bbva

¿Tienes una pyme y necesitas personal? BBVA te subvenciona hasta con 3.000 euros

Si eres uno de esos empresarios a los que la crisis no está golpeando tan duro, y quieres ampliar plantilla, no deberías dejar pasar la última iniciativa de BBVA: Yo soy empleo.

La entidad financiera, presidida por Francisco González, ha desafiado las teorías de muchos economistas, que aseguran que los incentivos económicos no invitan a la creación de empleo, y ha puesto en marcha un paquete de ayudas de 25 millones de euros, con el objetivo de estimular la creación 10.000 empleos entre autónomos y pymes que no superen los 250 trabajadores.  Diversos estudios manejados por el banco les ha invitado a ver la parte positiva de la actual situación financiera española. Y es que, a pesar de que el país acumula ya casi seis millones de desempleados, en BBVA aseguran que, durante 2012,  existen 18 sectores clasificados en el CNAE que crearon empleo, y entre ellos están las empresas de programación, la consultoría, investigación y desarrollo y varias actividades científicas entre otros.

Imagen de previsualización de YouTube

Requisitos

En principio, los requisitos para poder solicitar la ayuda, además del tamaño, son que la empresa esté al corriente de pagos y que el desempleado lleve más de dos meses inscrito en las lista del Servicio Público de Empleo. Y, como no podía ser de otra forma, que tanto la cuenta de la compañía como la nómina del trabajador contratado estén domiciliadas en BBVA.

A cambio, la empresa recibirá hasta 3.000 euros por cada persona desempleada contratada de forma indefinida (para contratos formalizados desde el 8 de febrero de 2013) y hasta 1.500 euros por cada desempleado con el que se suscriba cualquier otra modalidad de contrato, siempre que sea como mínimo de un año.

La iniciativa está operativa desde el 8 de febrero de 2013 en la página web yosoyempleo.es. En ella se podrán dar de alta demandantes de empleo y empresas interesadas. El atractivo de la convocatoria ha sido tal que durante las primeras horas de su puesta en marcha la web estuvo inoperativa por exceso de visitas, lo que ya habla de la acogida de la misma.

Formación complementaria

Además de las ayudas económicas directas a la contratación, el plan “Yo soy empleo” contempla una amplia oferta formativa que será impartida por algunas de las principales escuelas de negocio españolas como ESADE, Instituto de Empresa, Deusto Business School e Instituto Internacional San Telmo. BBVA ha destacado que la formación ofertada será de carácter presencial para “facilitar el networking” entre las empresas y trabajadores participantes.

Por su parte, el portal Infoempleo ha puesto a disposición de los interesados su plataforma de intermediación laboral.

Para mayor atractivo, esta ayuda “es compatible con cualquier otra existente en el mercado”, explican desde BBVA.

exc

Exportar para crecer, una jornada formativa imprescindible para pymes con iniciativa internacional

Si quieres crecer tienes que exportar“. Es posible que esta sea una de las letanías que muchos pequeños empresarios han escuchado con más asiduidad durante esta crisis. Pero una cosa es la intención y otra muy diferente ponerla en práctica. Para muchas pymes acostumbradas a los negocios de proximidad es complicado y, a veces, abrumador adentrase en ese mundo de legislaciones diversas, idiomas incomprensibles y métodos comerciales alejados de la práctica cotidiana. Pensando en todo eso, AENORamecArolaBanco Sabadell, CESCEEsadeGarrigues, han organizado un taller práctico dirigido a esas Pymes que ya se hayan decidido a dar el salto de romper las fronteras.

El evento tendrá lugar el próximo 18 de febrero en la sede de Esade de Madrid, y estará impartido por Joan Tristany, Director General de Amec, y además de los pasos básicos, también se presentarán casos de éxito que puedan servir como modelos.

Se han programado dos rondas de talleres. La primera, que comenzará a las 9 de la mañana, cuenta con la intervención de José Manuel Romero, quien explicará la experiencia internacional de Molecor Tecnología, empresa de la que es director Financiero y  socio fundador. En paralelo, Rafael Olano, Socio Director de Loft&Co – Marketing + Comunicación 360, informará sobre los tres pasos clave en el marketing en buscadores siempre enfocados para las necesidades de una pyme exportadora. En la misma línea de búsqueda de oportunidades fuera de España, Enrique Asenjo, Director Territorial de CESCE de la zona Centro hablará sobre “La prospección comercial inteligente en los mercados internacionales“.

El cuarto taller de la primera ronda estará a cargo de Maria Giné, Subdirectora general y responsable de aduanas de Arola, y Víctor Urruchi, Director de Logística y Transporte Internacional. Ambos tratarán de explicar todas las claves del transporte.

La segunda sesión de talleres está prevista para las 12:15 de la mañana. En las cuatro sesiones simultáneas se abordará el tema de la promoción internacional, de la mano de Joan Tristany. El experto en Derecho Mercantil del despacho Garrigues, Roldán García Pereda, hará un repaso por las estructuras legales para abordar con éxito la internacionalización.  Y en línea con su ponencia, estará la de Andreu Vilá, Director de Trade Finance de Banco Sabadell en la que prevé despejar los vericuetos de Incoterms, contenedores y crédito documentario.

Finalmente, Antón Elejabeitia, Gerente de Inspección de Aenor, liderará un taller enfocado exclusivamente en la operativa exportadora con Arabia Saudí.

Todos los interesados en acudir a estos talleres formativos, sólo tienen que rellenar esta Ficha de Inscripción y enviarla al correo electrónico del Banco Sabadell que en ella se indica.

Además de las sesiones formativas, los organizadores del taller se comprometen a organizar encuentros personalizados con los ponentes con el objetivo de ampliar y concretar la resolución de sus dudas en el proceso de internacionalización.

Si quieres ampliar esta información puedes consultar el documento de presentación de los talleres Exportar para crecer.

españa

¿Cuándo será efectiva la nueva Unidad de Mercado en España?

La Ley de Unidad de Mercado tuvo su pistoletazo de salida el pasado viernes 25 de enero el Consejo de Ministros con la aprobación de su anteproyecto. La ley tiene como objetivo garantizar la libre circulación de bienes y servicios entre los territorios españoles. No era lógico hasta ahora que un país que comparte unidad de mercado con el resto de socios de la Unión Europea, no lo tuviera dentro de sus propias fronteras. Los grandes titulares que generó la noticia han emocionado a más de un empresario, harto de burocracia, pero no es oro todo lo que reluce. Pasemos a analizarla.

Vayamos por partes, para poder entender algo. En líneas generales, la ley pretende establecer que cualquier producto o servicio producido al amparo de la normativa de una determinada comunidad autónoma pueda ser ofertado en todo el territorio nacional sin necesidad de trámites adicionales como licencias o requerimientos autonómicos en materia de especificaciones técnicas, envasado o etiquetado.

Pero como el Estado no quiere, ni puede (porque las competencias están transferidas), imponer una legislación unificada, lo que se propone es que comience a funcionar una especie de código de buenas prácticas y que las comunidades confíen unas en las otras para reconocerse mutuamente la legitimidad. Es decir, si la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia autoriza este producto o servicio, la de Valencia, por ejemplo, debe dar por supuesto que ese es un criterio correcto y por tanto aceptarlo también en su territorio. Con su puesta en práctica se evitarán cosas tan absurdas como tener que hacer 17 versiones diferentes de su producto para poder venderlo en cada una de las Comunidades Autónomas españolas, como le ocurre a Cirsa con sus máquinas recreativas, por poner un ejemplo. Tener que darse de alta en cada comunidad a la que se quiera optar a una concesión, como deben hacer hasta ahora las constructoras; O sacar una licencia de autorización de trabajo distinta si se es profesional y se quiere ejerce en distintos territorios.

Hasta ahora, esos impedimentos a la hora de poner en marcha o gestionar un negocio han llevado a España a ocupar la decepcionante posición 33 de un ranking de dificultades para hacer negocios en el que se analizan 148 países.

Autoridades públicas y representantes empresariales no han parado durante toda la semana pasada de laurear la iniciativa del Gobierno. Pero de la intención a que la realidad se imponga todavía queda mucho tiempo. Primero, porque se está hablando de una proposición de Ley que debe pasar por el farragoso trámite parlamentario de ir al Senado, volver al Congreso y ser ratificada en ambos. Además, como es una legislación que afecta a ayuntamientos, comunidades autónomas, etc. es necesario abrir un período de alegaciones en el que participen todos. De momento, sólo Canarias ha levantado la mano para protestar al asegurar que es un texto diseñado al dictado de las grandes superficies y sin contar con los territorios que son los que mantienen las competencias.

Y es que, como se ha comentado antes, efectivamente, la ley apenas cambia nada. Las CCAA seguirán teniendo sus legislaciones propias y sólo si son flexibles lo que prometen los titulares se hará realidad.

De momento, nada se pondrá en marcha hasta por lo menos el verano, teniendo en cuenta que el proceso parlamentario de aprobación no será inferior a medio año. Por otro lado, en la letra pequeña de la propuesta dice, entre otras cosas, que para que un profesional pueda ejercer en una comunidad diferente a la suya, sus datos deben estar en una base de datos común a la que tengan acceso todas las comunidades autónomas. Por lo que, primero, se hará de crear esa base de datos.

Además, trabas como la del idioma o las características con las que tiene que etiquetarse los productos o servicios no se han tocado. El Gobierno se excusa diciendo que eso está regulado por una ley europea en la que se considera el español como lengua oficial y que consultados los empresarios no han manifestado que esto sea un gran hándicap. Pero esta es la misma ley que rige en la actualidad y la mayoría de las comunidades autónomas define una legislación distinta que a veces implica multitud de cambios y eso sin hablar del idioma, que tampoco se modifica.

A pesar de estos contras, el Gobierno ha realizado una estimación de lo que puede suponer la ley para las arcas públicas. El ahorro de costes para las empresas puede generar una aportación a la economía del 1,5% del PIB en diez años, o lo que es lo mismo unos 1.500 millones de euros por año. Estas estimaciones son fruto de la deducción de que el dinero que se destinaba a papeleo innecesario, las empresas lo reinvertirán en otras tareas más productivas y eficientes. Además, la simplificación administrativa que conllevará esta nueva norma permitirá liberar un 2,07% de los trabajadores dedicados a estas tareas y un incremento de la productividad del 1,3% para la economía española.

Las lecciones de El Cosmonauta

Por todos es conocido que emprender en estos tiempos no es sencillo. A la falta de cultura emprendedora de los españoles se le une la escasez de ayudas públicas y la caída del consumo. Por si fuera poco, existen sectores como el de la cultura, que están especialmente castigados por la crisis y por otras circunstancias tales como la subida del IVA.

Por este motivo, la mera aparición de alguien que sea capaz de emprender en el campo cultural ya es de nota. Pero si, además, se trata de un proyecto como El Cosmonauta, estamos ante un hecho que se ha ganado el derecho de permanecer en la retina y en las neuronas de todos.

Pero, ¿por qué es importante El Cosmonauta? Primero porque no se trata de una película más, sino de una verdadera revolución. Y es que estamos ante el primer largometraje español financiado bajo la técnica del crowdfunding. Los culpables de semejante proyecto son tres estudiantes veinteañeros de la Universidad Politécnica que responden a los nombres de Carola Rodríguez, Bruno Teixidor y Nicolás Alcalá. Aún no han terminado la carrera de Comunicación Audiovisual pero han sido capaces de fundar una productora (Riot Cinema Collective) y de lograr más de 400.000 euros de un presupuesto de 860.000 a través de inversores anónimos. Hasta el momento, más de 4.000 personas les han brindado su dinero. Algunos han participado con dos euros (la cantidad mínima permitida), otros han aportado más de 1.000 euros y se han convertido en accionistas con derecho a un porcentaje proporcional de los ingresos posteriores. “La verdad es que la película ha tenido una acogida espectacular. Éramos tres estudiantes. Pero la idea gustó, empezó a conocerse y pronto vimos que podía funcionar”, explica Nicolás Alcalá, el director del largometraje.

Vicisitudes del rodaje

A pesar de sus palabras, la aventura de El Cosmonauta no está siendo fácil. “El momento más complicado lo sufrimos un día antes de irnos a rodar a Letonia. Con todo preparado, incluyendo billetes de avión para nosotros, el equipo y los actores, un productor ruso que había prometido participar con 120.000 euros desapareció de la faz de la tierra. Todo estuvo a punto de acabar entonces. Pero decidimos viajar a Letonia de todas formas con el poco dinero que habíamos conseguido a la vez que lanzamos por Internet un mensaje de auxilio llamado Salva El Cosmonauta. La cosa funcionó y en pocos días logramos el dinero necesario para seguir rodando en Letonia”, explica Alcalá.

Además de por su peculiar sistema de producción, El Cosmonauta también supone una revolución por su método de exhibición. Hasta el momento, lo normal era que un largometraje se estrenara en cine, para más tarde explotar su contenido vía DVD y televisión. En este caso todo será diferente. “El Cosmonauta se estrenará a la vez en cines, televisiones, DVD, Internet. Incluso será la primera vez que se pueda comprar un USB con todo el contenido. Por Internet será gratuita, aunque tendrá la condición obligatoria de tener que compartirla con otras internautas”, añade Alcalá. Los ingresos vendrán del estreno en salas de cine, que no será convencional sino que irá acompañado de eventos, de los extras de la película en DVD y otros formatos, que incluirán multitud de cortos alternativos, diarios de rodajes, etc, y de merchandising. “A día de hoy ya hemos recaudado más de 100.000 euros con este concepto”, asegura el director de la película.

Una cifra que no está nada mal si se tiene en cuenta que el largometraje no se estrenará hasta mediados de 2013. Como se puede ver estamos ante algo único, que supone una verdadera revolución en el mundo del cine. El Cosmonauta es un cambio de paradigma en la forma de entender cómo se financian, se producen y se distribuyen las películas. Un cambio en cómo se ven y se consumen. Solo por eso estos tres emprendedores merecen todos los elogios. Si, además, tienen éxito habrán abierto un nuevo camino para un sector que no atraviesa su mejor momento.

Aquí os dejamos el trailer:

Imagen de previsualización de YouTube

La morosidad acaba con más de 150.000 empresas en España

De las 500.000 empresas que han desaparecido desde que se inició la crisis (200.000 pymes y 300.000 autónomos), un tercio lo han hecho debido a la morosidad. Es decir, más de 150.000, según estimaciones de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM). Incluso otros expertos como Eduardo Ochoa, responsable del Departamento de Optimización de Working Capital de LowendalMasai, se basan en los datos del INE para afirmar que en los últimos cuatro años más del 40% de las empresas que han cerrado, lo han hecho por impagos de sus clientes, y el 35% de los concursos de acreedores viene derivado por esta misma causa.

La Administración Pública es uno de los principales actores en esta situación, pero también ha aumentado la morosidad entre empresas privadas de todas las comunidades autónomas y de todo tipo de actividad. En el ámbito público, sectores como el farmacéutico, empresas de servicios urbanos (basuras, limpiezas, recogidas de residuos, servicios de autobuses, etc.), electricidad, teléfono, están sufriendo impagos por parte de las diferentes administraciones.

El problema tiene consecuencias muy serias. El continuo retraso en el cobro está asfixiando a muchas compañías, además de redundar en el empeoramiento de la competitividad y el deterioro de la situación de liquidez de las empresas que, en innumerables ocasiones, termina en cierre. Y es que, ante la actual coyuntura económica y la escasez de financiación hoy día es más imprescindible que nunca asegurar el cobro con los clientes.

El Plan de Pago a Proveedores aprobado por el Gobierno el pasado febrero para abonar facturas pendientes de Ayuntamientos y comunidades autónomas, fue una medida necesaria y novedosa que generó muchas expectativas. Sin embargo, los pagos se produjeron de manera puntual y sin continuidad. Según los expertos de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad, las Administraciones Públicas han acumulado nuevamente facturas impagadas correspondientes a 2012, volviéndose así a alargar los plazos por encima de lo que se puede considerar razonable y de lo que estipula la Ley para este 2012 (40 días), y para el 2013 que ya llega (30).

Además, las medidas del plan de pago solo pueden ser realmente efectivas si el dinero llega hasta el último eslabón de la cadena productiva. Y no lo ha hecho en todos los casos, porque no se ha conseguido asegurar el cobro de las subcontratas, esto es, de los proveedores de los proveedores. Aun hoy hay subcontratas que continúan a la espera de cobrar por parte de aquellos que sí han recibido el dinero de las Administraciones. En el sector privado la situación no es distinta. Tampoco ha mejorado en los últimos meses y los plazos de pagos entre las empresas tienden a alargarse por encima de los 75 días que la Ley establece para 2012 y los 60 para un 2013 a la vuelta de la esquina.

tunez

Túnez abre otra puerta a múltiples posibilidades de inversión

A pesar de los problemas políticos que todavía padece, Túnez sigue siendo un buen lugar para invertir, y más ahora, que acaba de abrir la puerta a nuevas posibilidades y sectores. En un post anterior ya nos referimos a las enormes oportunidades que representa la zona en estos momentos, sobre todo en el campo de las nuevas tecnologías, gracias al proceso liberalizador en el sector de las TIC, que ha potenciado las infraestructuras de este tipo y las aplicaciones informáticas.

Pero es que ahora el embajador de Túnez en España, M’hamed Ezzine Chelaifa, acaba de anunciar un acuerdo al que ha llegado su país, que le ha convertido en socio privilegiado de la Unión Europea. Esto quiere decir que, entre 2013 y 2017, se fomentará la cooperación entre el país magrebí y Europa en investigación científica, educación superior, asuntos sociales y finanzas, y se incrementará el intercambio de productos agrícolas y servicios.

Chelaifa participó recientemente en una mesa redonda celebrada en la Casa Árabe de Madrid, en la que también intervino el director general de la Agencia de Promoción de Inversión Extranjera de Túnez (FIPA), Noureddine Zekri. Éste comentó las oportunidades que Túnez ofrece a la inversión extranjera en sectores como la industria química de extracción de fosfatos, la producción de energía eólica y la desalinización de agua de mar, así como en proyectos concretos como la construcción de una central eléctrica y una refinería de petróleo, la creación de diez zonas logísticas, la mejora de puertos, además de la inversión en polos tecnológicos y diez grandes proyectos turísticos.

Actualmente, cerca de 60 compañías españolas están presentes en el país, con una cifra de inversión total de 912 millones de dinares tunecinos y más de 5.000 personas empleadas. Además de la competitividad, Túnez ofrece como atractivo ser la puerta de entrada al mercado africano, especialmente a Libia y Argelia, países con los que mantiene acuerdos arancelarios.

Para fomentar la inversión extranjera en Túnez, donde ya están presentes 3.200 empresas, el director general de FIPA detalló las reformas desarrolladas por el Gobierno surgido tras la revolución para garantizar una mayor apertura y libertad de inversión en todos los sectores. Por ejemplo, la Ley de Finanzas Complementarias de 2012 ofrece ventajas durante cinco años a empresas extranjeras que contraten trabajadores cualificados tunecinos. El Código de la Inversión, que está actualmente en la fase final de preparación, busca reforzar los mecanismos de financiación para pymes, crear polos tecnológicos especializados en nuevas zonas, aumentar la transparencia de las licitaciones, simplificar los procedimientos administrativos, evitar la corrupción y aumentar la cooperación público-privada.

Los responsables tunecinos, que creen que España aún no ha materializado todo el potencial de presencia e inversión posible en aquel país, aseguraron que no tienen intención de reducir los incentivos fiscales, sino de consolidar las ventajas fiscales adaptándolas a las nuevas prioridades. “Las nuevas empresas que inviertan en Túnez tendrán las mismas, o más ventajas, que las que ya lo han hecho”, afirmó el director general de FIPA, que también comentó otros incentivos a la inversión, como la competitividad de salarios y alquileres, la educación de los trabajadores, la logística y el desarrollo de proyectos de infraestructuras.

Guía para que las pymes pongan a salvo su información

Trend Micro ha presentado la “Guía sobre consumerización y BYOD para las pymes”, en la que incluye consejos prácticos, para que esta empresas puedan poner en marcha sencillas políticas de seguridad de cara a mantener su información a salvo, mientras los empleados se conectan a la red corporativa con sus dispositivos móviles para trabajar. Y es que, cada vez más, las empresas están apostando por el BYOD (Bring your own device, en inglés), una tendencia mediante la cual los trabajadores llevan sus propios dispositivos a la empresa, compaginando el uso doméstico y profesional. Una iniciativa que tiene sus riesgos.

Ahorros y beneficios
Los trabajadores de hoy esperan poder utilizar en la oficina el mismo smartphone, tablet, cuenta de correo electrónico o redes sociales que usan en su domicilio. Cierto que puede proporcionar grandes beneficios en relación a la productividad, ahorros de costes y, en términos generales, hacer que el personal se sienta más feliz y cómodo trabajando. Pero también no es menos cierto que hay que saber gestionar este fenómeno para evitar fallos de seguridad.
Por ejemplo, los principales riesgos para smartphones y tablets proceden de la descarga de malware oculto en aplicaciones legítimas. Este es un riesgo menor para los usuarios de iOs, puesto que todas las aplicaciones son examinadas rigurosamente antes de aceptarse en App Store, pero esto es mucho más difícil para Android dado que se trata de un sistema más abierto. También existe el riesgo de que un usuario acceda a un enlace malicioso, o abrir un archivo adjunto malicioso en su móvil y, al no estar protegido, se infecte. Al igual que en el mundo del PC, los criminales crean malware para robar información de valor, convertir al dispositivo en parte de una botnet o ganar dinero de otras formas, tales como llamadas a número de tarificación especial.
Por eso, si en una compañía existen empleados que se conectan a la red de la empresa desde sus dispositivos, merece la pena crear una política sencilla que proteja los datos corporativos. Así, utilizar un PIN/contraseña/escáner de huella digital para bloquear el dispositivo con el fin de proteger los datos en caso de robo es una buena medida. O no descargar ninguna aplicación sin permiso, o visitar app stores que no sean oficiales o de terceros.
Pero no se trata solo de proteger al terminal móvil. Las soluciones basadas en la nube como Dropbox están incrementando su popularidad entre los usuarios para llevar a cabo actividades como compartir información con colegas, colaborar en proyectos e, incluso, para hacer copias de datos online. Pero esto también implica riesgos. Si los trabajadores utilizan cuentas de usuario de forma personalizada, podrán utilizar dicha cuenta cuando se vayan de la empresa, y potencialmente, la IP. También es muy importante controlar quién está compartiendo datos externamente y con quién.

Mujer emprendedora, una especie en peligro de extinción

Cuando las estadísticas aseguran que faltan emprendedores, no suelen diferenciar por sexos. Por eso, cuando aparece un nuevo informe que realiza esta sencilla distinción ofrece datos sorprendentes. Eso es precisamente lo que ha ocurrido con un estudio de la Comisión Europea, cuyos resultados tiran por tierra el concepto de igualdad entre los propietarios de pequeñas empresas. Según estas estadísticas, las mujeres son más de la mitad de la población de la Unión Europea, pero constituyen solamente el 34,4% de los profesionales autónomos en Europa, de lo que se desprende un margen considerable para fomentar este tipo de actividad mediante incentivos destinados específicamente al sexo femenino.

Los principales motivos
Según el estudio realizado por la Comisión Europa son varios y específicos los obstáculos que las mujeres se encuentran a la hora de abrir un negocio. En primer lugar tenemos los problemas contextuales en forma de educación tradicional, puntos de vista estereotipados, la ciencia y la innovación. En segundo lugar, se encuentran los obstáculos económicos, en concreto en el sector de la innovación por la cuantiosas inversiones que se necesitan par abrir un negocio y la menor credibilidad financiera de la que gozan las mujeres en los bancos en comparación con los hombres. Y en tercer lugar, la Comisión define otro tipo de obstáculos, que llama leves. Aquí se incluye la falta de acceso a la redes técnicas, científicas y empresariales, y también la falta de formación en negocios, de modelos de referencia por los que guiarse y de habilidades como emprendedores.

En otras palabras, las mujeres no emprenden en Europa por la falta de formación específica, el qué dirán y porque hay menos préstamos al sexo femenino. Así de sencillo y a la vez de alarmante, ya que todos estos obstáculos suponen un grave problema para el Viejo Continente. Es tal la preocupación que la falta de mujer emprendedora fue el gran tema de debate en la cumbre llamada Semana Europea de la PYME, celebrada recientemente en Bruselas. En dicha reunión, el vicepresidente de la Comisión Europea y Comisario de Empresa e Industria, Antonio Tajani, declaró: “Está claro que la creatividad y el potencial emprendedor de las mujeres se encuentra entre las fuentes desaprovechadas de crecimiento económico y empleo y debería desarrollarse en mayor medida en Europa. En tiempos de crisis no podemos permitirnos privarnos de este potencial. El incremento de mujeres emprendedoras aumentará la capacidad económica de éstas y favorecerá el crecimiento”, aseguró.

Iniciativas rompedoras
Para comprobar como la Unión Europea está tomando conciencia de un problema que atañe a todos los países miembro, en la cumbre se tuvieron en cuenta iniciativas de éxito, como la desarrollada por el británico The Royal Bank of Scotland. El proyecto de la entidad financiera que se llama Inspiring Women in Enterprise tiene el objetivo de animar a 20.000 mujeres a convertirse en nuevas empresarias. Se trata de una estrategia de tres años de duración y dotada de un presupuesto de 1,8 millones de euros mediante la cual se concederán subvenciones de hasta 60.000 euros a aquellas organizaciones de todo el Reino Unido que animen a las mujeres a introducirse en el mundo de la empresa y les presten apoyo.

Es de suponer que este tipo de iniciativas se irán extendiendo por otros países de Europa y que pronto llegarán a España. Y es que, por desgracia, en el caso de la falta de mujeres empresarios, nuestro país no es una excepción. De hecho, de las 77.000 empresas que se crearon el pasado año solo el 3,5% tenían como propietaria a una mujer.

Una Cumbre Iberoamericana muy fructífera para las PyMEs españolas

La Cumbre Iberoamericana que acaba de celebrarse en nuestro país ha puesto en valor a las pymes y puede convertirse en un espaldarazo que anime a las pequeñas y medianas empresas españolas a cruzar el ‘charco’, por si alguna todavía albergaba dudas. Todos los dirigentes políticos que se reunieron en Cádiz son conscientes de que si en la pasada década aterrizaron las grandes empresas españolas en América Latina, en la actual lo hará un gran número de pymes, que podrán participar en el desarrollo de múltiples infraestructuras.

Por de pronto, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) adoptará un papel activo para apoyar a las pymes iberoamericanas a internacionalizarse y crear empleo, como dijo su presidente, Luis Alberto Moreno, en una entrevista con Efe. Según explicó, las pymes tienen un potente valor en el sector de infraestructuras y el BID puede apoyar a favorecer su implantación. Citó, por ejemplo, que América Latina tiene un déficit de viviendas de interés social cifrado en 52 millones y es un sector en el que apuntó que España tiene mucha capacitación.

El BID ofrecerá 70 millones de dólares a bancos comerciales que quieren ampliar sus líneas de financiamiento para que las pymes puedan exportar o invertir en el exterior. También tendrá 350 millones de dólares disponibles para garantías por medio de bancos locales, para las empresas que participen en licitaciones internacionales para la prestación de servicios.

La Cumbre de Cádiz se ha volcado en ensalzar el papel que las pequeñas empresas pueden tener en la nueva relación iberoamericana tras una era en la que los intercambios pasaban solo por las grandes firmas. Incluso, el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, ha asegurado que “la de Cádiz será recordada como la Cumbre Iberoamericana de las Pymes”, por el apoyo que los gobiernos han prestado a este segmento.

Y de las palabras se pasó a los acuerdos. Se fijaron objetivos como mejorar el acceso al crédito y a los servicios financieros, incluso a través de alianzas público-privadas, con el fin de incrementar su productividad, su competitividad, y su internacionalización. Además, se decidió apoyar y facilitar la creación de nuevas empresas, públicas, mixtas o privadas, así como fortalecer las alianzas estratégicas y extender la financiación y certificación de normas de calidad.

Según el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, “América Latina ofrece enormes oportunidades a España”, país que, según dijo, tiene empresas muy competentes y que pueden asociarse con latinoamericanas, porque “nos entendemos bien” los españoles y los latinoamericanos. En definitiva, una cumbre muy fructífera para las pymes españolas que tienen ahora más cercano el camino hacia los países iberoamericanos.

Fuente imagen: CumbreIberoamericana

Recruitment online gratuito para PyMEs

El portal de empleo Careerbuilder ha decidido ofrecer a sus clientes, pequeñas y medianas empresas (PyMEs), la posibilidad de publicar sus ofertas de trabajo sin coste para ninguna de la partes durante todo el año. Una medida de la que también podrán beneficiarse las start ups. Eso sí, el número de ofertas por empresa no será ilimitado, pero si será suficiente para que los emprendedores y las pequeñas empresas puedan prescindir de un coste fijo en su ayuda a la selección de talento. “Esta acción supone una oportunidad para el portal por la relevancia que puede suponer esta acción ya que está enfocada a empresas de mediano y pequeño tamaño, no a gran empresa o a seleccionadoras”, resalta Alfredo Escolar, director de Careerbuilder en España. Y añade: “Éstas igualmente dispondrán de una sensible reducción de costes respecto a los portales tradicionales que utilizaron hasta ahora. Nuestra compañía dispone para ellos de otro tipo de herramientas de internacionalización de sus procesos de selección o de tecnología, que le permitirá ser un referente en el mercado europeo y global”.
¿Cómo aprovechar esta oportunidad? Basta con entrar en su página web. “En 2012 el crecimiento de la compañía en España y en el resto de países europeos está siendo exponencial y no queremos parar esta línea”, comenta su director en España. Por eso, han decidido darse a conocer entre las pymes, un sector que hasta ahora no habían tocado. “Hemos decidido potenciar y ayudarles sin afán de cobrarles, para que ambos crezcamos de manera sólida en 2013”, añade Alfredo Escolar. Y se hace la siguiente pregunta: “¿Por qué pagar varios cientos de euros por publicar en otros portales si la evolución en el reclutamiento online ha llevado a conseguirlo sin pagar?”.

Todo lo que debe saber para cumplir sin problemas con la limitación del pago en efectivo de 2.500 euros

Desde ayer, 19 de noviembre de 2012, está limitado el pago en efectivo a 2.500 euros entre empresas y profesionales. El objetivo de la nueva ley antifraude es controlar y reducir la circulación de dinero y hacer aflorar la economía sumergida que hay en el país.
En un primer momento, la redacción de la ley parece muy clara, pero según los asesores fiscales la práctica puede no serlo tanto y generar problemas con Hacienda. Desde el Registro de Asesores Fiscales (Reaf) alertan de que hay negocios (como pueden ser anticuarios, arte, joyas, determinadas maquinarias, etc.) donde la medida puede generar “algún problema” en las prácticas habituales de compra venta que se hacían hasta ahora. Y es que la limitación está acompañada de un novedoso incentivo de Hacienda por el que se premia a los ‘chivatos’ que se salten la prohibición.

Por eso, conviene no fiarse de nadie y tener muy en cuenta las cuestiones básicas de esta medida:

– Lo primero que conviene saber es que la prohibición sólo tiene efecto cuando la transacción se realiza entre una empresa y un particular. Además, que el límite de los 2.500 euros se amplía hasta los 15.000 euros si el pagador es un no residente en España (esta excepción está pensada para no perjudicar el gasto que los turistas puedan hacer cuando visitan el país). Los pagos en efectivo en las operaciones entre dos particulares o que se realicen a través de entidades financieras siguen siendo totalmente lícitos. De esta forma, los ingresos en efectivo en cuentas bancarias sí podrán superar los 2.500 euros.

– La limitación funciona en ambas direcciones. Es decir, ninguna persona física puede comprar un bien o servicio y pagar por él más de 2.500 euros en efectivo, pero tampoco una empresa puede pagar una cantidad superior por la contraprestación de un servicio. Esto es especialmente relevante para aquellas profesiones en las que el pago en ‘sobre’ es operativo.

– Las cantidades límite se refieren a la cuantía integra de un bien o servicio, no a los importes por separado que se hayan podido hacer. Es decir, que en ningún caso fraccionar el pago en distintas entregas monetarias puede ser una excusa para ampliar la cuantía que se puede abonar en efectivo.

– El efectivo es algo más que los billetes y monedas. También se considera efectivo a efectos de este límite legal: lo cheques bancarios al portador, los pagos telemáticos o cualquier otro medio que no permita identificar con facilidad alguna de las partes de la transacción.

– Si la cuantía de la compraventa supera los 2.500 euros los intervinientes en la misma están obligados a conservar los justificantes de la misma durante cinco años, a no ser que se haya realizado a través de una entidad de crédito.
– Las infracciones a esta norma se calificarán como “graves”, y sólo prescribirán transcurridos cinco años.

– En caso de haber incumplimiento de esta ley responden de forma solidaria, tanto la persona que recibe el pago como la que lo entrega. Y la sanción será del 25% del importe pagado en efectivo. Lo más peligroso es que si Hacienda investiga por este incumplimiento a dos contribuyentes, haber pagado esa primera sanción no evitará sanciones posteriores, en caso de que el Fisco detecte otras posibles irregularidades como facturas falsas, impagos de impuestos anteriores, etc.

La gran novedad en esta nueva legislación es que Hacienda ha decidido incentivar la figura de lo que podría llamarse el ‘chivatazo’. Que consiste en eximir de responsabilidad a la persona que haya intervenido en la operación fraudulenta si denuncia en Agencia Tributaría el incumplimiento de la limitación en el pago durante los tres meses posteriores a que este se haya producido. Además, ha colocado un link en su página principal de Internet para facilitar la tarea a los que tengan remordimientos.

El nuevo contrato de formación dual, una buena oportunidad para empresarios y trabajadores

Hace pocos días el Gobierno aprobó el nuevo contrato para la formación y el aprendizaje, conocido como de formación dual. Este nuevo texto prevé la posibilidad de deducciones de las cuotas empresariales a la Seguridad Social del 100% si el acuerdo se realiza por empresas cuya plantilla sea inferior a 250 personas, o del 75% en el resto de los casos. Además, se reducirá el 100% de las cuotas de los trabajadores a la Seguridad Social durante toda la vigencia del contrato, incluidos los periodos de prórroga. Por si estas ventajas no fueran suficiente, en caso de que el contrato de formación se transforme en indefinido , la empresa tendrá también derecho a una reducción en la cuota al Estado de 1.500 euros al año durante los primeros tres años. Y si el trabajador es una mujer, dicha reducción será de 1.800 euros al año.

Es decir estamos ante una nueva herramienta tremendamente interesante para emprendedores y pequeñas empresas que quieran ampliar la plantilla, sin asumir el desembolso total que supone contratar a una persona. De tener éxito este tipo de contratos, se logrará cumplir el objetivo final de la formación dual, que no es otro que la implantación progresiva de la formación profesional dual en España, que combina la enseñanza en el centro educativo con el trabajo en las compañías. Pero eso no es todo, ya que este nuevo tipo de acuerdo contractual busca también solucionar la situación actual de los jóvenes menores de 25 años que, en el caso de los que carecen de formación, se enfrentan a una tasa de paro de más del 57%.

Por otro lado, la formación dual resulta también ideal para el tejido industrial de España formado por pequeñas empresas, la mayoría con menos de 10 trabajadores, ya que permite incrementar plantillas a bajo coste.

Principales características del contrato de formación dual
Tanto el ministerio de Empleo como el de Cultura, los organismos que están detrás de esta novedad, destacan que esto no es un contrato basura. Y para demostrarlo es necesario seguir unas pautas muy claras a la hora de acogerse al contrato de formación dual.

  • El contrato deberá formalizarse por escrito y su duración mínima será de un año y la máxima de tres años.
  • El tiempo de trabajo efectivo no podrá ser de más del 75% de la jornada el primer año y el 85% los dos años restantes. Además no se podrán realizar horas extraordinarias.
  • El tiempo mínimo de formación en la empresa será del 25% en el primer año.
  • En la formación profesional dual inherente al contrato, la actividad formativa se realizará en alternancia con la actividad laboral retribuida. Un salario que será fijado en convenio, si bien en ningún caso podrá ser inferior al salario mínimo interprofesional en proporción al tiempo de trabajo efectivo. Además, la actividad formativa deberá organizarse de manera flexible, con garantía de que el alumno pueda cursar los módulos correspondientes.

Como se puede ver se trata de un nuevo texto contractual que da un vuelco a la penosa situación de los mal llamados becarios y los contratos en prácticas, que resulta muy interesante para las pymes, que estén pensando ampliar sus negocios o crecer. Por tanto, conviene tenerlo en cuenta a la hora de incrementar las plantillas.