Kazajistan

Claves para hacer negocios en Kazajistán

Kazajistan“Estamos en plena fase de desarrollo de las profundas reformas que hemos puesto en marcha: en el futuro daremos mucho que hablar”, sentenciaba hace unas semanas el primer ministro de Kazajistán, Karim Masimov, en una sesión en el Foro Económico de Davos que conmemoraba los 25 años de independencia del país de la Unión Soviética. Mucho ha cambiado desde entonces en esta extensa república enclavada entre el este de Europa y Asia, en especial en la última década, en donde no sólo ha logrado un crecimiento continuo, sino que para este 2016, el propio FMI le augura un avance del 3,25%.

 

Una economía en auge en la que tiene sus ojos puestos nuestro país. No en vano, en abril, las Cámaras de Comercio de España y Kazajistán anunciaron la creación de un Comité para reforzar las relaciones económicas entre ambos países. Este acuerdo se dio a conocer durante el Foro España-Kazajistán que se celebró con motivo del viaje del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo. Un paso más en la ambiciosa estrategia de apertura internacional de la nación asiática con vistas a 2017, cuando se celebrará la Exposición Universal en la capital, Astaná, y cuyo eje serán las energías del futuro.

 

Este evento supone ya de por sí una oportunidad muy buena para el desembarco de empresas españolas que deseen crecer en esta región del planeta en sectores tan pujantes como las energías renovables, la construcción, la gestión hotelera u hospitalaria, las infraestructuras o la logística, por citar algunos campos. Segmentos que se unirían a otros en los que ya están presentes firmas de nuestro país, como el textil (de la mano de Zara o Cortefiel), la alimentación, la automoción, los ferrocarriles o la fabricación de muebles, tal y como se recoge en el directorio que actualiza permanentemente el ICEX.

 

Esta llegada de empresas españolas a Kazajistán ha venido apadrinada principalmente por la voluntad del gobierno local a la apertura exterior. En la mayoría de los casos, la fórmula empleada fue la de asociarse con un distribuidor local, permitiendo reducir las barreras de entrada y la inseguridad jurídica. Sin embargo, cada vez es más frecuente el establecimiento de una oficina de representación, que, aunque no tiene personalidad jurídica propia ni puede ejercer actividades económicas, sí tiene la potestad de firmar contratos comerciales, erigiéndose en primera cabeza de puente para tomar contacto con la economía local.

 

En cualquiera de los dos casos, el siguiente paso lógico para la captación de clientes en el país es acudir a las ferias comerciales, muy extendidas en las distintas ciudades, y a las que acuden empresas de todos los sectores, así como representantes de la Administración y de otros países de la región. Según la propia Embajada española, los bienes industriales, la energía, la construcción y los servicios a empresas, son las actividades más demandadas y donde más oportunidades de negocio se generan, dada la falta de oferta local existente.

 

 

Por qué apostar por Kazajistán

 

Kazajistán es la economía número 51 del mundo por volumen de PIB, a pesar de su reducida población (apenas 16,9 millones de habitantes) y su todavía excesiva dependencia de Rusia, a donde destina casi el 8% de sus exportaciones y de la que recibe alrededor del 35% de sus importaciones. Sin embargo, las cosas están cambiando a una velocidad constante en el país, que ha implementado recientes reformas, tanto a nivel financiero como jurídico, para llamar la atención de empresas y capitales extranjeros que quieran invertir en su economía. Entre ellas, por ejemplo, cabe destacar la reducción de trámites para constituir una empresa o la intermediación institucional para favorecer el acceso al crédito de las pymes.

 

Según el último Doing Business, Kazajistán ocupa el puesto 41 entre las economías que más favorecen los negocios, por encima ya de países como Italia, Bélgica, Rusia o Grecia. Sectores como las telecomunicaciones, la industria petroquímica o la energía crecen cada año por encima del 5%, mientras, en paralelo, se privatizan empresas para estimular la competitividad. Una ocasión de oro que han sabido ver China y EEUU para suscribir acuerdos con Kazajistán y en donde las firmas españolas deben posicionarse para aprovechar las oportunidades de negocio.

Snapchat_Logo

Snapchat, imprescindible en cualquier plan de empresa

Snapchat_LogoCuando se habla de cómo aprovechar las redes sociales, los consejos casi siempre se quedan en Facebook, Twitter o, como mucho, Instagram. Se deja de lado otras plataformas que pueden ser muy beneficiosas, especialmente para las pymes. Uno de los entornos sociales que suelen ser eternamente obviados es el de Snapchat. Quizá que su público se base sobre todo en los países anglosajones sea uno de los motivos que lleve a olvidarse de esta plataforma. Otro motivo puede ser que estemos ante la aplicación preferida de los jóvenes.

 

Sea por la razón que sea, el caso es que no prestar atención a la red social que más ha crecido en los últimos años es un error que debemos solucionar. Y es que Snapchat es una de las herramientas más potentes y baratas que existen para llegar a los consumidores y acercarles la marca. Su propia idiosincrasia basada en imágenes y vídeos que, tras un visionado de un máximo de 10 segundos, se destruyen para siempre es ideal para acercar contenidos específicos, respetar la privacidad de los usuarios y obtener excelentes resultados.

 

Pero, antes de pasar a explicar los pasos que debemos llevar a cabo para que nuestro plan de empresa se favorezca de Snapchat, es importante tener en cuenta estos datos. Esta red social basada en imágenes fue creada en 2011. Cada día se ven más de 5.000 millones de vídeos y una media de 9.000 fotos por segundo, cuenta con más de 100 millones de usuarios, de los que más del 60% generan contenidos; el 5% de los selfies que se hacen se comparten en Snapchat y, lo más importante, más del 60% de los jóvenes con edades comprendidas entre 13 y 34 años la tienen instalada en sus smartphones. Esto hace que el valor de esta compañía supere a día de hoy los 16.000 millones de dólares y sea objeto de deseo de firmas como Facebook, que ya intentó hacerse con ella hace un tiempo sin éxito.

 

Como se puede ver su audiencia es gigantesca y no deja de crecer, lo que la convierte en primordial en cualquier estrategia de marketing online que se precie. Pero, ¿cómo aprovechar Snapchat? A continuación, las respuestas.

 

Ideal para dar a conocer actos o eventos

La NBA utilizó esta red social durante el fin de semana de las estrellas, acercando a la afición otros aspectos de los jugadores que iban el All-Star Game. También fue la herramienta preferida a la hora de promocionar el concurso de mates. Así acercó el evento a todos los públicos. Por tanto, una buena imagen o un vídeo efímero (recordemos que lo que se cuelgue se destruye a los 10 segundos) puede ser ideal si nuestra empresa realiza cursos, seminarios o cualquier tipo de actos.

 

Idónea para acercar la marca a los consumidores

Si estamos interesados en una clientela joven hay pocos caminos mejores que conquistarlos a través de Snapchat. Así lo hace, por ejemplo, McDonald’s que creó vídeos de 10 segundos de duración en los que reflejaba cómo la marca era capaz de enamorar hasta  a los peores enemigos. Se trató de una campaña diferente a lo visto hasta el momento que les dio buenos resultados.

 

Perfecta para emprendedores

Una de las características de esta app es su simpleza. Hablamos de que subir una imagen y ponerle un texto de un máximo de 30 caracteres, que es lo que permite, es suficiente para disponer de un contenido viralizable. Esto hace que no se necesiten ingentes equipos comerciales para idear una estrategia. La creatividad es lo único que se necesita.

 

Interesante a la hora de anunciar novedades

Imagine lo que puede suponer que decenas de miles de personas comenten sobre un producto o servicio que usted presentará en breve. Se trata de una publicidad que no tiene precio. Pues bien eso se puede lograr con esta red social. Basta una imagen de una posible novedad para que los usuarios por sí mismos generen el debate.

 

Enseñar la otra cara de la empresa

Todas las empresas, independientemente de su tamaño, tienen la obsesión de acercar lo que hacen al consumidor. Snapchat es muy interesante en este sentido. El estilo desenfadado de la misma, y de sus usuarios, deja más libertad a la hora de mostrar las tripas de la compañía. También es un buen canal para dar a conocer la cultura de la empresa. Eso sí siempre desde un punto de vista gráfico y con elevadas dosis de sentido del humor.

 

Una buena forma de comprobarlo es dejar que los empleados utilicen la cuenta corporativa de Snapchat durante un día. De esa forma se generará un contenido diferente, que tendrá más posibilidades de viralizarse.

 

Mejorar el servicio de atención al cliente

Durante el último Black Friday, la firma Amazon utilizó Snapchat para adelantar ofertas a sus seguidores. Además se sirvió de esta vía para resolver dudas sobre las compras o la devolución de los productos. ¿Por qué emplear esta red en vez de Facebook o Twitter para los servicios de atención al cliente? Pues porque se reserva la privacidad del usuario. Al tratarse de mensajes que desaparecen a los pocos segundos, no permanece ni el nombre ni el contenido en Internet. Este detalle es primordial en una sociedad cada vez más preocupada por su privacidad en la red.

 

Primordial a la hora de los descuentos, cupones, etc.

Una encuesta realizada en Estados Unidos revelaba que el 58% de los estudiantes compraría un producto si éste les llegaba a través de un cupón descuento en Snapchat. Este dato demuestra que estamos ante una de las mejores formas de lograr aumentar las ventas a través de ofertas y promociones.

 

Así lo atestiguan ejemplos como el de la enseña de yogures 16 Handles, que lanzó una campaña dirigida a sus seguidores en la que les pedía que compartieran imágenes de ellos mismos consumiendo algún producto de la compañía. A cambio, les mandarían un cupón a canjear en su próxima compra. Pero ojo, no olvidemos el tema del tiempo. Si se quería disfrutar del premio había que enseñar el cupón solo en la tienda para que no se destruyera a los 10 segundos, como todos.

 

Todos estos casos demuestran que cualquier plan de empresa de un emprendedor no puede dejar de lado a Snapchat. Sus imágenes y vídeos con fecha de caducidad son una herramienta perfecta para obtener jugosos beneficios. Y, de momento, todo tiene un coste cero.

 

Imagen Wikipedia

franquicias_en_espana_restauracion

Franquicias en España de hostelería y restauración

franquicias_en_espana_restauracionRecientemente, la consultora Tormo Franquicias Consulting hizo público su estudio “Informe Hostelería & Restauración 2015“, en el que se abordaba la situación actual de las franquicias dentro de este sector económico, así como los cambios que ha debido afrontar a causa de la crisis.

 

El informe aborda así la situación de un sector con una amplia oferta, en la que coexisten marcas muy desarrolladas con otras en fase inicial, y que presenta en conjunto un crecimiento general sostenido.

 

En el lado negativo, también se aprecia una elevada discontinuidad entre las nuevas franquicias, bien por inexperiencia o por falta de recursos. Esto ha permitido, sin embargo, una constante oferta de nuevos formatos y tendencias al mercado.

 

Según los datos del informe de Tormo, España cuenta a día de hoy con 148 redes de franquicias de restauración, que se traducen en 5524 establecimientos que, con una facturación de 3.014 millones de euros y una inversión de 1.269 millones, generan de 52.192 empleos directos. Pero veamos los datos desglosados por subsectores:

 

Cafeterías

Subsector que agrupa a 28 franquicias en España y 541 establecimientos (en los que trabajan 4.277 personas), con una facturación media de 279.109 € y una inversión media de 120.654 €. Destacan marcas como “Café y Té” o “Jamaica Coffee Shop”.

 

Ganan terreno nuevas tendencias como las ‘bakery coffee’ (a expensas de las cafeterías tradicionales) y las franquicias especializadas en zumos o ‘smoothies’, impulsadas por los nuevos hábitos de consumo ‘verde’.

 

Cervecerías y tapas

Subsector que agrupa a 36 franquicias en España y 1.132 establecimientos (que dan empleo a 10.774 personas), con una facturación media de 462.457 € y una inversión media de 142.809 €. Destacan marcas como “100 Montaditos”, “Cervecería Gambrinus” o “La Sureña”.

 

Se trata de un segmento de mercado con elevada competitividad y en constante evolución (” Prueba de ello es el nacimiento de tabernas temáticas o con toques regionales”).

Fast Food

Subsector que agrupa a 35 franquicias en España y 2.491 establecimientos (que dan empleo a 26.715 personas), con una facturación media de 717.144 € y una inversión media de 217.980 €. A la cabeza, pesos fuertes como Telepiza, Burger King o Mc Donald´s.

 

Nos encontramos ante el subsector con mayor competencia y que, al tiempo, concentra las redes de mayor competitividad. También es el más beneficios ha recogido durante la época de recesión, y ahora empieza a renovarse con la irrupción de la comida rápida gourment.

 

Heladerías y yogurterías

 

Subsector que agrupa a 16 franquicias en España con 577 locales (que emplean a unos 1.500 trabajadores), y con una facturación media de 185.432 € y una inversión media de 82.988 €.

 

Pocos establecimientos han sobrevivido al gran boom que experimentó este segmento en 2012, y la mayor parte de la facturación está reducida en unas pocas marcas. El líder del sector, Smöoy, ha logrado crecer gracias a la internacionalización (salió al exterior en 2013 y ya cuenta con 25 tiendas en 16 países).

 

Restaurantes

 

Subsector que en nuestro país agrupa 33 enseñas y 783 establecimientos que generan 8.926 empleos, con una facturación media de 569.211 € y 404.825 € de inversión media.

 

Nos encontramos aquí con un sector que crece gracias a nichos como la restauración oriental y los locales take away, y en el que aún tiene un gran peso la restauración italiana: la franquicia líder en restaurantes es La Tagliatella.

 

Conclusiones del informe

 

Según Tormo Franquicias, “el sector de hostelería y restauración es un segmento dentro de la franquicia que ha sabido adaptarse a los tiempos y a los nuevos estilos de vida y, sobre todo, a los nuevos hábitos de consumo. Por ello, tanto los restaurantes tradicionales con años de desarrollo como las redes de nueva implantación no han dejado de innovar y acomodarse al consumidor (…) No sólo es un sector que se ha adaptado sino que ha sido el que mejor ha salido de los embistes de la crisis, ya que, pese a ser más moderado, la expansión de las redes no ha cesado”. El informe concluye afirmando que nos encontramos frente a “uno de los sectores más potentes y referentes en franquicia”.

comentarios_clientes

Consiga un negocio rentable gracias a los comentarios de los clientes

Aunque parece que ha pasado un siglo, la realidad es que hace sólo un par de décadas era imposible saber lo que un cliente opinaba sobre los productos o servicios que ofrecía una firma. La dificultad se acrecentaba si hablábamos de pymes. Para las compañías de reciente creación fundadas por emprendedores obtener información se convertía en una labor de gran dificultad. Por fortuna, los tiempos han cambiado y ahora existen decenas de canales por lo que podemos recibir el feedback de los consumidores. Algo que es fundamental para conseguir un negocio rentable.

 

Además del aumento de herramientas de comunicación (email, redes sociales, mensajería instantánea, etc.), la retroalimentación es, en la actualidad, más efectiva por el cambio de los propios clientes. Ahora, las personas que pagan por lo que usted vende no se callan nada. Al contrario, no dudan en comunicarle cualquier incidencia que pueda haber ocurrido. Les encanta compartir sus conocimientos con usted porque están convencidos de que su empresa hará caso y mejorará la experiencia de compra en general.

 

Por desgracia, muchas veces el esfuerzo de los consumidores suele terminar en saco roto. Otras veces no es así, pero ellos no se enteran. Aquí le vamos a explicar unos sencillos pasos para saber aprovechar ese tesoro de información que la sociedad nos entrega gratis. Las mejores formas de mejorar nuestra relación digital con los clientes.

 

Siga a sus clientes donde quiera que vayan

Una de las claves de los negocios rentables es discernir dónde están las prioridades. Se le puede dar muchas vueltas, pero lo primero de todo es la persona que compra lo que nuestra marca ofrece. De ahí debe partir todo. Si no, el chollo se termina. Este punto de partida implica que, en ocasiones, habrá que hacer de tripas corazón y lidiar con gente molesta y agresiva. No importa lo complicado que resulte empatizar con la sociedad. Su obligación es ponerse en sus zapatos y aprender a escuchar.

 

Olvide las tormentas de ideas que realizan en la empresa porque seguramente las mejores ideas le llegarán de un seguidor de su empresa. Usted tiene que acompañar y seguir a sus clientes donde quiera que estos vayan. Si se ponen en contacto a través de redes sociales, aumente su presencia en las mismas y discuta con ellos. Si resulta que le hablan por correo electrónico, siga la misma táctica basada en la conversación. Este proceso le llevará también a diferenciar a sus consumidores. Estarán los que no aportan nada y los que tratan de ayudar. Un negocio rentable debe identificar siempre a los más útiles y multiplicar sus esfuerzos con ellos. De esa forma, esas personas apreciarán su disposición a escuchar y discutir y seguirán apoyándole.

 

Muestre a sus empleados las opiniones que llegan del exterior

En Estados Unidos lo suelen llamar wall of love (muro del amor) y se trata de pintar una pared de la oficina con las opiniones más positivas que llegan de los comentarios de los clientes. Nos referimos a aquellas en las que un comprador ensalza hasta límites infinitos nuestro trabajo. Crear esa especie de pancarta con las cosas maravillosas que hace la empresa es una herramienta de motivación perfecta para nuestra plantilla de trabajadores. Ellos también deben saber que su labor diaria sirve para mejorar la vida de las personas.

 

Como es lógico este “muro” también puede ser un envío de correos a su plantilla en la que se incluyan este tipo de comentarios. Tampoco debe olvidar la retroalimentación. Los clientes también deben saber que usted utiliza su información para motivar a su gente. Eso le generará buena imagen de marca en Internet.

 

Para terminar, tampoco está de más que los empleados conozcan dónde están los errores. Pero en este caso no es buena idea construir un muro de la vergüenza. Basta con hacer llegar la información a los interesados pero de forma particular. Si el fallo en concreto es responsabilidad de un individuo. Solo el interesado debe ser el receptor del feedback del comprador.

 

Muestre su interés por las sugerencias

Una de las acciones más útiles que se pueden hacer con la retroalimentación es aprovecharla y demostrar que su empresa hace caso de esos conocimientos. En otras palabras: usted debe devolver el favor que le hacen y contar a los cuatro vientos que la sugerencia X que le llegó por parte de un consumidor anónimo la han incluido en su última revisión de su catálogo de productos o servicios. Y es que no conviene olvidar que los clientes son las personas que más tiempo pasan con sus referencias. Y ellos serán los que al final conozcan mejor las fortalezas y debilidades del mismo.

 

Esta es una estrategia que siguen siempre las firmas de software. Lanzan un título y esperan a que les lleguen los comentarios de los usuarios. Así arreglan los problemas con el lanzamiento de  actualizaciones. Esta forma de funcionar es tremendamente útil. Primero, se crea un vínculo emocional con la sociedad. Y, segundo, será la mejor forma de mejorar nuestro producto.

 

Premie las mejores opiniones

Las grandes compañías suelen dar regalos a las grandes ideas. Es una de sus múltiples maneras de innovar. Aunque a menor escala, un emprendedor también debe saber cómo premiar los mejores conocimientos que recibe de los compradores. Con los que más se esfuerzan quizá no baste con un simple correo de agradecimiento. Cualquier obsequio (vales descuento, ofrecerles primicias…) será bienvenido y constituirá un acicate para que esa persona siga en contacto con su negocio, que sin duda, ya se habrá convertido en uno muy rentable.

comunicacion_recursos_humanos

La comunicación de Recursos Humanos en el plan de empresa

La comunicación es una herramienta muy útil para dar a conocer al público la oferta de una empresa, pero también para mejorar el funcionamiento interno de todos sus departamentos. Uno de los que puede salir más beneficiado de una óptima estrategia en este ámbito es el de Recursos Humanos. Por eso, la comunicación en RR.HH. debe ser parte fundamental de cualquier plan de empresa. Veamos cuáles son los aspectos fundamentales en los que es preciso incidir para conseguir los mejores resultados.

 

Puesta en valor. La comunicación en RR.HH. debe destacar y poner en valor el importante papel que desempeña este departamento en cualquier plan de empresa, no solo a la hora de contratar a los mejores trabajadores, sino también en el proceso de formación, adaptación al negocio, integración en la cultura corporativa, prevención de riesgos laborales, etc. En ocasiones, los empleados se quejan de que no siempre son debidamente informados de todas las posibilidades y oportunidades que les ofrecen sus compañías, por lo que éstas deberían hacer un esfuerzo por atajar este problema, algo que pueden conseguir simplemente publicitando de forma adecuada (por ejemplo, a través de comunicados y notas internas) todas las novedades que se vayan produciendo en cada momento.

 

Engagement. Pedir a los empleados y colaboradores de una firma que muestren implicación y compromiso con la misma en un momento puntual (por ejemplo, en una situación difícil o en una coyuntura delicada) puede ser sencillo. Pero conseguir mantener ese mismo grado de compromiso a largo plazo resulta ya una cuestión mucho más difícil y complicada. Pues bien, uno de los objetivos últimos de la comunicación en Recursos Humanos debe ser potenciar el engagement, es decir, aumentar la implicación de los trabajadores en el negocio. ¿Cómo conseguirlo? Muy sencillo, haciendo a éstos partícipes del funcionamiento y evolución de la compañía. Solo así, se conseguirá un mayor acercamiento a la misma.

 

Cultura corporativa. Los trabajadores de una compañía son sus principales valedores hacia el exterior. Sólo si hablan bien de ésta la imagen de la firma mejorará ante la sociedad. Por eso, otro de los objetivos de la comunicación en RR.HH. ha de ser potenciar la cultura corporativa de todos los colaboradores, creando y lanzando mensajes uniformes y coherentes, en línea con la estrategia y los principios de la organización.

 

Oportunidades. El departamento de Recursos Humanos concentra una gran cantidad de asuntos de interés para todos los empleados de una empresa. Hacerlos visibles y ponerlos continuamente en el escaparate tiene dos ventajas. En primer lugar, posibilita que todos puedan acceder a ellos. Y, en segundo término, pone en valor la importancia y el trascendente papel que juega esta área dentro de la compañía. Entre los principales temas que deben destacarse especialmente se encuentran los cursos de formación, los programas de mejora y desarrollo de talento, las posibilidades de promoción y las oportunidades de desarrollo profesional.

colombia_negocio

Colombia: aquí hay negocio

Colombia. ¿Cuál es la primera idea que le viene a la mente cuando le nombran ese país? Si está relacionada con conflicto armado, peligro, escaso desarrollo… sepa que es hora de ponerse al día. Desde el punto de vista político, Colombia ha hecho grandes esfuerzos por avanzar en las negociaciones con la guerrilla que, según todos los análisis internacionales, están dando sus frutos. Pero la gran transformación del país ha sido la económica. El país andino se ha convertido en uno de los más atractivos de Latinoamérica y del mundo para hacer negocios.

El primer ejemplo de esa gran transformación lo encontramos en el espectacular avance que el país ha conseguido en el ranking Doing Business que elabora el Banco Mundial. Ocupa el puesto 34, sólo uno escalón por debajo de España, y es el país mejor posicionado de Latinoamérica superando a México, que ocupa el puesto 39.

En apenas un año, Colombia ha avanzado 19 puestos en esta clasificación. Los motivos son variados. El descenso de la tensión política y la mayor seguridad que ofrece el país ha sido uno de los más importantes. A ello, se ha sumado un importante esfuerzo de las autoridades financieras para poner en marcha reformas que faciliten la llegada de capital extranjero y la implantación de nuevos negocios. Entre otros atractivos, está en el segundo puesto mundial en facilidad de concesión de crédito. Supera en 20 puestos a España en la protección de los inversores minoristas. Por supuesto, y aunque se ha avanzado mucho, Colombia no es el país más seguro del mundo, tampoco desde el punto de vista legal. En cuanto a protección de los contratos  todavía está en una pésima posición, ocupa el puesto 168.

Aún así, el mundo está poniendo, cada vez más, los ojos en este país. Su localización geográfica, con acceso al Océano Atlántico y al Pacífico, le convierte en un punto logístico estratégico.

Desde el punto de vista del consumo, el potencial es indudable. El 55% de sus 45 millones de habitantes tiene menos de 30 años y su economía crece a ritmos anuales cercanos al 5%. Esto ha disparado el crecimiento de una clase media casi inexistente hace una década. Las previsiones aseguran que el 19% de las familias en 2020 tendrán ese poder adquisitivo.  Además, Colombia está en negociaciones para incorporarse a la OCDE en los próximos años.

En este contexto, y a pesar del idioma común, las empresas españolas están descuidando su presencia en el país. España es el cuarto inversor externo en el país, apenas representa el 8,4% del capital externo invertido, frente al 22% que acapara EEUU o el 13,2% de Reino Unido. Y el número de empresas españolas con actividad allí apenas supera las 400.

Según la información facilitada por la Cámara de Comercio de España, lo cierto es que los empresarios españoles están cambiando su actitud hacía este país y cada vez están más interesados en aprovechar el potencial de su mercado interno.

En ese sentido, los sectores más atractivos para las empresas españolas son:

 

 

Infraestructuras. Está prevista la inversión de 35.000 millones de dólares en los próximos 8 años para acometer desarrollos que van desde nuevas carreteras, concesiones ferroviarias, ampliaciones de puertos y nuevos aeropuertos.

Energía. Existe un plan de desarrollo energético con especial atención a las centrales hidroeléctricas.

Construcción. Las empresas españolas tienen un atractivo campo de actividad en el activo sector de la vivienda colombiano que demanda mucho material de construcción para suplir las necesidades de la nueva clase media del país.

Tecnología. Colombia es el tercer proveedor de servicios tecnológicos del país. Su gran atractivo en este sector es que cuenta con mano de obra cualificada y además el Gobierno ha implantado atractivos incentivos fiscales para la contratación de personal. Por ejemplo, exenciones de impuestos en las nóminas que llegan al 100% en los dos primeros años del contrato.

Para aquellas empresas que todavía estén reticentes a implantarse en Colombia pero quieran aprovechar su potencial pueden hacerlo exportando, especialmente, equipos para la industria minera y petrolera (muy demandados por las industrias locales) y productos agroalimentarios y de consumo orientados a la, ya mencionada, emergente clase media.

contratar_aapp

Nuevos requisitos para contratar con la Administración Pública

En contra de lo sucedido otros años, este verano ha sido políticamente muy activo. Entre las muchas consecuencias de esa hiperactividad nos hemos encontrado a la vuelta de vacaciones con buenas noticias para las pymes. El pasado 28 de agosto se aprobaron nuevas medidas para regular el acceso a la contratación pública. Según ha manifestado el Gobierno, tienen como objetivo rebajar la carga burocrática del proceso para ayudar a las pequeñas y medianas empresas.

 

La intención viene de lejos y no es un reto exclusivamente español. Desde Europa se está instando a los países miembros a facilitar a las pequeñas y medianas empresas el acceso a los fondos públicos. No en vano, el 99% del tejido empresarial de toda la Unión Europea está formado por compañías de ese perfil y, en total, apenas acceden al 33% de la inversión europea en contratos públicos. El Gobierno español estima que con este cambio legal aprobado, las pymes estarán en condiciones de acceder a un montante total de ayudas públicas europeas valorado en 97.000 millones de euros.

 

A partir de su entrada en vigor, a mediados de septiembre de forma completa, los pliegos de condiciones para convertirse en proveedores de cualquiera de las administraciones públicas españolas serán algo menos arduos para los departamentos de gestión de las pequeñas empresas.

 

Entre los principales cambios está la obligación a las administraciones públicas de ser mucho más precisas a la hora de publicar sus requerimientos. Todo debe estar más definido y dejar menos detalles a la interpretación subjetiva de las partes. Por lo que se espera que se rebaje el nivel de burocracia del proceso.

 

Además, se introducen destacados cambios como:

 

Desaparece la necesidad de clasificación previa.

Hasta ahora, la clasificación previa era un documento imprescindible para acreditar la solvencia de la compañía. Obtenerlo, en muchos casos, implicaba un coste económico y de tiempo que desincentivaba o ralentizaba el proceso. Por ello, el Gobierno ha decidido dejar este criterio como una opción voluntaria tanto para las pymes que opten a contratos de servicios como para los de obra pública. Solo será exigible a las empresas que presenten sus propuestas a contratos de obra superiores a los 500.000 euros. Hasta ahora, el límite estaba en los 120.000 euros.

 

Más flexibilidad para los requisitos de experiencia.

Para valorar la experiencia de la empresa se tendrán en cuenta los trabajos realizados durante los 10 años anteriores a la fecha del contrato, frente los cinco que eran aceptados hasta ahora. En el caso de las licitaciones de contratos de servicios, este plazo para valorar la experiencia se amplia de tres a cinco años.

 

Además, se aceptará como experiencia, en contra del criterio vigente hasta ahora, la actividad realizada por las empresas fuera del territorio español. El Gobierno ha sido, en este sentido, sensible con la coyuntura económica y con la necesidad que muchas empresas, sobre todo del sector de la construcción, de trasladar su actividad fuera de España para capear los problemas del sector nacional.

 

Simplificación de categorías.   

Las categorías quedan reducidas a seis. Desde la primera se incluyen los contratos de valor anual inferiores a 150.000 euros, hasta la sexta que incluye a los contratos a partir de 5 millones de euros. Esta reforma implica también un reajuste de las cuantías patrimoniales mínimas para el acceso de las empresas a cada categoría, que queda “fijado en el artículo 35 del Reglamento, y se cuantifica en el 10% de la anualidad de los contratos a cuyo acceso habilita cada categoría, y en un millón de euros para el acceso a la máxima categoría, cuya obtención habilita a la adjudicación de contratos sin límite de importe”, explican expertos jurídicos consultados.

 

Sin acreditación de solvencia técnica
También se ha liberado a las pymes de acreditar la solvencia técnica, económica y financiera cuando los contratos de obras no sean superiores a los 80.000 euros. En el caso de los contratos de servicios el límite máximo para no presentar esta acreditación se ha establecido en 35.000 euros.

11 - mejores_franquicias_espanolas

Las mejores franquicias españolas optan por internacionalizarse

Hacer que una franquicia se expanda más allá de las fronteras del país donde nació para implantarla y hacerla crecer en el ámbito internacional puede ser la mejor forma de consolidar su marca, transmitiendo fortaleza empresarial y buena reputación fuera de nuestras fronteras.

Hace unas semanas la AEF (Asoc. Española de Franquiciadores) hacía pública su valoración de los datos de internacionalización de las franquicias españolas. Y su presidente, Xavier Valhonrat, afirmaba que para triunfar en el extranjero es preciso “dotarse de una estructura interna adecuada y analizar las posibilidades de expansión de cada mercado de destino”. Su consejo, en el caso de las PYMEs, consiste en buscar socios estratégicos en los países de destino, o bien apostar por o dar entrada en el accionariado a nuevos socios.

Según Eduardo Abadía, director gerente de la AEF, “año tras año comprobamos cómo las franquicias españolas apuestan por salir a otros mercados, en lo que es una estrategia decidida por operar en un mundo globalizado, donde se hace necesario abrirse a las nuevas formas de hacer negocios para no perder competitividad”.

Métodos para implantar una red de franquicias en el extranjero.

Para que la estrategia de internacionalización de la franquicia tenga éxito, resulta fundamental elegir el lugar adecuado para el ‘desembarco’. Por ello, la decisión ha de estar precedida de un estudio que valore factores como la dimensión cultural, la demanda potencial, la competencia pre-existente, las necesidades logísticas o los obstáculos burocráticos.

En cualquier caso, una vez elegido el ‘dónde’, toca enfrentarse al ‘cómo’: ¿Qué forma legal utilizar para nuestra estrategia de implantación en el extranjero? El estudio que mencionábamos antes será también de gran utilidad para tomar decisiones en este caso. Entre las fórmulas disponibles destacan:

  • Filial: La red de franquicias en el país de destino cuenta con estructura y entidad jurídica propias.
  • Unidades propias: No existe estructura diferenciada, pues los nuevos establecimientos pertenecen al franquiciador.
  • Franquicias directas: En este caso, el franquiciador trata directamente con cada franquiciado, haciendo más compleja la gestión y supervisión de los establecimientos cuanto más lejos (en lo geográfico y en lo cultural) se encuentre el país de destino.
  • Joint Ventures: Alianzas entre el franquiciador y un inversor local que dan como resultado una tercera empresa, responsable de gestionar la franquicia en el país de destino.
  • Area Developer / Desarrollador de área: El franquiciador concede al franquiciado el derecho a abrir varias franquicias propias en un territorio más amplio, perdiendo la exclusividad si no se cumple el calendario de aperturas.
  • Máster Franquiciado: Similar al anterior, pero otorgando al franquiciado la posibilidad de subfranquiciar. Estas dos últimas modalidades son las más usadas.

Situación actual de las franquicias españolas.

A finales del año pasado, España contaba con 259 marcas españolas operando en el extranjero a través de 19.756 unidades de negocio repartidas por 118 países, según los datos publicados hace unos meses en el informe ‘La franquicia española en el mundo 2015’ de Tormo Franchise Consulting.

El grupo Inditex aparece en el informe como nuestra principal referencia exportadora en el exterior, pero es la cadena de supermercados Dia la que encabeza el listado cuando valoramos el número total de puntos de venta. En cuanto a los países receptores del esfuerzo internacionalizador de las compañías españolas, el ránking lo lidera nuestro vecino Portugal, seguido por Andorra, Francia e Italia.

rio-de-janeiro-809756_1280

Brasil sigue siendo un interesante lugar donde invertir

Es verdad que en la actualidad Brasil no se encuentra en su mejor momento. A sus actuales perspectivas de crecimiento no muy halagüeñas, se une la inflación, la disminución de los precios de las materias primas y una reducción de la confianza de los inversores. Sin embargo, este “bache” momentáneo no debe desfigurar la amplitud del horizonte ni ocultar las buenas perspectivas a medio y largo plazo de un país que sigue siendo un lugar donde invertir muy interesante para las empresas españolas.

No en vano se ha convertido en la séptima economía más grande del mundo y en las dos últimas décadas ha experimentado un fuerte crecimiento impulsado por la abundancia de los recursos naturales, la producción agrícola y un auge de la fabricación. Por eso, sigue siendo un mercado con interesantes oportunidades de negocio y un lugar muy apto donde invertir para las pymes españolas, que pueden contribuir a solventar las carencias del país y a potencial su crecimiento.

Ahora, un informe que acaba de actualizar la Oficina Económica y Comercial de España en Brasilia vuelve a poner de manifiesto los grandes valores de Brasil, repasando las principales oportunidades comerciales y de inversión que presenta el país. Hay que tener en cuenta que el crecimiento de la clase media, que ya representa el 54% de la población, brinda oportunidades de exportación en los sectores de consumo. Y que, por ejemplo, los planes de concesiones en infraestructuras, la agroalimentación, el agua y las energías renovables son una fuente de oportunidades para las pymes españolas. Veamos algunas de las propuestas más interesantes en estos ámbitos:

Agroalimentación. Hay oportunidades en negocios agroalimentarios, con demanda de productos de calidad, como aceite de oliva o vino. Y en exportación de frutas y verduras por la complementariedad de estaciones. Además, se exportan a Brasil cada vez más productos españoles como jamón, embutidos y quesos.

Infraestructuras. Los programas de inversión en infraestructuras ofrecen oportunidades, especialmente en maquinaria de alto contenido tecnológico, a cuya demanda no pueden dar respuesta los productores nacionales.

Gestión del agua. La fuerte sequía actual abre nuevas e importantes oportunidades en la gestión del agua, donde España es vista como un referente, especialmente en desalación, ahorro y reutilización.

Energías renovables. En energía solar existen oportunidades por la fuerte apuesta del gobierno en este sector. Y en el sector petrolífero, las necesidades de equipamientos para la explotación de los yacimientos petrolíferos ofrecen oportunidades a la industria auxiliar.

hacer_negocios

¿Es o no el momento de hacer negocios en Irán?

La semana pasada una noticia conmocionó al mundo. Tras años de enfrentamiento, EEUU e Irán llegaban a un acuerdo que terminaba con el bloqueo económico del país persa. Mientras los analistas políticos desentrañaban las claves de este anuncio histórico, la actividad también comenzaba a bullir en los departamentos financieros de las grandes multinacionales de todo el planeta.

Sin bloqueo internacional de por medio, Irán se convierte en un bocado económico que muchas empresas están deseando morder. Se trata de un mercado de, nada menos que, 81 millones de consumidores, de los que 60% tiene menos de 30 años. Aunque alguien pueda pensar lo contrario, son jóvenes muy adaptados a los gustos y costumbres de los países occidentales. Les apasionan las marcas y el modo de vida de europeos y estadounidenses.

A pesar de las depauperadas imágenes del país que transmiten habitualmente las televisiones, lo cierto es que su nivel de modernización es muy superior a lo que muchos imaginan. Por ejemplo, en suelo iraní se están construyendo los mayores centros comerciales del planeta. Además, el nivel de penetración de Internet registra una media nacional del 53%, que asciende hasta el 77% si solo se analiza la capital Teherán. Se calcula que unos 11 millones de ciudadanos tienen acceso a smartphones.

