Nuevo plan para la digitalización de la pyme española

plan digitalización pyme española

Que las tecnologías digitales constituyen el principal motor de transformación social y económica no es un secreto. Tampoco que el tejido empresarial español todavía debe seguir avanzando en su transformación digital, como forma de mejorar su competitividad y sus beneficios sociales.

Para este fin, la CEOE ha presentado su Plan Digital 2020, en el que presenta un amplio y ambicioso plan de digitalización como política prioritaria del Estado. El Plan, que marca estrategias concretas para ámbitos como la educación, innovación, emprendimiento, Administración Pública, Industria, Turismo, Sanidad y otros sectores, dedica un apartado concreto a las pequeñas y medianas empresas, si bien estas pueden estar enmarcadas en alguna de las áreas anteriores.

Las pymes, de hecho, y como recuerda el Plan, tienen un protagonismo indiscutible en la economía española. Algunas son digitales, ya que nacieron como tales, pero muchas otras aún no son conscientes de la necesidad de dar el salto digital. Entre las empresas con menos de 10 empleados, un 74,5% dispone de ordenadores y un 70,7% de conexión a Internet, pero solo un 31,5% dispone de página web.

Por ello, los objetivos de la CEOE y su plan son incrementar en un 10% anual la adopción de soluciones digitales de gestión empresarial (ERP, CRM, SCM, etc.), con el objetivo de que durante el presente año el 90% de las empresas españolas las utilicen (un 50% en el caso de micropymes).

Establece para ello nueve propuestas:

1.- Desarrollar un macro proyecto específico para la digitalización de la pyme, que trabaje en áreas como la concienciación, la formación, el desarrollo de puestos de trabajo móviles y accesibles, la mejora de la experiencia del cliente, la gestión eficiente de recursos con aplicación de técnicas de big data, y la gestión digital de la actividad económica con presupuestos y facturas digitales.

2.- Establecer un plan de ayuda a las pymes para la renovación de la base instalada de soluciones tecnológicas con una antigüedad superior a los cuatro años.

3.- Fomentar un ecosistema global de emprendimiento que favorezca la colaboración entre emprendedores y agentes, de modo que las startups no sólo tengan acceso a los instrumentos públicos y privados de apoyo al emprendimiento, sino también al contacto con otros emprendedores e inversores. Ello se materializará a través de relaciones con las grandes empresas y formación continua de los profesionales.

4.- Proponer y facilitar el uso de la factura electrónica entre las pymes a partir del modelo planteado para las Administraciones Públicas y siempre en base a estándares lo más globales posibles. La facturación electrónica les permitiría simplificar los procesos de facturación, un mayor control y trazabilidad e, incluso, redundaría en la reducción de los periodos de pago, aspecto tan crítico para ellas.

5.-  Reforzar la capacidad de innovación orientada a los procesos, productos y mercados de las pymes y fomentar así la colaboración entre las pequeñas empresas y los centros de investigación.

6.- Potenciar la cultura corporativa que les permita aprovechar el cambio tecnológico, lo que irá desde la modificación de productos, modelos de negocio, procesos y habilidades de su plantilla.

7.- Crear la Oficina de Consultoría para la Digitalización de las pymes dentro del Programa Nacional de transformación digital.

8.- Crear un foro de encuentro de pymes digitales en el que poder compartir mejores prácticas, preguntas y dudas frecuentes y casos de éxito en pequeñas empresas extrapolables al resto de participantes.

9.- La formación en nuevas habilidades y herramientas digitales será esencial para la plantilla, así como crear una nueva experiencia de trabajo en la que el empleado se sienta más eficiente.

 

Si quieres seguir leyendo noticias relacionadas, haz clic aquí.

Last modified: 23/03/2020