El papel de las pymes en las nuevas tendencias de la educación

pizarra con frase educación

La educación

La educación es uno de los elementos más relevantes con los que cuenta cualquier sociedad para adaptar e integrar los cambios. En la nueva realidad que está imponiendo la disrupción tecnológica, se vivirán cambios muy importantes en los próximos años, que, principalmente, irán orientados a que cada estudiante pueda individualizar cada aspecto de su formación, permitiendo generar plataformas educativas que abran desconocidas ramas del conocimiento, como asegura el Decano de la University of Washington, Mike Eisenberg. En este ecosistema, todos estaremos permanentemente conectados a la Red, mejorando y actualizando nuestras habilidades, sin que nadie, salvo nosotros mismos, supervise nuestro aprendizaje.

El futuro de la enseñanza parece encaminarse a lograr que los estudiantes se formen a través de plataformas digitales sin limitación geográfica, que contarán con robots y programas inteligentes capaces de aprender y de acelerar los descubrimientos. En este paradigma, la inteligencia artificial logrará avances espectaculares a través de las insólitas capacidades de cómputo y el acceso ilimitado a información masiva, utilizando herramientas de aprendizaje que sustituirán a los métodos tradicionales, como los simuladores, los juegos en Red colaborativos, chats permanentes de discusión o el acceso total a bases de datos universales, entre otros.

Todo ello caminará en paralelo a otros cambios que ya está viviendo el mundo desde hace algunos años, y que obliga más que nunca a las organizaciones de hoy en día a adaptarse a un contexto que nada tiene que ver con el de hace tan sólo una década. La llegada de nuevas tecnologías bajo ciclos de vida cada vez más cortos, la globalización o los cambios demográficos, son algunas de las tendencias que afectan a todos los ámbitos políticos, económicos o sociales pero que también influyen en el trabajo. Algo que, por ejemplo, el último informe sobre la materia elaborado por el Foro Económico Mundial ya advierte al señalar que sólo en los próximos cinco años se destruirán cinco millones de empleos a lo largo del planeta.

Cambios irreversibles

Aunque la mayoría de los expertos no se atreven a otorgar una fecha de inicio para este nuevo entorno educativo, algunos estudios hablan de que será una realidad a lo largo de la próxima década, que se irá manifestando de manera progresiva mediante algunos hitos clave, como:

  • La tecnología, eje de todo. Las fuentes de información estarán en la Red plenamente disponibles siempre para su uso. Los juegos online y la utilización de los medios digitales serán partes indispensables en cualquier plan de estudio.
  • La revolución de la Ciencia. La conjunción entre nuevas tecnologías y otras materias (principalmente Ciencia, Ingeniería, Matemáticas e Informática) con un enfoque eminentemente práctico contribuirá decisivamente al desarrollo de innovaciones.
  • Integración con la realidad virtual. Los contenidos educativos serán entornos virtuales complejos, bajo nuevos modelos arquitectónicos del espacio y el tiempo. El estudiante se mimetizará con el entorno digital, integrándose en él.

 

Oportunidades de negocio

A pesar de las incertidumbres con respecto al futuro de la educación, existen numerosos ámbitos en los que compañías de todo el mundo ya están trabajando, pero en los que todavía queda mucho camino por recorrer, como, por ejemplo:

  • Mejora de la experiencia de los usuarios. La integración del Internet de las Cosas en nuestras vidas permitirá, en el caso de la educación, acceder a contenidos en cualquier lugar, haciendo evolucionar los contenidos a la medida de nuestras necesidades.

Last modified: 11/04/2018