linkedin-icon

Luces y sombras del networking

¿Hacer o no hacer networking? Los eventos de networking activo (relaciones profesionales en entornos informales) se han impuesto como un requisito casi ineludible para cualquier pequeño empresario, hasta tal punto que para más de uno se han convertido en algo de lo que es imposible zafarse.

Sin duda el networking, conocer gente con intereses similares, es una fuente riqueza para cualquier negocio. Pero regresar de uno de esos eventos con los bolsillos llenos de tarjetas de visita no exactamente sinónimo de efectividad. En el mejor de los casos esos contactos pasan a la base de datos de la empresa. En otros muchos, las tarjetas se quedan en el cajón de cosas pendientes. Y así el tiempo dedicado a asistir al evento es visto como una pérdida de tiempo. Para evitar que eso ocurra, conviene tener en cuenta algunas pautas.

1. Buena elección

Es cierto que en las grandes ciudades como Madrid o Barcelona la proliferación de estos eventos es inabarcable. Tranquilo, no hay que ir a todo.  La clave del éxito es la selección. Hay que valorar aquellos en los que prevea que asistirá un mayor número de colegas de su sector de actividad, siempre que lo que le interese sea estar al día de lo que ocurre en su mundillo. A veces, lo interesante es saber qué ocurre en otros campos todavía no explorados por la empresa, pero que pueden convertirse en un nuevo nicho de mercado.

2. Planificación de su actividad off line y on line

Preparar una buena y concisa presentación personal y del negocio es clave. En ese lugar se va a encontrar con mucha gente en un espacio de tiempo muy corto. Aprovéchelo. Si además lo coordina con una buena gestión de su presencia en las redes sociales todo será más efectivo. Por supuesto, debe twittear su presencia en el evento y aquello que le parezca más interesante. Pero también, hacer una gestión previa en Linkedin para saber si ya conoce a quienes va a asistir o qué perfiles de los asistentes le resultan más interesantes. Así, seleccionando previamente sus objetivos, perderá menos tiempo.

3. Atuendo y actitud adecuados

Normalmente los eventos de networking se celebran en ambientes informales. Un bar, espacio multidisciplinares…Nada que ver con una reunión formal entre empresarios. Es informal, pero todo el que está allí tiene como objetivo sacar provecho para los negocios. Por lo tanto, aunque el traje y la corbata se pueden dejar en casa, la imagen sigue siendo fundamental. Y lo mismo se impone para el comportamiento. No es una tarde de cañas, aunque junto a la entrada le inviten a una consumición. Conviene evitar el exceso de alcohol. La primera imagen es muy importante en los negocios y aquí usted puede estar charlando con el que será su próximo socio internacional. Téngalo en cuenta.

4. Seguimiento

El networking continúa cuando se llega a casa. No deje pasar más de dos días para volver a contactar con quien haya despertado su interés. Añadirle a Linkedin es un primer paso y puede servir  como excusa para invitarle a un encuentro personalizado en el que ampliar esas ideas de negocio que se comentaron en el encuentro.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *