cesce_cuba

El reto de Cuba

Conjugar el modelo definido en los Lineamientos de Política Económica y Social del Partido y la Revolución para el período 2016-2021, aprobados por la Asamblea Nacional, con la necesidad de profundizar en el proceso de apertura económica es el gran desafío al que se enfrenta hoy la nueva Cuba de Miguel Díaz-Canel. El presidente es consciente de que la pervivencia del régimen castrista pasa ineludiblemente por incentivar la entrada de capitales extranjeros que permitan reducir las profundas desigualdades existentes en la sociedad cubana, satisfacer las crecientes demandas de consumo mediante mayores salarios y una mayor oferta de productos, y proporcionar incentivos de progreso social y libertad a una juventud cada vez más influenciada por el estilo de vida y la propaganda norteamericana y de los cubanos del exilio.

Es por ello que, aunque tutelado todavía por Raúl Castro, que se ha reservado la toma de las decisiones más trascendentes, los primeros pasos del nuevo equipo económico de La Habana parecen apuntar hacia una diversificación más amplia de sus relaciones económicas internacionales y hacia una progresiva apertura e integración en el mercado global.

Cuba está muy interesada en aprender de las reformas que han transformado las economías de otros países y España es su mejor modelo. Existe especial interés en atraer capital español para los sectores de energía, construcción e industria agroalimentaria.

Actualmente hay unas 120 empresas españolas instaladas en este país y Cuba ocupa el puesto 53 en el ránking de destinos de las inversiones españolas. En el terreno de los intercambios comerciales, España es, junto con Venezuela, uno de los primeros suministradores de bienes en la isla caribeña y el primer mercado proveedor de la UE.

Instrumentos de financiación para el reto de Cuba

A pesar de la lentitud en la aplicación de las reformas en la isla, el interés de las empresas españolas hacia Cuba es creciente. Para responder a esta demanda la Administración española ha puesto en marcha instrumentos de financiación entre los que destaca el Programa de Conversión de Deuda firmado en 2015 con 40 millones de euros que se completó en mayo de 2016 con la firma un nuevo Programa de Conversión de Deuda por 375 millones de euros.

Además, Cofides tiene una línea de 40 millones de euros para operaciones en Cuba y CESCE abrió ese mismo año un techo de cobertura de hasta 55 millones de euros. Continuando con esta política de apoyo a las empresas españolas y tras alcanzarse un acuerdo de repago de esta nueva deuda, CESCE decidió el pasado mes de abril reabrir la cobertura a corto plazo a Cuba por un importe máximo de 30 millones de euros.

marruecos_emprendedores

Marruecos, tierra de oportunidades para los emprendedores

Todos los años el Banco Mundial elabora un informe fundamental para saber si es conveniente invertir o no en un país. El documento, conocido como Índice Doing Business, analiza precisamente las facilidades, o no, que un empresario encuentra en un territorio determinado. Estudia la seguridad jurídica, la agilidad a la hora de abrir firmas, la burocracia, las opciones de financiación, las oportunidades, etc. En definitiva, analiza todo lo que se debe saber para iniciar una aventura empresarial con más garantías en una región determinada.

Pues bien, en dicho informe, destaca la impresionante subida que viene experimentando Marruecos en los últimos años. Buen ejemplo de ello es que el país magrebí aparece situado en el puesto 69 sobre 190 países, una posición que supera en seis (75) la de 2016 y que es la más baja, es decir la mejor, de entre los territorios del norte de África. De hecho en todo el continente africano solo es mejorada por Mauricio (25) y Rwanda (41) y supera, por mucho, a economías más desarrolladas, como Sudáfrica (82). España, por ejemplo, aparece en el puesto 29 de un listado liderado por Nueva Zelanda y Singapur.

Oportunidades para emprender en Marruecos

Pero su buena posición en el indicador, que refleja una importante mejoría en la seguridad jurídica, no es la única base que convierte en atractivo a Marruecos. Su proximidad geográfica con Europa, su abundante y barata mano de obra y, sobre todo, el especial interés del Gobierno por modernizar al país y virar una economía basada aún en la agricultura en otra más industrial y consumista abre un abanico de opciones para emprender en Marruecos que las pymes y autónomos también pueden aprovechar para hacer buenos negocios.

Con esta idea el llamado Plan de Emergencia Industrial ya ha hecho posible que fabricantes de automóviles como Renault o PSA Ciroën hayan abierto importantes plantas en el país. Este hecho abre vías de negocio a cualquier empresa mediana o pequeña cuyo negocio sean los componentes de automoción.

Algo similar está sucediendo en el ámbito aeronáutico, que  también está siendo suficientemente dopado por el Ejecutivo del país. Debido a las facilidades públicas, un gigante como Bombardier, inauguró recientemente una fábrica de componentes en Casablanca. Es obvio que este sector que ya representa el 5 por ciento de las exportaciones totales del país también ofrece vías de ingresos a las pymes.

Los dueños de nuevos negocios no deberían obviar tampoco que el importante programa de inversiones públicas también afecta al sector agrícola y las infraestructuras. Esto genera importantes opciones de crecimiento para nuestras pequeñas empresas en terrenos como el equipamiento agrícola, la logística, el transporte y el suministro de material para construcción, entre muchos otros. La Sanidad es otra área económica de especial interés por el crecimiento en el ámbito privado.

En definitiva las aspiraciones del país por convertirse en centro de negocios y manufacturero del norte de África, que se apoya en un nivel al menos aceptable de estabilidad política  y en su cercanía geográfica con una gran mercado, como es la UE, obliga a que el territorio esté presente en muchos planes de negocio de firmas españolas.

Además, Marruecos no solo presenta interés a la hora de las exportaciones o de invertir en él, sino que también es atractivo como proveedor de materias primas. Al permitir producir con costes bajos, debido a los reducidos sueldos, las exenciones fiscales y las buenas conexiones con España, es ideal en caso de que una firma precise de una deslocalización.

Problemas para emprender en Marruecos

Eso sí, no debe olvidarse que Marruecos también presenta inconvenientes que es debemos conocer antes de aventurarnos a hacer negocios dentro de sus fronteras. Marruecos posee una red de distribución deficiente y un estrecho mercado de consumidores para un buen número de productos, debido a que la clase media es más bien limitada. Eso sí, debido a ello la competencia no es que sea demasiado fuerte.

Curiosidades para emprender en Marruecos

Como todos los territorios, Marruecos también presenta sus peculiaridades que también deben conocerse para evitar inconvenientes más graves. Un buen ejemplo en este aspecto es la burocracia y la lentitud. A los marroquíes no le van las prisas. Entre eso y la naturaleza burocrática intrínseca de las empresas, se debe tener paciencia ya que la toma de decisiones acostumbra a demorarse más de lo que un empresario español acepta y está acostumbrado.

Al contrario que en otros países tener un socio no es una obligación para hacer negocios. Con todo, contar con una persona de confianza nativa que pueda representar los intereses de nuestra empresa supone una política aconsejable.

Otra curiosidad para emprender en Marruecos la constituye el idioma. Al contrario de lo que viene siendo habitual en cada vez más países, el inglés no es de gran ayuda. El francés es la lengua clave para hacer negocios. Aunque si nuestra presencia se va a limitar a la zona norte de Marruecos, con el español es más que suficiente, ya que lo hablan con mucha frecuencia.

fp_dual

Beneficios de la FP dual para la Pyme

La Formación Profesional dual, o FP dual, ha cumplido cinco años de implantación en España y ya se ha perfilado como una opción muy válida para que las empresas puedan formar nuevas hornadas de empleados según sus necesidades.

 

En uno de sus últimos informes, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha incluido una serie de recomendaciones para que España ataje sus problemas de desempleo. Entre ellas se incluye dar un impulso a la Formación Profesional dual, que lleva ya un lustro implantada en España y que está recogiendo interesantes resultados.

Esta modalidad combina los procesos de enseñanza y aprendizaje entre el centro de formación y la empresa, con un mayor compromiso por parte de ésta a la hora de elaborar los planes de estudio. En principio, las horas de ‘prácticas’ en la compañía son más numerosas y los alumnos cuentan con un contrato específico y una remuneración por su trabajo.

OBJETIVOS DE LA FORMACIÓN PROFESIONAL FP

Los objetivos que se marca este sistema son, entre otros:

  • Facilitar la inserción laboral como consecuencia de un mayor contacto con las empresas.
  • Adecuar los programas educativos a las necesidades de las corporaciones.
  • Incrementar la vinculación y corresponsabilidad del tejido empresarial con la FP.
  • Potenciar la relación del profesorado con las compañías para favorecer la transferencia de conocimientos.
  • Reducir el abandono escolar temprano y las cifras de paro juvenil e incrementar el número de graduados en niveles medios, relativamente escasos en la economía española.

¿CÓMO NOS AYUDA A CRECER LA FP A NUESTRA EMPRESA?

A pesar de que convertirse en empresa colaboradora es relativamente engorroso desde el punto de vista burocrático, puede llegar a ser muy beneficioso. Sobre todo para las pequeñas y medianas empresas a las que le cuesta encontrar personal cualificado para desempeñar una posición concreta.

Colaborando con esta modalidad formativa, las empresas pueden:

  • Formar y renovar sus plantillas: adaptándolas a sus necesidades específicas
  • Poner a punto los contenidos: del programa de enseñanza el colaboración con el profesorado, elaborando contenidos y ajustándolos a sus turnos de trabajo.
  • Recuperar costes: Durante el proceso de aprendizaje, las compañías deben dar de alta en la Seguridad Social a sus alumnos y pagarles un pequeño sueldo a modo de incentivo por el trabajo realizado. Cuentan con bonificaciones sociales en las cuotas de la Seguridad Social (que van del 75% al 100%).
  • Tener un mayor conocimiento de sus candidatos: Tendrán un mayor conocimiento de las competencias de sus aprendices, acelerando el proceso de selección.
  • Mejorar su responsabilidad social corporativa (RSC): Ser empresa colaboradora de la FP dual ofrece la imagen de una compañía comprometida con los agentes externos que le rodean y que le afectan de forma directa.
  • Conseguir mayor flexibilidad para poder determinar la oferta de competencias.

OTRAS CIFRAS DE LA FP

La modalidad dual se introdujo en 2012 en el sistema educativo de nuestro país a través del Real Decreto 1529/2012, de 8 de noviembre. Desde ese año y hasta nuestros días, la FP dual casi se ha multiplicado por seis (de los 4.300 registrados en el curso académico 2012/13 hasta los cerca de 24.000 del curso pasado, 2016/17). Sin embargo, son cifras muy bajas en comparación con otros países de nuestro entorno: un 0,4% de la matriculación en educación media superior frente al 24% de Reino Unido, el 41% de Alemania y el 59% de Suiza.

Desde el punto de vista de la OCDE, la FP dual debe mejorar la transición de los jóvenes desde la escuela al trabajo y conseguir que haya más empresas que ofrezcan esta posibilidad de formación, ya que en la actualidad participan menos del 1% de nuestras compañías. El organismo comenta en su informe que es necesario animar a las pymes para que este porcentaje crezca. Un reto complicado marcado por las limitaciones de las corporaciones de tamaño reducido.

Para ello han surgido diversas iniciativas piloto organizadas por cámaras de comercio y otras instituciones, demostrando la eficacia de la asistencia técnica gratuita para la organización e implementación de la formación entre las pymes.

moneda blockchain

En qué ayudará el Blockchain a las pymes

En 2008, un artículo de Satoshi Nakamoto (aparentemente, un pseudónimo del australiano Craig Wright) introdujo dos conceptos tan innovadores como disruptivos: el bitcoin, una moneda virtual destinada a revolucionar los sistemas de pagos tradicionales; y el blockchain. Aunque para muchos este término resulte desconocido, el blockchain no es otra cosa que un sistema con una base de datos que reconoce, interconecta y entrelaza bloques de información, permitiendo compartirla y verificar que no ha sufrido ninguna modificación en el proceso. Estos bloques se unen entre ellos sucesivamente, conteniendo paquetes de datos sobre las transacciones realizadas, bajo una estructura denominada Merkle Tree, en honor a su creador, Ralph Merkle.

Mediante el uso del blockchain se pueden llevar a cabo inmensas transferencias de datos de forma eficiente y en tiempo real, suponiendo un considerable ahorro de costes, ya que no se requiere un registro central sino que son los propios usuarios (llamados nodos) los que se conectan a las distintas redes p2p usando un mismo lenguaje, denominado protocolo. Los participantes deben respaldar este sistema mediante la confianza digital, término que se concreta en la autentificación de su identidad y la autorización de los permisos necesarios, lo que significa que resulta clave para la extensión de esta tecnología el consenso entre los implicados.

Impacto en el sector financiero y riesgo jurídico

Este año entra en vigor la nueva Directiva de Servicios de Pagos (conocida como PSD2), que supondrá una revolución para el sector bancario, debido a dos medidas principales: la Banca deberá proporcionar acceso a la información de sus clientes a terceros siempre que estos cuenten con su consentimiento explícito; y se favorecerá el que otras empresas ofrezcan la realización de pagos directamente sin intermediación con el banco. Esto supondrá la llegada de nuevos jugadores, en especial en los servicios de procesamiento de pagos.

Sin embargo, el gran reto a lograr por el Blockchain en los próximos años será su integración en el ordenamiento jurídico, que le sirva para obtener un respaldo legal ante el regulador. Organismos como el World Economic Forum, o la Agencia Europea Enisa han alertado en recientes informes que es crítico evaluar a nivel internacional las implicaciones en materia de seguridad que tendrá la implementación de esta tecnología, en ámbitos como la validez jurídica de los documentos que se generan o la territorialidad de la información compartida.

Beneficios para las pymes

Aunque en la actualidad parece que sólo las grandes empresas cuentan con los recursos y la tecnología para aplicar el Blockchain, los expertos señalan que tendrá una importancia muy relevante para las pymes en el futuro, en campos como las transacciones financieras, la gestión de activos o la operatividad del negocio. En especial, se destacan sus potencialidades a la hora de mejorar los sistema de pago tradicionales, lo que contribuiría a mejorar sustancialmente el control de la tesorería de las compañías o el análisis del rendimiento de sus inversiones.

Otro segmento donde el Blockchain tendrá un impacto notable para las pymes será el de la seguridad. La posibilidad de que la información de una empresa se descentralice mientras se incrementan sustancialmente los protocolos de seguridad favorecerá el que la protección de los datos sea mucho mayor. En este sentido, algunos de los grandes proyectos de I+D que se están realizando sobre esta tecnología, principalmente a cargo de grandes consorcios de bancos a nivel mundial, será fundamental para el desarrollo de estándares útiles para las pymes.

Proyectos en desarrollo

Aunque quizá la red de blockchain más conocida es la relacionada con el bitcoin, y más concretamente con el mundo financiero, hay otras que por su versatilidad y sus posibilidades de explotación van despertando cada vez un mayor interés. La primera de la lista es sin lugar a dudas Ethereum, desarrollada por el programador Vitalik Buterin, que incide en aspectos como la identidad digital, el consumo de entretenimiento online o los usos de los denominados contratos inteligentes, que permiten mucha mayor flexibilidad a los usuarios.

A nivel corporativo, la iniciativa más relevante parece correr a cargo del consorcio R3, que agrupa a más de 70 entidades financieras, como BBVA o Santander. Precisamente, este banco anunció hace unos meses una alianza con compañías como Deutsche Bank o UBS para crear un sistema de pagos blockchain, Otro interesante proyecto es la red Alastria, en la que participan compañías como Bankia, Indra o Everis, que pretende su uso para realizar operaciones transversales. A nivel internacional, cabe destacar el acuerdo entre Microsoft y Bank of America, que han unido sus caminos para “impulsar la transformación” de las transacciones financieras.

El uso del blockchain permitirá enormes avances en los próximos años, como conseguir pagos internacionales en tiempo real o disminuir los robos por suplantación de identidad, dando el control total de la información al usuario, pero es necesario resolver algunos problemas jurídicos que fomenten la confianza digital y les otorguen mayor credibilidad. De esta tecnología se beneficiarán las pymes, aunque, para lograrlo, todavía hay que esperar que se desarrollen aplicaciones específicas para ellas, algo que sin duda llegará cuando se extienda su uso.

Mano firmando contratos

Beneficios para la pyme de la Ley de Contratos del Sector Público

El pasado 19 de Octubre, el Congreso aprobó la Ley de Contratos del Sector Público, que tiene como principal objetivo implantar el uso de la tramitación electrónica en todos los expedientes de licitación con los poderes públicos. Esta medida, destinada a incrementar los controles de morosidad y corrupción y a aumentar la transparencia, tendrá un impacto directo e inmediato en los contratos que se establecen con los distintos niveles de la Administración, y que mueven alrededor de 200.000 millones de euros cada año, alrededor del 20% del PIB.

Según la hoja de ruta marcada desde Bruselas, la nueva legislación hace obligatorio el uso de las comunicaciones electrónicas en las distintas fases de los procedimientos de contratación pública (por ejemplo, en la publicación en Internet de los anuncios de licitación). También prevé la entrada en vigor de la obligatoriedad de la compra centralizada en la Red, dejando para abril de este año la creación del Documento Único de Contratación.

Contratos sujetos afectados por la Ley

El nuevo articulado afecta a todos los contratos de obras, servicios, suministros y contratos mixtos adjudicados por el Sector Público, lo que incluye a las Administraciones Públicas (Administración General del Estado, Comunidades Autónomas y Administraciones Locales). Del mismo modo, se engloban en ella otras instituciones, como las fundaciones públicas participadas al menos en un 50% por sujetos pertenecientes al sector público, las Universidades Públicas o las Mutuas colaboradoras con la Seguridad Social. Quedan excluidos los contratos en materia de Defensa y Seguridad derivados del Tratado de Funcionamiento de la UE o los basados en la investigación y desarrollo de un nuevo producto.

Beneficios de la contratación electrónica

La implementación de estas mejoras en los procedimientos con la Administración conlleva dos grandes beneficios: el ahorro de costes y una mayor transparencia. El incremento del control en los procesos de licitación que aporta la tecnología permite tanto la centralización de la información como su mejor encriptación mediante protocolos de seguridad. También facilita la eliminación de cualquier barrera física o geográfica que antes podía significar alguna clase de hándicap, así como un progreso en la eficiencia y agilidad de trámites burocráticos.

Para las pymes, los beneficios son evidentes en ámbitos como la menor necesidad de acudir a oficinas públicas, el ahorro de papel, la posibilidad de satisfacer los requerimientos administrativos desde cualquier lugar, o poder verificar cada etapa de un procedimiento público de forma rápida. En definitiva, aumenta la garantía de veracidad y transparencia con la Administración, mientras se promueve la participación de la pequeña y mediana empresa en este tipo de procesos en igualdad de condiciones, fomentando el acceso gratuito a la información.

Principales novedades de la Ley

Aunque son muchas las novedades que incluye la nueva legislación, de cara a las pymes y autónomos conviene destacar algunas de ellas:

  • Los contratos que sean susceptibles de fraccionamiento se dividirán para facilitar la elección de las pymes y facilitar los procesos administrativos.
  • Las empresas con menos de cinco años de existencia no tendrán que acreditar trabajados realizados con la Administración Pública para optar a este tipo de contratos.
  • Desaparece el criterio de elección de mejor relación calidad-precio como factor decisivo, primando los servicios de eficiencia y calidad.
  • Todo contrato público deberá incorporar de manera transversal y preceptiva criterios sociales y medioambientales si guardan relación con el objeto del contrato. Las pymes y las empresas de economía social tendrán una mayor facilidad de acceso a estos procedimientos con la Administración.
  • Aquella empresa que desee trabajar con la Administración no deberá pagar tarde a sus proveedores, por lo que tendrá la obligación de depositar cada factura en un registro electrónico.
  • Se crea la Oficina Independiente de Regulación y Supervisión, dependiente del Ministerio de Economía, que se ocupará de garantizar la libre concurrencia y supervisará los contratos.
  • Se suprime la posibilidad de contratación sin publicidad, con el objetivo de favorecer la contratación con pymes y la prevalencia de la división en lotes.
  • Se limita la capacidad de la Administración para la adjudicación directa de contratos hasta 40.000 y 15.000 euros. En paralelo, se agilizan los procesos de adjudicación exprés para los contratos inferiores a 80.000 euros (en el caso de obras) y 35.000 euros para el resto de contratos.

Con estas y otras medidas, el regulador ha pretendido facilitar el acceso de las pymes a los procesos de contratación pública, fomentando su potencial de crecimiento e innovación, simplificando los trámites administrativos y contractuales, e instaurando el procedimiento electrónico. De este modo, cualquiera podrá supervisar una o diversas etapas de los mismos, lo que incrementa de un modo muy relevante la transparencia y la seguridad en las relaciones con el ámbito público.

Banderas mercosur y europa

Las negociaciones entre Europa y Mercosur entran en una etapa crucial

El acuerdo podría sellarse a finales de año. Europa quiere más celeridad al recorte de tarifas y el bloque sudamericano, mayor acceso al mercado agrícola de la UE.

Europa y Mercosur acaban de inaugurar una nueva ronda negociadora para culminar el acuerdo de libre comercio entre los dos bloques económicos. Fue el pasado 29 de noviembre y tiene, en principio, una fecha de caducidad: el próximo 8 de diciembre. Pero no parece tratarse de su cita habitual con el fracaso. Porque, en esta ocasión, quizás por primera vez desde que, en 2010, se decidiera relanzar el diálogo bilateral que debe acabar con la creación de una pasarela comercial e inversora entre el bloque sudamericano y el mercado interior europeo, puede haber fumata bianca. El tratado, tras las iniciales consultas técnicas, parece quedar sólo a expensas de que las autoridades comerciales de Mecosur asuman la tesis europea de acelerar la entrada en vigor de la reducción arancelaria y que los responsables de la UE permitan un acceso más rápido a su sector agrícola por parte de las empresas exportadoras de Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay. Venezuela, aunque es miembro de la unión aduanera desde 2012, tiene el estatus de país observador, por lo que queda excluido de cualquier acuerdo comercial de Mercosur.   

De hecho, ambas partes han manifestado su compromiso y confianza en que antes de Navidad puede anunciarse el pacto. La UE está especialmente interesada en plasmar la entente cordiale. Esencialmente, porque sería un gran golpe de efecto para su diplomacia económica. En una fase en la que EEUU parece cada vez más decidido a abandonar su estrategia de grandes pactos de libre comercio y a apostar por el proteccionismo de su tejido productivo e industrial. Es decir, a enterrar, al menos durante la Administración Trump, su histórica defensa de la libre circulación de mercancías, bienes y servicios. De rubricarse, Europa mandaría un claro mensaje de alinearse, junto a China -el actor que dice asumir con sumo interés la cesión del cetro estadounidense en la hegemonía del comercio mundial-, en la tarea de gobernar la globalización. Con negociaciones abiertas con EEUU (el llamado TTIP), el reciente acuerdo suscrito con Canadá (CETA) y Mercosur como su reciente hoja de servicio en favor de la causa de los mercados globales. De ahí su interés en exhibir al mundo un desmantelamiento de las barreras arancelarias fulminante. Si se llega al acuerdo, se inauguraría un negocio bilateral, según sus cálculos oficiales de la Comisión Europea, equivalente a la tercera parte del PIB de la UE y unas cifras de comercio que excederían de los 100.000 millones de euros.

La delegación argentina es, incluso, más optimista. Se ha puesto como objetivo anunciar el pacto en diciembre, durante la cumbre de la OMC en Buenos Aires, tal y como ha avanzado el propio presidente Mauricio Macri.

El único gran escollo surge de Francia. La voz más crítica hacia las concesiones al sector agrícola sudamericano. Uno de los más potentes del planeta y la gran fuerza exportadora de Mercosur con permiso de la industria vinculada a las materias primas. París siempre ha mostrado su recelo a restar privilegios a sus subvencionados y protegidos modelos agrícola y ganadero. Los que más se benefician de la generosa Política Agraria Común (PAC).

Sin embargo, la otra parte del gran eje europeo, la alemana, está ejerciendo toda su influencia para suavizar la postura gala, cuyos efectos colaterales han empezado a vislumbrarse. Entre otras razones, porque Berlín ha estado detrás de los fulgurantes avances negociadores que se han constatado desde octubre del pasado año, cuando se limaron gran parte de las asperezas históricas y se empezaron a descubrir numerosos puntos en común tras el tiempo muerto decretado en 2012 por la falta de consensos. Desde entonces, los obstáculos en aspectos como las reglas de origen, las barreras técnicas al comercio, las medidas sanitarias y fitosanitarias, los servicios, los procedimientos de resolución de disputas, la propiedad intelectual, el desarrollo sostenible y las normas de juego con las que las pequeñas y medianas empresas deberán operar en el espacio de libre comercio, han ido desapareciendo.

Europa es para Mercosur el principal socio comercial

Los socios de la Unión adquieren el 21% de las exportaciones totales. Mientras, las ventas europeas al bloque sudamericano aumentaron desde los 21.000 millones de euros en 2005, hasta los 46.000 millones en 2016. En ese mismo periodo, la factura de los cuatro países del Cono Sur americano creció desde los 32.000 millones hasta los 42.000. Principalmente, productos agrícolas, como comestibles de primera necesidad y perecederos, bebidas y tabaco que, en total, representan el 24% de sus ventas. Pero también destacan otras partidas del sector primario como la de productos vegetales, donde se incluyen la soja o el café y que suponen el 18%. La carne y otros bienes animales acaparan el 6%. Fuera de la industria agrícola, destacan las ventas de minerales (14%); la madera y el papel (8%) y la maquinaria, con otro 5%.

Por su parte, Europa envía a Mercosur principalmente maquinaria (el 29% del total); vehículos y componentes de automoción (17%) y productos químicos y farmacéuticos, con otro 24%. Pero, además, es el máximo inversor extranjero en la región, donde ha pasado de enviar flujos de capital por valor de 130.000 millones de euros en 2000 a 387.000 millones en 2016. Mercosur, ese mismo año realizó inversiones de 115.000 millones de euros.

 

cesce

Los datos y el seguro exportador

La internacionalización del tejido empresarial y ser exportador

Desde hace varios años, la Administración y las empresas españolas y sus organizaciones representativas apuestan decididamente por fomentar la internacionalización de nuestro tejido empresarial, conscientes de que si la economía española quiere crecer, ha de ser a través del exterior. Es por ello que desde todos estos ámbitos se alienta a las empresas a salir al exterior como única vía de crecimiento, como medio para fomentar la productividad, la innovación y para crear empleo. Para ello es necesario ser exportador.

Un mensaje este de internacionalizarse para crecer que, pese a su validez incuestionable no siempre se acompaña de una reflexión previa y necesaria como es la necesidad de disponer de masa crítica, productividad, innovación y capacidad de crecimiento como garantías del éxito a la hora salir al exterior.

Los datos y el seguro exportador

Un aspecto este último esencial en un tejido empresarial como el español que está formado casi en su totalidad por pymes. Las empresas con menos de 250 trabajadores representan el 99,88%, lo que equivale a 3.178.408 unidades productivas. Por ello, si queremos que se consolide el modelo de crecimiento orientado al exterior, debemos dinamizar los instrumentos que ayuden a potenciar esas deficiencias en productividad, innovación y, fundamentalmente, en la financiación.

Las carencias financieras son, hoy, uno de los factores que más está frenando el desarrollo de la exportación en las empresas. Desde las distintas administraciones se han puesto en marcha diferentes instrumentos financieros públicos para solucionarlas o mitigarlas. Entre ellos está el seguro de crédito de CESCE, que juega hoy un papel esencial como elemento dinamizador y de apoyo a la iniciativa empresarial. Un papel clave que quedó de manifestó durante los primeros años de la crisis, cuando fueron los mecanismos oficiales los que hicieron posible acometer los proyectos en el exterior ante la carencia casi absoluta de crédito por parte de las entidades, demostrando su utilidad como corrector de fallos de mercado.

Hoy, con la recuperación económica en fase de consolidación, y con ella la oferta de financiación privada, la realidad es que ésta, que fluye para las grandes empresas, todavía no llega a las pymes; o, al menos, no lo hace en la cuantía y con las condiciones que debiera, lo que se traduce en pérdida de oportunidades de negocio exterior y de crecimiento en los mercados internacionales. Y a esto es a lo que quiere y va a contribuir CESCE, a través del Plan Estratégico que la Compañía ha aprobado con el horizonte del año 2020, y que tiene como ejes estratégicos la internacionalización, la digitalización y las pymes, poniendo al cliente como eje prioritario de todas las actividades y productos.

descarbonizacion

España se une al club de la ‘descarbonización’ económica

Ha hecho pública su adhesión a la Plataforma 2050 durante la Conferencia del Clima de Bonn. Participación que lleva implícito el desarrollo de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética y la descarbonización. 

 

España, dentro de la plataforma

Aprovechando su participación en la Conferencia del Clima celebrada en Bonn (Alemania), España se ha sumado a la Plataforma 2050. Fundada hace apenas un año, en estos momentos está integrada por 26 países que se han comprometido a descarbonizar su economía antes de 2050. La descarbonización tiene como objetivo conseguir que no se generen más emisiones de las que sus ecosistemas puedan absorber de forma natural.

Para ello, nuestro país tendrá que llevar a cabo profundas reformas que han de implicar de lleno al entorno empresarial. De hecho, durante el acto de adhesión, la directora de la Oficina para Cambio Climático, Valvanera Ulargui, aseguró que su departamento, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), está trabajando en una Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

¿Cómo es la normativa?

Esta normativa contará con la estrategia que España seguirá para su progresiva descarbonización de aquí a 2050, y será muy similar a la que tienen la mayoría de los países integrados en la Plataforma. Ulargui explicó durante su intervención que en breve se pondrán sobre la mesa políticas públicas y marcos regulatorios claros “que den una señal a los inversores para que empiecen a planificar sus negocios de cara a un cambio de estrategia”. Es decir, hacia inversiones limpias y tecnologías bajas en carbono.

Sectores con oportunidades para la descarbonización

Sometido a consulta pública, el paquete de medidas que está estudiando el Gobierno ha sido remitido a muchos sectores implicados, con el fin de encontrar soluciones que aglutinen tres objetivos fundamentales: priorizar la eficiencia energética, lograr el liderazgo de las renovables y ofrecer un trato justo a los consumidores.

En cualquier caso, parece que la nueva normativa traerá cambios en el entorno empresarial, y ofrecerá nuevas oportunidades a aquellos que prioricen políticas medio ambientales responsables y, sobre todo, a aquellos que basen su negocio en este ámbito.

  • Energías renovables: A pesar del hachazo propinado por las administraciones públicas a estas tecnologías durante los años de la crisis, un buen número de empresas españolas han seguido desarrollando su potencial en este campo fuera de nuestras fronteras. Teniendo en cuenta la implicación del sector energético en la huella de carbono, es más que probable que la nueva Ley promovida por el Mapama lleve consigo medidas para incentivar su instalación, ofreciendo oportunidades dentro de nuestras fronteras.
  • Eficiencia energética: Un bloque que engloba un buen número de disciplinas: el desarrollo de edificios inteligentes, servicios de domótica, instalación de aislantes, soluciones de autoconsumo y ahorro energético… Es importante tener en cuenta estas variables para poner en marcha un nuevo negocio que tenga demanda, pero también para aplicarlas en nuestro negocio y generar un buen ahorro energético todos los meses. No es descabellado pensar que los precios de la electricidad subirán cuando sea necesario cerrar las plantas térmicas más contaminantes. Estar preparado para cuando eso ocurra ofrecerá a nuestro negocio una ventaja competitiva muy importante.
  • Bioenergía: El cada vez mayor empleo de biomasa para alimentar las redes de climatización es un buen indicador del potencial de este sector. Según la Asociación de Empresas de Redes de Calor y Frío (Adhac), en estos momentos hay 4.400 edificios conectados en estas redes que evitan la emisión de 224.000 toneladas de dióxido de carbono.
  • Seguridad del abastecimiento: Una de las grandes necesidades que generan las energías renovables es la de tener alternativas sostenibles para que el suministro eléctrico esté garantizado cuando no hay ni sol, ni aire, ni olas en el mar. Son muchos los investigadores que están intentando dar con el sistema definitivo para el almacenaje eficiente de energía en cantidades industriales y así poder aprovechar el 100% de la generación de las renovables, pero todavía queda camino por recorrer en este ámbito.
  • Ecoetiquetado y ecodiseño: La creación de certificaciones ‘verdes’ que verifiquen el compromiso de empresas y entidades es una realidad que podría ir a más a medida que los gobiernos exijan el cumplimiento de determinados parámetros. Probablemente unidos a la concesión de ayudas gubernamentales.
dolar_2017

El dólar recupera terreno perdido frente a las divisas del G-10

El ‘billete verde’ vuelve a recobrar la vitalidad frente a sus rivales globales. En especial, por el aporte de claridad de la Casa Blanca a la estrategia económica.

Impulsar el billete verde

La Casa Blanca parece haber dado con la tecla adecuada para impulsar el valor del billete verde americano y ver cumplido así su deseo declarado de restablecer la supremacía perdida del dólar desde la crisis de las punto.com allá por el año 2003. Su rally alcista respecto a sus principales competidoras por marcar el paso en el mercado internacional de divisas parece haberse iniciado la pasada semana.

Al calor de una serie de datos que contribuyen a generar mayor claridad a la, hasta ahora, confusa política económica del Tesoro. En gran parte, además, por los mensajes de meridiana precisión del presidente Donald Trump, quien ha apuntado una doble e inminente decisión que estaban esperando los inversores como agua de mayo. De un lado, la sucesión de la actual presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen. Y, de otra, los avances, se entienden que casi definitivos, de su reforma fiscal, con los responsables del Congreso, para su entrada en vigor en 2018. Como estaba previsto en sus planes presidenciales.

Otros factores del dólar

A estas dos deliberaciones finales se unen otra serie de factores, todos ellos también positivos para la renovada salud del dólar. El dinamismo más vigoroso de los esperado del PIB americano, la incertidumbre sobre la reforma constitucional en Japón tras el contundente triunfo electoral del primer ministro nipón, Shinzo Abe, y las tensiones políticas en Europa a propósito, tanto del conflicto secesionista catalán y sus posibles repercusiones en otros focos de reivindicación territorial en la UE, como del Brexit, que anticipa unos meses de alto voltaje negociador para evitar la salida más compleja y contundente de una expulsión dura de Reino Unido del club comunitario.

El Dollar Spot Index

De momento, el Dollar Spot Index de Bloomberg refleja una vitalidad desconocida del dólar desde marzo, lo que sus expertos achacan a su reciente discurso en la Universidad de Stanford, donde dejó caer los nombres del economista John Taylor, considerado un halcón de la ortodoxia monetaria, y de uno de sus gobernadores de la institución, Jerome Powell, como posible terna para la sucesión de Yellen al frente de la Reserva Federal. El primero como máximo dirigente y el segundo como su número dos. Eso sí, con Yellen al frente de las operaciones hasta que se consuma el relevo. “La fortaleza del dólar tiene mucho que ver con el apoyo entusiasta del mercado hacia Taylor, al que ya se le considera el más firme aspirante al sillón de Yellen”, explica Sean Callow, estratega de Westpac Banking Corp, para quien esta maniobra está detrás del alza de rentabilidad del bono del Tesoro americano de la última semana, del 2,40%.

El dólar y Trump

También han sido más que determinantes para explicar la actual revitalización del dólar las contundentes palabras de Trump sobre la exención tributaria que está en vigor sobre el retiro de 410.000 dólares anuales de los fondos de pensiones de los ciudadanos estadounidenses y que la Casa Blanca se planteó reducir dentro de los cambios en el Código Fiscal, lo que provocó críticas incluso desde las filas republicanas. “No habrá ninguna rebaja de una exención que está ligada a la fortaleza de la clase media americana”, afirmó el dirigente estadounidense.

El mensaje del líder republicano ha sido de lo más oportuno. Porque dos semanas antes, durante la reunión de otoño del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington, esta institución multilateral volvió a manifestar sus dudas por la rebaja impositiva de Trump y se negó a realizar valoración alguna sobre sus predicciones futuras, que no revisó ni al alza ni a la baja, hasta que no se desvelaran definitivamente los pormenores de su tramitación en el Congreso. Aunque, de momento, se sepa que incluye un doble recorte fiscal, del 35% al 15%, en el Impuesto sobre Sociedades, y de cuatro puntos a los grandes patrimonios del país, que verán reducido su tramo sobre la Renta hasta el 35%. Además de dejar los tipos de impuesto en tres tramos (10%, 25% y el mencionado para las clases más pudientes).

Estímulos

El consenso del mercado admite que una reforma impositiva de tal calibre generará, sin duda, un estímulo contundente y propagado en el tiempo sobre la actividad de la mayor economía del planeta. Pero, en paralelo, airean sus temores a que el mayor poder adquisitivo que se liberará sobre consumidores y empresas impulsará la inflación, el tributo más injusto, porque lo pagan indistintamente las clases más adineradas y las más empobrecidas y podría llegar a menoscabar aún más el alarmante déficit y la desorbitada deuda del país, que supera ya los 18 billones de dólares, el 100% de su PIB.

La opinión de los expertos sobre el dólar

Según los cálculos de Mark Cabana, economista de Bank of America Merrill Lynch, estos cambios tributarios concederían entre 40 y 60 puntos básicos al PIB americano dentro de 10 años. No sólo por el combustible adicional de gasto e inversión sobre la economía nacional. También por su capacidad para repatriar beneficios de sus grandes conglomerados, que prefieren tributar en el exterior, en territorios de mayor docilidad impositiva.

Céline Renucci, estratega de AXA Investment Managers, asegura que la revalorización del dólar ha sido general, respecto a la mayoría de divisas del G-10, y que se produce en una atmósfera inversora de creciente volatilidad. Después de largos meses de calma en las cotizaciones de los valores de los mercados financieros internacionales. Renucci incide en que las expectativas de que la Fed suba tipos en diciembre han aumentado súbitamente después de que se confirme el relevo en la Reserva Federal y la rebaja fiscal.

Los economistas prefieren un encarecimiento del precio del dinero a cambio de que consumidores y empresas tengan más disponibilidad al gasto y la inversión. A su juicio, a esta catapulta sobre el dólar también hay que añadir, en el otro lado de la balanza, el perjuicio que, para monedas como el dólar canadiense, supone a medio plazo la prolongación del conflicto bilateral con EEUU sobre comercio e inversiones. A la espera de si fructifican o no las negociaciones para la revisión del NAFTA norteamericano que se han iniciado entre EEUU, Canadá y México. En un intento desesperado por salvar la unión aduanera.

Sitio para la incertidumbre

En el elenco de incertidumbres inminentes, los analistas del mercado cambiario citan un amplio decálogo. Desde asuntos geo-estratégicos como los progresos sobre el Brexit y la difícil situación de Theresa May al frente del Gobierno británico y como líder de su grupo parlamentario, los tories, en el Parlamento, la capacidad del PIB estadounidense por mantenerse en el ritmo del 2,5% en el que parece haberse instalado en el tercer trimestre de este año, el abandono de los estímulos monetarios del BCE o la sucesión de profit warnings entre grandes empresas de EEUU y de Reino Unido.

Movimientos de mercado que podrían alterar la entente cordiale de grandes plazas bursátiles de todo el mundo, que navegan con incrementos modestos de varias décimas o la relativa vitalidad del petróleo después del verano. O intervenciones arriesgadas como la que se prevé pongan en marcha las autoridades de Hong-Kong para reducir la apreciación del dólar hongkonés y que exige masivas inyecciones de liquidez en los mercados.

15033889318809

El Mobile World Congress abre el plazo para participar en 2018

Quedan más de seis meses para que comience la próxima edición del Mobile World Congress el 27 de febrero de 2018 y sus organizadores ya ha puesto en marcha la maquinaria de una de las ferias de tecnología más importantes del mundo.

Su atractivo como centro de networking y plataforma de lanzamiento de productos está fuera de toda duda. En la última edición registró 108.000 visitantes procedentes de 198 países, participaron 2.000 empresas y 3.500 periodistas además de una amplia presencia de autoridades españolas e internacionales, según los datos facilitados por Global Systems for Mobile Association (GSMA), organizadora del evento.

Con estos datos, muchas pymes podrían pensar que el evento les viene grande. Pero desde Redes y la Secretaría de Estado para la Sociedad de Información y la Agenda Digital quieren apoyar la internacionalización y la difusión de los mejores proyectos españoles del sector dando cabida a 75 pymes en el pabellón que España tendrá en el evento. Un espacio de 802 metros cuadros en el que también estarán las principales empresas del sector.

Los requisitos para acceder a la convocatoria son tener un producto de fabricación propia, de marca española y que se enmarque en alguno de estos sectores: smart cities, ciberseguridad, fintech, IoT/Industria 4.0, cloud, Apps, ecommerce, marketing digital, tecnologías del lenguaje, big data, aplicaciones de la salud y bienestar social.

Además, es necesario cumplir una serie de requisitos burocráticos como:

  • Ser una persona jurídica con domicilio fiscal en España.
  • Estar al corriente de las obligaciones tributarias y pagos a la Seguridad Social, así como cumplir con el resto de los requisitos establecidos en el artículo 13.2 de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones.
  • El número de empleados en el último ejercicio debe ser menor de 250.

Todas las empresas que cumplan estas premisas pueden solicitar plaza en la web de Red.es desde el pasado 24 de agosto hasta el próximo 20 de septiembre. La selección final se hará por orden de inscripción, así que si lo tienen claro conviene no demorar el trámite.

Hay 50 plazas para optar a un stand propio, de unos 7 m2 cuyo coste rondará los 6.500€ (5.371,90 € impuestos indirectos aplicables excluidos) y que requiere una fianza previa de 3.000 euros. Esta modalidad además incluye: el mobiliario del stand, conexiones por cable y wifi, un pase Gold para cada empresa (es nominal con acceso gratuito y libre a todas las conferencias del Congreso y a la zona lunch habilitada por MWC y Fira) o 14 pases (Exhibition Visitor Pass) para cada empresa que permiten la entrada al congreso. Además, la empresa será incluida en el catálogo oficial del congreso y del pabellón de España. Esta opción da derecho también a tener presencia en el vídeo del pabellón de España y en la difusión oficial que se haga de éste. Así como al acceso a los eventos de networking y al catering del pabellón de España.

Por otro lado, existen otras 25 plazas para asistir al MWC sin tener que costear un stand propio. Es la modalidad B, denominada Pack Visita. Su coste asciende a 1.000 euros que dan derecho a tres pases nominales por empresa, inclusión en el catálogo y en el vídeo promocional del Pabellón de España, acceso a los eventos de networking, al catering del Pabellón de España y conexión wifi en el ámbito del Pabellón.

Todos los interesados pueden ampliar esta información en los siguientes links.

Más información http://bit.ly/PabellonMWC2018

Bases de la invitación http://bit.ly/inscripcionesMWC

Formulario de inscripción http://bit.ly/formularioMWC

tomate_español

Amazon y el ICEX dan un impulso de lujo a los alimentos españoles

 

Desde hace poco más de medio mes los usuarios de Amazon españoles, británicos y alemanes tiene una nueva pestaña cuando acceden a la plataforma de comercio electrónico: Alimentos y Vinos de España.

Ampliando fronteras

Un atractivo apartado en el que se muestran los mejores manjares de la alimentación española que es el resultado de un acuerdo firmado por la multinacional estadounidense y el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX)  y que pretende facilitar a las pymes españolas sus vías de internacionalización.

Alimentos y Vinos de España permite el posicionamiento de productos clásicos de la gastronomía española como el jamón, todo tipo de vinos, aceites, quesos y conservas. Como hemos explicado en este blog en alguna ocasión, el marketplace de Amazon es una herramienta muy útil para las pymes que quieren abrir negocio en otros países sin realizar una gran inversión.

Marca España reforzada en Amazon

Este nuevo marco además sirve para reforzar la marca España y dar más visibilidad a los productos más autóctonos. En el arranque de esta iniciativa han participado 170 empresas, entre ellas algunas de las marcas más representativas de lo que podría llamarse gastronomía Tipical Spanish, que ponen a disposición más de 1.500 productos. La secretaria de Estado de Comercio, Marisa Poncela, destacó en la presentación de esta iniciativa que “es una vía interesante de trabajo para el futuro, puesto que supone la incorporación de sectores tradicionales al comercio online, un canal de ventas adicional, que acerca a las pymes a mercados muy lejanos y que puede ser una línea de trabajo muy potente”, aseguró.

Pero esto es solo el principio, los productores que tengan productos capaces de ser considerados representativos de la gastronomía española puede ir sumándose a la iniciativa, de la misma forma que en el futuro está previsto que Amazon ponga  disposición este site en un mayor número de países.

Asesoramiento Internacional

El ICEX, por su parte, ya está ofreciendo asesoramiento a todas las empresas que quieran estar en esta tienda online tanto desde sus sedes en España como a través de las oficinas económicas y comerciales en el exterior.

Mientras que Amazon, según explicaron sus representantes en la presentación de la tienda online, ofrece dos modelos de participar. Por un lado, el área retail, donde se negocian bilateralmente las condiciones de venta. Y por otro lado, el marketplace en el que la empresa pagaría una comisión del 15% sobre el total facturado y 39 euros por tener la cuenta en todos los diferentes países.

Una buena ocasión para las PYMES

Los expertos de El Blog Salmón han analizado las consecuencias que puede tener esta iniciativa no solo para la marca España sino también paras pymes con vocación exportadora del sector alimentario. Aseguran que es una excelente “oportunidad de llegar directamente hasta los preciados consumidores británicos y alemanes que valoran especialmente la gastronomía española (junto con los franceses) por el intenso flujo turístico que mantienen hacia nuestro país.” El autor de este análisis también destaca la facilidad de uso de la plataforma de Amazon y la potente y puntera red logística que la compañía pone al servicio de las pymes.

Siendo conscientes de todos los beneficios que esta propuesta brinda a los exportadores españoles no está de más que las pymes interesadas se tomen un tiempo en analizar su estrategia.

Como ya comentamos anteriormente en este blog, no todo son alegrías para las pymes que participan en el marketplaces de Amazon. Por otro lado, tampoco le conviene a ninguna empresa confiar su política de exportación a un canal condicionado por las decisiones de terceros.

won_coreano

El won surcoreano irrumpe como divisa triunfadora de un dólar fuerte

El retorno al dólar fuerte ha generado convulsión en el mercado de divisas. El won surcoreano
consolida su atractivo inversor bajo el nuevo reinado del ‘billete verde’.

 

La declarada vuelta a la política del dólar fuerte, que EEUU abandonó durante su recesión de 2003 por la tormenta bursátil de las punto.com, y que se ha prolongado bajo el doble mandato de Barack Obama, ha agitado enormemente los mercados de divisas. En especial, las monedas de varios de los grandes mercados emergentes. Pero también ha afectado al valor de los dos principales rivales del billete verde -el euro y el yen-, con los que la divisa norteamericana ha ido perdiendo peso como moneda de referencia en las reservas monetarias de los bancos centrales.

Aun así, la hegemonía del dólar nunca se ha puesto en cuestión. Siempre se han denominado bajo su valor de mercado las transacciones tanto de crudo como de gas. Es donde su reinado ha sido incuestionable. A pesar de los avatares económicos y financieros.

Sin embargo, con la llegada de la Administración Trump y su declarado propósito de devolver al dólar el esplendor ligeramente perdido del último decenio, la volatilidad ha arreciado -desde la toma de posesión del cargo del nuevo presidente de EEUU-, entre los inversores en general, y entre los empresarios del sector exterior, sometidos al cálculo constante de los cambios de divisas para realizar sus negocios, en particular. En síntesis, la revalorización del dólar frente al euro y el yen es una constante. Al igual que las fluctuaciones de alta intensidad que se han registrado en monedas de países a los que el viraje económico, comercial y fiscal del nuevo inquilino de la Casa Blanca puede ocasionar efectos colaterales. Entre otras, el peso mexicano, la lira turca o el dólar australiano, según coinciden en señalar los bancos de inversión. Sin olvidar la libra y su difícil acomodo tras el Brexit como referente inversor.

En medio de este complejo panorama, que se combina con acusaciones, desde Washington, de manipulación del renminbi, hacia el Gobierno de China, o de mantener artificialmente bajo el valor del euro, un mensaje expreso al Ejecutivo de Alemania para fomentar sus exportaciones, emerge una divisa con musculación propia: el won surcoreano.

La divisa que más valor perdió durante la crisis financiera asiática de 1997, la que inició la carrera de devaluaciones del bath tailandés por todos los llamados tigres asiáticos, y que desembocó en una crisis económica y social sin precedente en Corea del Sur, brilla ahora en el gran mercado global, Asia. Su valor frente al dólar ha crecido un 5,3% desde el comienzo de este ejercicio. Eso sí, en medio de volatilidades de hasta el 11%. La explicación del consenso del mercado es que el won es especialmente sensible, pero también resistente, a los riesgos económicos y políticos. Quizás por ser la divisa con más capacidad de liquidez y atracción inversora entre las economías emergentes del continente asiático. Algo que genera estabilidad a la hora de calcular los seguros de riesgo político y económico a la exportación.

Sólo así se entiende que su valor se haya revalorizado con incertidumbres de calado como el reciente proceso de destitución de la presidenta del país, Park Geunhye, o las incógnitas sobre el giro en la estrategia económica estadounidense. El won es la divisa preferida para hacer negocios en el Sudeste Asiático, porque está sostenida y amparada por el mercado financiero más profundo y avanzado de la región, aseguran analistas y expertos de mercado. De media, el volumen de operaciones comercializadas con la divisa surcoreana ha crecido, diariamente, un 31%, hasta totalizar 84.000 millones de dólares entre 2013 y 2016.

También cuenta el fulgurante dinamismo de una economía que ha sabido dar el salto hacia la digitalización, la reindustrialización y la sofisticación profesional, bajo las directrices de una rigurosa política productiva, dirigida desde el Gobierno, pero consolidada por los agentes sociales y económicos e impulsada por un impulso educativo de creciente calidad.

Eddie Cheung, estratega de divisas en Standard Chartered, precisa, como diagnóstico adicional, que el won refleja la salud de las exportaciones asiáticas. Y también de las surcoreanas. Muchos de los bienes y servicios surcoreanos se dirigen hacia EEUU. Una orientación vendedora que han revitalizado multinacionales como la tecnológica Samsung o la automovilística Hyundai. Fruto de este proceso es el espectacular aumento exportador del país en enero: del 11,2% en términos interanuales. O los 5.100 millones de dólares que, desde el inicio de 2017, han entrado en el mercado surcoreano, a modo de inversiones bursátiles o a través de bonos soberanos, denominados en won.