Entradas

Dibujo-coger-dinero

Nuevas medidas para que pymes y autónomos cobren las facturas de las administraciones

A las pymes que trabajan con la administración pública el anuncio del Gobierno, de habilitar una línea de ayudas para pagar a sus proveedores, supuso un rayo de luz en su oscuro panorama financiero. Sólo los ayuntamientos deben la nada despreciable cifra de 30.000 millones de euros. Pero, como más de uno habrá advertido ya, el camino para recuperar lo debido no va a ser tan fácil como se había pensado.
Tanto empresarios como autónomos se quedaron con la miel en los labios con lo anunciado el pasado viernes en el Consejo de Ministros. Lo que iba a ser una solución rápida que podría permitir saldar las deudas en semanas, se ha transformado, en meses para aquellos que tengan deudas contraídas con los Ayuntamientos; que, como mínimo, tendrán que esperar hasta mayo. La espera será mayor para los que tengan deudas pendientes con las comunidades autónomas. Según la vicepresidenta de Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, será el próximo Consejo de Política Fiscal, que todavía no ha convocado el Ministerio de Hacienda, el encargado de establecer pasos y procedimiento para esos trámites.

Controlar los plazos

Ahora los empresarios deben seguir muy de cerca los plazos marcados por la administración. Antes del 15 de marzo los ayuntamientos deben comunicar al fisco, telemáticamente y con firma electrónica, el listado detallado de las facturas que adeudaban hasta el 31 de diciembre de 2011. Desde ese momento, se abre un plazo de 15 días para que empresas y autónomos confirmen que están incluidos en la lista o, de no ser así, reclamarlo. El ayuntamiento está obligado a emitir un certificado individual siempre que la empresa justifique su demanda aportando la documentación necesaria.
Otra de las tareas que se ha pedido a los ayuntamientos es que presenten un plan de ajuste detallado en el que expliquen cómo hacer frente a esas deudas. Hacienda tendrá un mes para dar el visto bueno a ese documento. Por lo que no será hasta el mes de mayo cuando los bancos, que actuarán de intermediarios, tendrán vía libre para facilitar los pagos.
Pero esperar unos meses más no es el único esfuerzo que se les pide a los proveedores públicos, además el Gobierno ha habilitado un sistema que dará prioridad en el cobro a quienes hacen un descuento de las deudas. Esa quita se aplicará al principal de la deuda, y a todos los intereses de demora. ¿Puede su negocio darse el lujo de seguir esperando? O prefiere cobrar algo menos cuanto antes. Sin duda es cuestión de hacer bien las cuentas y sobre todo recordar que la decisión es voluntaria. Es decir, si financieramente puede permitirse el lujo de esperar, nadie le obligará a aceptar la quita. Quizá tarde algo más en cobrar, pero al menos ya se puede gritar aquello de: ‘Tierra a la vista’.

Foresa Blog

Del monte a los servicios energéticos, el ejemplo de la diversificación de Foresa

Es muy cierto que muchas pymes se han visto obligadas a cerrar por culpa de la crisis. También es verdad que, en muchos casos, la falta de crédito ahoga a las empresas, especialmente a las pequeñas. Pero lo que es totalmente falso es que sea imposible encontrar soluciones para seguir adelante ante situaciones adversas. De hecho, hay muchas empresas que demuestran lo contrario. Una de esas compañías es Foresa, una pyme española cuya actividad principal es la extinción de incendios y la recuperación y conservación de espacios naturales. Conozcamos su historia.

La empresa nació en Ourense en 1985 centrando su actividad en Galicia. Pero con los años amplían sus trabajos a toda España, diversificando además sus servicios. “Al principio nuestra actividad principal era la reforestación, la limpieza del monte y trabajos de prevención y extinción de incendios. Pero a lo largo de los años se ha ampliado a otras actividades de servicio público, como sendas, señalización, mantenimiento de espacios naturales, parques de aventura, actuaciones en playas, restauración dunar, paseos de madera en las costas, etc.”, explica Ignacio Macicior, gerente de Foresa.

Esta diversificación convirtió a Foresa en una de las empresas más importantes del sector forestal. Pero no la salvó del gran problema, que supone que casi la totalidad de tu negocio dependa de los presupuestos del Estado. “La llegada de la crisis ha afectado a la inversión pública, que se ha reducido en una quinta parte. Para paliar algo los efectos en el campo de la reforestación, hemos abierto nuestro abanico de actividades hacia clientes privados en el medio rural. Pero esto supone un volumen muy pequeño de facturación”, añade Macicior.

Aprovechar los productos del monte

Lejos de venirse abajo, Foresa ha tirado de materia gris para hacer frente a la adversidad, encontrando la solución en el aprovechamiento de los productos del monte para producir energía. “Se deberían utilizar los productos del bosque y del campo para producir energía tal y como hacían nuestros abuelos. Si se sustituyeran los combustibles fósiles, se reducirían las emisiones de CO2, que en el último año costaron a España 1.200 millones de euros. Las posibilidades de desarrollo en este campo son inmensas y pueden ser además más económicas para el usuario. El ejemplo está en las redes de climatización de los países nórdicos”, asegura el gerente de Foresa.

Mientras llega el cambio de mentalidad y España apuesta definitivamente por las energías renovables, Foresa seguirá ampliando el negocio para hacer frente a la crisis. “Desde 2005 trabajamos también en la movilización de biomasa forestal, la eliminación de la cubierta arbórea en obras de infraestructura como el AVE o autovías. Pero el futuro pasa por la energía”, explica Macicior.

En la empresa están tan convencidos de su apuesta energética que esperan convertirla en un futuro próximo en la pata principal de su negocio. “Ese es nuestro objetivo. De hecho, nosotros apostamos por el ciclo completo de biomasa, ofreciendo un suministro de calor en contador al cliente final haciéndonos cargo de la instalación, financiación, suministro de combustible y mantenimiento correctivo y preventivo de los equipos. De esta forma el cliente tiene una relación clara con la empresa, que le factura sólo lo que consume según el contador. Este planteamiento supone un cambio radical sobre el modelo energético tradicional que consiste en que cada usuario tiene una caldera, lo que permite a las empresas suministradoras mantener a un cliente cautivo con altos costes de conexión y elevado precio de combustible”, asegura Macicior. El tiempo dirá si estos revolucionarios de la energía consiguen implantar su modelo renovable. De momento, la transformación de esta empresa ya merece ser tenida en cuenta por aquellas empresas que no acaban de ver la luz al final del túnel de la crisis.

investigacion de mercados

Dónde acudir para conquistar nuevos mercados

 

Conocer otros mercados lleva tiempo, mucho esfuerzo, es costoso y hay que estar dispuesto a no desanimarse a las primeras de cambio. Por eso, la empresa que esté decidida a dar el salto debe saber a qué instituciones puede recurrir a solicitar ayudas tanto a la exportación como a la internacionalización.

1. La Administración.

Promover la internacionalización de las empresas españolas es el fin del Instituto de Comercio Exterior (www.icex.es), adscrito a la secretaría de Estado de Comercio Exterior (www.comercio.mityc.es) del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (www.mityc.es). Y desde el primer minuto hasta el último, ya que cuenta con una serie de servicios que apoyan este caminar en todas y cada una de sus fases. Desde la iniciación, a través del programa Aprendiendo a Exportar o el Plan de Iniciación a la Promoción Exterior (PIPE), pasando por la ampliación de mercados a través de diversos instrumentos de promoción comercial; por la implantación, gracias a foros de inversiones y cooperación empresarial, encuentros empresariales o prospección de inversiones en el exterior; por la información, con una información actualizada y exhaustiva de los mercados exteriores; y por el asesoramiento (con el Centro de Asesoramiento Unificado en Comercio Exterior, CAUCE) y la formación (becas, seminarios, aula virtual…).

Por su parte, el Instituto de Crédito Oficial, más conocido como ICO (www.ico.es), apoya proyectos de inversión de empresas españolas para que sean más competitivas no sólo en España, también de puertas afuera. Esta entidad pública, adscrita al Ministerio de Economía y Hacienda (www.meh.es), a través de la Secretaría de Estado de Economía, dispone de programas de financiación directa con el objetivo de respaldar las inversiones de empresas españolas en el exterior. Los préstamos pueden ser bilaterales, sindicados, cofinanciados con instituciones multilaterales y/o con instituciones financieras locales.

2. Otros órganos dependientes

Tanto el Icex, como el ICO, junto a Enisa (www.enisa.es), que es la Empresa Nacional de Innovación, el BBVA (www.bbva.es), el Banco Santander (www.bancosantander.es) y el Banco de Sabadell (www.bancsabadell.com) forman parte del capital social de Comides (www.cofides.es). La Compañía Española de Financiación al Desarrollo facilita financiación, a medio y largo plazo, a proyectos privados viables de inversión en el exterior. Para ello, utiliza sus propios recursos para financiar proyectos de inversión en países emergentes o en desarrollo y, por otro, gestiona por cuenta del Estado los fondos FIEX y FONPYME.

Pero si hablamos de financiación y apoyo a los proyectos de I+D+i de empresas españolas tanto en el ámbito estatal como internacional, es organismo público encargado de ello es el Centro para el Desarrollo Tecnológico industrial, conocido como CDTI (www.cdti.es). Dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación (www.micinn.es), entre otras funciones tiene la de gestionar y promocionar la participación española en programas internacionales de cooperación tecnológica. Y presta apoyo a las empresas para explotar internacionalmente tecnologías desarrolladas por ellas.

3. Las Cámaras y Cesce

Las Cámaras de Comercio (www.camaras.org), después de la Administración, son las instituciones que más recursos dedican a fomentar la internacionalización de las empresas, además de ofrecer apoyo logístico en las acciones exportadoras. Disponen de un Plan Cameral de Exportaciones (www.plancameral.org), que recoge todas las acciones para promover dicho salto al exterior, y en el mismo participan anualmente alrededor de 14.000 empresas.

Y con el fin de cubrir los riesgos comerciales y políticos de una operación de comercio exterior, la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (www.cesce.es) realiza dos tipos de coberturas: por cuenta propia, asegurando la insolvencia y morosidad prolongada de los deudores privados, nacionales o extranjeros, y sus garantes; y por cuenta del Estado, asegurando los riesgos de falta de transferencia de divisas, de impago de compradores públicos, catastróficos y de guera… Cesce está participada por el Estado, los principales bancos del país y diversas compañías de seguros generales.E

internacionalizacion

Arranca el Fondo para la Internacionalización de la Empresa

 

Que las empresas españolas cuenten con los instrumentos oportunos para que puedan competir en condiciones de igualdad con las del resto de países de la OCDE. Este es el fin del Fondo para la Internacionalización de la Empresa (FIEM) aprobado por el Gobierno y que sustituye al Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD). Entre sus funciones están la de ampliar tanto los modos de financiación como los tipos de proyectos beneficiados, incluyendo entre ellos el apoyo en licitaciones internacionales.

1. Objetivo: internacionalización

Si el antiguo FAD se centraba en el binomio cooperación-internacionalización, el FIEM
tiene como objetivo exclusivo la promoción de la internacionalización de la empresa
española. De esta manera se busca mejorar tanto la eficiencia como la eficacia en la
asignación de los recursos públicos, dotando a las empresas de los instrumentos de apoyo
oficial necesarios para competir de tú a tú con el resto de los países de la OCDE.
Además, el nuevo instrumento mantiene el apoyo en términos concesionales y no
reembolsables, e incluye la posibilidad de financiación directa en términos comerciales de
forma complementaria a la financiación del mercado.

2. Posibilidad de financiar

Otra de las novedades del FIEM es que amplía su ámbito de aplicación, permitiendo la
posibilidad de financiar proyectos de inversión. También incrementa las modalidades de financiación con la incorporación de la posibilidad de dar préstamos frente a los antiguos créditos FAD Internacionalización, permitiendo de esta manera adaptar el tipo de financiación a las características del proyecto.
El apoyo financiero se ofrecerá preferentemente a proyectos adjudicados por licitación pública o internacional, superando de esta manera algunos problemas del extinto FAD Internacionalización, que no optaba de forma preferente por este tipo de licitación.

3. Terceros países

El FIEM amplía el espectro de beneficiarios ya que incorpora como posibles beneficiarios de financiación a otros Estados, Administraciones Públicas regionales, provinciales y locales extranjeras, agrupaciones, consorcios de empresas públicas y privadas extranjeras tanto de países desarrollados como de países en vías de desarrollo. Asimismo podrán ser beneficiarios aquellos organismos internacionales a los que España aporte contribuciones, siempre y cuando tengan un claro interés comercial para la internacionalización española.
Los beneficiarios de financiación reembolsable con cargo al FIEM deberán garantizar las operaciones crediticias aportando una garantía soberana o de un organismo internacional.
Podrán admitirse, también, las garantías de las Administraciones públicas regionales, provinciales y locales extranjeras, instituciones públicas extranjeras o de empresas públicas o privadas extranjeras que sean de adecuada solvencia y, eso sí, bajo determinadas
condiciones.

Alejandro Cañada