prima_de_riesgo

Prima de riesgo: definición e historia reciente en España

Si hay un concepto financiero que haya destacado a la hora de transitar del terreno de la jerga técnica al de las conversaciones habituales sobre actualidad, ése ha sido el de ‘prima de riesgo’. ¿El motivo? Su protagonismo en muchos de los avatares político-económicos de los momentos álgidos de la crisis post-2008, cuando España llegó a vivir algunas jornadas enteras pendientes de las variaciones de este indicador.

 

Sin embargo, y pese a ello, no es tanta la gente que sabe dar una definición más o menos concisa del término.

 

Definición de ‘prima de riesgo’

 

Podemos definir la prima de riesgo -también conocida como ‘riesgo país’- como el sobreprecio que los inversores exigen por comprar la deuda de un país frente a la de otro, considerada más segura y cuyo precio se usa a modo de referencia. De este modo, constituye un relevante indicador de la confianza de los inversores en la solidez de su economía, y su incremento supone un lastre adicional en el proceso de recuperación de la economía.

 

En otras palabras, la prima de riesgo sería la cantidad necesaria para que a los inversores ‘les salga rentable’ invertir en la deuda soberana de un determinado país respecto de otro más seguro que se coge como referencia. El segundo será menos atractivo a causa de su inestable situación política o de que su economía sufra niveles altos de déficit o bajos de crecimiento, todos ellos factores que pueden hacer sospechar que en un futuro el país carecerá de fondos necesarios para pagar sus deudas dentro de plazo.

 

Prima de riesgo en España y la Eurozona

 

En el caso de la prima de riesgo española y del resto de la Zona Euro, su valor viene determinado por el sobrecoste que los inversores exigen para anteponer la compra de bonos españoles sobre los alemanes, lo que sitúa a Alemania como unidad de medida de las economías europeas gracias a su larga trayectoria de fortaleza económica.

 

Concretamente el cálculo del diferencial se realiza restando el interés que se paga por los bonos alemanes en puntos básicos al valor del interés que se paga por los bonos a 10 años españoles.

 

Evolución de la prima de riesgo española

 

Ha habido grandes cambios en el valor del diferencial de deuda en los últimos veinte años: tras los altos valores alcanzados durante la recesión de los años 90 (con depreciación de la peseta y niveles estratosféricos de paro), la creación de la Eurozona en 1999 marcó el inicio de 9 años en los que la prima de riesgo se mantuvo en niveles mínimos, manteniendo la deuda país española una diferencia casi despreciable con respecto a la alemana (llegando a alcanzar los 5,7 puntos negativos). Tan favorable situación duró hasta la llegada de la crisis en 2008. Sólo dos años después, las 3 principales agencias quitaban a España la triple A. Cuando el Eurogrupo aprobó el rescate financiero español en 2012, la prima se situaba ya en 610 puntos.

 

Por fortuna, desde entonces el protagonismo de la prima de riesgo en la vida política española ha experimentado un lento declinar. Hoy en día se mueve en cifras entre los 115 y 130 puntos.

inveresp

La inversión española en Iberoamérica en 2015

Hace unas semanas, la IE Business School y Air France KLM hacían público su ‘VIII Informe Panorama de Inversión Española en Iberoamérica’, en el que se lleva a cabo un análisis las inversiones en la región de más de 60 compañías españolas. Esta cifra se ha visto aumentada (desde las 40 del VII Informe) incluyendo empresas con una facturación menor de 500 millones de euros, con el objetivo explícito de reflejar el creciente peso de las medianas empresas en la realidad de la inversión española en la región.

 

De hecho, en el informe ejecutivo realizado por Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor de economía de IE Business School y director del informe, se señala que “al igual que el año pasado (…) las pymes españolas siguen llegando y ampliando su negocio en Iberoamérica”. Lázaro señala igualmente que lo que pudo empezar como una mera forma de escapar a los efectos de la crisis en España se está convirtiendo en una tendencia consolidada: “La vocación de permanencia (…) ya no es sólo patrimonio de las grandes multinacionales españolas, sino que cada vez veremos más PYMEs españolas instaladas en los mercados iberoamericanos”.

 

La importancia de Iberoamérica

 

Según la Secretaría de Estado de Comercio de España, la presencia española en Iberoamérica se traduce ya en más de 143.000 millones de euros (lo que supone el 43% de la inversión española en el exterior), con México, Chile, Colombia, Brasil, y Perú como los principales destinos para la inversión española a lo largo del pasado 2014. Estos 3 últimos países también son considerados los destinos más recomendables para invertir este año.

 

Pese a un aumento del interés de nuestras empresas por mercados como el estadounidense, el asiático o el africano, el 74% de las empresas españolas presentes en la zona tiene previsto mantener su apuesta en 2015. En palabras de Martínez Lázaro, “si hace tres años el 95% de las empresas encuestadas esperaban aumentar su facturación en Iberoamérica en un plazo de tres años, esta cifra ha bajado actualmente al 78%. Y si hace tres años, el 81% de las empresas españolas esperaban que su negocio en Iberoamérica superara al generado en España en un plazo de tres años, este porcentaje cae al 50% en nuestra última encuesta”. Sin embargo, en el caso de las PYMEs no se aprecia dicha caída, puesto que el 80% de las que fueron consultadas tenía previsto aumentar su inversión en Iberoamérica, según el estudio: “La región ofrece oportunidades para las empresas de tamaño mediano”.

 

Unas pinceladas sobre los mercados iberoamericanos

 

Los mercados internos son el principal incentivo para la inversión española en la región, gracias al crecimiento y consolidación por las nuevas clases medias demandantes de productos y servicios. También influyen en varios países la cualificación y competitividad de la mano de obra.

 

Los principales riesgos económicos de la región son la desaceleración económica (a causa de la brusca caída del precio del petróleo y de otras materias primas) y las alteraciones en los tipos de cambio. Esto supone una novedad frente a lo observado en años anteriores.

 

Así, Perú sería la economía que, según las empresas españolas, ofrecería mejores expectativas en 2015 (puntuación de 3,13 sobre 4), seguido muy de cerca por Colombia (3,12). “La Alianza del Pacífico continúa consolidándose como ejemplo de buenas prácticas macroeconómicas y apertura a la inversión extranjera” destaca el profesor Martínez Lázaro.

 

Por otra parte, los pequeños mercados centroamericanos se mantienen aún a la cola de la inversión española, pero empiezan a mostrarse atractivos para ciertas pymes que encuentran nichos interesantes sometidos a una menor competencia.

ginebra

Cuatro millones de euros para fomentar las patentes con proyección internacional

Si es empresario exportador, la innovación está en el ADN de su empresa y las ideas brotan a su alrededor, este es el mejor momento para aprovechar esa creatividad. El Ministerio de Industria, Tecnología y Turismo ha puesto sobre la mesa, según consta en el BOE del 23 de marzo, 4.015.000 euros para “incentivar las patentes y modelos de utilidad en el exterior”.

En el Gobierno son conscientes de que la innovación es el mejor camino para incrementar la competitividad de las empresas y es ese el objetivo principal de estas ayudas. El plan consta de dos programas. Uno dedicado a las patentes españolas, dotado con 231.000 euros, y otro, mucho más potente desde el punto de vista económico, el que tiene su foco en la innovación internacional.  En este caso, se ponen a disposición de personas físicas y empresas los 4.015.000 euros mencionados para fomentar patentes y modelos de utilidad en el exterior. Las ayudas están destinadas a “superar las principales barreras para conseguir una patente europea e internacional”, según el BOE. Se concentran en subvencionar las actividades que suponen un coste en los trámites necesarios para conseguir ese objetivo; como las tasas de presentación o las traducciones necesarias para formalizar los trámites de la extensión de la patente a países donde estas innovaciones sean también de utilidad.

En concreto, las actividades para las que se puede solicitar la ayuda son:

1.- La extensión de una solicitud de una patente o de un modelo de utilidad, ante las oficinas nacionales de países terceros u oficinas regionales de patentes. Entre otros conceptos subvencionables, la convocatoria 2015 incluye: trámites de solicitud, informe de búsqueda, examen o concesión, anualidades y validación de patente europea.

2.- Actividades realizadas dentro del procedimiento internacional del Tratado de Cooperación de Patentes (PCT): trámites de solicitud, búsqueda internacional o examen preliminar.

3.- Solicitudes de patentes y modelos de utilidad españoles (trámites de solicitud y/o informe del Estado de la Técnica. (IET).

Estos gastos serán subvencionables siempre que se hayan realizado entre el 25 de marzo de 2014 y la fecha límite de presentación de esta convocatoria. Es decir, el 23 de abril de 2015 (justo un mes después de su publicación en el BOE).

La cuantía destinada a las ayudas internacionales dependerá del país de referencia en el que se centre la actividad innovadora. En el BOE se detalla la cuantía concreta por cada país. Además, para las traducciones se ha fijado la referencia de 700 euros por traducción y solo se subvencionará una por idioma y solicitud. Nunca serán subvencionables, según el texto del BOE, las traducciones al español.

Las empresas podrán conseguir hasta el 80% de los gastos, mientras que para las pymes y autónomos que facturen menos de 50 millones de euros y tengan menos de 250 empleados se podrá solicitar hasta el 90% de lo invertido. En ambos casos, el montante económico supone un incremento de 10 puntos sobre las cuantías subvencionables en anteriores ediciones. Aún así, existe otro límite: las ayudas no podrán superar los 60.000 euros por empresa y los 65.000 en caso de pymes y autónomos.

Lo más atractivo de esta convocatoria es que es compatible con otras ayudas recibidas para el mismo objetivo otorgadas por cualquier otra entidad pública o privada.

La única vía de solicitud es la electrónica a través de la página web de la Oficina Española de Patentes y Marcas.

riego

Más de 3.200 millones de euros de la UE para las pymes españolas

La Comisión Europea ha firmado un acuerdo con España que liberará más de 3.200 millones de euros en créditos baratos para pymes con menos de 250 empleados. Una novedad de los mismos es que en lugar de ofrecerse como una subvención clásica, dicha cantidad se canalizará a través de la llamada Iniciativa Pyme, y se utilizará como garantía para asumir riesgos en los proyectos. ¿Y qué es dicha iniciativa? Pues un instrumento desarrollado por la Unión Europea (UE) que pretende movilizar el crédito entre este tipo de compañías. De esa cantidad, el gobierno aportará 800 millones de euros, que es lo que le corresponde de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos. ¿Ventajas? Se consigue un mayor efecto multiplicador que si los fondos se concedieran como subvenciones tradicionales. Y si el mercado los absorbe, es posible que dicha cantidad se amplíe hasta los 5.300 millones de euros. “Las pymes tanto de Madrid, como de Barcelona o de Bilbao tendrán un acceso más fácil a préstamos más baratos que les servirán para invertir y crecer”, señala Jyrki Katainen, vicepresidente de la UE. En España, las pymes representan más del 74% del empleo del sector privado y el 85% de los puestos de trabajo que se crean.

Garantías

Otro punto a destacar de esta propuesta es que los intermediarios financieros, es decir, bancos y otras instituciones financieras, disponen de una serie de garantías que cubren las carteras de créditos que concedan. De esta manera, si llegará a producirse un impago, el mismo sería cubierto parcialmente. ¿Cómo? En primer lugar, por la contribución española de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos. Después, por el presupuesto de la UE. Y, por último, por el Grupo del BEI (Banco Europeo de Inversiones). Esta garantía es una especie de salvavidas para las entidades financieras, lo que facilitará más préstamos y más baratos. La razón es bien sencilla: su riesgo de crédito está en parte cubierto y, por lo tanto, se reduce.

Iniciativa Pyme es un paso más a la financiación de las pymes, que ya cuentan con la financiación nacional y regional (subvenciones e instrumentos financieros), los recursos de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, y el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE). De momento, se está en el proceso de selección de los bancos y de los intermediarios financieros que estén interesados. Para el verano se estima que comiencen a darse los primeros préstamos.

cuba

Cómo hacer negocios en la Cuba post embargo

EEUU y Cuba retoman relaciones. Más allá de las repercusiones políticas de esta noticia, la decisión abre la veda a un cambio radical en las relaciones económicas de la isla caribeña con el resto del mundo. Cuba es un mercado relativamente pequeño, alrededor 11 millones de habitantes, cuyo PIB per cápita (en términos de paridad de poder adquisitivo) se sitúa en torno a los 18.793 dólares, de acuerdo con datos del Banco Mundial. Aunque, más que el tamaño, ha sido la escasez de divisas uno de los principales hándicaps para hacer negocios.

Pero si el Congreso de EEUU levanta el embargo económico y los dólares y el resto de divisas empiezan a fluir hasta la isla, el pastel puede ser muy suculento. A pesar del tamaño del mercado allí está casi todo por hacer. Esos 11 millones de habitantes viven casi anclados en los años 60 del siglo pasado; necesitan de todo, desde carreteras y coches actualizados, hasta acero para fabricar las latas donde distribuir CocaCola o Cerveza.

Por eso, aunque el fin del bloqueo no es inminente, el cambio de perspectiva ya ha puesto en marcha los motores de muchas compañías, especialmente estadounidenses, que no quieren dejar pasar la ocasión. Pero, para su disgusto éstas todavía tienen vetada su actividad en la isla algo que no les ocurre a las españolas. España es uno de los pocos países con los que Cuba ha firmado tratado de doble imposición, además juegan a favor el idioma, la buena sintonía de la población autóctona con el capital español, lejos de la que puedan levantar los primeros estadounidenses que lleguen. No en vano, España es el país con mayor presencia en el sector hotelero de la isla. Pero en los últimos años, según muestra un informe del mercado cubano realizado Analistas Financieros Internacionales (AFI) las relaciones entre ambos países no están de moda. Sólo en el último año analizado, el 2013, las exportaciones españolas al mercado cubano registraron un aumento interanual de tan sólo un 5,11%, frente al 17,6% verificado el año anterior.

Sin duda, este es el mejor momento para relanzarlas y el primer deber que se deben plantear los interesados es escudriñar cada una de las 165 páginas de un informe que el Gobierno cubano publicó el pasado mes de noviembre (dejamos el enlace aquí). En él se explica que Cuba necesita, nada menos, que 8.500 millones de dólares (7.000 millones de euros) para financiar 246 proyectos empresariales. Desde sectores agrícolas, hasta energéticos, pasando por industria, farmacia y así hasta 11 áreas de actividad diferentes. Todo un ejemplo de que allí hay negocio más allá del turismo, incluso con embargo de por medio. En este documento, se puede encontrar amplia información de los proyectos y se explica con detalle el sistema tributario de la isla, así como todos los procedimientos para establecer relaciones comerciales.

Además, La Habana ya había implantado, el pasado mes de junio, una nueva Ley de Inversión Extranjera para estimular la entrada de estos capitales que, entre otras cosas, permite la creación de sociedades tanto mixtas como de capital totalmente foráneo. Es decir, sin necesidad de tener socio local. El texto incluye incentivos fiscales para las compañías extranjeras como la exención total de las plusvalías durante los primeros ocho años de actividad, además de diversas reducciones en otros impuestos.

