¿Qué les falta a las tiendas online de las pymes españolas?

Que las pymes están cada vez más presentes en la Red, y que muchas de ellas poseen una tienda online de donde obtienen ingresos es un hecho contrastado. Pero lo que se desconoce todavía son las oportunidades que se pierden por no potenciar esos negocios en Internet. El informe de la empresa Sage Group llamado I Benchmark Sage Play sobre pymes online en España hace especial hincapié en los fallos que cometen las empresas españolas en este campo. De hecho, el objetivo del estudio es descubrir qué factores conducen a los negocios online a alcanzar el éxito, cubriendo aspectos que van desde cómo atraen a los usuarios a las páginas Web, hasta cómo los retienen y previenen los fraudes.

El estudio ofrece interesantes conclusiones. Una de las más útiles habla de que aunque en España el comercio electrónico sigue creciendo a un ritmo anual de casi el 20%, las empresas españolas  desaprovechan muchas ventas por desconocer en qué punto y por qué razones un posible cliente abandona la plataforma online sin pasar por caja. Así, resulta sorprendente que el 52% de las pymes con tienda en Internet desconoce las causas por las que se abandonan sus procesos de compra, y que el 54% ignore en qué momento se produce dicho abandono.

Las pymes se olvidan del smartphone

Otro aspecto que las pymes españolas tienen descuidado es el comercio a través del móvil. Algo que no deja de sorprender en el país europeo líder en la adopción y uso de smartphones. Pues bien, a pesar de que el uso de los dispositivos móviles en España crece sin parar, el 60% de los pequeños negocios online no ha optimizado sus páginas web para este aparato, ni disponen de ninguna aplicación (App) específica. Esta importante lacra afecta directamente a los ingresos. Y es que carecer de plataforma móvil, o de Mcommerce, provoca que estas compañías estén renunciando a un porcentaje de los ingresos que oscila en un horquilla que va de entre el 10% al 40%.

El informe tampoco deja en buen lugar la utilización de herramientas para la prevención del fraude con las que proteger a sus clientes y a sus propios negocios. Así, el 45% de las pymes online españolas afirma no utilizar ninguna aplicación de seguridad en sus páginas de comercio electrónico. El motivo principal de esta carencia es que el 82% de las mismas afirma no haber registrado pérdida alguna por fraude a lo largo de 2012.

Escasa internacionalización

Otro de los principales escollos por resolver para las pymes españolas es el aprovechamiento de las ventajas que ofrece el comercio electrónico a la hora de vender productos y servicios más allá de nuestras fronteras. De hecho, sólo la mitad de los negocios afirma tener infraestructura para comercializar sus productos más allá de los Pirineos. En cuanto a los que sí se atreven a salir al extranjero, el 46% vende a Europa, y solo un 13% se atreve a realizar negocios a través de Internet con América Latina. Por si esto no fuera suficiente, Estados Unidos, Asia y África apenas registran comercio desde España, con porcentajes del 11%, 3% y 1%,  respectivamente.

Las conclusiones ofrecidas por el informe no dejan lugar a dudas. Al comercio electrónico español todavía le falta mucho por aprender, para codearse con los líderes del sector, los anglosajones. A pesar de estas distancias, está claro que cada día más emprendedores nacionales están comprobando las ventajas de tener una plataforma de comercio electrónico. Eso sí, en muchos casos conviene cuidarla un poco más.

Last modified: 05/02/2013