marruecos_emprendedores

Marruecos, tierra de oportunidades para los emprendedores

Todos los años el Banco Mundial elabora un informe fundamental para saber si es conveniente invertir o no en un país. El documento, conocido como Índice Doing Business, analiza precisamente las facilidades, o no, que un empresario encuentra en un territorio determinado. Estudia la seguridad jurídica, la agilidad a la hora de abrir firmas, la burocracia, las opciones de financiación, las oportunidades, etc. En definitiva, analiza todo lo que se debe saber para iniciar una aventura empresarial con más garantías en una región determinada.

Pues bien, en dicho informe, destaca la impresionante subida que viene experimentando Marruecos en los últimos años. Buen ejemplo de ello es que el país magrebí aparece situado en el puesto 69 sobre 190 países, una posición que supera en seis (75) la de 2016 y que es la más baja, es decir la mejor, de entre los territorios del norte de África. De hecho en todo el continente africano solo es mejorada por Mauricio (25) y Rwanda (41) y supera, por mucho, a economías más desarrolladas, como Sudáfrica (82). España, por ejemplo, aparece en el puesto 29 de un listado liderado por Nueva Zelanda y Singapur.

Oportunidades para emprender en Marruecos

Pero su buena posición en el indicador, que refleja una importante mejoría en la seguridad jurídica, no es la única base que convierte en atractivo a Marruecos. Su proximidad geográfica con Europa, su abundante y barata mano de obra y, sobre todo, el especial interés del Gobierno por modernizar al país y virar una economía basada aún en la agricultura en otra más industrial y consumista abre un abanico de opciones para emprender en Marruecos que las pymes y autónomos también pueden aprovechar para hacer buenos negocios.

Con esta idea el llamado Plan de Emergencia Industrial ya ha hecho posible que fabricantes de automóviles como Renault o PSA Ciroën hayan abierto importantes plantas en el país. Este hecho abre vías de negocio a cualquier empresa mediana o pequeña cuyo negocio sean los componentes de automoción.

Algo similar está sucediendo en el ámbito aeronáutico, que  también está siendo suficientemente dopado por el Ejecutivo del país. Debido a las facilidades públicas, un gigante como Bombardier, inauguró recientemente una fábrica de componentes en Casablanca. Es obvio que este sector que ya representa el 5 por ciento de las exportaciones totales del país también ofrece vías de ingresos a las pymes.

Los dueños de nuevos negocios no deberían obviar tampoco que el importante programa de inversiones públicas también afecta al sector agrícola y las infraestructuras. Esto genera importantes opciones de crecimiento para nuestras pequeñas empresas en terrenos como el equipamiento agrícola, la logística, el transporte y el suministro de material para construcción, entre muchos otros. La Sanidad es otra área económica de especial interés por el crecimiento en el ámbito privado.

En definitiva las aspiraciones del país por convertirse en centro de negocios y manufacturero del norte de África, que se apoya en un nivel al menos aceptable de estabilidad política  y en su cercanía geográfica con una gran mercado, como es la UE, obliga a que el territorio esté presente en muchos planes de negocio de firmas españolas.

Además, Marruecos no solo presenta interés a la hora de las exportaciones o de invertir en él, sino que también es atractivo como proveedor de materias primas. Al permitir producir con costes bajos, debido a los reducidos sueldos, las exenciones fiscales y las buenas conexiones con España, es ideal en caso de que una firma precise de una deslocalización.

Problemas para emprender en Marruecos

Eso sí, no debe olvidarse que Marruecos también presenta inconvenientes que es debemos conocer antes de aventurarnos a hacer negocios dentro de sus fronteras. Marruecos posee una red de distribución deficiente y un estrecho mercado de consumidores para un buen número de productos, debido a que la clase media es más bien limitada. Eso sí, debido a ello la competencia no es que sea demasiado fuerte.

Curiosidades para emprender en Marruecos

Como todos los territorios, Marruecos también presenta sus peculiaridades que también deben conocerse para evitar inconvenientes más graves. Un buen ejemplo en este aspecto es la burocracia y la lentitud. A los marroquíes no le van las prisas. Entre eso y la naturaleza burocrática intrínseca de las empresas, se debe tener paciencia ya que la toma de decisiones acostumbra a demorarse más de lo que un empresario español acepta y está acostumbrado.

Al contrario que en otros países tener un socio no es una obligación para hacer negocios. Con todo, contar con una persona de confianza nativa que pueda representar los intereses de nuestra empresa supone una política aconsejable.

Otra curiosidad para emprender en Marruecos la constituye el idioma. Al contrario de lo que viene siendo habitual en cada vez más países, el inglés no es de gran ayuda. El francés es la lengua clave para hacer negocios. Aunque si nuestra presencia se va a limitar a la zona norte de Marruecos, con el español es más que suficiente, ya que lo hablan con mucha frecuencia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *