Luces y sombras sobre la plataforma logística de Amazon para pymes

luces_amazonNo hay foro de comercio electrónico o corrillo de profesionales del sector que pueda esquivar esta conversación en las últimas semanas. La plataforma europea de logística que Amazon acaba de inaugurar para atender a la demanda de las pymes está en boca de todos.

El gigante de la distribución mundial ha anunciado que quiere facilitar a las pymes europeas su estrategia de exportación. Para ello ha puesto en marcha lo que se denomina Programa Paneuropeo de Logística de Amazon (FBA en sus siglas anglosajonas).

Este nuevo servicio permitirá a las pequeñas empresas distribuir sus productos por toda Europa acortando los tiempos de entrega y pagando la distribución internacional el coste de un envío nacional. Es decir, ahorrándose el coste del tramo del servicio que prestan fuera del país.

Para ello, Amazon pone a disposición de las pymes todo su entramado logístico que cuenta con los 29 centros de distribución que tiene en funcionamiento en siete países europeos. El sistema de funcionamiento de FBA pasa por registrarse oficialmente según explica la compañía en su web. Una vez superado ese proceso cualquier empresa española, por ejemplo, puede realizar los trámites necesarios (también explicados en otro apartado de su web) para que sus productos sean mostrados en las cinco webs diferentes que Amazon tiene en Europa. De esta forma, las empresas ganan mucha visibilidad de cara a poder captar clientes en otros países.

Culminado este proceso, en el momento en que la empresa española tenga una petición supongamos que de un cliente en Berlín se inicia el proceso. El primer paso será hacer llegar el producto al centro de distribución más cercano al lugar de producción de la empresa. En el caso de Madrid sería Alcalá de Henares. Después Amazon se encarga de gestionar el envío de forma gratuita hasta el punto de distribución más cercano al cliente berlinés. Todo al mismo precio que cuesta entregar el producto a un cliente de Gijón, por poner un ejemplo.

Sin duda este es todo un incentivo para muchas empresas que ya distribuyen en Europa, pero sobre todo para aquellas que están pensando en dar ese salto a la internacionalización de su tienda electrónica.

La distribución a través de Amazon es una opción cada vez más demandada por las empresas españolas. En 2015, las pymes españolas vendieron 2,6 millones de productos por valor de 104 millones de euros en exportaciones por la plataforma de comercio electrónico abierta a terceros de Amazon. El número de compañías que se adhirieron a este canal subió un 69% en 2015 y ya se ha incrementado un 50% más en el primer trimestre de 2016.

Amazon asegura que el 40% de esas empresas han conseguido vender sus productos fuera de España gracias a la gestión y al posicionamiento que le permite la plataforma de Amazon. Electrónica, relojes y juguetes son, según Cinco Días, los productos españoles más demandados.

La puntilla para el sector logístico

Pero lo que muchos pequeños empresarios ven como un impulso a su negocio, tiene su lado oscuro para otros. Al menos así lo asegura la editora de economía de Linkedin Caroline Fairchild en un artículo titulado “Amazon, no es su amigo“. En él resume el sentimiento recogido en la feria especializada en comercio electrónico ShopTalk, que se ha celebrado entre el 15 y el 18 de mayo en Las Vegas.

En este evento, considerado como una de las mayores citas del comercio electrónico del planeta, Amazon también ha sido el protagonista indirecto en todas las ponencias, mesas redondas y conversaciones de pasillo. Pero esta vez no para bien. El sector le ve como el gran ogro dispuesto a comerse a todo el que intente hacerle frente. Le acusan de engañar a las pymes relegando sus productos a posiciones poco visibles en sus plataformas, etc.

Detrás de todo ello subyace el miedo a la potencia de Amazon, que ya domina la mitad de todo el comercio electrónico mundial, palpable en todos los empresarios del sector.

Entre las opiniones recabadas por Fairchild se impone que solo aquellos productos capaces de diferenciarse de las grandes tendencias de consumo pueden aspirar a vender de forma individualizada en sus tiendas de comercio online. La razón es que los consumidores “solo” confían en Amazon para comprar productos que ya conocen o han podido testar en tiendas tradicionales.

Así que tomen nota. Porque en esta ocasión lo que ha ocurrido en Las Vegas no se ha quedado allí y conviene tenerlo en cuenta a la hora de diseñar las estrategias de venta online de cualquier compañía.

1 comentario
  1. ROSA
    ROSA Dice:

    Soy empresaria y llevo 4 meses vendiendo mediante amazon ,tambien al extranjero ,los beneficios solo para El gigante
    NO TE DEJES ENGAÑAR ,YO YA LO HE DEJADO
    UNA DICTADURA PARA LAS PYMES Y ADEMAS CON PERDIDAS

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *