SEM: La herramienta perfecta para llegar al público que se quiere encontrar

Aunque evidentemente cada vez es más utilizado, el marketing en internet sigue siendo un gran desconocido en muchas empresas. No solo en los nuevos negocios. También se ignoran gran parte de sus posibilidades en grandes empresas tradicionales, incluso en multinacionales. Las mayores dudas vienen con las innumerables siglas y anglicismos que se usan, a menudo sin sentido, y de los que se suele desconocer el significado.

Un caso muy habitual es confundir SEO y SEM, que son dos soluciones de promoción que no tienen nada que ver. La primera es mucho más conocida y se refiere a las estrategias de posicionamiento orgánico en buscadores. Es decir, a cómo hay que actuar o escribir para que el algoritmo de Google nos detecte y nos sitúe más arriba en los resultados del buscador.

El SEM, por contra, es totalmente diferente al tratarse de la estrategia de gestión de enlaces patrocinados, es decir, pagados, que aparecen en los resultados que se ofrecen en Google. No obstante, el SEM cada vez adquiere más peso en las redes sociales más conocidas, como Facebook, LinkedIn o Twitter.

Ni qué decir tiene que el Search Engine Marketing (SEM) es una de las mejores soluciones que existen para todo tipo de negocios que quieran utilizar los canales digitales como herramienta de promoción y de conocimiento de marca. Primero porque parte de la utilización de plataformas que usan cientos de millones de personas, como Google, Instagram, YouTube o Facebook.

Aunque lo más importante para los nuevos negocios es que es un método idóneo para que una campaña de marketing alcance a las personas que interesan para el negocio, ya que se trata de anuncios segmentados que solo aparecen en los resultados de los usuarios de internet que buscan algún producto o servicio que la empresa ofrece.

Esta característica estratégica del SEM dará una importante ventaja en el corto plazo a la firma, al permitirla llegar a su target, lo que permitirá, además, conocer el retorno de la inversión, ya que, y a diferencia del SEO, estamos ante una solución de publicidad que se paga. Con todo, lo más lógico es que sea un gasto positivo ya que, además de lo dicho, es una herramienta flexible que se puede adaptar a las necesidades de la empresa. El hecho de que los resultados se reciben al momento, y que se puedan conocer por horas, días o dispositivos, permite medir la validez de la campaña casi al instante y reenfocarla en caso de que no alcance los objetivos previstos.

 

No obstante, las ventajas que para una aventura empresarial tiene el SEM se pueden dividir en cuatro claros apartados.

 

Instantáneo

Aunque se quiera vender y decir lo contrario, la gran mayoría de las campañas de publicidad que llegan a los hogares a través del buzón es como si el anunciante quisiera matar moscas a cañonazos. Dispara a todo y con un poco de suerte algunas balas alcanzarán a sus clientes tipo. Esto es claramente ineficiente. Máxime en el momento actual donde las empresas deben acelerar la toma de decisiones como ocurre en los negocios por internet. Para todos ellos, el SEM, debido a su capacidad de medir la efectividad en cortos lapsos de tiempo, es mucho más apropiado, ya que permite optimizar el presupuesto de marketing. Además, las opciones de que la campaña sea exitosa son elevadas al dirigirse en exclusiva a todos aquellos interesados en lo que la empresa ofrece. Resulta evidente que un anuncio de un negocio que se dedica, por ejemplo, a la fabricación de zapatos en España, será más interesante para un internauta que busca zapatos y España que para todos los residentes en un determinado barrio cubierto por una acción de buzoneo.

 

Abre la puerta a la publicidad especializada

Al llegar solo al público interesado y tener datos del mismo sobre su ubicación se consigue una información muy útil para cualquier negocio, ya que estos resultados permiten que en el futuro se pueda realizar una publicidad más centrada y especializada en cada cliente, que tendrá mayores posibilidades de funcionar.

Como se ha dicho el SEM proporciona mucha información de las pautas que siguen los usuarios cuando aterrizan en la empresa por medio de su representación en la red. Eso posibilita diferenciar entre tipos de público, según su receptividad, y descubrir cuál es la fórmula de mensaje que funciona mejor según los intereses de la empresa. También ayuda a conocer cuál es el mejor momento horario para lanzar una campaña, etc. Todo ello es fundamental para definir y adaptar una campaña, lo que incrementará exponencialmente sus opciones de éxito.

SEM

Permite recurrir al remarketing

Cualquiera que haya navegado por internet le habrá llamado la atención que la misma publicidad parece perseguirle. Pero no es que lo parezca, es que es real. Basta con buscar en Google un libro para que la publicidad SEM de Amazon nos persiga durante horas y días. Esta práctica es conocida como remarketing y sus tasas de impacto son altas ya que se dirigen exclusivamente a verdaderos interesados en nuestras propuestas, lo que allana el camino para transformarlos en clientes reales.

El SEM, por tanto, es una herramienta que debe estar presente en toda estrategia de gestión comercial y de marketing de los nuevos negocios, ya que no requiere una inversión millonaria (desde luego es mucho más barato que una cuña en radio o una página en una revista o en un diario) y tiene mayores posibilidades de funcionar.

 

Si quieres seguir leyendo noticias relacionadas, haz clic aquí.

Last modified: 06/06/2019