1 September 2011 0 Comments

Acuda a Angola, un país donde está todo por hacer

Algunos países emergentes pueden ofrecer magníficas oportunidades de negocio para empresas de cualquier tamaño y actividad. Solo hay que hacer un esfuerzo para conocerlos un poco más y adentrarse en sus múltiples realidades para darse cuenta de las posibilidades que exhiben territorios como Angola, una nación donde, prácticamente, está todo por hacer y que necesita una amplia variedad de servicios.

Unas jornadas celebradas recientemente en nuestro país confirmaron el interés que pueden tener por Angola empresarios de un extenso elenco de sectores, como el de energías renovables, el agroindustrial, la construcción, el turismo, la banca y los servicios.

Situación macroeconómica
Enrique Féas, secretario general de Política Comercial con países Mediterráneos, África y Oriente Medio, del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, desmitifica la información que normalmente manejamos sobre el continente, sobre su escaso crecimiento o su generalización. Y aporta datos como los siguientes:

-África está en un momento de crecimiento económico muy interesante y, concretamente, Angola ha capeado bastante bien la crisis financiera.
-Las expectativas de crecimiento son del 10% para los próximos años”.
-Algunos grandes países como China, India o Brasil ya cuentan con una gran presencia en Angola. Por ejemplo, China ha financiado proyectos por 4.500 millones de dólares en los últimos cuatro años.
-La presencia española en Angola todavía es reducida, ya que supone un 1,4% de nuestras exportaciones, el 4% de las importaciones y sólo el 0,1% de las inversiones.
-Sin embargo, Angola es uno de los países más interesantes de su entorno, por su estabilidad política o su riqueza natural, ya que el petróleo supone el 57% de su PIB y el 90% de sus exportaciones, y sus tasas de crecimiento se encuentran entre el 13 y el 15%.

Sectores más necesitados
Según Eduardo Sanzol, presidente de la consultora Naxan, el gobierno angoleño les ha trasladado su necesidad de desarrollo en sectores como construcción, energías renovables y agroindustrial, entre otros. Por ejemplo, en los próximos cuatro años, el país se propone la construcción de un millón de viviendas, para lo que necesitaría 12 millones de toneladas de cemento al año, de las que sólo produce un millón”.

Cómo introducirse
Angola cuenta con buenas oportunidades y perspectivas para hacer negocio. Joxean Fernández Vázquez, miembro del departamento de Cultura de la UNESCO y consultor internacional, residió allí durante dos años y ahora apunta las claves para competir con éxito:

-Tomarse el tiempo necesario para entender el contexto del país.
-Elaborar una estrategia a largo plazo.
-Identificar un socio local que sepa codificar las reglas escritas y no escritas de Angola.
-Saber decir no, porque no todos los socios y los negocios son buenos.
-Reclutar a las personas adecuadas para los proyectos.
-Formar a los recursos humanos de la zona.
-Reconocer la complejidad y diversidad del territorio.
-Establecer dispositivos sistemáticos para identificar oportunidades.
-Estar presentes en el país para hacer negocio y aprovechar el buen posicionamiento de España en Angola.

Un ejemplo de inversión
Joaquím Chambel, consejero delegado de IPG Portugal, cuenta con la experiencia de su empresa, presente en Angola desde 2008.  A su juicio, las prioridades que, actualmente, se marca el gobierno del país africano con respecto a las inversiones extranjeras se centran en los siguientes sectores:
-Energía.
-Distribución de agua.
-Comunicaciones (carreteras, ferrocarril, etc.).
-Redes de energía (refinerías, etc.).
-Construcción.

En cuanto al último sector señalado, durante los 30 años de guerra padecidos por el país apenas se construyó nada, lo que da idea de sus necesidades actuales. Chambel indica que los proyectos en Angola son faraónicos, con torres de 20 pisos que son multiusos, vivienda y oficinas.

Leave a Reply