bonos_verdes

Los bonos verdes cogen carrerilla en España

Los inversores más jóvenes están apostando cada vez más por la llamada Inversión Socialmente Responsable (ISR), sobre todo por los bonos verdes, títulos de crédito emitidos bajo el compromiso de emplear el capital en un proyecto verde o sostenible.

 

A nivel global, la llamada Inversión Socialmente Responsable (ISR) está en auge y en España la tendencia no es muy diferente, aunque su evolución ascendente va mucho más despacio. Un buen porcentaje del capital que mueven los inversores más jóvenes se asienta en fondos de este tipo, sobre todo en bonos verdes, por su fiscalidad menos agresiva, su rentabilidad menos cuantiosa pero más estable, y por su carácter comprometido que ofrece una mejor imagen.

¿Qué son los bonos verdes?

Los bonos verdes son títulos de crédito emitidos por instituciones públicas o privadas bajo el compromiso de invertir en un proyecto verde o sostenible y que cuentan con una serie de ventajas. Entre ellas, presentan oportunidades de diversificación; aportan diferenciación entre empresas del mismo sector y mejoran la imagen corporativa y la reputación del emisor. Para otorgarles la calificación de ‘verdes’, deben cumplir con los Green Bond Principles, que promueven la integridad de este tipo de instrumentos a través de diversos instrumentos que fomentan la transparencia.

Esta apuesta por la ISR se ha plasmado en el estudio La Inversión Socialmente Responsable, dirigido por los profesores Francisco Isidro y Ricardo Zion de EAE Business School. Según el documento, las generaciones X, Y y Z apuestan por la ISR en un 40%, un 52% y un 31%, respectivamente. Además, el texto apunta que un 78% de los encuestados reconocía dar más importancia a este campo, y que un 64% de ellos ha aumentado su cartera de ISR en los últimos cinco años.

Por otra parte, las encuestas que se han ido realizando a los Millennials indican que los potenciales inversores de esta generación mostrarán mucho más interés sobre los criterios de selección ASG. Es decir: a las prácticas ambientales, sociales y de buen gobierno. La gestora Schroders, una de las principales firmas globales en la gestión de activos, ha publicado diversos estudios al respecto (en los que han llegado a participar más de 22.000 personas de 30 países diferentes) que corroboran esta postura.

Situación actual de los bonos verdes

Por lo que respecta al mercado de los bonos verdes, el estudio asegura que de enero a mayo de 2018 en España se habían emitido 4.550 millones de euros. Una cifra que casi alcanza a la recogida en todo 2017: unos 5.000 millones, lo que supone un crecimiento aproximado del 80%. En ese aumento del ejercicio presente han participado grandes empresas del Ibex 35, como ACS y BBVA, que han entrado por primera vez en el mercado de bonos verdes.

En cualquier caso, nuestro país sigue estando lejos de los más de 20.000 millones de euros que se colocaron en Francia durante ese mismo periodo. Y supuso un porcentaje muy pequeño de los 320.000 millones de dólares (270.000 millones de euros, según el cambio actual) que se movieron en el mercado global de bonos verdes a través de 1.500 emisores. Una cifra que también creció el pasado año.

El 56% de estas nuevas emisiones se concentraron en Estados Unidos, China y Francia, y el mayor peso se centró en las compañías energéticas. En España destaca el caso de Iberdrola, que emitió bonos por valor de 2.750 millones de euros en 2017 y lidera el mercado con 7.200 millones de euros en financiación verde.

Por su parte, Gas Natural lanzó una emisión por 800 millones de euros, y Repsol se ha convertido en la primera petrolera que ha optado por los bonos verdes para financiarse con una colocación de 500 millones de euros. Atendiendo fuera del sector energético (y siempre hablando de bonos verdes), en el listado aparecen Adif, que en 2017 colocó 600 millones de euros; y la Comunidad de Madrid, que emitió 700 millones.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *