proveedor

Pautas para acertar con los proveedores

Unas más, otras menos… Casi todas las empresas utilizan proveedores, un elemento de la cadena de producción que puede ocasionar más de un disgusto, incluso provocar el cierre de un negocio, si no se elige bien o no resulta el más adecuado. Los proveedores pueden ser de diverso tipo y proporcionarnos diferentes materias o servicios, pero todos deben cumplir las mismas normas básicas: funcionar de forma eficiente, cumplir correctamente con los pedidos y encargos encomendados y, sobre todo, ser muy puntuales. Si alguno de estos elementos falla, todo el proceso productivo o de negocio puede venirse abajo. A continuación ofrecemos las principales pautas para acertar con la elección de proveedores.

1.-No los elija al azar. Muchas grandes empresas tienen proveedores habituales, algunos de gran envergadura, que cuentan con acreditada solvencia en sus correspondientes sectores y que trabajan con ellas desde hace tiempo.  Sin embargo, una gran cantidad de pymes elige a sus proveedores al azar, debido a la escasez de tiempo, a que se los han recomendado o a que son los que se encuentran más cerca. Esto puede tener consecuencias muy negativas, sobre todo cuando se descubre tarde que no eran los más adecuados.

2.-Estúdielos previamente. Antes de llamar a un proveedor, aunque sea para pedirle presupuesto, es conveniente estudiarlo previamente. Para ello existen herramientas que le informarán sobre su trayectoria, los clientes con los que cuentan y su capacidad de pago.

3.-Pida referencias. Además de obtener información propia e independiente, es aconsejable pedir referencias a otros clientes que haya tenido (o tenga en la actualidad) el proveedor que nos interesa. Así, comprobaremos si estos clientes están satisfechos de la relación que han mantenido o mantienen con él; y podremos saber también la eficacia y capacidad de funcionamiento que tiene, la calidad de sus productos, su reputación, etc.

4.-No elija por precio. El precio es un elemento importante a la hora de elegir un proveedor, pero no debe ser el factor clave y decisivo. Sobre todo si, a cambio de ello, la calidad ofertada es menor y los productos o servicios no llegan a tiempo o lo hacen en malas condiciones.

5.-Sométalos a una primera prueba. Aunque se haya decidido ya por un proveedor, no se lo haga saber claramente y de forma definitiva desde el primer momento. Sométalo primero a una prueba para conocer su funcionamiento y su adaptación a la cadena de producción o de negocio de su compañía. Así, podrá comprobar cómo realiza los pedidos y las entregas, si cumple los plazos pactos, si los productos o servicios que proporciona cumplen con los requisitos de calidad suficientes, si se responsabiliza adecuadamente de las postventas, etc.

6.- Disponga de varios proveedores.Si depende de un único proveedor corre el riesgo de que éste le falle, y eso tendría serias consecuencias sobre todo si el producto o servicio que le proporciona es fundamental para el desarrollo diario de su negocio. Además, aunque en principio solo necesite uno, disponga al menos en cartera de varios proveedores por si en un momento determinado tiene que echar mano de ellos, por ejemplo si se produce un aumento de la demanda o cualquier otro imprevisto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *