¿Estás asegurado?

Noticias

Post patrocinado por CESCE México.

 

En México, nuestra cultura del seguro tiene una baja penetración en todos los ramos en general, de acuerdo a información recopilada por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUCEF).

Datos contundentes:

De cada 100 mexicanos, sólo 9 cuentan con un seguro de vida, 6 de cada 100 poseen un seguro de gastos médicos mayores y sólo 4 de cada 100 viviendas están protegidas. En esta estadística hay que tomar en cuenta que muchos empleados tienen acceso a estos tipos de seguro porque son subsidiados por su empleador, y que de ser una decisión propia, seguramente no se asegurarían.

La importancia de estar asegurado:

Los seguros cumplen con una función social muy importante, ya que son un instrumento que tiene como finalidad el cuidar el patrimonio de un individuo, persona moral o física, y resarcir parte de ese patrimonio en caso de un siniestro o pérdida que sufran las empresas o las personas que se hayan visto afectadas en sus bienes o en su persona por un evento inesperado eventual o catastrófico.

En los seguros empresariales como el Seguro de Crédito, se cubre a empresas o personas físicas con actividad empresarial en uno de sus activos más importantes de su operación comercial, sus cuentas por cobrar, y resulta un instrumento primordial en épocas de crisis, en donde la continuidad del negocio está en riesgo por la falta de liquidez que representa el retraso en la recuperación de sus créditos comerciales.

Los esfuerzos que el sector realiza para incentivar el uso de los seguros en todas sus categorías, han sido insuficientes para lograr una tasa de penetración importante en el país, últimamente se han desarrollado los “micro seguros” como una forma de ofrecer coberturas a un bajo costo, pero con coberturas limitadas. Recientemente se está aprobando por nuestros legisladores en las distintas cámaras del poder legislativo, un seguro “obligatorio para automóviles” con cobertura mínima, la principal característica de este tipo de seguros es que pueden compararse perfectamente ya que están compuestos por las mismas condiciones generales y abarcan las necesidades básicas de la población. Por su tipo se pueden clasificar en seis productos: seguro de responsabilidad civil en el ramo de automóviles; de fallecimiento en el ramo de vida; accidentes personales; gastos médicos; salud; y dental, todos en el ramo de accidentes y enfermedades.

Adicionalmente, en los diferentes niveles del gobierno, se han instrumentado seguros, como el “seguro popular” con cobertura de servicios médicos auspiciado por el Sector Salud del Gobierno Federal y, el “seguro de vida para jefas de familia” impulsado por la Secretaria de Desarrollo Social (SEDESOL), que han servido para ampliar la penetración de los instrumentos de seguros de manera importante, aunque no suficiente.

Toma una decisión:

Definitivamente el contar con algún tipo de seguro, para tus bienes o en tu persona o en tu empresa, es una de las mejores prácticas a nivel personal o empresarial que garantizan una estabilidad económica y muchas veces también anímica, y un evento catastrófico se puede convertir en un punto de quiebre cuando no estamos asegurados, y en el caso de los seguros empresariales, incluso pueden impulsar el crecimiento de las empresas, no esperes más, asegúrate.

Last modified: 11/06/2015