Mejora el delivery de tu negocio consultando los informes de vehículo

Gestión empresarial

delivery_negocio

La gestión eficaz de un negocio implica rapidez y ser muy cuidadoso en el cumplimiento de los plazos cuando se trata de la entrega de mercancías. Los medios utilizados para el traslado de los productos han de ser escrupulosamente seleccionados teniendo en cuenta la fecha comprometida de entrega y las características de los mismos (fragilidad, temperatura, luz…). Llegar a tiempo y en perfectas condiciones es crucial para cumplir lo acordado en el contrato, algunas veces si no se consigue significa no cobrar, y poder mantener al cliente para futuros encargos. Estas operaciones exigen tener una flota de vehículos en condiciones óptimas, para lo cual la información presente en los informes de vehículos es útil.

Por ello es importante tener perfectamente planificada y estructurada la logística de nuestro negocio. Aquí debemos tener en cuenta que la distancia más corta entre dos puntos no siempre es la línea recta. Esto es cierto en un plano, pero no se cumple en una esfera, ya que sobre una superficie esférica la línea más corta entre dos puntos es el arco de círculo máximo que los une. Y el mundo de los negocios, el mundo real, no es plano, tiene múltiples dimensiones. Por eso, cuando somos autónomos o tenemos una pyme, a la hora de renovar o ampliar los vehículos utilizados es importante consultar los informes de vehículo antes de cerrar cualquier operación.

 

Razones del retraso en el delivery de mercancías

Las causas por las que la entrega de un producto no se realiza en plazo pueden tener diferentes orígenes:

  • Se han cerrado en el contrato unos plazos demasiado cortos desde el principio y no se ha tenido en cuenta el tiempo mínimo necesario para poder hacer la entrega. A veces, la urgencia por conseguir una venta nos lleva a aceptar condiciones que luego van a ser imposibles de cumplir.
  • No se ha puesto en marcha con la suficiente antelación la producción de las mercancías contratadas, por ejemplo, en épocas de picos de trabajo, o se han registrado problemas durante el proceso y no se cuenta con tiempo suficiente para subsanarlo. Para algunas empresas las navidades o la época anterior a las vacaciones suponen una concentración de pedidos que no se pueden gestionar adecuadamente ya que los medios disponibles para ello no se incrementan.
  • Se han producido fallos de comunicación. Las malas interpretaciones a lo largo de toda la cadena de personas implicadas en la operación pueden suponer una demora innecesaria. Es importante tener un timing claro y mantenerlo actualizado, y que todos los implicados lo conozcan y estén informados de los cambios que se produzcan.
  • No se ha establecido un sistema de logística adecuado para su traslado. Aquí es donde se utilizarían los vehículos de la empresa, caso de que esta disponga de ellos y no se contrate este servicio con un proveedor. La demora en la entrega puede deberse a fallos en los medios de transporte utilizados o también a procesos administrativos, por ejemplo, cuando las mercancías se quedan retenidas en la aduana (hay que asegurarse que la documentación es la correcta y que se cumplen todos los requisitos).

 

delivery informes

 

En el caso de que realicemos el transporte de los productos por medios propios, es necesario mantener nuestros vehículos en condiciones óptimas y renovar la flota para que esté siempre operativa. Para un autónomo o una pyme la inversión a realizar es un coste importante dentro de su presupuesto general, por lo que es posible que recurra a vehículos de segunda mano. Consultar los informes de vehículo, algo que puede realizarse de forma sencilla a través de marcas como eInforma, permitirá asegurase de que se está realizando la operación correcta.

Se trata de informes de carácter público que contienen datos procedentes de la Dirección General de Tráfico (DGT), por lo tanto verificados por ella, sobre el vehículo en cuestión como: los propietarios; datos técnicos que constan en su registro y del seguro, si está asegurado; fecha de matriculación y si ha sido rematriculado; historial de compra-ventas; bajas, si procede; número de kilómetros; información medioambiental; limitaciones de disposición (si existe leasing, reserva de dominio o algún gravamen) o si está al día del pago del impuesto de circulación. Toda esta información nos ayudará a tomar la decisión y a no equivocarnos.

 

Si quieres seguir leyendo noticias relacionadas, haz clic aquí.

Last modified: 25/04/2019