Otro atractivo que presenta Cuba es que es uno de los países beneficiarios de la mayoría de los planes de incentivos al comercio exterior y a la exportación que existen en España. El mencionado informe de AFI hace una recopilación de las ayudas más importantes para hacer negocios con ese país, que recogemos a continuación:

 

ayudas

taxes

Nueve consejos y medio para que una pyme rebaje su factura fiscal

El próximo mes de enero estrenaremos año y también nueva legislación fiscal. Mucho se ha dicho en las últimas semanas sobre las implicaciones que los cambios aprobados por Hacienda van a tener en las familias y en los inversores. Pero la realidad es que el paquete de modificaciones más sustancioso es el que afecta a empresas, pymes y autónomos.

Con el texto definitivo ya aprobado ninguna empresa puede dejar de plantearse qué se puede hacer antes de final de año para aprovechar al máximo los cambios y pagar solo lo justo. Las medidas que afectan a las personas físicas, que son muchas y están muy desgranadas en los medios de comunicación generalistas: aportaciones a planes de pensiones, apurar el límite de la deducción hipotecaria, etc. Pero en este blog hemos preferido enfocar los consejos en aquellos que sean más útiles para la actividad empresarial.

  1. Instar el procedimiento judicial para cobrar las deudas

Los titulares de derechos de crédito que estén en situación de mora deberían aprovechar lo que queda de 2014 para instar el procedimiento judicial que incoa su cobro. La nueva norma fiscal ha impuesto que tras un año de espera una vez incoado éste, se podrá imputar la pérdida patrimonial derivada de ese impago.

  1. Entregar Stock Options, antes de final de año

Si tiene en mente premiar a alguno de sus empleados con acciones de la compañía, es aconsejable hacerlo en 2014. Este es el último año que este tipo de rendimientos en especie van a contar con exención fiscal. Con una excepción, que el reparto de acciones se haga a todos los trabajadores y en las mismas condiciones.

  1. Repartir dividendos, ya

Si está en su mano la política de reparto de dividendos, no lo dude. Ejecútelo cuanto antes. El motivo es que a partir de enero de 2015 desaparece la exención fiscal de la que ahora gozan los 1.500 primeros euros cobrados por este concepto. Para cantidades superiores, los expertos fiscales del REAF, recomiendan esperar. Si los beneficios empresariales a repartir son abultados es posible que resulte más ventajoso esperar a 2015, cuando se reducirán los tipos impositivos del ahorro”, explican.

  1. Es el momento de recuperar el capital

Para los socios que hayan hecho aportaciones al capital de una compañía, 2014 es el último año en que podrán retirar esa aportación y no pagar impuestos por ella. El próximo año, ese dinero será tratado como rendimiento del capital mobiliario y, como tal, estará gravado con un mínimo del 20% en 2015 y del 19% en 2016.

 

 

  1. Recoger la prima de emisión

En la misma línea que el ejemplo anterior, 2014 es el último año en que la retirada de la prima de emisión desembolsada para la constitución de una sociedad es recuperable sin pagar impuestos. Si las finanzas de su compañía lo permiten, no lo piense dos veces, a partir de enero tendría que tributar por ese dinero como rendimientos del capital mobiliario.

  1. Última hora para ser generoso con clientes y proveedores

Hasta ahora, cualquier agasajo realizado a clientes podía deducirse, siempre que estuviera bien justificado. Dados los enfrentamientos que este concepto genera entre contribuyentes e inspectores de Hacienda, el Fisco ha optado por una salomónica solución. A partir de 2015, solo estará permitido deducirse por este concepto el 1% de los ingresos totales de la empresa. Así que, si tiene previsto hacer algún gasto de estas características adelántelo.

  1. Acelerar la inversión por beneficios

Los autónomos o propietarios de empresas de reducida dimensión que tengan pensado invertir sus beneficios en nuevas adquisiciones, tanto de material mobiliario como inmobiliario, les convendrá ejecutar la decisión en 2014. La reforma fiscal ha determinado que el porcentaje de deducción que se aplicaba a estas decisiones empresariales hasta ahora, (entre el 5% y el 10%) se reduzca a la mitad en 2015.

  1. Para abrir una nueva empresa, mejor esperar

Sobre todo si se es muy optimista. Ya que la reforma fiscal ha impuesto que todas las nuevas empresas con beneficios superiores a 300.000 euros tributarán al 15%, ahora superada esa cantidad se tributaba al 20%. A partir de 2015 todos los beneficios de las empresas de reciente creación tendrán un 15% de gravamen.

En relación con la apertura de nuevas empresas, hay otro cambio a tener en cuenta. A partir de 2016, las sociedades civiles pasarán a tributar en el Impuesto de Sociedades y no en el IRPF como ocurre ahora.

  1. Revise deducciones y póngase en manos de un experto

Como se puede imaginar después de todo lo leído hasta ahora, los cambios que le afectan son cuantiosos y complicados. Junto a los que hemos comentados hay una gran variedad y casuística que varía según la empresa. Por ello, lo más aconsejable en este final de año es que se ponga en manos de un experto fiscal. Solo con un asesoramiento personalizado podrá llegar a saber, por ejemplo, cómo gestionar con más precisión las deducciones en I+D+i.

ueusa

Cambian las reglas de juego para exportar a Estados Unidos

Exportar a los Estados Unidos será pronto más fácil para las empresas españolas. El país presidido por Barack Obama y la Unión Europea están avanzando en la creación de un acuerdo que eliminará o reducirá las barreras arancelarias y de otro tipo existentes entre ambos territorios, lo que supondrá en realidad un tratado de libre comercio e inversiones. El proyecto puede facilitar la vida a todas las pymes españolas que ya envían sus productos a USA, pero también animar a exportar a aquellas que todavía no lo hacen.

 

Las expectativas creadas son cada vez mayores, sobre todo después de haber entrado en materia, con la celebración de las primeras rondas de negociaciones y el compromiso de que las conversaciones no se alarguen demasiado. Pero, ¿qué supondrá y qué repercusiones tendrá este acuerdo para las pymes españolas?

 

Eliminación de barreras. En primer lugar, eliminará las barreras al comercio con las que se encuentran y que han provocado que más de una empresa desista de enviar sus productos o servicios al mercado americano. Entre estas barreras, destacan los aranceles, la normativa innecesaria, las restricciones a la inversión, etc. Y todo ello en una amplia variedad de sectores económicos.

 

Simplificación de las ventas. Como consecuencia de lo anterior, se simplificará la compraventa de bienes y servicios entre la Unión Europea y los Estados Unidos. Y será más fácil que las empresas de cada uno de estos territorios inviertan más y de forma más sencilla en la economía del otro.

 

Más empleo y crecimiento. Aunque los aranceles entre la UE y los EE.UU. ya son bajos (una media del 4%), el tamaño combinado de las economías de la UE y de los EE.UU. y el volumen del comercio entre ambos hará que eliminarlos resulte beneficioso para el empleo y el crecimiento y, por lo tanto, para el desarrollo de las empresas.

 

Fin de la normativa innecesaria. Un aspecto específico que permitirá importantes ahorros para las empresas es la eliminación de la normativa y la legislación innecesarias. Es decir, los llamados obstáculos no arancelarios, que son el resultado de las diferencias en materia de normativa y legislación. Hasta ahora, tener que cumplir dos normativas diferentes podía suponer una pérdida de tiempo y dinero.

 

Más exportaciones. Aunque se espera que aumenten las exportaciones en todos los sectores de la economía, en unos lo hará más que en otros. Por ejemplo, se calcula que las exportaciones de vehículos de motor de la UE a los EE.UU. se incrementarán casi un 150% por la importancia del comercio de piezas y componentes y de la mayor integración entre las industrias de ambos lados del Atlántico.

 

Repercusión en otros países. No solo se espera que aumenten los intercambios comerciales entre la UE y los EE.UU., sino que, como consecuencia de la mayor demanda de materias primas y componentes, también se espera que aumenten las exportaciones de la UE a otros países. Se calcula que las exportaciones al resto del mundo de productos metálicos aumentarán alrededor de un 12%, las de alimentos transformados y sustancias químicas en torno a un 9% y las de otros equipos de transporte un 6%.

 

Es evidente que el aumento de la actividad entre Europa y Estados Unidos traerá un cambio de paradigma no solo para las multinacionales, sino también para las pequeñas y medianas empresas, tanto si exportan directamente como si suministran a empresas de mayor tamaño.

top20

Ya está aquí la lista de los mejores países para hacer negocios en 2015

Salir mal en un ranking no es un plato

de gusto para nadie. Por eso, la encuesta Doing Business,  que cada año realiza el Banco Mundial entre 189 países, se está convirtiendo en uno de los principales acicates para que los países pongan en marcha legislaciones que faciliten la vida a los empresarios.  “Es más fácil hacer negocios este año que el año pasado, y mucho más de lo que era hace 10 años cuando comenzamos este ranking”, ha asegurado Rita Ramalho, la directiva del Banco Mundial que lidera la realización de este estudios.

El último año ha confirmado esa tendencia y ha sido prolijo en esfuerzos por mejorar el clima empresarial en muchos países. En total el Banco Mundial ha recopilado 254 reformas de regulación en temas de negocio, de las cuales 145 tenían como objetivo reducir la complejidad y el coste asociado al cumplimiento con las regulaciones empresariales, y 85, a robustecer las instituciones legales. A la cabeza de esas mejoras están los países africanos, los que más tienen que avanzar, pero también muchos países occidentales, España entre ellos.

El resultado de esos esfuerzos ha servido  para configurar la foto del ranking de los países donde resultará más fácil hacer negocios en 2015. Singapur ha vuelto a ser identificada como  “la economía más favorable a la actividad empresarial en el mundo”. Le siguen de cerca Nueva Zelanda y Hong Kong. En Europa, el ranking lo lidera Dinamarca, seguido de Noruega y el Reino Unido. Y en América, EEUU continua siendo el país donde es más fácil hacer negocios.  En el lado opuesto, Eritrea, Libia, la República Central Africana y Sudán del Sur, son los lugares donde aventurarse a ser empresario es más complicado. España se sitúa en el puesto 33.

Entre las principales novedades de la edición de 2015 está la introducción en el estudio no sólo de países como hasta ahora sino también algunas de las ciudades más populosas del planeta. Además se han recopilado más datos, tomados en distintas ciudades y no solo país por país, y se ha aplicado una nueva metodología para el estudio de: la resolución de la insolvencia, la protección a los inversores minoristas y la obtención de crédito.

Entre las conclusiones más destacadas, el Banco Mundial identifica que la brecha entre los días que necesitan para poner en marcha un negocio se ha cerrado desde los 235 que había en 2005, por ejemplo, hasta los 62 de esta edición. Aunque, según han explicado quienes han realizado el informe este año, el cambio de metodología dificulta la comparativa con ediciones anteriores.

El caso español

España ha conseguido una nota total que le sitúa en el puesto 33 del ranking mundial por debajo de Polonia y por encima de Colombia. El caso español merece un destacado a parte en el informe ya que el Banco Mundial quiere reconocer los esfuerzos reformistas que se han realizado en el país. En concreto, se destacan las medidas encaminadas a facilitar por vía telemática el proceso de inicio de un nuevo negocio. También merecen una mención destacada la reducción de la burocracia al acceder al registro de la propiedad, así como la bajada de impuestos a los beneficios empresariales y la nueva ley de resolución de insolvencias. Gracias a esta última modificación, España se coloca en el puesto número 23 entre los países en los que es más fácil liquidar una compañía. Siendo este el apartado en el que consigue mejor puntuación.

Mientras que desciende hasta el puesto 105 cuando se trata de valorar la demora de los permisos de construcción y hasta el 52 cuando se analiza la facilidad que tienen las empresas para acceder al crédito.

Les dejamos el barómetro completo de las notas españolas en este informe:

españa

banderas

La visita de Bachelet trae oportunidades de negocio para las pymes españolas en Chile

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ha visitado España, después de pasar por Alemania, y lo ha hecho acompañada por una delegación empresarial que incluye a representantes de pymes chilenas con voluntad de internacionalizarse. Pero en el ánimo del viaje también está la intención de que las pymes españolas inviertan en aquel país. No en vano uno de los primeros actos que ha promovido ha sido el encuentro ‘Invertir en Chile’ que ha reunido a representantes del mundo económico, académico y político de España y Chile.

 

En este sentido, Bachelet no ha empezado a trabajar desde cero, sino que ya contaba con el camino sembrado. Durante su también reciente visita oficial a España, el ministro de Hacienda chileno, Alberto Arenas, tuvo ocasión de reunirse con directivos de nueve compañías españolas con importantes inversiones en aquel mercado y comprobó el ánimo de colaboración y de invertir en el país austral que sigue existiendo por parte de nuestras empresas. Entonces tuvo un encuentro con compañías representantes de sectores tan variados como el financiero, las infraestructuras, la energía, la logística, el saneamiento y la comunicación.

 

Las relaciones bilaterales entre España y Chile pasan por uno de sus mejores momentos y la colaboración entre ambos países se hace cada vez más patente, tanto en lo que se refiere al ámbito gubernamental como al empresarial y a los intercambios económicos. En 2013, las exportaciones españolas ascendieron a 1.240 millones de euros, un 12,5% más que el año anterior. Y, en la actualidad, España es el tercer inversor extranjero en Chile, solo por detrás de EE.UU. y Canadá.

 

No solo las grandes empresas de servicios (agua, electricidad, bancos) están aprovechando las buenas relaciones políticas y económicas con Chile, sino que también las pymes españolas están llegando e incrementando sus negocios en este país a un ritmo creciente.

 

Entre los sectores con mayor interés en Chile para las pymes españolas (según la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Santiago) figuran las energías renovables (sobre todo eólica, fotovoltaica e hidráulica), las TIC, la logística y distribución, la salud y el bienestar, la seguridad privada, la construcción de hospitales, el transporte, las actividades vinculadas al turismo, los servicios empresariales y financieros, el medio ambiente y los proyectos de desarrollo limpio, consultoría ambiental y tratamiento de aguas y residuos. Los sectores con oportunidades son amplios y variados. Sólo es cuestión de animarse a invertir.

finance

Ley de Fomento de la Financiación Empresarial: descubre las medidas que más te benefician

El pasado viernes el Consejo de Ministros aprobó una amplia batería de medidas para ayudar a las empresas a conseguir financiación. El objetivo del Gobierno es romper con la dependencia que tienen las pymes de la financiación bancaría, un 75% del total, y para ello ha puesto en marcha diversas medidas, desde una mayor regulación de las empresas cotizadas en el Mercado Alternativo Bursátil, hasta una ley de crowdfunding, pasando por asuntos más cotidianos como la imposición de preavisos por parte de las entidades de crédito o la regulación de las sociedades de garantía recíproca. El saco es grande y no todas las medidas pueden ser aprovechadas por todas las empresas, por eso en Asesores de Pymes hemos querido dulcificar la tarea de leerse el Boletín Oficial del Estado y hemos agrupado las nuevas propuestas en función de su accesibilidad a las pymes.

Lo más útil: preaviso de recorte de financiación.

Aquí incluimos aquellas que con más probabilidad podrán ser accesibles para cualquier empresa.  A la cabeza está el preaviso de recorte de financiación. Si el banco quiere recortar líneas de crédito o préstamos por un valor superior al 35% de la deuda de cualquier empresa, sin importar su tamaño, deberá avisarlo con 15 días de antelación. Además, tendrá que proveer a la pyme de un documento con la información de su historial financiero. De esta forma se intenta dar un mayor margen para que los empresarios puedan buscar financiación alternativa.

Además se estimula el buen comportamiento financiero de las empresas, ya que ese historial de crédito o “rating de pymes” reflejará si es o no un buen pagador. A falta de su definición final por parte del Banco de España, lo cierto es que ese historial de crédito es un documento básico en la negociación empresarial en muchos países occidentales. De momento, lo único que se ha precisado sobre ese documento en su versión española es que el banco deberá extenderla de forma gratuita en caso del recorte de crédito comentado. También podrá ser solicitado voluntariamente por cualquier pyme a un “coste reducido” y se le facilitará en un plazo máximo de 15 días, según lo publicado en el Boletín Oficial del Estado.

Lo más atractivo: la regulación del crowdfunding.

Es, tal vez, la medida estrella de la ley y una de las que más puede beneficiar a las micro empresas. Por primera vez en la historia,  España regula los préstamos entre personas. Como se ha comentado en este blog en más de una ocasión, el crowdfunding ya era una actividad más o menos conocida en España.  Pero el miedo  a lo novedoso de la fórmula y a la desregulación inhibía a más de un interesado.  Ahora, financiar a las empresas a través de plataformas de Internet no será una locura de inversores alternativos, sino un tipo de  inversión más.

De esta forma, las pymes se podrán beneficiar del interés de muchos inversores con exceso de liquidez que, como ocurre en otros países, prefieren buscar el beneficio de su negocio en la economía real.

Para evitar abusos, el Gobierno ha distinguido dos tipos de inversores:  Acreditados, entre los que estarán los institucionales, las empresas con activos superiores a un millón de euros, una cifra de negocio por encima de los dos millones  o unos recursos propios  de más 300.000 euros.  Además de las personas físicas o jurídicas cuyos niveles de renta superen los cincuenta mil euros al año o tengan un patrimonio superior a cien mil euros y soliciten expresamente este tratamiento). Para todos ellos no habrá ningún límite de inversión.

Sí lo tendrán, en cambio, los no acreditados (todos los que no cumplan los anteriores requisitos). Para estos, se ha fijado una aportación máxima de 3.000 euros por proyecto, y 10.000 en total al año en todas las plataformas. Además, tendrán que firmar de puño y letra que conocen los riesgos de esta inversión.

Para las empresas esta normativa va a facilitar y profesionalizar la captación de financiación de amigos, familiares y locos.  Sobre todo la procedente de esos “locos” que antes apenas podrían localizar entre amigos de amigos y que ahora no sólo serán más accesibles a través de estas plataformas sino que, es probable, que también estén más interesados. En un contexto de tipos de interés tan bajos como el actual, conseguir entre el 8% y 10% que pagan en estas plataformas las empresas que solicitan crédito puede ser muy atractivo.

Lo más selecto: el MAB

Finalmente, están las reformas en el Mercado Alternativo Bursátil. Los últimos escándalos acontecidos en empresas de ese mercado han marcado, sin duda, la redacción de esta nueva normativa. El Gobierno busca un mayor control, por eso ha introducido nuevas exigencias en cuanto al perfil de los auditores de las mismas. Aunque, tal vez, el cambio más importante sea el de fijar los 500 millones de euros de capitalización como el límite a partir de la cual una empresa deberá abandonar el MAB para cotizar en el mercado continuo y cumplir con las exigencias que eso conlleva.

Lo más complicado, pero tal vez lo más útil: las titulizaciones

Por último, la ley aprobada el viernes, reforma también las titulizaciones. Según explicó el Ministro de Economía, Luis de Guindos, se trata de paquetes de préstamos que los bancos agrupan en vehículos financieros con capacidad para emitir bonos en los mercados financieros. Tradicionalmente, estos préstamos debían tener como subyacente (garantía) un activo inmobiliario, pero ahora esa exigencia cambia y se permite titulizar préstamos en los que la garantía es un préstamo de una Pyme. El ministro calcula que en España habría unos 235.000 millones disponibles para ser titulizados. Pero lo que es mucho más interesante, dispuestos a ser comprados por el Banco Central Europeo. De esta forma, las entidades financieras tendrán más incentivos para prestar a las pymes, ya que a cambio de esos créditos podrán obtener liquidez del BCE.

india

El nuevo embajador nos recuerda las múltiples oportunidades de la India

Los cambios generan cierta inquietud pero también pueden ser ocasión de grandes oportunidades. La India acaba de designar a un nuevo embajador en España, Vikram Misri, que como cualquier profesional que llega a un nuevo destino se muestra ansioso por impulsar y potenciar proyectos, entre ellos las relaciones entre las actividades económicas y las empresas de ambos países.

 

Hasta ahora, ya sabíamos que entre los sectores más interesantes de la India para las firmas españolas se encuentran los relacionados con el agua y el tratamiento de residuos sólidos, la automoción, la energía, las infraestructuras del transporte, la máquina-herramienta y el turismo. En todos estos ámbitos existen cada vez más oportunidades de inversión y cooperación empresarial con compañías indias, que se podrían convertir en socios estratégicos para exportar o introducirse en aquel país.

 

Pero ahora, el nuevo embajador de India, nos ha dado nuevas e interesantes claves para comprender por qué este territorio puede ser uno de los mejores aliados para el desarrollo internacional de las pymes españolas. En una de sus primeras intervenciones, Vikram Misri ha explicado que el incremento de la inversión extranjera y el crecimiento industrial que ha experimentado el país entre mayo y julio de este año demuestran la renovada confianza en la economía y en el nuevo gobierno por parte de los inversores internacionales.

 

Pero como esto no soluciona inmediatamente los problemas del país, el Gobierno local ha establecido también un plan estratégico con diferentes puntos que puede resultar muy interesante para las pymes españolas. Uno de estos puntos es el desarrollo de las infraestructuras, tanto industriales como urbanas. Uno de los ejemplos más importantes son los corredores que unen las ciudades más importantes del país como el que conecta Chennai y Bangalore, que se está construyendo con la colaboración de Japón. Y otro lo constituye la puesta en marcha de las ‘Smart Cities’, con más de 100 proyectos en 21 Estados del país. Además, se va a invertir en la construcción de hogares y atención sanitaria de protección oficial.

 

Otro de los pilares estratégicos será la producción industrial, ya que el gobierno se ha empeñado en convertir a la India en un hub de manufactura doméstica e internacional a través del programa ‘Make in India’. En este ámbito, entre los sectores más interesantes para el inversor extranjero están el aeroespacial, el náutico, la defensa, el equipamiento eléctrico, la construcción, el químico y petroquímico, además del procesamiento alimentario, textil, de petróleo y de gas. Precisamente, otra de las prioridades es la suficiencia energética del país, con la producción térmica y las renovables como puntas de lanza, un sector en los que las empresas españolas pueden ayudar en gran medida.

 

Además, para agilizar la actividad económica y empresarial el Ejecutivo indio está decidido a impulsar un ecosistema favorable de los negocios, es decir, procesos más rápidos y menos burocracia, gracias a la transición a un sistema digital que permita que hacer negocios en India sea fácil, rápido y seguro. ¿Un ejemplo? ya existen certificados que pueden hacerse completamente de manera online.

empresachina

Cómo aprovechar que China vuelve a estar de moda

Hay temas interesantes para las pymes que periódicamente vuelven a estar de moda, como el de invertir y hacer negocios en China. El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, acaba de viajar al país asiático para vender allí la recuperación económica de nuestro país y buscar inversores y acuerdos entre grandes compañías que den un empujoncito más al empresariado patrio. Una gran firma, la cadena hotelera NH, ya se ha adelantado y ha decidido firmar un acuerdo de intenciones con el gigante chino HNA, su primer accionista, para constituir una sociedad conjunta que gestione hoteles de HNA u otros propietarios bajo la marca NH en China, Hong Kong, Taiwán y Macao. Pero no solo las grandes compañías se beneficiarán de este nuevo impulso a las relaciones España-China, sino que también lo podrán hacer muchas pymes, sobre todo las relacionadas con los sectores de aquella zona que se encuentran en mayor desarrollo.

 

En estos momentos, muchas necesidades de China tienen que ver con todo lo relacionado con la urbanización, ya que se prevé que nada menos que 100 millones de ciudadanos se mudarán a las ciudades desde ahora hasta 2020, una evolución que creará grandes oportunidades para empresas españolas, tanto grandes como pequeñas. Por otra parte, entre los principales objetivos que se ha planteado China está convertirse en un territorio con un crecimiento más sostenible, algo en lo que las firmas españolas –de nuevo tanto grandes como medianas y pequeñas- pueden ser de gran ayuda.

 

¿En qué sectores? Pues fundamentalmente en infraestructuras, medioambiente y energías renovables, aunque también en otros ámbitos como la alimentación y la moda. Hay que tener en cuenta también que el Gobierno chino ha lanzado un plan quinquenal para fomentar el consumo interno y el uso de tecnología y energías limpias.

 

Pero las pymes españolas también pueden hacer negocios con las empresas chinas sin moverse de casa, ya que muchas de éstas están viniendo a nuestro país motivadas por las buenas oportunidades de inversión y las posibilidades que ofrece este territorio como puente para acceder a Iberoamérica, a Europa y a otras zonas cercanas. De cualquier manera, sea acudiendo a su país o quedándose en el suyo, los responsables de las pymes que quieran empezar con buen pie los negocios con las compañías chinas deben tener en cuenta algunos consejos básicos:

 

-Entender bien las características y los valores del país antes de invertir en él, y saber que China no es un territorio completamente homogéneo. Es fundamental aprender cómo se concibe allí la vida.

 

-Igual que la vida se concibe de otro modo, también se conciben de forma diferente los negocios. Lo que resulta adecuado y funciona en nuestro país puede no ser lo más correcto allí. Por ejemplo, en China cultivar las buenas relaciones es fundamental.

 

-Crear una oficina de representación puede ser de gran ayuda para el que decida instalarse en China, ya que permitirá acceder a una información muy valiosa y cultivar contactos que serán vitales para hacer algunos negocios