riesgo_suspension_pagos

Los países con mayor riesgo de suspensión de pagos

Países a punto de la quiebra

Si ayer veíamos el listado de los 15 países más endeudados del mundo, hoy nos centramos en analizar cuáles son las economías que, además del tan comentado y analizado Venezuela, a juicio del mercado, podrían estar ante una inminente declaración de quiebra de sus servicios de deuda, la suspensión de pagos. Según el indicador de JP Morgan Chase, que compara las primas de riesgo de los bonos de mercados emergentes con el valor del Tesoro americano, los posibles altercados en los vencimientos de pagos, las amenazas de reestructuración o swaps, o las posibilidades de que las compañías de reaseguros tengan que cubrir primas de contratos en curso por default; son siete.

Los ordenamos de mayor a menor riesgo:

1.- Líbano. Al elevado endeudamiento del país hay que unir la tensión política por la abrupta renuncia del primer ministro Hariri, que supuso la salida inmediata de 800 millones de dólares de inversión privada del país ante las especulaciones de una escalada bélica entre Arabia Saudí e Irán. Las opciones de default crecieron a niveles de hace nueve años.

2.- Ecuador. Después de varios años de fiesta financiera, las obligaciones de la deuda externa del país andino crecieron, en tan sólo doce meses, a niveles del PIB desconocidos en los últimos nueve años. La economía ecuatoriana es muy vulnerable a los cambios de liquidez, y ahora, con precios aún bajos del barril de petróleo, tiene que cubrir un agujero de 2.500 millones de dólares que le sitúa en una posición crítica. Aunque el ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, asegura que Ecuador cumplirá con sus compromisos futuros.

3.- Ucrania. Pese a que el riesgo de quiebra ha descendido desde sus niveles récord de 2015, persisten las dudas sobre la salud de la economía de esta ex república soviética que obligan a manejar las carteras de inversión con cautela. La economía se ha ralentizado por tercer trimestre consecutivo y el Parlamento acaba de aprobar una partida adicional, con cargo al siguiente plan presupuestarios, el de 2018, de 17.500 millones de dólares para hacer frente a las obligaciones de deuda, principalmente.

4.- Egipto. Cerca de la suspensión de pagos desde septiembre. Un coste que se agravó por las presiones saudíes para apoyar el aislamiento económico de Qatar. De momento, las reservas de divisas internacionales de su banco central podrán acometer las obligaciones de 14.000 millones del principal y los intereses de la deuda para 2018. Pero el ritmo de su endeudamiento es muy preocupante. Ha saltado desde los 55.800 millones a los 79.000 millones en apenas un año.

5.- Pakistán. Las señales se escucharon con fuerza en octubre. Pese a que había signos ya desde junio. La segunda economía del sur de Asia ha reducido substancialmente sus reservas de divisas extranjeras, mientras ha visto como ha engordado sus obligaciones de pago y se ha deteriorado su déficit por cuenta corriente. Tiene previsto sacar al mercado 2.000 millones de dólares en bonos soberanos.

6.- Baréin. El diferencial de su bono con respecto al de los principales mercados del mundo se ha alargado sin remedio. Hasta el punto de, incluso, pedir ayuda financiera a sus aliados del Golfo. Sus autoridades están buscando aumentar sus reservas internacionales para evitar una devaluación de su moneda con sus seis socios del Consejo de Cooperación, todos productores de petróleo. Aunque están dispuestos a ayudar a Baréin, obligan a este emirato a iniciar una dura agenda de reformas para reducir su elevado déficit.

7.- Turquía. A pesar de sus elevadas rentabilidades en los mercados de bonos, los inversores son todavía reacios a comprar deuda turca. Motivo por el que su spread ha crecido desde mayo y su riesgo de suspensión de pagos ha aumentado. Está en la lista de S&P de países más vulnerables a las condiciones monetarias internacionales.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *