mercado_saturado

Maneras de lograr un negocio rentable en un mercado saturado

A primera vista, montar una empresa cuyo negocio está enclavado en un mercado que ya está saturado no parece la mejor de las ideas. De hecho, parece más bien una opción desalentadora e inalcanzable. Pero en muchas ocasiones, vale la pena arriesgar, porque en caso de lograr formar parte de uno de esos negocios de éxito se habrán superado una serie de obstáculos complicados que nos ayudarán a crecer como empresario. Además que exista mucha competencia en un sector determinado indica que existe demanda y, por tanto, una oportunidad de negocio.

Obviamente montar un negocio rentable en un entorno repleto de rivales con más experiencia no es tarea fácil. De ahí que desde este blog le ofrezcamos una serie de fórmulas imprescindibles para desarrollar una empresa con posibilidades de dar los pasos adecuados para penetrar en cualquier mercado, por saturado que esté.

Nada de ir a por todas. Apueste por un nicho
Lo peor que puede hacer un emprendedor que está tratando de abrirse paso en un sector repleto de competidores es intentar competir con toda la industria. Destacar ante un ejército de marcas con mucha más experiencia y, por tanto, más conocidas para los consumidores es el camino más rápido hacia el fracaso. De ahí que una de las mejores maneras que existe para superar los obstáculos sea la de diferenciarse del global de la industria atacando un nicho de mercado. Las posibilidades de alcanzar el éxito se multiplican de forma exponencial si nuestro objetivo de negocio se centra en un sector determinado, donde existen más oportunidades y la competencia es algo menor.

Operando en un segmento más reducido no se produce la lógica reacción de la industria, ya que no le considerarán un rival a exterminar. Además el número de competidores disminuirá por lo que sus opciones de llevar a delante su negocio serán mucho mayores. Otras áreas de funcionamiento interno de la pyme, como la logística y la manufactura, también saldrán beneficiadas ante el evidente recorte de su catálogo de cara a satisfacer sólo a una parte de los clientes.

Ofrezca algo diferente
Una vez que se tenga claro el nicho de negocio al que pretendemos dirigirnos, hay que centrarse en el diseño, fabricación y elaboración de productos o la prestación de servicios que sean diferentes a los que ya existen. Para ello lo mejor es recurrir a las opiniones de los clientes de cara a lograr que lo que su empresa ponga encima de la mesa se diferencie del resto del menú de la industria. No se puede negar que en muchos sectores, las compañías venden prácticamente lo mismo, pero el único motivo que lleva a la supervivencia de todas esas firmas es que existen detalles que las diferencian. Ya sea el precio, la calidad, las funciones… Cualquier aspecto en el que se destaque es la clave que separa a los negocios de éxito de aquellos que se ven obligados a cerrar.

En la sociedad actual, los consumidores ya no se preguntan si existe una solución a una necesidad. Eso se da por hecho. Ahora la cuestión es qué solución es la mejor de las que cohabitan en el mercado. Su misión como emprendedor es preguntarse por aquello que tiene su producto que le permite superar a la competencia. Si existe ese factor, los consumidores se decidirán sin duda por su solución aunque su negocio sea menos conocido que otros.

Parta con una franquicia
En ocasiones, la falta de fondos suele ser el impedimento principal para lanzarse a iniciar una aventura empresarial y más en un entorno saturado que, inevitablemente, lleva a retrasar el momento de equilibrio. En estos casos la idea de la franquicia no debe ser rechazada. Estas marcas operan en mercados de feroz competencia por lo que suponen una excelente escuela donde se adquiere la experiencia necesaria para intentarlo más tarde con nuestro propio modelo de negocio.

Por tanto, cuando se termine su contrato como franquiciado y se atreva a poner en marcha un negocio estará familiarizado con todos los componentes de una empresa y será diferente a empezar desde cero.

Siempre atento a los cambios de tendencia
Los negocio de éxito en entornos con elevada competencia tienen la virtud de ser capaces de adaptarse rápidamente a los cambios. En la actualidad, la durabilidad de una tendencia es mucho más corta que antes. El consumidor siempre busca cambios y sorpresas. Por eso las industrias están siempre al tanto de cualquier circunstancia que indique una evolución.

Al haber centrado nuestro modelo de negocio en la conquista de un determinado nicho de mercado, nos resultará bastante más sencillo saber cuáles son esos cambios que se están dando en el sector y actuar en consecuencia para satisfacer la demanda de unos consumidores, que nunca permanece estancada.

Por el contrario, si los clientes perciben que sus soluciones están cayendo en desuso habrá que asumir que nuestro negocio se queda sin esperanzas de triunfo.

Véndase bien
En un entorno con múltiples opciones de similares características, el consumidor se decantará por aquella que conozca. La importancia de saber vender un producto o servicio es fundamental. Por tanto, no se deben utilizar las mismas palabras o fórmulas que sigue el resto de  la industria. Lo más indicado es diferenciar nuestras soluciones con una arriesgada apuesta de marketing.

Además de la publicidad que ayude a la difusión de la marca, tampoco conviene dejar de lado otro tipo de marketing menos tradicional, como el de contar con un grupo de expertos de reconocido prestigio para los clientes, que promocionen nuestros productos o servicios. Esta opción es especialmente indicada cuando al consumidor al que aspiramos se mueve en entornos digitales. En este caso disponer de un especialista con un buen número de seguidores que explique las virtudes de nuestra marca supone una gran ayuda.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *