rusia

Rusia, una oportunidad para las exportaciones agroalimentarias españolas

Como a todos, al sector agroalimentario español le afecta intensamente la crisis económica y, además, no siempre tiene demasiadas oportunidades para compensar su negocio en el exterior por su capacidad limitada de ofrecer a los consumidores productos nuevos. Sin embargo, estas oportunidades existen y hay que buscarlas, una de las mayores está en la penetración en los mercados del otro extremo de Europa, y en particular en el ruso.

Debido a sus inmensos recursos en materias primas, Rusia ha sufrido la crisis a menor escala que los países de la Unión Europea y su mercado de artículos de consumo se desarrolla con una velocidad sin precedentes. Sobre este tema, el profesor Oleg Vladimirovich Stulov acaba de estar en España impartiendo una conferencia organizada por la Universidad Internacional de La Rioja (Unir).

Hemos aprovechado para conversar con él y preguntarle porqué Rusia puede ser una buena solución para el sector agroalimentario español. Y de eso, Stulov sabe un rato gracias a sus conocimientos y su amplia experiencia internacional. Ha ejercido como consultor para el Ministerio de la Marina Mercante y el Consejo de Ministros de la URSS; ha trabajado como docente en la Universidad de La Habana, en la Universidad Zhongshang (R. P. China), en la Universidad Católica de Branbante (Holanda) y en el Monterrey Institute of International Studies (EEUU). En la actualidad, es profesor de la Cátedra de Economía Mundial de la Facultad de Economía y Administración Empresarial de la Universidad de Lomonosov de Moscú.

Stulov nos ha explicado que el mercado ruso es creciente, sobre todo en las regiones remotas que están acercándose al nivel de consumo europeo. Y que la mitad de los comestibles consumidos en ese país procede de la importación en gran medida, incluso en algunos sectores como el de carne bovina ésta supone el 80% del total. “Hay que tener en cuenta que, debido al clima, en Rusia no crecen muchas verduras, sobre todo subtropicales, que puede ofrecer España”. Además, en estos momentos, “el 60% de la población rusa consume dos veces menos frutas y verduras que el nivel recomendado”.

Ahora, en la mayoría de los principales sectores predominan las empresas francesas (30% del mercado de vinos), italianas (10% del mismo mercado) latinoamericanas (el 40% de la carne porcina está controlado por empresas de Brasil) y los nuevos miembros de la Unión Europea. Mientras que los españoles abastecemos menos del 10% del mercado de vinos y todavía tenemos una menor participación en el de verduras congeladas.

Pero, según este experto, el mercado ruso tiene más espacio para nuestro país y podría acoger más productos agroalimentarios sofisticados, algo cuya demanda está creciendo de forma muy dinámica en Rusia. Además, el hecho de que la producción latinoamericana contenga muchas sustancias transgénicas y que la española satisfaga los requisitos ecológicos de la Unión Europea puede abrir todavía más la puerta de las empresas españolas al mercado de consumo de  la clase media rusa, cada vez más preocupada por su salud.

Stulov recomienda a las compañías de España que quieran entrar en este mercado dirigirse a nuevas regiones como las ciudades petroleras de Siberia que carecen frutas y verduras. Además, recuerda que la firma de algunos protocolos ha hecho que el país disminuya las tarifas proteccionistas en el mercado de productos agroalimentarios del 13% al 10% (¡en el sector de la carne porcina a cero!). Y que el programa agrícola aprobado por el Gobierno de la Federación Rusa presta mucha atención al desarrollo de la producción agraria, aunque las empresas rusas carecen de tecnología moderna. También apunta que en el sur de Rusia existen regiones con condiciones climáticas semejantes a las españolas donde nuestros empresarios pueden invertir. En este caso, recomienda crear empresas mixtas con las firmas locales, ya que ellas son las que mejor conocen las condiciones de aquel país.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *