pymes_autonomos

Pymes y autónomos: ¿cómo ganar clientes?

Aumentar nuestra base de clientes no es tarea fácil. Las pymes y los autónomos no disponen de los grandes recursos económicos  de las grandes empresas, con los que poder elaborar minuciosas campañas de marketing y publicidad con las que atrapar a nuevos usuarios. Pero eso no quiere decir que no existen buenas estrategias para elevar nuestra clientela sin necesidad de realizar ingentes inversiones.

A continuación les mostramos seis maneras innovadoras y sencillas ideales para que los nuevos negocios puedan ganar clientes.

Conseguir alianzas estratégicas con otras empresas.
Pongamos el ejemplo de que usted posee una peluquería de barrio para mujeres  y enfrente tiene una tienda que solo vende moda femenina. Resulta evidente que ambos negocios se dirigen al mismo tipo de cliente (las mujeres que viven en la zona). Con la idea de aprovechar este escenario, es conveniente que ambas firmas lleguen a acuerdos de los que se pueden obtener beneficios mutuos. Un buen ejemplo sería incluir ofertas conjuntas en las promociones que se hagan, o premiar con descuentos en la peluquería a los clientes que paguen su compra en la tienda de moda, o viceversa.

Aunque no son demasiado usuales en España, este tipo de acuerdos son utilizados con asiduidad en el mundo anglosajón. El éxito de los mismos hace que muchas veces los emprendedores den un paso más allá y formen una alianza estratégica con el negocio vecino.

Esta táctica es prácticamente lo mismo que se ha explicado anteriormente pero alargándolo en el tiempo. Un buen ejemplo sería la típica ferretería que siempre recomienda a sus clientes unos obreros externos a la misma. Estos últimos se benefician de los consumidores  que la ferretería manda, mientras que el local acogerá nuevos usuarios recomendados por los trabajadores externos. Otro caso habitual es el de una agencia de publicidad y un diseñador gráfico. Ambos saldrán beneficiados de una alianza estratégica duradera en el tiempo.

Utilice todos los canales existentes
En la actualidad, no se concibe un plan comercial sin la inclusión obligatoria de todos los canales de comunicación que existen. Es inconcebible ceñir una promoción a un canal concreto (como el buzoneo, muy típico de pymes y autónomos) y dejar de lago las oportunidad que nos ofrecen las comunicaciones digitales. Por tanto su gestión comercial y de marketing debe ser diversificada si es que pretende elevar su masa de clientes.

Analice los datos
La tecnología permite conocer infinidad de información sobre los usuarios. De ella se puede obtener datos muy útiles sobre gustos de los clientes, que son fundamentales para ofrecer productos acordes con los que elevar el número de compradores. El big data, por tanto, no es solo una herramienta de la que se puedan aprovechar las grandes empresas. Los pequeños negocios también pueden recurrir a esta tecnología fundamental para ganar tamaño sin tener que pagar un alto precio. Por ejemplo, existen infinidad de posibilidades de recabar información sobre cualquier acción en entornos digitales. Aprovéchelo.

Otra buena estrategia consiste en pedir información a nuestros clientes más fieles. Es probable que de sus respuestas salgan ideas que la empresa puede utilizar en su beneficio para elaborar referencias más adaptadas a los gustos de las personas fieles a la marca.

Un servicio al cliente ejemplar
La búsqueda de nuevos clientes jamás debe implicar dejar de lado a los que ya se tienen. Esto constituye un error muy grave, que puede acabar con la vida del negocio. Un cliente que ya se tiene es mucho más rentable que uno nuevo. Ya está fidelizado y, por lo tanto, deja mayor margen de beneficio en las cuentas de la compañía, ya que no es necesario pensar en una inversión necesaria para captarle.

Debido a ello el servicio de atención al cliente debe ser la guía de nuestra estrategia de gestión comercial y de marketing.  Y es que un cliente satisfecho y orgulloso de la empresa se convierte en el mejor embajador de la misma lo que, a la larga, genera nuevos usuarios que llegan por lo que han escuchado de nuestros consumidores que ya tenemos fidelizados.

La única forma de lograr la comunión con los clientes hasta el punto de convertirlos en nuestros mejores representantes comerciales pasa por atender sus demandas. Es cierto que contestar a los correos que llegan a una empresa requiere un tiempo que, muchas veces, no se tiene. Pero se debe hacer un importante esfuerzo, ya que la recompensa es grande.

Aproveche el márketing viral
Como continuación del aspecto anterior, es interesante hacer una reflexión. Hace solo 15 o 20 años, un estudio de fotografía podía tener un cliente al que le vendía una foto por, digamos, 100 euros. Ahora, en cambio, tiene 100 clientes a los que vendes 100 fotos por 1 euro dentro de un pendrive. ¿Es esto malo para la firma? No. Todo lo contrario. Un negocio debe saber aprovechar el potencial que se esconde tras el hecho de que ahora tengo 100 clientes en vez de uno.

Ofrezca la alternativa
Cuando existe un producto diferencial los clientes vienen casi solos. De ahí que la obligación de todo emprendedor sea la que generar una alternativa a lo que ya existe en el mercado. Solo así podrá despreocuparse de los bajos precios, ya que sus rivales serán nulos.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *