Samira Briguech

Samira Brigüech, una emprendedora sin miedo a nada

Se dice que a los españoles nos falta cultura emprendedora. Que el miedo nos atenaza a la hora de poner en marcha un negocio. En muchos casos, estas afirmaciones son una verdad como un templo. Por fortuna, existen bastantes ejemplos de lo contrario. De gente que llegó de provincias a Madrid sin nada pero que estaban dispuestas a aprender y a triunfar en la vida. Una de esas personas es la que protagoniza este post. Se llama Samira Brigüech y en la actualidad es la responsable de la agencia de marketing y relaciones públicas Samira&Sineb, que ha realizado importantes trabajos para clientes de la talla de IBM, Orange, Sanitas, Microsoft o SAP. Por si fuera poco, fue elegida para representar a los emprendedores españoles en un programa creado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para estrechar relaciones entre empresarios americanos, gobiernos y representantes de la sociedad civil.

Comienzos difíciles

Pero eso es el presente de esta mujer emprendedora, su pasado es menos glamuroso. Proveniente de una familia humilde, Samira abandonó su Melilla natal a finales de la década de los 80 para aterrizar en Madrid sin dinero, sin estudios y sin amigos. Con este panorama, a esta empresaria no le quedó más remedio que trabajar de enfermera, camarera o recepcionista, mientras estudiaba todo lo que podía en sus ratos libres para adquirir algo de formación empresarial. Al poco tiempo entró a trabajar en el área de marketing en Harte Hanks, una multinacional americana de investigación de mercado. Allí aprendió lo que necesitaba, ahorró 9.000 euros y se lanzó a crear su empresa, que fundó en 1995. “Lo más difícil de los comienzos fue la gestión de las finanzas y de las personas por falta de experiencia”, reconoce Samira Brigüech, que tuvo que aprender a marchas forzadas lo que era el balance de una compañía, además del managment necesario para llevar una compañía. “El otro gran problema que tuve fue la falta de dinero, ya que no disponía de efectivo para aguantar demasiado tiempo sin facturar nada. Por fortuna, IBM me encargó un trabajo y eso se solventó”, reconoce Brigüech.

A partir de ahí, los clientes fueron aumentado y en la actualidad, Samira&Sineb dispone de 39 empleados y realiza múltiples actividades de marketing. Algunas de las más curiosas son sus eventos con encanto para empresas como Microsoft o SAP, donde reúnen a cientos de personas. “Pero también notamos la crisis. Los clientes tienen menos fondos y reducen sus presupuestos por lo que tenemos que ajustar los precios y es muy difícil obtener beneficios”, asegura Brigüech. ¿Próximo reto? “Mantener todos los empleos y generar beneficios en 2012”, añade.

Mucho más que una empresaria

Mientras se enfrasca en su labor de seguir empujando para salir de la crisis económica, Samira todavía tiene tiempo para explicar por qué los españoles no emprenden negocios. “Creo que los españoles tenemos miedo al fracaso. Nos preocupamos por el qué dirán, porque en España el empresario no tiene tan buena reputación como debería. Yo creo que se deberían empujar más iniciativas y reconocer el talento de los emprendedores que sí han triunfado en los negocios”, añade esta mujer emprendedora acostumbrada a dormir pocas horas.

Y es que su labor en Samira&Sineb no es lo único que la quita el sueño. Desde hace unos años, Samira Brigüech convenció a otros empresarios, a jueces, y a médicos para crear la Fundación Adelias, una ONG que ayuda a los niños más desfavorecidos en los ámbitos de la educación y la salud. Una iniciativa que, a pesar de la crisis, cada vez se hace más grande.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *