avance_tic

Su oportunidad está en las TIC

Si está usted pensando en emprender y su idea de negocio tiene que ver con las Tecnologías de la Información y la Comunicación, las famosas TIC, ni se lo piense. Hoy por hoy, si hay un sector de futuro, es este, inmersos como estamos en una revolución tecnológica a los que algunos denominan ya tercera revolución industrial. Así lo ponen de relieve los espectaculares datos económicos que acaba de divulgar el Ministerio de Industria: las TIC ya facturan casi 98.000 millones al año, con un avance de la actividad que casi triplica al del PIB (8,5% frente a 3,2%) y una creación de empleo superior al 6% al año.

Ya hay medio millón de personas dedicadas a esta actividad, en realidad un conjunto de servicios, redes, software y hardware que tienen como objetivo facilitar la interconexión en el seno de una organización o entre organizaciones. La informática, hace dos décadas, era cosa de unos pocos privilegiados: las grandes telecos, las compañías más fastuosas y de mayor facturación y las más altas instituciones del Estado. Pero hoy es una herramienta que determina el devenir de la sanidad, la educación, la banca, la música, los medios de comunicación, las telecomunicaciones… y mucho más.

Se da la circunstancia además de que incluso las pymes, los más de 3 millones de empresas que conforman el tejido productivo de este país, parecen haber asumido ya que sin TIC no hay futuro. Hoy, los más pequeños empresarios se han dado cuenta de que no pueden vender productos si no están presentes en internet y en las redes sociales; si no interactúan en tiempo y forma con un cliente que puede estar al lado pero también a distancia; si no “escuchan” la conversación online, capaz de llevar al mayor de los éxitos a un desconocido o abocar al fracaso la trayectoria de un grande de los negocios.

Si hay un hueco para emprender, es este. Se da la circunstancia, además, de que para echar a andar un negocio relacionado con las TIC la inversión inicial suele ser netamente inferior a la que requiere una empresa, digamos, tradicional. La tecnología suple la mano de obra y la necesidad de contar con un local, por lo que el terreno de gastos, al menos en un inicio, está más que limitado.

Muchos de quienes han iniciado sus negocios desesperados por la crisis y el elevado desempleo han optado por probar suerte en el ámbito TIC, bien sea a través de creación de webs de servicios, como pequeños proveedores de otras compañías más grandes o como creadores de contenidos -un subsector que factura ya más de 15.000 millones al año y que crece a un ritmo del 15%- . Tanto es así que ya hay más de 22.500 empresas de tecnologías de la información y la comunicación desarrollando su actividad.

Tal vez le parezcan más que suficientes, pero no: piense por ejemplo en el Estado y sus múltiples promesas de informatización en el ámbito de la justicia; o piense en la firma digital; en la factura electrónica, tan en boga para proveedores… Y eso solo en el terreno público. Las necesidades TIC superan aún con creces a la oferta. Por eso, no deje de pensar que es en este ámbito en el que usted puede lograr el éxito empresarial.

punto_recogida

¿Merece la pena convertir el negocio en un punto de recogida online?

En plena resaca del Black Friday, el Cibermonday y con las Navidades a la vuelta de la esquina se ha vuelto a marcar un nuevo record en el comercio online. Las ventas a través de Internet se han disparado en una tendencia creciente que ya nadie se atreve a cuestionar. Pero, lo que no parece que haya evolucionado en línea con la demanda es el sistema de entrega de esos pedidos, al menos en España. La cuadriculada estructura empresarial de las compañías logísticas choca con los complicados horarios de los usuarios, haciendo en demasiados casos imposible que usuario y repartidor puedan coincidir en casa y convirtiendo la recogida de una compra online en el momento más incómodo del proceso. Y eso sino hablamos de tener que devolver el producto.

Una Primera Encuesta de los Servicios de entrega realizada por el experto en logística Aitor Ojanguren, confirma que el 45% de los usuarios no está satisfecho con el sistema de entrega que ofrecen las páginas de comercio online. Según ha declarado Juan Sandes, director general de una empresa especializada en logística, al periódico Cinco Días, “entre el 20 y el 30% de las entregas de paquetería en España son fallidas y el 90% de ellas se debe a la ausencia del cliente en su domicilio”.

En este estado de la cuestión, todos los implicados parecen tener claro que hay que cambiar el sistema y ahí es donde entra una nueva oportunidad de negocio para el comercio de proximidad. Y es que, tanto las plataformas de venta como los operadores logísticos ya están dando los primeros pasos para implantar en España una red de puntos de recogida alternativos que permita mejorar la experiencia de compra.

En marzo de 2014, Amazón anunció la puesta en marcha de 1.200 puntos de recogida físicos en España. Empresas como UPS, MRW o Seur también están firmando acuerdos con redes de franquicias e incluso pequeños comercios de proximidad que puedan ejercer como lugares de recogida de los productos en lugar de enviar a sus repartidores a domicilios vacios. Incluso han surgido plataformas online, como hubbl , que se presentan como intermediarios entre la tienda online y el usuario y se encargan de tejer la red de comercios físicos de recogida. Este tipo de opciones están todavía en pañales en España, apenas el 18% de los usuarios las utiliza, frente al 41% que lo hace en Alemania o el 90% en Suecia.

Que el horario y la cercanía del comercio de proximidad hacen más compatible la recogida de los productos para los usuarios parece una afirmación fuera de dudas. Pero, ¿qué beneficios tiene para el comercio y cuáles de ellos pueden prestar este servicio?

Para convertirse en punto de recogida cada compañía exige unos requisitos, pero en general solicitan que el interesado tenga un negocio en activo con un local con capacidad de almacenaje y buena situación. En las grandes ciudades, por ejemplo, estar cerca de una boca de metro es un atractivo añadido.

También se buscan puntos de recogida que se plantean esta opción como una actividad paralela a sus intereses centrales. Que nadie espere salvar un negocio en crisis a través de este sistema. El beneficio económico es casi residual, puesto que el comercio se lleva un pequeño porcentaje por cada paquete entregado.

El principal atractivo es el reclamo publicitario. Con este servicio en marcha pasarán por el local muchos clientes nuevos. Por lo tanto, es una gran oportunidad para que acaben comprando también los productos de la tienda de proximidad. El ejemplo más claro tal vez puede ser el de los quioscos. Que pueden vender desde el periódico hasta cualquier chuchería a todo el que se acerque a recoger un pedido online.

Pero incluso una tienda de ropa puede obtener beneficios del aterrizaje de clientes que nunca hubieran llegado a su puerta de otra manera. La posibilidad de convertir al usuario de internet en cliente off line depende del arte que tenga el comerciante para diseñar el espacio de recogida del paquete y convertirlo en un atractivo lugar de compras.

Por supuesto, también tiene sus inconvenientes. Por ejemplo, hacerse responsable de los paquetes durante el tiempo de la custodia de los mismos. Eso en algunos casos puede llevar aparejada la necesidad de ampliar los seguros que cubran daños o desperfectos.

También convendrá valorar hasta qué punto la afluencia del nuevo público puede distorsionar a los clientes habituales. Por ejemplo, un exceso de gente esperando a ser atendida puede no ser bien visto por quienes acuden normalmente por el reclamo del negocio original. También puede ocurrir que las labores organizativas de recepción, almacenaje y entrega de los pedidos puedan distraer al propietario del negocio habitual y terminar perjudicándole.

En cualquier caso, para esto último también existen alternativas como la de convertirse en punto de regida pero no físico sino a través de las conocidas como consignas inteligentes. Algunas empresas, como Correos, han diseñado consignas para instalarlas en los portales de los edificios. A falta de un mayor desarrollo de esa iniciativa están proliferando los negocios receptores que destinan una parte de su superficie a la implantación de este tipo de consignas a cambio de una comisión o un alquiler del espacio. También se atrae personal al negocio tradicional, aunque tal vez la falta de interacción personalizada reduzca las posibilidades de captar como clientes a esos usuarios de comercio online. En España hay varias empresas especializadas en este tipo de consignas como Mypickbox o Hapiick. Pero, según declaraciones públicas del presidente de Seur, este es un negocio que solo despegará cuando “el mercado ya esté acostumbrado a los puntos de conveniencia”.

franquicia_online

Las franquicias sin local: una opción para los emprendedores

Cuando hablamos de ‘franquicias sin local’ nos referimos a aquellas en las que el negocio elegido no requiere de un establecimiento para funcionar. Como consecuencia de las estrecheces sufridas por muchos emprendedores a causa de la crisis económica (y de sus consecuencias indirectas: difícil acceso a la financiación e inexistencia de puestos laborales vacantes), muchas marcas han apostado por esta fórmula, que se presenta como un modo excelente de acceder al autoempleo con poco dinero sin renunciar a los beneficios del modelo de franquicia.

 

Y es que, dado que el coste de los locales suele ser uno de los principales gastos que enfrenta un franquiciado cuando empieza a operar bajo una marca, parece una buena opción cuando el capital inicial del emprendedor es limitado y cuando el negocio se enfoca a la venta de un servicio (desde limpieza a domicilio a labores de asesoría / consultoría), o bien cuando el producto comercializado puede llegar fácilmente al consumidor a través de otros canales menos tradicionales (como la venta telefónica u online).

 

¿Esto es para ti?

 

Antes de elegir la opción de apostar por las franquicias sin local, un emprendedor debe reflexionar sobre su propia formación y aptitudes, sobre su experiencia y conocimiento del sector, así como sobre el tiempo que le requerirá este modelo de negocio: dado que, en muchos casos, la función del franquiciado será la captación de clientes, contar con una página web o un número de teléfono no siempre le liberará de la necesidad de ‘pisar calle’ y dar a conocer su negocio.

 

Y, ante la falta de un local abierto al público, la necesaria confianza con su público en muchos casos sólo llegará a través de las relaciones personales. Para ello, las franquicias procuran buscar perfiles emprendedores con experiencia en el campo de la atención al cliente y formación en técnicas de ventas, que no requiera de la supervisión constante de expertos comerciales.

 

Sabiendo todo esto, le corresponde al emprendedor informarse sobre todas las franquicias que admiten esta modalidad de funcionamiento y que se encuentren interesadas en operar en su territorio, comparando los pros y los contras de cada una de ellas.

 

Las ventajas de este modelo

 

  • Precios más competitivos gracias a la baja inversión inicial. Ésta se debe, como dijimos antes, a la eliminación de la parte más importante de los gastos fijos (adquisición y acondicionamiento del local), así como al ahorro en ciertos gastos periódicos ligados al emplazamiento físico (como los de agua, calefacción o electricidad) o al mantenimiento.
  • Posibilidad de trabajar desde el propio hogar. Gracias a las facilidades que proporcionan las nuevas tecnologías, muchas marcas ofrecen a sus franquiciados la posibilidad de prescindir incluso de la necesidad de una pequeña oficina, permitiéndoles trabajar desde sus casas. Muchas de las empresas que optan por esta vía son las dedicadas a servicios informáticos y de marketing.

Una inmejorable conciliación laboral. Como consecuencia de lo anterior, el franquiciado deja de estar sujeto a horarios rígidos y dispone libremente de su jornada para elegir cuándo desarrollar sus actividades o tomarse un descanso que le permita compatibilizar trabajo y vida personal (para realizar recados urgentes y compartir tiempo con la familia). Aunque, claro… las horas de trabajo perdidas hay que recuperarlas.

bandera_peru

Perú abre negocio a las pymes del sector turístico español

Una de las mayores barreras a las que tienen que enfrentarse las empresas españolas que deciden exportar es la del idioma. Por ello, no es de extrañar que haya una cierta predilección por buscar destinos en Latinoamérica para comenzar cualquier aventura empresarial internacional. Y entre ellos, Perú siempre ha estado entre los preferidos, según los datos de inversiones extrajeras del ICEX.

Ahora, el país andino acaba de presentar una atractiva propuesta de inversiones que va dirigida casi en primera persona a las pymes españolas. El Ministerio de Comercio Exterior y Turismo de Perú (Mincetur) ha comunicado su apuesta por la modernización del sector turístico y ha tomado como ejemplo el modelo de una de las potencias mundiales en el sector: España.

Para ello, abre a las experimentadas empresas de nuestro país la participación en su nuevo plan de inversión que consiste, en una primera fase, en la creación de 62 nuevos hoteles en los próximos cinco años y prevé una inversión de 1.141 millones de dólares. Esto es solo el pistoletazo de salida para impulsar un sector que, según las autoridades peruanas, está lleno de posibilidades para las empresas españolas del sector y también para sectores adyacentes porque además de la infraestructura hotelera este proyecto requerirá de la ampliación en aeropuertos, puertos y carreteras.

“Las empresas españolas, que ya son las principales inversoras extranjeras en Perú, tienen una amplia experiencia en el sector turismo, servicio e industrias afines. Ahora, pueden aprovechar todo ese conocimiento para ayudar a explotar una industria turística en la que está todo por hacer y en la que ofrecemos muchos incentivos para acometer proyectos y alianzas locales”, explicó Bernardo Muñoz, Consejero Económico Comercial de la Oficina Comercial de la Embajada de Perú en España en una presentación del proyecto realizada el pasado mes de julio en Madrid.

El ámbito tecnológico también tendrá su protagonismo. Como todo proyecto que se precie en pleno siglo XXI debe estar ligado a las nuevas tecnologías. En este ámbito se incluyen desde las infraestructuras para dar acceso a internet a través de una red de fibra óptica que es prácticamente inexistente en todo el país, hasta el desarrollo de aplicaciones específicas que faciliten las experiencias de los turistas tanto vacacionales como profesionales. Y es que, el turismo de congresos es otra de las áreas con amplio potencial de crecimiento en el país andino.

También existen oportunidades interesantes para todo lo relacionado con proyectos de consultoría para la elaboración de planes maestros, gestión de destinos, gestión de playas, accesibilidad turística, estadísticas y observatorios, etc…

Según un estudio sobre el país elaborado por EY, el gobierno peruano garantiza estabilidad jurídica a los inversores extranjeros respecto a las normas de impuesto a la renta y reparto de dividendos. Los inversores extranjeros con derecho a obtener dicha estabilidad tributaria y jurídica serán aquellos que estén dispuestos a invertir en el país durante más de dos años, y por cantidades superiores a los 10 millones de dólares (americanos) en los sectores de minería y/o hidrocarburos, o de 5 millones de dólares (americanos) en cualquier otra actividad económica. También aquellos que adquieran más del 50% de las acciones de una compañía en proceso de privatización.

En contra de lo que ocurre en muchos países, en Perú las empresas extranjeras tienen el mismo tratamiento que las nacionales. Además, no existen restricciones para la repatriación de las ganancias, las transferencias internacionales de capitales, o las prácticas de cambio de divisa. Incluso, se permite el uso de euros para la adquisición de bienes en el extranjero o cubrir obligaciones financieras, siempre y cuando el operador esté en cumplimiento con la legislación tributaria peruana, según explican los expertos fiscales de EY.

Por otro lado, según han explicado desde la embajada de Perú en Madrid, “Uno de los aspectos interesantes de estas inversiones en el sector turístico es el de los incentivos y los mecanismos para la promoción de la inversión. Así como la colaboración público privada tanto a la hora de elaborar los requisitos de las licitaciones y en la ejecución de los proyectos”.

Cabe recordar que, de acuerdo con el informe “Doing Business 2015” del Banco Mundial, Perú es el segundo país de Latinoamérica, después de Colombia, en facilidad para hacer negocios (el número 35 del mundo). El impulso al turismo que acaba de anunciar el país es uno de los pasos que su Gobierno está dando para salir de la ralentización económica que sufre Perú en los últimos años.  En la actualidad, el turismo en Perú supone el 3,9% del PIB (unos 7.000 millones de dólares en 2015) y el objetivo es duplicar el número de turistas anuales.

Para más información, no está de más consultar una interesante herramienta que tiene el ICEX (de acceso aquí) que permite calcular los costes de implantación de un negocio en cualquier país del mundo.

 

Imagen: Wikipedia

Captura de pantalla 2016-08-10 a las 9.32.19

4 estrategias para crear nuevas oportunidades de negocio

Captura de pantalla 2016-08-10 a las 9.32.19Se conoce a Igor Ansoff (matemático y administrador de empresas) como el padre de la ‘gestión estratégica’. A él le debemos la matriz que lleva su nombre, que permite visualizar rápidamente las estrategias de crecimiento y diversificación que tienen a mano las empresas para crear nuevas oportunidades de negocio, teniendo en cuenta para ello un doble eje mercados / productos.

 

Penetración del mercado (Productos existentes + Mercados existentes)

La primera estrategia pasa por aumentar el grado de compromiso de la empresa por la misma clase de negocio a la que se venía dedicando. Para ello, dedicará recursos adicionales a perseguir un mayor consumo de los productos que venía produciendo en los mercados en los que ya está presente. Es recomendable apostar por esta opción en momentos en los que el mercado atraviesa fases de crecimiento o de madurez.

Esta estrategia para crear nuevas oportunidades de negocio implica acciones como:

  • Aumento del consumo de clientes actuales mediante incentivos económicos, programas de fidelización, etc.
  • Captación de consumidores de la competencia, apostando por una mayor inversión publicitaria.
  • Captación de nuevo público objetivo a través de una bajada de precios o de la realización de cambios en la imagen de marca.

 

Desarrollo de productos (Productos nuevos + Mercados existentes)

La segunda estrategia consiste en impulsar la venta de nuevos productos en los mercados en los que ya se está presente, vendiendo productos innovadores que aporten nuevas prestaciones (aprovechando las necesidades cambiantes de los clientes) o perfeccionando productos anteriores (aprovechando el corto ciclo de vida de los mismos).

Esta estrategia para crear nuevas oportunidades de negocio implica acciones como:

  • Desarrollo de nuevas características del producto: mediante modificaciones (de color, sabor o forma) o sustituciones (de ingredientes o procesos).
  • Desarrollo de diferencias de calidad (creando nuevas gamas).
  • Desarrollo de nuevos modelos (disminuyendo, aumentando o combinando características).

 

Desarrollo de mercado (Productos existentes + Mercados nuevos)

La tercera estrategia consiste en lograr que las empresas vendan en nuevos mercados aquellos productos que ya producen (más de lo mismo, pero a una base de consumidores más amplia). Esto requiere de acceso a nuevos canales de distribución y de la posesión de recursos y capacidades infrautilizados y/o suficientes.

Así, las principales estrategias para lograr crear nuevas oportunidades de negocio en base a esto son:

  • Búsqueda de nuevas áreas geográficas adicionales (a nivel regional, nacional o internacional).
  • Atracción de nuevos grupos de consumidores, dirigiéndose a nuevos grupos cuyas características demográficas difieren de sus clientes habituales.
  • Cambios en la política de distribución o posicionamiento, recurriendo a nuevos canales de venta como Internet o la venta directa.

 

Diversificación (Productos nuevos + Mercados nuevos)

A diferencia de las anteriores, esta estrategia no es de expansión, sino que constituye una categoría propia. Más arriesgada que las otras tres, esta centra sus esfuerzos en desarrollar nuevos productos en nuevos mercados.

Lo habitual es que apuesten por crear nuevas oportunidades de negocio recurriendo a esta vía empresas que necesitan reducir su riesgo global, que pueden permitirse invertir recursos o capacidades excedentes, o que buscan reforzar la posición competitiva de la empresa.

Existen tres modalidades de diversificación diferentes:

  • Diversificación horizontal: Consiste en añadir a la línea de productos de la compañía nuevos productos sin relación con los ya existentes.
  • Integración vertical: Se da cuando una empresa de distribución comercial extiende su negocio hacia actividades mayoristas y de fabricación, pudiendo así mejorar los precios y los servicios a sus clientes.
  • Diversificación concéntrica: Introducen nuevos productos similares a los ya existentes y diseñados para atraer nuevos segmentos de mercado.
pokemon-1543353_960_720

Cómo aprovechar Pokémon Go para impulsar los beneficios de las pymes

pokemon-1543353_960_720Nadie lo duda. El fenómeno del verano se llama Pokémon Go. El juego de Nintendo ha revolucionado la red como solo Pikachu es capaz de hacerlo.

En el primer fin de semana tras su lanzamiento, se contabilizaron 50 millones de descargas solo en Google Play, según los datos de la empresa de seguimiento de apps SensorTower. Un récord que se bate día a día. Todavía no se ha cumplido el mes y ya se superan los 75 millones de descargas totales en Android y iOS. Y eso que todavía Pokémon Go apenas está disponible en 32 países, cuando la intención de Nintendo es llegar hasta los 100.

Por si las cifras no son suficientemente claras, aquí va una comparación. En menos de un mes, Pokémon Go ha superado en número de usuarios a aplicaciones tan famosas y demandas como WhatsApp o Snapchat y está a punto de superar a Twitter, según ha publicado la revista Forbes.

Es el primer gran éxito de un experimento de realidad aumentada para el gran público y también la primera gran oportunidad para que las empresas puedan aprovecharse de este fenómeno que parece haber llegado para quedarse.

Porque la gran revolución de Pokémon Go, en particular, y de la realidad aumentada, en general, es que saca a los jugadores a las calles y los pone a las puertas de muchos negocios. Por supuesto, los empresarios más avezados no han tardado en verle la oportunidad al asunto y ya han puesto en marcha todo tipo de estrategias para aprovecharla. Entre las más ingeniosas están:

Regalos e incentivos para los jugadores

Tal vez, la más tradicional de las estrategias. Consiste adaptar los incentivos de toda la vida: hora feliz, dos por uno, descuentos, etc. a los clientes que usen esta App. Por ejemplo, un bar en Virginia en Estados Unidos ofrece ya un 20% de descuento a los jugadores de esta app o cafetería de San Francisco ofrece 2×1 para todos los jugadores de la app que lleguen al establecimiento con el juego en mano. Estos son solo algunos de los ejemplos que recogen los medios estadounidenses. Aquí el ingenio está del lado de los empresarios. Y puede ser una gran fuente de ingresos dada la tendencia a las macroquedadas, como la que se hizo en Madrid el 28 de julio, con una afluencia que superó las 5.000 personas.

Convertirse en Pokeparada

Esto ya implica jugar en la primera división de la tecnología de realidad aumentada. Implica que los negocios comienzan a formar parte del propio juego. Durante los primeros días, solo los lugares públicos estaban identificados como Pokeparadas, lugares en los que hay mayor concentración de pokémons y, por tanto, atraen a más usuarios ávidos de darles caza.

Pocos días después, las empresas estadounidenses vieron el negocio y Nintendo junto a la empresa que ha creado el juego, Niantic, reaccionaron rápido. Ahora, cualquier negocio privado puede convertirse en una pokeparada y, por tanto, en lugar de concentración de los jugadores.

En los blog y medios de comunicación especializados en tecnología se ha hecho famosa la declaración de un empresario estadounidense propietario de una pizzería en Long Island, Nueva York, que aseguró al New York Post que tras abonar 10 dólares para activar un “modulo de señuelo” consiguió aumentar un 75% las ventas en solo un fin de semana.

Las grandes multinacionales como McDonnals ya se han sumado a este carro. ¿Y usted está dispuesto? Antes de contestar recuerde que esto, en principio, está más recomendado para negocios cuya oferta se adecue al perfil de usuario de este juego.

Este señuelo que es tan fácil de contratar como la publicidad de Google, permiten ser centro de atracción de pokémons durante 30 minutos. Se paga por clics, pero con los adecuados atractivos en el negocio real esta opción se convierte en una herramienta de marketing casi perfecta.

Convertir la sede de tu negocio en un gimnasio Pokémon

Esto ya es un paso más en la implicación en el juego. Los gimnasios Pokémon son edificios donde se disputan combates y están presididos por un líder. Implica mucha actividad por parte del líder para ir acumulando medallas y poder participar en ligas internacionales. Seamos realistas, esto es para gente muy entregada a la causa. En Estados Unidos dicen que ya hay quienes están dejándolo todo para ganarse la vida por esta vía. Para los empresarios que quieran potenciar su negocio, esta es una vía con mucho riesgo puesto que mantener el gimnasio virtual y el negocio real tal vez no sea muy compatible. ¿O sí? Todo depende de la habilidad de cada uno.

Invertir en bolsa y no solo en Nintendo

Aunque algunos pueden pensar que es un poco tarde para comprar acciones de Nintendo vista la espectacular evolución de la cotización tal vez no lo sea. Veamos. En los siete días posteriores al lanzamiento, Nintendo consiguió una revalorización de más de 13.000 millones de euros. Desde entonces el valor se ha corregido con distintos altibajos. Al cierre de este post, Nintendo cotizaba a 198,65 dólares tras el pico de 270,28 que registró el 18 de julio. Pero muy lejos 129 dólares que costaba comprar una acción de la compañía nipona a principios de julio.

Por supuesto, adivinar lo que va a pasar en el futuro es imposible. Pero hay algunos datos que invitan al optimismo. Desde el lado de la compañía, todavía le quedan muchos países en los que asentarse y por tanto muchos beneficios esperados. Puesto que aunque el juego es gratis, existe una posibilidad, casi obligada, de realizar diferentes compras que ayuden a progresar. Esto son ingresos casi seguros en el futuro.

Por otro, como ya hemos mencionado arriba, la posibilidad de que las empresas paguen para convertirse en paradas de pokémon Go apenas se acaba de inaugurar y tiene mucho potencial de crecimiento.

Muy de cara a futuro, la realidad virtual parece haber llegado para quedarse.

Además, analistas como David Gibson de Macquarie Capital Securities han explicado a la agencia de noticias Bloomberg que se prevén ganancias de más de 15% para las acciones de Nintendo.

 

Pero no son estos los únicos títulos a tener en perspectiva. Appel también puede ser una inversión interesante para aprovechar el fenómeno pokémon Go.

Analistas de esta compañía en EEUU han asegurado que Appel podría ingresar por Pokémon Go alrededor de 3.000 dólares de ingresos extra entre los 12 y 24 meses siguientes.

En cualquier caso, no hay que olvidar que cuando se trata de inversiones en bolsa el riesgo debe estar muy presente y hay que valorar si se puede afrontar o no la posibilidad de perderlo todo.

venta_de_negocios

Venta de negocios: ¿cómo descubrir a los compradores potenciales?

compradores_potencialesEs habitual que un negocio que funciona llame la atención de posibles compradores. Estas personas no dudarán en entrar en contacto con usted a la mínima oportunidad. Puede que incluso lo hagan antes de que la empresa se haya puesto en marcha. Cuando esto ocurre, el emprendedor suele sentirse halagado y no tiene inconvenientes en compartir información valiosa que, nunca, debería ser de dominio público. Los secretos comerciales son muy importantes y su conocimiento tiene que estar limitado a las personas de su máxima confianza.

 

Por este motivo, antes de hacer algo de lo que podamos arrepentirnos más adelante, es necesario identificar la calidad y validez de ese posible comprador. A menos que usted esté deseando desprenderse de su sueño por un puñado de euros, lo que no es muy habitual salvo en algunas startups, tiene que formular a su intercolutor estas cuestiones. De sus respuestas, podrá deducir si se trata de la persona indicada para continuar su labor al frente de la firma, o si está cayendo en una trampa puesta por alguno de sus competidores.

 

¿Qué le parece el tamaño de la compañía?
Un comprador serio y competente no tendrá inconvenientes sobre el tamaño de su compañía. Tampoco criticará si cuenta usted con demasiados o con pocos colaboradores. Todos esos factores los debería haber estudiado con anterioridad a la reunión. En caso contrario, si hace demasiado hincapié en el excesivo volumen de facturación, beneficios o personal, estará usted ante la primera señal de peligro. Además, si en algún momento de la conversación, escucha que su negocio quizá esté fuera de su alcance, lo mejor es que concluya la charla a la mayor brevedad posible.
¿De qué tiempos estamos hablando?
Por norma general, un comprador potencial de cualquier negocio tiene un calendario de fechas, por lo menos en la cabeza. Dispone de sus propios planes de negocios y sabe con exactitud en qué momento desea disponer de sus productos o servicios. Si, por el contrario, la fecha no es importante para esa persona y al mismo tiempo se afana en tratar de obtener toda la información posible sobre su pyme, estará usted ante otra señal de alerta.

 

¿Cuánto tiempo lleva buscando un negocio?
Hay muchas personas que pueden querer ser emprendedores y que, para lograrlo, busquen adquirir un negocio que ya está en marcha. Pero en muchos casos, a esos posibles compradores les falta mucho para convertirse en hombres de negocio. Si su interlocutor responde a la pregunta sobre el tiempo que lleva buscando un negocio con un periodo excesivo – léase más de un año- es muy probable que no se trate del intercolutor adecuado para usted. En este caso no tema por sus secretos empresariales, pero sí que perderá el tiempo. Esa persona nunca dará el paso definitivo de apostar su capital. Al final le vendrán las dudas y todo habrá sido en vano.

¿Hábleme de su experiencia previa?
Dependiendo de su negocio y del sector de actividad económica en el que se mueva, esta cuestión tendrá diferentes niveles de relevancia. Para usted, como vendedor que vela por el futuro de su negocio, es importante que el comprador posea el mayor nivel posible de experiencia. Si no es el caso, puede que el acuerdo no llegue a buen puerto. Aunque en este caso quizá sea usted mismo el que se encargue de que sea así.

De todas formas, si usted siente que está ante la persona adecuada, aunque falto de experiencia, es probable que pueda solucionar esta carencia a base de inversiones en su negocio para que esta característica deje de ser tan importante en el futuro. De esa forma, su negocio será menos dependiente de unas habilidades específicas.
¿Cómo llevará adelante la empresa? ¿Cómo resolverá los principales problemas?
Un comprador potencial que tenga interés tendrá una idea de futuro. No es necesario que le presente un plan de negocio. Pero sí es importante que sepa lo que quiere hacer con algo que a usted le ha costado mucho levantar de la nada. En este punto, también es clave hablar sobre la plantilla, los cargos y su posible continuidad, o no. Con las respuestas que obtenga se hará una idea más clara de la idoneidad o no del comprador.

¿Qué dinero está dispuesto a poner encima de la mesa?
Quizá haya que esperar al final de la reunión. Pero un emprendedor no debe levantarse la mesa hasta que consigue que su entrevistado le diga de cuánto dinero dispone para hacer frente a la operación. Es decir: lo que está dispuesto a pagar. Si lo que le llega del otro lado de la mesa no se acerca ni de lejos a su idea, lo mejor es que terminen los encuentros. Por mucho que repitan, el acuerdo será misión imposible.

¿De qué cantidad dispone?
Aunque parezca la pregunta anterior no es así. Una cosa es que el comprador le dé una cifra que puede ser acorde a lo que usted pretende pedir por su empresa, y otra muy distinta es que le demuestre que posee esa cantidad. Alguien profesional sabe con el capital que cuenta y, si no, conoce los mecanismos para discernir lo que puede pedir de financiación. Jamás debe seguir hablando con alguien que no es capaz de mostrarle un documento del banco que le haga ver que los fondos de los que se habla son reales. Es la mejor forma de evitar males mayores en el futuro. Y es que es muy normal que muchos pagos se hagan a plazos. Para asegurarse de que no le dejen dinero a deber, tiene que amarrar todas las incógnitas antes de firmar nada.

 

Si cualquier posible comprador no está dispuesto a responderle a alguna de estas cuestiones, recele y sea cuidadoso. Quizá el objetivo de esa persona no sea quedarse con su negocio,  y monte todo un teatro para descubrir algún secreto comercial que aprovechará con posterioridad. Para un profesional serio, todos estos temas de los que hemos hablado son cuestiones básicas. Por tanto, llevar a cabo este tipo de procesos de precalificación del interlocutor es la mejor forma de no cometer un error del que más tarde podamos arrepentirnos.

eslovaquia_UE

Claves para hacer negocios en Eslovaquia

eslovaquiaEste mes de julio, Eslovaquia asume, por primera vez en su historia, la presidencia del Consejo de la Unión Europea. Todo un reto para esta antigua república soviética de poco más de cinco millones de habitantes (apenas el 1% de la población europea). El reto llega en medio de una coyuntura muy incierta marcada por la decisión de los ciudadanos británicos de iniciar el proceso de salida del club comunitario y la política de asilo e inmigración que ha enfrentado abiertamente a algunos países por las cuotas obligatorias de asilo.

 

En definitiva a Eslovaquia le toca la difícil tarea intentar renovar la confianza de los europeos en el proyecto común, pero también un momento muy bueno para su economía porque este protagonismo puede hacer que muchos empresarios pongan su interés en este pequeño país, si es que no lo han hecho ya.

 

Conviene recordar que Eslovaquia lleva ya unos años siendo la principal puerta comercial con el mercado de los países del Este.  Y es que, ser miembro de la Unión Europea para ellos sí tiene muchas ventajas.  Por ejemplo,  las inversiones en este país para cualquier empresa perteneciente a un Estado Miembro están liberalizadas. Además, tienen la ventaja de la seguridad jurídica. Mantiene un arancel aduanero común para todas las importaciones de países terceros, y está sometida a las decisiones de las instituciones y órganos judiciales europeos.

 

Por supuesto, tiene unas buenas infraestructuras que unen Eslovaquia con sus países limítrofes, como Hungría, Polonia, Ucrania o la República Checa, que son economías más potentes que la eslovaca, pero, también, con mayores costes de establecimiento (fiscales, licencias, laborales), y que convierten a esta pequeña nación en un centro de operaciones perfecto para el desembarco en el este del continente.

 

Más allá de eso, sus dirigentes se han esforzado al máximo por generar un entorno comercial atractivo para atraer capital internacional.  Por un lado, implantando un sistema fiscal muy favorable con un tipo impositivo único, alrededor del 20%, tanto para personas físicas como para sociedades.

 

Por otro, se creó la Agencia Eslovaca de Desarrollo del Comercio y la Inversión para apoyar financieramente proyectos en el sector energético, en especial en tecnologías relacionadas con el Medio Ambiente, donde apenas existe competencia local.

 

El perfil de su mano de obra también es un gran atractivo para cualquier inversor internacional interesado en hacer negocios. Al bajo coste de la mano de obra, comparado con sus vecinos, se le unen perfiles de elevada formación en áreas como la ingeniería o la electrónica y con amplios conocimientos de idiomas. Porque, a pesar de que el eslovaco es la lengua oficial, la mayor parte de la población habla inglés y alemán.

 

Durante los dos últimos años, estas políticas han favorecido en especial el desarrollo de dos sectores: el de la iluminación y el automovilístico, con fábricas de algunas de las principales marcas del mundo, como Hyundai, Volkswagen o Peugeot, lo que facilita el desarrollo de industrias auxiliares a su alrededor.

 

Esto lo saben bien los empresarios españoles. Puesto que la mayoría de las relaciones comerciales entre España y Eslovaquia están circunscritas al ámbito de la automoción.

La asignatura, en cambio, está pendiente para sectores como el turismo, la energía o la logística que están empezando a entrar con más frecuencia al país,  pero no tienen todavía una apuesta clara.

 

Y es que, como ocurre en la mayoría de los países, exportar o internacionalizarse no es cuestión de coser y cantar. Adentrase en Eslovaquia también implica asumir una excesiva burocracia en la tramitación de las exportaciones.

 

Por otro lado, el Gobierno tiene un peso excesivo para una economía que se dice liberalizada. Y, por ejemplo, todavía mantiene bajo su control sectores considerados defensivos como el transporte ferroviario, el suministro de agua o la defensa.

 

También hay una excesiva discrecionalidad estatal en la concesión de ciertas licencias comerciales a pesar de que se cumplan con los criterios requeridos.

 

Todo esto unido a una intensa tendencia a la negociación, implica que los intercambios comerciales se dilaten en el tiempo más de lo que a los inversores internacionales les gustaría.

mdellin_colombia

Oportunidades de las ‘smart cities’ latinoamericanas para pymes españolas

mdellin_colombiaEl desarrollo de ciudades inteligentes (‘smart cities’) que se está produciendo en distintos países de Latinoamérica supone una gran oportunidad para muchas pymes españolas, que pueden poner en valor la experiencia conseguida en este terreno dentro de nuestro país y exportar allí sus tecnologías, productos y servicios.

 

Hay que tener en cuenta que sólo en esta parte del mundo se están invirtiendo 100.000 millones de dólares al año en infraestructuras para crear estas nuevas urbes. Y en esta tarea están siendo bien recibidas empresas españolas de todos los tamaños y ámbitos de actividad, tanto las especializadas en tecnologías, como las dedicadas a infraestructuras, prestaciones, transportes, seguridad, gestión eficiente, control de recursos energéticos, sostenibilidad, agua, saneamientos, comunicaciones, etc.

 

En una jornada celebrada recientemente sobre este tema, los participantes destacaron la experiencia de empresas españolas en proyectos como el metro de Medellín, que demuestran las oportunidad que existen en todo lo relacionado con propuestas de movilidad y gestión del tráfico, la administración electrónica, el consumo y suministro eficiente de energía o agua…

 

Además, los participantes en la jornada dieron algunas pistas y consejos para afrontar mejor el intento de participar en los proyectos de ciudades inteligentes latinoamericanas que se están desarrollando en estos momentos. Veamos algunos de ellos:

 

Poner en valor la experiencia en nuestro país. En España se han desarrollado –o se encuentran en pleno proceso de ejecución- diferentes y numerosos proyectos de ‘smart cities’. Entre las localidades que han sido testigo de ello, se encuentran Madrid, Santander, Murcia, Málaga, Barcelona, Bilbao, Valencia, Gijón, Lugo… Esto ha supuesto un reconocimiento en este ámbito a nivel internacional. Pues bien, ahora es el momento de poner en valor esta realidad al otro lado del Atlántico, sobre todo si la empresa interesada ha participado en alguna de las actuaciones acometidas en nuestro territorio.

 

Aprovechar la presencia de grupos españoles. Uno de los mayores problemas que tienen las pymes cuando intentan participar en proyectos internacionales es la dificultad de encontrar un socio o interlocutor válido. Pero la ventaja en Latinoamérica es que allí se encuentran ya un gran número de grandes grupos y empresas españolas que pueden facilitar o, incluso, servir de enlace y ayuda en esta tarea.

 

Establecer fórmulas rentables. En esta estrategia por acceder más ágilmente a las nuevas posibilidades de negocio gracias a la presencia de grandes grupos españoles, cada pyme debe identificar a las que más le convenga (por afinidad o por especialización sectorial) y contactar con ellas. Si en este proceso, surgen las necesarias afinidades y sinergias, algunos expertos aconsejan proponerles unir fuerzas mediante fórmulas asociativas o de consorcios, tanto para la ejecución de las obras que ya estén en marcha como para aumentar las oportunidades de adjudicación de nuevos contratos.

cuba_espana

Claves para aprovechar comercialmente el acercamiento entre Cuba y España

cuba_espanaA pesar de contar con sólo 11 millones de habitantes, el mercado cubano se ha convertido en una atractiva fuente de negocio para el comercio internacional en el futuro. Cuando Barack Obama anunció el levantamiento del bloqueo económico, vigente desde 1961, ya comentamos en este blog las principales estrategias para hacer negocio en la Cuba post embargo.

Año y medio después de aquel anuncio, los más avezados ya están recogiendo sus frutos. Los primeros, los cubanos, que ya han constatado que solo en el primer semestre de 2015 su economía creció un 4,7%.

Según datos del Icex, más de 250 empresas españolas ya operan en Cuba, representando aproximadamente el 5% de la inversión nacional en Latinoamérica, lo que le convierte en el quinto mercado de la región para España tras México, Brasil, Argentina y Chile.

Sin duda, el sector estrella es el turístico, donde las firmas de nuestro país gestionan alrededor del 80% del total de camas disponibles. También existe una fuerte presencia de la economía española en otros segmentos como las infraestructuras, la biotecnología o la alimentación.

Las experiencias de esta vanguardia empresarial sirven para allanar el camino a los futuros interesados, quienes deberían tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Cuba es un país con mayores garantías jurídicas para las empresas extranjeras de los que muchos piensan. El Gobierno cubano publica periódicamente ‘Cartera de Oportunidades de Inversión’. Un documento en el que detalla los proyectos que se quieren impulsar a nivel estatal, facilitando la colaboración entre empresas nacionales y la inversión extranjera.
  • La Administración ofrece incentivos fiscales para que las compañías inviertan en el país, especialmente en aquellos sectores donde se quiere fomentar su desarrollo, como el energético, el manufacturero o la alta tecnología.
  • Se ha creado en el Mariel una Zona Especial de Desarrollo con bajos costes fiscales y de creación de empresas, con el objetivo de atraer proyectos de base tecnológica. Un Silicon Valley a la cubana que está seduciendo cada vez más al capital extranjero.
  • Además, desde España hay numerosas iniciativas para favorecer la implantación de empresas españolas en la isla caribeña. Entre ellas, el acuerdo suscrito por las Cámaras de Comercio de España y de Cuba, que reforzará las relaciones comerciales facilitando el acceso de las empresas. Entre las medidas acordadas, destacan las relacionadas con el apoyo institucional para el establecimiento de sociedades, el asesoramiento sobre cambios regulatorios, la difusión de potenciales oportunidades de inversión o el soporte para acceder a la financiación necesaria para acometer proyectos.

También compañías como CESCE están apoyando este impulso. En concreto, CESCE ha abierto una línea de financiación para las empresas españolas que quieran invertir en la isla, reanudando la cobertura de operaciones a medio y largo plazo con Cuba.

Pero todos aquellos que quieran dar el paso, también conviene que tengan en cuenta que Cuba todavía mantiene una peculiar idiosincrasia a la hora de hacer negocios.  Entre las más destacadas:

  • Todavía hoy conviven dos divisas: el peso cubano convertible (introducido en los años noventa para el turismo), y el peso cubano, que es el único medio de pago autorizado en el sector empresarial.
  • Para abrir una empresa extranjera en Cuba se deben cumplir varios requisitos, entre ellos, contar con el aval del Estado, tener un capital social desembolsado de, al menos, 50.000 dólares y poder constatar que se ha comercializado con la isla durante al menos tres años.
luces_amazon

Luces y sombras sobre la plataforma logística de Amazon para pymes

luces_amazonNo hay foro de comercio electrónico o corrillo de profesionales del sector que pueda esquivar esta conversación en las últimas semanas. La plataforma europea de logística que Amazon acaba de inaugurar para atender a la demanda de las pymes está en boca de todos.

El gigante de la distribución mundial ha anunciado que quiere facilitar a las pymes europeas su estrategia de exportación. Para ello ha puesto en marcha lo que se denomina Programa Paneuropeo de Logística de Amazon (FBA en sus siglas anglosajonas).

Este nuevo servicio permitirá a las pequeñas empresas distribuir sus productos por toda Europa acortando los tiempos de entrega y pagando la distribución internacional el coste de un envío nacional. Es decir, ahorrándose el coste del tramo del servicio que prestan fuera del país.

Para ello, Amazon pone a disposición de las pymes todo su entramado logístico que cuenta con los 29 centros de distribución que tiene en funcionamiento en siete países europeos. El sistema de funcionamiento de FBA pasa por registrarse oficialmente según explica la compañía en su web. Una vez superado ese proceso cualquier empresa española, por ejemplo, puede realizar los trámites necesarios (también explicados en otro apartado de su web) para que sus productos sean mostrados en las cinco webs diferentes que Amazon tiene en Europa. De esta forma, las empresas ganan mucha visibilidad de cara a poder captar clientes en otros países.

Culminado este proceso, en el momento en que la empresa española tenga una petición supongamos que de un cliente en Berlín se inicia el proceso. El primer paso será hacer llegar el producto al centro de distribución más cercano al lugar de producción de la empresa. En el caso de Madrid sería Alcalá de Henares. Después Amazon se encarga de gestionar el envío de forma gratuita hasta el punto de distribución más cercano al cliente berlinés. Todo al mismo precio que cuesta entregar el producto a un cliente de Gijón, por poner un ejemplo.

Sin duda este es todo un incentivo para muchas empresas que ya distribuyen en Europa, pero sobre todo para aquellas que están pensando en dar ese salto a la internacionalización de su tienda electrónica.

La distribución a través de Amazon es una opción cada vez más demandada por las empresas españolas. En 2015, las pymes españolas vendieron 2,6 millones de productos por valor de 104 millones de euros en exportaciones por la plataforma de comercio electrónico abierta a terceros de Amazon. El número de compañías que se adhirieron a este canal subió un 69% en 2015 y ya se ha incrementado un 50% más en el primer trimestre de 2016.

Amazon asegura que el 40% de esas empresas han conseguido vender sus productos fuera de España gracias a la gestión y al posicionamiento que le permite la plataforma de Amazon. Electrónica, relojes y juguetes son, según Cinco Días, los productos españoles más demandados.

La puntilla para el sector logístico

Pero lo que muchos pequeños empresarios ven como un impulso a su negocio, tiene su lado oscuro para otros. Al menos así lo asegura la editora de economía de Linkedin Caroline Fairchild en un artículo titulado “Amazon, no es su amigo“. En él resume el sentimiento recogido en la feria especializada en comercio electrónico ShopTalk, que se ha celebrado entre el 15 y el 18 de mayo en Las Vegas.

En este evento, considerado como una de las mayores citas del comercio electrónico del planeta, Amazon también ha sido el protagonista indirecto en todas las ponencias, mesas redondas y conversaciones de pasillo. Pero esta vez no para bien. El sector le ve como el gran ogro dispuesto a comerse a todo el que intente hacerle frente. Le acusan de engañar a las pymes relegando sus productos a posiciones poco visibles en sus plataformas, etc.

Detrás de todo ello subyace el miedo a la potencia de Amazon, que ya domina la mitad de todo el comercio electrónico mundial, palpable en todos los empresarios del sector.

Entre las opiniones recabadas por Fairchild se impone que solo aquellos productos capaces de diferenciarse de las grandes tendencias de consumo pueden aspirar a vender de forma individualizada en sus tiendas de comercio online. La razón es que los consumidores “solo” confían en Amazon para comprar productos que ya conocen o han podido testar en tiendas tradicionales.

Así que tomen nota. Porque en esta ocasión lo que ha ocurrido en Las Vegas no se ha quedado allí y conviene tenerlo en cuenta a la hora de diseñar las estrategias de venta online de cualquier compañía.

claves_app

5 claves para la app de tu empresa

claves_appA estas alturas de la película, quedan muy pocos que se atrevan a poner en entredicho que el móvil es el futuro (ya presente) del comercio. A pesar de ello, la mayoría de los negocios, tanto pequeños  como grandes, no saben aprovechar las bondades que pone a nuestra disposición esta tecnología. La gran ventaja que nos traen los smartphones es la de ir más allá de la mera relación transaccional. Antes, la información sobre los clientes era escasa y difícil de conseguir. Pero las cosas han cambiado. Ahora podemos saber todo lo que queramos sobre nuestra audiencia. Así se podrá maximizar el retorno de las inversiones que se lleven a cabo.

Los móviles son mucho más que un canal de venta (el más importante dentro del comercio electrónico). Estamos ante una herramienta que nos permitirá crear contenidos personalizados que eviten la pérdida de clientes. Esta ventaja es algo que nunca se podrá lograr por métodos tradicionales. Tampoco se conseguirá mediante una página web. Por todo ello, hay que tener claro que las firmas que no afronten el reto de la movilidad tendrán un futuro limitado. Desde aquí apostamos por lo contrario. Por eso les proponemos unas sencillas claves para aprovecharse del smartphone. Pero lo hacemos desde el punto de vista de la aplicación. La famosa app es la base sobre la que se tiene que levantar todo el imperio.

Conocer por qué se van los clientes

Descubrir qué pasa por la cabeza de una persona es imposible. Pero sí que se puede aprender mucho de las tendencias. Para esto, las apps son fundamentales. Este software nos dará los secretos que llevan a que un producto o servicio se venda o no. La forma de aprender no pasa por un estudio superficial de lo que se comercializa a través del canal sino de un análisis detallado de los datos que la aplicación obtiene de los clientes.

Lo primero es comprender la rotación. ¿A qué se debe que los internautas no se descarguen la aplicación? ¿Por qué los que la tienen no la utilizan? La base de datos le permitirá detectar las tendencias de comportamiento de los usuarios y se la servirá desagregada. Toda esta información le ayudará a descubrir dónde están los errores y cómo solucionarlos.

En este sentido, suele existir la creencia de que una pyme no puede acceder a todos los datos a los que sí llega una gran empresa. No es cierto. Internet es un mundo democratizado en el que cualquier desarrollador o analista obtiene la información que necesita.

Dar valor a las aplicaciones

El 85% del tiempo que las personas pasan frente a un móvil lo hacen dentro de aplicaciones. Teniendo este porcentaje presente, nuestra misión es lograr que un parte de esa inmensa tarta vaya a nuestra app. Se requiere que el internauta sepa para qué sirve nuestro producto de forma que sea capaz de sacar el máximo provecho de su uso.

¿Qué método utilizamos para dar valor a nuestra aplicación? Lo fundamental es capturar al cliente desde el primer momento y no formar parte de esa otra estadística que indica que tres de cada 10 usuarios abandonan una app después de utilizarla la primera vez. La solución pasa por mostrar por adelantado las bondades del producto. El diseño adquiere en este punto una importancia capital. Uno bueno es lo único que nos separa del fracaso total. El software debe ser intuitivo, evitando trabajo al internauta. También es fundamental que solucione problemas y que tenga un tutorial claro capaz de resolver cualquier dificultad. Solo así podrá sacar partido a su tecnología móvil y será capaz de convertir a ese usuario en cliente.

La importancia de las notificaciones

Mandar una notificación a los internautas cuando tenemos una novedad o una promoción interesante es uno de los mejores métodos que existen para incrementar nuestras ventas en ecommerce. Pero existe un problema. El 58% de los usuarios no permite esta herramienta. ¿Resultado? Las marcas no pueden aprovechar las notificaciones en beneficio propio.

Para incrementar ese porcentaje es necesario buscar en Internet y descubrir pequeños programas que, entre otras cosas, suprimen que en los dispositivos IOS esté marcada por defecto la pestaña de suprimir notificaciones. También hay otras que retrasan la pregunta. Ésta no se hace en el momento de la instalación, que es lo que ocurre casi siempre en Android, sino más adelante. Retrasar la consulta es una gran ventaja ya que puede que para entonces nos encontremos a un usuario comprometido con la enseña y no a uno escéptico.

Cada persona es un mundo

Olvide tratar a todos sus clientes por igual. La gran ventaja del móvil es la personalización. Cada individuo es único y lo que le interesa a uno puede que no guste a otro. Debe tener presente todos los aspectos. Algunos tan básicos como a qué hora se envían los mensajes o las notificaciones. El éxito o no de las campañas dependerá en buena medida del momento en el que se hagan llegar a la base de usuarios.

La información que tenemos de nuestros usuarios es tan numerosa que es necesario analizar todos los detalles. Solo así se podrá sacar provecho. Un buen ejemplo en este sentido es la cadena de supermercados DIA que manda promociones personalizadas a cada uno de sus clientes.

 

Obviamente una pyme no puede llegar a semejante límite de detalle y se verá obligada a automatizar muchas de las operaciones. Pero conviene recordar que estamos ante algo que va mucho más allá que un canal de venta. El móvil es la nueva barra del bar o el nuevo mostrador de la tienda. Es el centro de la relación con los clientes y tiene que ser tratado con acierto, si se quiere acertar en las estrategias comerciales.