A pesar de la censura y el control sobre las redes sociales, los jóvenes iraníes buscan y encuentran alternativas para esquivarla y, por ejemplo, Facebook cuenta con 15 millones de usuarios, según estadísticas citadas por las propias autoridades.

El Instituto de estudios Forrester Research aseguran que el mercado de productos y servicios tecnológicos iraní sin bloqueo podría llegar a los 16.000 millones de dólares al año, en línea con países tan atractivos como Arabia Saudita, según ha recogido estos días el periódico The Wall Street Journal.

Aún así, hacer negocios en este país ha sido un reto sólo para los más aguerridos. Censura política, trabas burocráticas y corrupción, entre otras complicaciones sitúan a Irán en el puesto 130 de ranking del Doing Businnes en 2015. Lo saben bien las 350 empresas españolas, pymes la mayoría de ellas, que en total, según la información que maneja la Cámara de Comercio Española, exportan apenas unos 300 millones.

Con este radical cambio en las condiciones políticas, el futuro de la economía es incierto. El bloqueo ha debilitado al país y hay mucho por hacer si la situación económica se normaliza. Desde la Cámara de Comercio Española llevan meses apostando por Irán con diversas jornadas informativas destinadas a mostrar a los pequeños y medianos empresarios españoles donde están las principales oportunidades de negocio.

Y es que, casualidad o no, las principales deficiencias iraníes coinciden con los sectores en los que las empresas españolas son especialmente potentes, según el el Director Internacional de la Cámara de Comercio de España, Alfredo Bonet. En un primer momento, las principales demandas iraníes llegarán de su sector económico estrella, la industria petrolera y petroquímica con demanda de: válvulas. tuberías, etc.

Desde el Ministerio de Fomento señalan que Irán también ofrece grandes oportunidades en el sector ferroviario y aeroportuario. “Es un país con una potencialidad tremenda porque necesita modernizar sus infraestructuras”, aseguran. Aquí, la tarjeta de que las empresas españolas estén construyendo el AVE a la meca es un excelente aval de presentación.

Los automóviles, maquinaria para la industria alimentaria, minería, bienes de equipo para la industria del petróleo, gas y petroquímica también han sido identificados por la Cámara de Comercio Española como otros de los sectores que serán más demandados. Incluso, las energías renovables pueden ser, según ese organismo, una fuente de negocio para las empresas españolas. ” Aunque Irán es productor de petróleo- tienen un gran futuro, ya que está apostando por este tipo de energías, especialmente solar y eólica”, aseguran desde ese organismo público.

Riesgos de inversión

Pero que haya oportunidades no significa que el camino vaya a ser fácil ni rápido. Nada más aprobarse el fin del embargo muchos corresponsales extranjeros que cubren la información iraní aseguraban que la oposición política ya estaba haciendo movimientos para boicotearlo. Además, el acuerdo contiene una bomba de relojería. Una cláusula que augura la vuelta inmediata al embargo si el país no cumple con lo pactado.

El riesgo es máximo, y los tiempos pausados. El director Internacional de la Cámara de Comercio de España, Alfredo Bonet, ha comentado en una información facilitada a los medios de comunicación que “el impacto del levantamiento de las sanciones no será inmediato, sino progresivo, porque Irán necesita restaurar los mecanismos y procedimientos para volver al comercio internacional”. Bonet ha recordado que Irán “ha estado sometido a sanciones y embargos, a tecnologías de doble uso, la financiación a largo plazo ha estado cortada y los bancos tenían grandes dificultades para realizar pagos y cobros. Todo este entramado debe restaurarse”.

Un proceso de ajuste que al mismo tiempo puede ser una excelente oportunidad para empresas que quieran invertir o exportar en Irán y lo tengan todo por hacer.

networking

La efectividad del networking

El vocablo anglosajón ‘networking’ se ha popularizado en España gracias a que nos permite expresar una idea que carece de traducción literal en nuestro idioma: definimos el ‘networking’ como la generación, ampliación y utilización de la red de contactos con el objetivo de ofrecer productos o servicios, obtener información o recibir ayuda de otros profesionales. Pero más relevante aún es que, junto al uso del término, también se ha popularizado entre nuestros emprendedores la práctica a la que hace referencia.

 

Apostar por ésta (y no sólo apostar, sino dedicarle el tiempo necesario y dotarse de una estrategia al respecto) resulta fundamental para muchas pequeñas empresas, que encuentran en la misma la vía para construir las redes de colaboración que les permiten internacionalizarse y plantar cara a las grandes multinacionales en determinados mercados, sumando las ventajas competitivas de varias PYMEs.

 

Así, el networking no sólo será una forma de dar a conocer a nuestra empresa o a encontrar inversores, sino que puede ayudarnos a mejorar estrategias o productos, a adaptarlos a nuevos mercados (recibiendo información sobre los mismos).

 

Efectividad (y tipos) de ‘networking’

 

Recientemente, Asociación de Jóvenes Empresarios de Madrid (AJE Madrid) presentó un estudio en el que venía a analizar la valoración que los empresarios madrileños hacía de los eventos de networking.

 

Según los datos aportados por los asistentes, hasta un 90% de los mismos logran conseguir alguna oportunidad de interés para su negocio en este tipo de eventos, aunque señalan que todos los contactos generados deben ‘trabajarse’ antes de convertirse en ventas.

 

Pero, ¿y el 10% restante? Según la AJE, “considera que no obtiene referencias de interés debido a dos cuestiones fundamentales: la dificultad de aprovechamiento de los eventos de networking por parte de ciertos sectores más tradicionales y el conflicto que supone para muchos emprendedores o empresarios ‘romper el hielo’ con el resto de asistentes y realizar una labor comercial adecuada”.

 

Existe menos unanimidad a la hora de valorar las diferentes fórmulas para llevar a cabo el networking: los partidarios de las reuniones bilaterales alcanzan un 51%, frente al 49% de partidarios del ‘speednetworking’ (citas rápidas entre empresarios donde hay un intercambio de tarjetas de visita y todos se conocen entre sí).

 

Consejos para hacer ‘networking’

 

A la hora de preparar nuestra estrategia de networking, conviene tener en cuenta una serie de consejos:

 

  • Debemos tener claro qué necesitamos de otros profesionales (o qué podemos aportarles) antes de iniciar la ronda de contactos. En segundo lugar, deberemos saber comunicar al resto de profesionales las ventajas de una alianza.
  • Resulta útil asistir regularmente a eventos relacionados con nuestro sector (congresos, seminarios, encuentros, etc).
  • Es recomendable, en dicho eventos, tener ensayada una breve “tarjeta de presentación verbal” y hacer uso de la ‘escucha activa’. En muchos sectores, sin embargo no habrá mejor tarjeta de presentación que ‘trabajarnos’ de forma constante nuestra presencia en las redes sociales (entre las que no puede faltar LinkedIn).
  • Intentemos siempre volver a dirigirnos a todos los contactos de interés que nos hayan presentado, ya sea vía e-mail o mediante mención en redes sociales. Así podremos agradecerles la charla y recordarles a qué nos dedicamos.

 

Imagen CC BY-SA Ghozt Tramp

errores_apps

Los errores que destruyen una aplicación móvil

Los dispositivos móviles son cada vez más importantes. En la actualidad, suponen casi la mitad del tráfico de datos de Internet. En un futuro muy cercano ese porcentaje se incrementará más, reduciendo a la mínima expresión a los ordenadores de sobremesa y portátiles tradicionales. La creciente importancia de tablets y smartphones ha originado que ningún negocio pueda vivir al margen de ecosistemas como Android o IOS. A pesar de ello, muchos empresarios ignoran todavía este punto y se limitan a contar con una página web que ni siquiera está adaptada al entorno táctil.   Éste es el primer gran error. No reconocer una realidad que irá a más. Las nuevas generaciones (la que abarca desde los 5 o 6 años hasta los 17 o 18) son nativos de esta tecnología. Para ellos, el PC es un chisme que no utilizan. Todo, absolutamente todo, lo hacen a través del móvil. Por ese motivo, las pymes tampoco pueden quedarse atrás en esa carrera por captar a los clientes. La mejor forma de  llegar a los nuevos y a los antiguos (cada vez más acostumbrado a pasar el dedo por la pantalla) pasa por desarrollar una aplicación. Las apps son el nuevo software por el que todos han de pasar.   Como suele ocurrir de manera habitual, cada vez que se penetra en un nuevo ecosistema se puede caer en errores muy graves. Aquí vamos a comentar aquellos fallos de desarrollo de una app que pueden originar el fracaso del proyecto. No caer en ellos es fundamental para ponerse al día y no quedarse atrás ante la evolución del consumidor actual y futuro.   Equivocarse al seleccionar la plataforma En Internet existe un dicho que es verdad en la mayoría de los casos: Apple te cobra por lo que Google te da gratis. Basta con navegar un poco por ambas tiendas (Apple Store, GooglePlay) para darse cuenta de que es así. Los de Cupertino tienen una política diferente que busca con ahínco que el internauta pase por caja. A su vez los chicos de Mountain View tratan de monetizar sus productos por otras vías más centradas en la publicidad. Sin entrar a valorar cada una de estas estrategias, ambas de gran éxito según las cifras de las empresas, un emprendedor podría pensar que es mejor centrarse en la Apple Store, ya que así sería más sencillo rentabilizar su aplicación. Esto quizá estaría muy bien si usted pretendiera conquistar Estados Unidos. Allí Apple reina. Pero en el resto del mundo (salvo Asia) es Android de Google quien lleva la voz cantante. Además Windows cada vez está teniendo más importancia en el mundo móvil. ¿Solución? Desarrollar una aplicación en todas las plataformas. Si no puede por temas de presupuesto, céntrese en la que es mayoritaria para sus usuarios. Si no lo hace, corre el riesgo de limitar su alcance.   Creer que la experiencia web es la misma que la móvil Muchos se piensan que con replicar o adaptar de manera superficial su web a los dispositivos móviles se logra una aplicación de alcance. Nada de eso. Estamos hablando de dos mundos mucho más diferentes de lo que parece. Los entornos táctiles permiten funcionalidades que no se logran en plataformas web. Por tanto, no basta con un lavado de cara a una página. Es necesario plantearse la app desde cero. Su diseño debe ser acorde a los dispositivos y sus características también. Si no lo hace, primero no podrá entrar en Apple, ya que esta firma revisa los productos y no acepta cualquier cosa en su store. Y, segundo, su trabajo no valdrá para nada. No existe nada más frustraste para el usuario que descargarse algo que ya tiene con solo navegar por Internet.   No saber qué hacer en el apartado de la monetización Es habitual que cuando alguien se enfrenta a una aplicación, no sepa qué hacer para recuperar la inversión. ¿Lanzar una aplicación de pago, utilizar un enfoque fremium, contar con compras integradas dentro del software, gratis y buscar la rentabilidad vía publicidad, gratis total? Para elegir el camino correcto, lo mejor es pensar en este proceso desde el principio. Según los objetivos que queramos lograr con el producto se debe utilizar uno u otro método. Si se busca publicidad y notoriedad de marca sería un error total cobrar por ello. En cambio si se ofrece una solución personalizada y útil se podrán estudiar el resto de las vías de pago. La decisión es suya pero tómelo tras estudiarla a fondo y consultar con expertos. También puede buscar las aplicaciones más exitosas dentro de su área y comprobar los métodos de ingresos que utilizan.   No contar con un plan de marketing Tanto en la Apple Store como en GooglePlay existen millones de aplicaciones. Cuando usted lanza la suya se encuentra dentro de un océano de rivales entre los que es complicado destacar. Para solucionar este inconveniente y conseguir que nuestro desarrollo saque la cabeza entre tanto rival es necesario contar con un plan de marketing que permita al producto mostrar sus cualidades y acercarse a los consumidores. No disponer de él llevará al olvido a la app.   Prescindir de los beta testers Un emprendedor que está inmerso en el desarrollo de una aplicación para dispositivos móviles corre el riesgo de creerse que es el mayor experto en esta materia. Y que solo él será capaz de descubrir las lagunas y los fallos del producto. Craso error. La mejor forma que existe para saber si se está haciendo algo interesante y que no falla es contar con probadores externos o beta testers. De esa forma, obtendrá una información muy valiosa de entornos que no están relacionados con la app y que será el campo de juego que se encuentre cuando salte al campo de batalla de la Apple Store y GooglePlay.   Otro camino es el de utilizar herramientas de análisis como Flurry y Universal Analytics para ver cómo los probadores profesionales trastean con su producto. Cuantas más personas participen en la beta de una aplicación, mejor será el resultado final.