podcast

¿Por qué un ‘podcast’ es una buena idea de negocio?

Aunque sean conocidos, no está de más recordar que un podcast es un programa de radio que alguien produce y que la gente puede escuchar en cualquier momento. No hay horario fijo, y el equipo que se necesita para empezar no supone una importante inversión. Más que el dinero, es más importante que la persona que lo realice tenga una mente inquieta y facilidad de palabra. Si es su caso, enhorabuena. Está usted preparado para crear podcasts.

Ahora bien. Lo normal es que usted se pregunte para qué demonios necesita hacer un podcast y cómo puede ayudarle en su aventura empresarial. La respuesta es que se trata de un formato que aporta ventajas y puede suponer una buena idea de negocio. Basta con compararlo con la radio habitual en la que las cuñas publicitarias interrumpen los programas, con lo que su efectividad disminuye en gran proporción. En cambio nada de eso ocurre cuando el oyente escucha una emisión de alta calidad con contenido interesante y libre de publicidad. Y sólo al final, usted se comunica con los oyentes que han sido capaces de llegar al término del espacio y les comunica que, por ello, obtienen un código promocional que pueden canjear en su web o en su tienda. Esa inserción publicitaria no será mal vista por quién ha estado al otro lado de los auriculares durante 15 o 20 minutos, entreteniéndose con lo que usted señor emprendedor le estaba contando.

Todo ello convierte a los podcasts en una herramienta cada vez más popular porque supone una oportunidad de negocio que se debe considerar. Entre sus ventajas destaca que no se necesita demasiada inversión para empezar, que son un formato para contar historias, son cortos y fáciles de consumir y los oyentes son fieles, ya que se suscriben.

Cómo se hace un podcast
Una vez vistos algunos de los beneficios que se esconden detrás de un formato publicitario que debería incluirse en cualquier plan de negocios de una pyme, llega el momento de descubrir cómo se realiza un podcast. Existen tres fases que se deben considerar.

La primera fase pasa por descubrir qué tipo de programa se pretende realizar. De ahí que antes de nada haya que decidir aspectos claves como la periodicidad. No se le ocurra hacer un programa diario, porque sus obligaciones al frente de la empresa se lo impedirán. Con ser capaz de crear espacios una o dos veces al mes es más que suficiente.

También hay que decidir si el programa contará con entrevistas (suele ser lo habitual) o no. En caso afirmativo hay que hacer especial hincapié en dar con los invitados que mejor se adapten al espacio y de los que podamos sacar mayores beneficios empresariales.

La segunda fase se centra en la configuración del espacio de trabajo, que no debe ser nada caro. Un micrófono, un extensor, unos auriculares, un lugar acondicionado (donde no entren ruidos del exterior) y unos pocos elementos más serán lo único que hará falta para hacer un podcast. Más importante es la tercera fase: el contenido.

Como en toda herramienta de promoción y marketing, las ideas de negocio rentable deben ofrecer un contenido de calidad, con el que se preparará al usuario de cara a que recibe con mejor predisposición el mensaje publicitario.

Publicación y promoción
Una vez que ya se cuenta con producto terminado llega el momento de darlo a conocer. Primero hay que subirlo a un hosting. Es mejor utilizar los especializados en podcasts, porque su funcionamiento ofrece más seguridad que los generales. Algunos ejemplos en esta línea serían Archive, Libsyn, Ivoox, SoundCloud, y Spreaker. Todos ellos tienen ofertas gratuitas o por muy poca cantidad de dinero, que aseguran la conservación del producto.

A continuación hay que buscar las mejores plataformas donde dar de alta el podcast. Obviamente la web de la propia empresa es un lugar idóneo. Pero, de nuevo, es importante aprovechar los sitios especializados. Las mejores plataformas son iTunes, Ivoox y Stitcher. Con estos tres lugares se puede asegurar más del 80 por ciento de alcance del podcast. Pero ese porcentaje se puede incrementar si se aprovechan otras plataformas como Google Play Music, Libsyn, TuneIn Radio, OverCast App, aCast y All Podcasts.

Un podcast bien hecho y que se haya colgado en los lugares especializados de mayor tráfico es una de las mejores ideas de los negocios rentables. Permite fidelizar clientes, vender patrocinios, vender publicidad, convertir a los oyentes en clientes, etc. Se trata de un buen número de ventajas excepcionales que convienen no dejar pasar de largo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *