Nuevas opciones del ICO para fomentar la internacionalización

muñecos en sofá con fondo mundo

El Instituto de Crédito Oficial ha renovado sus protocolos de colaboración con un buen número de entidades financieras españolas, y ha añadido dos nuevas opciones de solicitud de fondos: la Línea ICO-IDEA, para proyectos de eficiencia energética, y la Línea Canal Internacional, para potenciar la actividad exportadora.

 

Un año más, el Instituto de Crédito Oficial ha vuelto a firmar sus habituales protocolos de colaboración con entidades financieras para la puesta en marcha de las líneas de crédito para 2018. Éstas serán gestionadas por Banco Popular, Caixabank, Bankinter, Bankia, Santander, Abanca, BBVA, Microbank e Ibercaja.

Con el arranque de 2018, además, ha presentado dos nuevas categorías a las que acogerse, como la Línea ICO-IDAE, con la que se financiarán inversiones destinadas a mejorar la eficiencia energética de las empresas. Y la Línea Canal Internacional, que posibilita que las compañías españolas puedan solicitar préstamos en banca local y, sobre todo, en las entidades autorizadas que tengan sede en los países donde se vayan a desarrollar los proyectos de inversión o la actividad exportadora.

Este organismo público, que cumple 25 años, ha financiado más de 79.900 operaciones durante 2017, por un importe cercano a los 4.600 millones de euros. Una cifra muy similar a la empleada en 2016, según ha asegurado su presidente, Pablo Zalba.

El responsable de la entidad ha concretado que el 92,7% de los préstamos concedidos han sido suscritos por pymes con menos de 49 trabajadores, y el 66,5% por micropymes. De hecho, el ICO calcula que cerca del 53% de los créditos concedidos han sido inferiores a 25.000 euros.

La línea Canal Internacional

Podrán acogerse a ella aquellas empresas con domicilio social en España. O las que aún estando asentadas de forma oficial fuera de nuestras fronteras tengan intereses en nuestro país y vendan bienes o servicios, con aplazamiento de pago, a empresas con domicilio social fuera de España.

El importe máximo concedido será de hasta 12,5 millones de euros (o su contravalor en la divisa local correspondiente). Si la financiación se destinase a la exportación a medio y largo plazo, en una o varias operaciones, esa cantidad podría duplicarse hasta los 25 millones de euros.

La financiación solicitada ha de estar enfocada a: proyectos de liquidez; de inversiones productivas fuera de España; como crédito suministrador para las compañías antes descritas, aptas para beneficiarse de esta línea; como crédito comprador para financiar a empresas con domicilio social fuera de España para la adquisición de bienes o servicios exportados por las compañías antes descritas (esta última opción puede estar sujeta a financiación complementaria).

La modalidad y las condiciones financieras quedan sujetas al contrato que firme el cliente con la entidad elegida para tramitarlo y, por el momento, sólo hay tres a las que acudir y todas ellas cubren la región latinoamericana.

¿Que entidades gestionarán los créditos?

  • CAF: El ICO ha concedido a CAF –banco de desarrollo de América Latina- un préstamo global de 300 millones de dólares (unos 245 millones de euros) que debe destinarse a financiar este tipo de proyectos para empresas españolas afincadas en países iberoamericanos. A través de bancos locales de la región, CAF financiará a empresas que tengan al menos un 30% de capital español y que deseen acometer proyectos de inversión en América Latina y el Caribe.
  • BCIE: El Banco Centroamericano de Integración Económica cuenta con un préstamo global del ICO de 25 millones de euros, destinados a proveer de fondos a proyectos de comercio exterior y de fomento de sectores productivos. ICO ha activado esta línea de crédito para que BCIE, directamente o a través de bancos locales de Centroamérica, financie a empresas que tengan, al menos, un 30% del capital español y que desarrollen actividades comerciales en esta zona de influencia.
  • BANBIF: El Banco Interamericano de Finanzas, una de las entidades más importantes de Perú, cuenta con un préstamo global de 30 millones de euros para financiar proyectos de inversión y necesidades de liquidez, así como exportaciones a medio y largo plazo. La idea es fomentar e intensificar el intercambio comercial entre España y Perú, uno de los países que más ha crecido en la región latinoamericana en los últimos años.

Last modified: 23/04/2018