webs

Los grandes errores de las webs de las pymes

En estos tiempos en los que todo el mundo vive y se informa en Internet resulta sorprendente que existan todavía multitud de páginas de pequeños negocios con fallos, que lastran la utilidad y la funcionalidad de las mismas. Quizá sea por dejadez, o por falta de tiempo, pero conviene recordar que, en la mayoría de los casos, las webs son el punto de encuentro entre la pyme y los consumidores. Por tanto, mantener y optimizar este lugar es vital para mejorar la credibilidad con los clientes.

A pesar de ello, un tercio de las páginas de las pymes las mantienen los propietarios de los negocios, lo que deja en evidencia la escasa profesionalidad que se dedica a una herramienta fundamental para todo lo que rodea a una empresa. Para tratar de solucionar este mal tan extendido y contar con una buena carta de presentación en Internet es importante conocer los grandes problemas que presentan los portales de muchos pequeños negocios. Algunos de los más importantes son:

– Sin posibilidad de contactar. Según diversos estudios, el 93% de las páginas de las pequeñas empresas no incluyen una dirección de correo electrónico. Asimismo, el 49% tampoco muestra un teléfono. Esto supone un grave obstáculo para cualquier posible cliente que nos visite, ya que sin un método de comunicación es imposible que nadie pueda adivinar si está ante una empresa seria o ante un dominio abandonado y sin actividad actual.

– Diseño pobre. Aunque parezca increíble, el 41% de los sites de pymes cuentan con un diseño pobre, aburrido y anticuado, lo que es un crimen si se tiene en cuenta que, en la actualidad, se disponen de miles de plantillas gratuitas que permiten crear un lugar agradable, sin tener que poseer grandes conocimientos informáticos. Esto también nos aleja de los consumidores, que no se fían de un portal desagradable para visitar y navegar.

– Nulo mantenimiento. Como se ha comentado antes, muchos emprendedores se encargan de mantener actualizados sus portales. ¿Resultado? El 64% no encuentra tiempo y actualiza muy pocas veces, y un 25% de los mismos asegura que jamás actualiza nada. Esta falta de mantenimiento es un problema de cara al consumidor, que no encuentra provecho en la repetición de sus visitas. Y también es un obstáculo a la hora de dar a conocer nuestros nuevos productos o servicios en Internet.

– Sin estadísticas. El 75% de los emprendedores reconoce que no utiliza una herramienta gratuita como Google Analytics (o cualquier otra) para conocer los datos de tráfico de su página web. Sin esa ayuda, ¿cómo se va a saber si está teniendo éxito el portal?

– Sin posicionamiento en buscadores. ¿Si nadie sabe que existes cómo te van a encontrar? Esa pregunta se la deberían hacer el 26% de los emprendedores que prescinden del SEO a la hora de dar a conocer sus portales en Internet. Luego quizá comenten que estar presente en la red no sirve de nada. Pero es que sin unas palabras claves, una descripción y un posicionamiento es imposible destacar ante el resto de competidores.

– Nada de nada en redes sociales. Entre en cualquier página web de una pequeña empresa y ahora busque un enlace a Twitter o Facebook. ¿No lo encuentra? Normal. Más del 90% de ellas no disponen de un sencillo widget, que le permita conectar con las redes sociales. Con este tipo de política, se están perdiendo los beneficios que genera que los usuarios compartan con sus contactos las experiencias que han tenido con sus productos o servicios.

– El móvil, ese gran desconocido. Cada vez más personas navegan a través del móvil y realizan sus compras o sus transacciones mediante estos dispositivos, que están dejando obsoletos a los ordenadores. A pesar de ello, el 60% de las pymes se olvidan de ellos y no tienen su web optimizada para la navegación a través de los smartphones. Es decir, ignoran a una infinidad de internautas y posibles clientes. Todo un lujo en estos tiempos que corren

– Sin seguridad. La mayoría de las pequeñas empresas no tiene contratado un servicio de mantenimiento y seguridad para sus sites, lo que les deja vulnerables ante los ataques informáticos y los virus. Quizá lo hagan porque creen que ningún hacker tendrá especial interés en atacar sus portales. Se equivocan. El 44% de los pequeños negocios reciben ciberataques. Y, según algunos estudios, cada uno de ellos supone una media de 6.000 euros de pérdidas.

En definitiva, una serie de problemas fundamentales que lastran el desarrollo de una web y que conviene eliminar de raíz si se quiere conseguir que Internet sea una herramienta que pueda ayudar a nuestro negocio. De no hacerlo, casi mejor olvidarse de obtener algo positivo de la aventura en la red. Usted decide.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *