Previsiones económicas para 2019

Noticias

previsiones-economicas-2019

El Observatorio Financiero del Consejo General de Economistas asegura que el 2018 se cerrará con un crecimiento del PIB del 2,5%, y que el año que viene bajará por diversos factores internos y externos, entre ellos una caída de las exportaciones

 

A pocos días de finalizar 2018, el Observatorio Financiero del Consejo General de Economistas ha lanzado sus últimas previsiones económicas 2019 para la economía española: +2,5% para el año que termina y +2,2% para el 2019. Unas cifras que consideran optimistas teniendo en cuenta determinados aspectos, como la desaceleración europea, que ya es evidente en Alemania y Francia, la incertidumbre que está generando (y que seguirá generando en los próximos meses) el Brexit, la crisis de los chalecos amarillos, el pulso de Italia con las exigencias de Europa o las subidas de tipos en Estados Unidos.

Por otra parte, las medidas proteccionistas que Donald Trump está implementando están generando un efecto contagio en otros países. Existe una gran incertidumbre en el campo de las exportaciones, cuya aportación al crecimiento del PIB se ha tornado negativa a lo largo de 2018. En ello influye el menor crecimiento del comercio mundial y de la zona euro, donde se dirige el grueso de nuestras exportaciones.

Repunte en las exportaciones

Desde el Observatorio Financiero se estima que la evolución de las exportaciones en este escenario seguirá una tendencia de crecimiento inferior al ejercicio de 2017 y 2018, por lo que se mantiene el 3% para el 2019 y cabe esperar un ligero repunte para el 2020.

A estos factores se suman las restricciones arancelarias en el comercio internacional, que se mantendrán en el tiempo desde el punto de vista de los expertos del Consejo. También se ha tenido en cuenta la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de acabar con el programa de compra de deuda pública, que afectará a la evolución de los tipos de interés a finales de 2019. Un punto que influirá de forma directa sobre la inflación, que se mantendrá en el entorno del 2% a lo largo del próximo año.

En este sentido, el informe recuerda que la economía española es muy dependiente de los precios del petróleo y de la energía, por lo que la inflación (tanto en 2019 como en 2020) dependerá de cómo evolucionen estos índices.

Índices sociales

Las previsiones de la tasa de desempleo se mantienen en el 14% para 2019. No obstante, desde el Banco de España se ha apuntado que las medidas que se están tomando en el ámbito laboral podrían afectar de forma negativa a la creación de empleo. A ello se une el aumento de la inflación, una combinación que va a deteriorar el poder adquisitivo de las familias.

A pesar de ello, desde el Consejo creen que la tasa de ahorro aumentará con respecto a 2018: del 5,5% al 7%, un crecimiento influido por el incremento de los tipos de interés. Pero también por un descenso del consumo, algo que afectará de forma muy negativa al crecimiento económico del PIB.

Por sectores

Sólo el de vivienda y construcción seguirá manteniendo una proyección positiva en los comienzos del año. Sin embargo, el cambio de ciclo puede terminar afectándole de forma negativa. Por otra parte, el turismo dejará las cifras récord de los últimos años, aunque mantendrá su tónica general. Eso sí, estará pendiente de cómo el Brexit pueda afectar al consumo de la población británica, nuestro principal mercado turístico.

Finalmente, el crecimiento de España se va a ver lastrado desde el arranque de 2019 por otros factores que, en parte, empiezan a ser endémicos: la incertidumbre sobre la aprobación de los presupuestos y el recrudecimiento de la situación política en Cataluña (que ya comienza a dejar de aportar diferencial de crecimiento al total nacional) son dos de ellas.

También el endurecimiento de la política del BCE a partir de la segunda mitad del año, así como la carga de la deuda pública, la dificultad de dominar el déficit o la cada vez más complicada sostenibilidad del sistema de pensiones.

Last modified: 28/12/2018