entrada en el país se alarga durante unos cuantos meses. Usted debe preguntarse si está preparado para soportar estos procesos de tiempo tan diferentes a los que está acostumbrado si solo ha hecho negocios en España. Para evitar estos inconvenientes lo mejor que puede hacer es contactar con otros emprendedores presentes en el territorio de destino para que le expliquen las características específicas de los procesos de implantación.

– ¿Sabe quién será su competencia? Puede, y solo puede, que su producto o servicio esté triunfando en España. Pero eso no quiere decir que sea exportable. Entre otras cosas, porque en el país de destino ya exista una seria competencia que desarrollo algo similar a lo que usted quiere vender. Por dicho motivo, antes de afrontar la salida de España debe estudiar a los rivales con los que se encontrará. Tras ese análisis, quizá comprenda que es mejor esperar a estar mejor preparados o cambiar el mercado objetivo de exportación.

– ¿Podré sostener económicamente una expansión internacional? Desde que se llega a un país hasta que se empieza a obtener beneficios de las ventas pasa un tiempo precioso, en ocasiones más de uno o dos años, en los que su negocio solo acumulará pérdidas. Por tanto, antes de saltar deberá preguntarse si sus beneficios nacionales pueden sostener la aventura exterior.

– ¿Necesito un socio local? En muchos países, y más en los mercados emergentes, como es el caso de China, es obligatorio contar con un socio local para desarrollar la actividad empresarial. Este proceso suele durar más de un año y requerirá de toda su paciencia y confianza en el socio elegido.

– ¿Física o virtual? Con las nuevas tecnologías, exportar no implica necesariamente una presencia física en el país en cuestión. Así que el emprendedor deberá decidir las ventajas e inconvenientes de optar por uno u otro sistema. Con la presencia física, se lograrán mejores resultados, pero el proceso soportará más problemas de implantación. Con una tienda online todo será más sencillo pero los resultados, a menos que nuestro negocio se llame Amazon, serán solo testimoniales.

– ¿Qué necesito para poder vender? La burocracia del mercado objetivo puede implicar muchos inconvenientes. ¿Ejemplos? En Estados Unidos vender dispositivos sanitarios requiere de licencias especiales, más difíciles de conseguir. Lo mismo ocurre con la tecnología y con diversos alimentos como el jamón. Por tanto, antes de expandirse es necesario analizar con detalle todos estos inconvenientes. Solo así se podrá tener alguna garantía de que la internacionalización no pondrá en peligro el negocio.

amazon-españa-pymes

Aprovéchate de la llegada de Amazon a España

amazon-españa-pymesHace menos de un mes, el gigante del comercio electrónico desembarco en España  con toda su artillería, a través de www.amazon.es. Como es normal, su llegada ha supuesto una revolución en el sector, y ya se han escuchado voces de diversas editoriales que aseguran que la página estadounidense está forzando acuerdos con precios irrisorios para los intereses de los grandes editores nacionales. Pero como en casi todos los cambios, siempre puede haber gente que se beneficie de las peleas de los mayores. Y en el caso de Amazon, los beneficiarios de su aterrizaje son pymes y autónomos.

Y es que la llegada de la tienda de comercio electrónico no implica solo la posibilidad de comprar en la misma sin sufrir los trastornos de envío y aduanas que había cuándo las compras provenían del otro lado del Atlántico, sino que también se presenta en nuestro país un servicio que la página utiliza en otros territorios donde está presente:  Amazon Marketplace.

¿Qué es el servicio Marketplace?

Se trata de una ventana a las empresas o particulares que quieran vender su inventario de productos usados a través de Amazon. ¿Ventajas? Sin duda un gran escaparate con millones de visitas diarias que pueden dar el impulso definitivo a las ventas de un  comercio o de un autónomo. Además, la confianza que en el consumidor final despierta una marca tan reconocible, que provocará que el comprador pierda el miedo a adquirir un producto en un pequeño negocio online. Y por si quedara alguna duda, es la propia Amazon la que garantiza que comprar productos usados a los vendedores de Amazon Marketplace será tan fácil, cómodo y seguro como hacerlo directamente a través del site americano.

De momento, cuando se lance Marketplace en España, sólo se podrán vender libros usados. Pero lo lógico es que en un futuro se pueda utilizar Amazon para promocionar cualquier catálogo que esté relacionado con las múltiples opciones que vende la propia página de comercio electrónico (discos, libros, tecnología, regalos, películas,…).

¿Cómo funciona?

Como se decía en el párrafo anterior, el servicio de Marketplace no está disponible en España, pero Amazon espera poder inaugurarlo antes de que acaba al año, al estilo del que tienen en otros países donde están presentes,  como Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Italia, etc. Cuando llegue ese momento, y si todo funciona igual que en otros territorios, se comenzará a vender siguiendo un método bastante sencillo. La propia web proporciona una herramienta desde la cual se pueden subir los productos, además de otras con las que se puede gestionar el catálogo. Una vez que los productos estén colgados, cualquier cliente puede adquirirlos utilizando las pasarelas de pago y la tecnología de la propia Amazon.

Tras hacerse efectiva la compra, el vendedor recibirá un correo en el que se le ofrecerán dos opciones: mandar los productos a Amazon para que sean ellos los que se encarguen de la logística, o dejarlo todo en manos del propio vendedor. Obviamente, la primera opción acarrea un coste extra.

¿Cuánto cuesta?

Existen dos opciones claramente diferenciadas, la del vendedor individual y la del vendedor profesional. El individual no paga una tarifa fija mensual por utilizar el servicio, sino que abonará 1,44 euros por cada venta, teniendo un límite mensual de 40 transacciones. En cambio, el profesional pagará 44,85 euros al mes pero podrá utilizar sin límites el servicio Marketplace.

¿Más ventajas?

De apuntarse a esta curiosa forma de vender y promocionar nuestro producto es importante saber que podrá hacer transacciones en todos los países de Europa donde Amazon está presente. Todavía habrá que esperar, pero estamos sin duda ante una herramienta que bien puede ser aprovechada por el pequeño comercio.