El sector agroalimentario aumentó sus exportaciones un 6,6% en 2017

Internacionalización, Noticias

La entidad bancaria Cajamar ha publicado el estudio ‘Observatorio sobre el sector agroalimentario español en el contexto europeo’, según el cual las ventas al exterior superaron los 49.000 millones de euros el pasado ejercicio

 

En los últimos días ha sido presentado el informe Observatorio sobre el sector agroalimentario español en el contexto europeo, coordinado por Joaquín Maudos, catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Valencia, y publicado por Cajamar. Y ha traído buenas noticias económicas para el campo analizado: en 2017 creció por tercer año consecutivo. La tasa de crecimiento de su valor añadido fue del 3,5%, hasta alcanzar un importe de 62.000 millones de euros.

El sector agroalimentario en España

Según el estudio, España ha superado a muchos de sus homólogos europeos en este campo. Nuestro país aportó en 2016 (último año disponible para la comparativa europea) el 12% del valor añadido del sector en la UE-28. En concreto, es la cuarta economía que más valor aporta al agroalimentario, sólo por detrás de Francia, Alemania e Italia.

Entre las variables que miden ese valor están las exportaciones, que en 2017 alcanzaron una cifra récord de 49.065 millones de euros, un 6,6% más que en el ejercicio anterior. Este aumento supera al de la media de la UE-28 (5,9%) y a economías como la de Alemania (5%) y Países Bajos (5,8%), que normalmente están a la cabeza en este apartado.

El 73,2% de las exportaciones agroalimentarias españolas va a parar a la UE-28. Más de la mitad son adquiridas por Francia, Alemania, Italia, Portugal y Reino Unido. Por otra parte, los principales mercados extracomunitarios, son el norteamericano (3,9%) y el asiático (4,2%).

Otra de las características que han realzado el valor del sector es el superávit alcanzado en la balanza comercial: España es el segundo país de la UE con el superávit comercial agroalimentario más elevado, con un saldo de 12.342 millones de euros. Un 3,2% más respecto a 2016 y casi tres veces superior al de la UE-28, que no ha llegado a los 5.000 millones de euros.

El informe indica que del total de empresas exportadoras españolas, el 11,8% se dedican a actividades agroalimentarias. Algo más de 19.000 compañías que venden sus productos fuera de nuestras fronteras, y que casi duplican en número a las registradas en el año 2000.

 

sector_agroalimentario_cesce_pymes

Variables positivas del sector agroalimentario

El sector también ha recogido interesantes cifras en el campo del empleo: desde los años de la crisis hasta la actualidad ha creado puestos de trabajo, especialmente en el ámbito de la industria de la alimentación, bebidas y tabaco. En 2016 ocupaba a 1,2 millones de personas, lo que supone un porcentaje algo menor a la media de la UE-28 (6,3% frente a 6,6%). Aunque en nuestro país se han generado empleos mientras que en la Unión se han destruido (un +3,7% frente a un -2,5%).

En nuestro país, el 63,2% de las personas ocupadas en este sector se dedican a la agricultura, la ganadería y la pesca, algo menos que la tasa de la UE (67,7%). Aunque mayoritarios, estos bloques han ido perdiendo fuerza en los últimos años a favor de la industria alimentaria, que está ganando también en peso económico.

Por otra parte, en la cesta de la compra de los españoles tienen un mayor peso los alimentos y bebidas. Éstos representan el 19,6% del consumo, frente al 17,5% de la UE-28. En este predominio ha influido el hecho de que España sea uno de los países de la Unión que ha registrado una inflación más baja en alimentos y bebidas no alcohólicas, con una tasa del 1,7%, casi un punto porcentual por debajo de la media europea.

Peores cifras se registran en el ámbito de la inversión en I+D. En 2015 (último dato disponible), las empresas españolas gastaron 241 millones de euros, una cifra importante pero que está cayendo. Los datos de la Unión muestran crecimientos acumulados año tras año mientras que el esfuerzo innovador de España ha caído un 16,6% entre 2000 y 2015. Un aspecto que debería mejorar para reforzar el futuro a medio y largo plazo del sector.

Last modified: 25/10/2018