Panorama actual de las franquicias en España

starbucks_españaHace poco la Asociación Española de Franquiciadores (AEF), en colaboración con el Grupo Cooperativo Cajamar, presentaba un estudio (PDF) en el que se describía la situación del sistema de franquicias español al inicio del año 2016. Así, supimos que a finales del año pasado, las franquicias empleaban en España a 253.913 personas, casi 5.000 más que en 2014 (lo que supone una subida de un 2%). De esta cifra, 91.732 trabajaban en locales propios (2.640 más que en 2014, un 2,9%) y las 162.181 restantes en establecimientos franquiciados (2.359 más que al concluir 2014, un 1,4%).

Si tenemos en cuenta que en 2008 había un total de 235.929 personas trabajando en franquicias, estamos ante una subida de un 7,6%. La AEF destaca que esto ha ocurrido “en una coyuntura económica desfavorable”, lo que demostraría que “que la franquicia es una fórmula generadora de empleo en nuestro país”.

El crecimiento de las franquicias en España

Pero el aumento de empleos ha ido parejo al de otros factores igualmente relevantes. Así, el informe arrojaba “un crecimiento global de redes franquiciadoras en España del 40,8%, a un ritmo medio del 5,1% anual”, un dato que “dice mucho sobre la capacidad de la franquicia para superar una época difícil (2008 – 2015)”. Por otro lado, en lo que se refiere al número de establecimientos, en 2008 funcionaban un total de 58.305, frente a los 65.810 que operaban a finales de 2015 (un aumento de 7.505 locales).

¿Y qué dice la evolución de los datos de facturación para ese mismo período? “Si volvemos, de nuevo, la vista hacia lo sucedido en los últimos siete años nos encontramos con que entre 2008 (26.010 M€) y 2015 (26.482 M€) el conjunto de la franquicia ha facturado 472 millones más en estos últimos siete años“, lo que se traduce en un incremento del 1,8%.

Hace dos semanas, el económico Cinco Días llevaba también a cabo su propia radiografía de las franquicias en España. Sirva este párrafo de ejemplo: “La franquicia en España vive un momento expansivo, siendo una actividad progresivamente más extendida, más accesible y más diversificada, multiplicando las oportunidades y progreso económico”.

Dicho artículo aportaba también otros datos relevantes, como que hoy en día el 63% de las franquicias pueden emprenderse invirtiendo menos de 60.000 € y el 81%, con menos de 120.000 €, por no mencionar que el 52% pueden salir adelante instalándose en mercados inferiores a 150.00 personas.

La internacionalización fallida

Sin embargo, pocos días antes el diario Economía Digital ponía el foco también sobre la faceta más negativa de las franquicias españolas: su internacionalización: “La franquicia española ha fracasado en su intento por exportar las marcas extendidas por España. Salvo las grandes marcas consolidadas como Zara y Mango y alguna honrosa excepción como Llao Llao, que por los momentos exporta con éxito, el modelo español no suele tener éxito con otros mercados y gustos“.

El texto señalaba que “la ambición de las marcas españolas en lograr una rápida internacionalización les ha hecho minusvalorar los riesgos de saltar las fronteras […] hay una improvisación en la internacionalización“.

Imagen | HAO XING

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *