Los beneficios que los emprendedores pueden obtener de las patentes


Proteger los derechos de Propiedad Intelectual no está de moda entre los emprendedores españoles. De hecho, y según un estudio elaborado por Fundetec y la Dirección General de Industria y de la PYME, tan solo el 40,7% de las pymes españolas afirma haber registrado en alguna ocasión sus marcas, invenciones o diseños.
De ese porcentaje, el tipo de registro más común entre las pocas empresas que se preocupan por proteger sus derechos es el registro de sus marcas o nombres comerciales (33,5%), mientras que el registro de una patente o un modelo de utilidad apenas alcanza el 4,6%, y el de un diseño industrial se queda en un exiguo 2,9%.

¿Qué significan estos datos?

Pues, simple y llanamente, que cualquiera puede copiar o plagiar lo que un emprendedor español crea. Y es que entre los empresarios españoles existe la falsa creencia de que proteger el resultado del I+D es algo costoso en términos económicos, que ofrece escasos beneficios y que está orientado solo a defender los intereses de las grandes multinacionales, especialmente a las tecnológicas. Pero no es así. Aunque en prensa solo se oyen guerras como la de Samsung y Apple por las patentes de los smartphones o las tablets,también hay ejemplos de otro tipo de firmas que sacan beneficios de patentar sus productos. Así ocurrió a principios de 2012 cuando saltó la noticia de que Nestlé, a través de su filial que comercializa Nespresso, iba a demandar a sus rivales por supuesta copia de sus cápsulas de café.

¿Qué ventajas tiene para las pymes patentar?

Estos ejemplos de grandes conflictos entre gigantes empresariales origina que el sentimiento del emprendedor hacia las patentes sea negativo, algo que no debería ser así. Al menos así lo afirma Nuria Marcos, directora de PONS Patentes y Marcas Internacional, que nos resume en estos diez puntos las ventajas que una pyme puede sacar de patentar sus creaciones.

1- Solo las patentes generan derechos exclusivos a favor de su titular con los que poder negociar, ya que además tienen un valor económico per se que se puede cuantificar.
2- A la hora de crecer y fortalecerse, un emprendedor no puede asumir el riesgo de no proteger sus activos, ya que eso supondría dejarle indefenso ante los competidores.
3- No hay ninguna alternativa que garantice los derechos del emprendedor si éste decide no proteger sus invenciones a través de patentes.
4- Los inversores necesitan tener garantizada la exclusividad del negocio por el que se les está pidiendo un esfuerzo económico.
5- El emprendedor puede acudir a despachos profesionales del sector de las patentes que ayudan en todo el proceso.
6- Con invenciones protegidas por patentes, el emprendedor puede acudir directamente a las entidades bancarias en busca de financiación para su proyecto.
7- Existen ayudas de distintas entidades (OEPM, ICEX, CDTI…) que tratan de fomentar la protección de las invenciones vía patente y que cubren todo, o en parte, algunos de los gastos más elevados, como son las traducciones de los documentos a otros idiomas.
8- Las patentes son instrumentos claves a la hora de internacionalizar una pyme, porque le dan la protección necesaria para negociar con potenciales distribuidores o fabricantes de otros países.
9- El emprendedor puede obtener una rentabilidad directa de la patente de dos maneras. La primera es explotándola directamente en aquellos países que resulten interesantes. La segunda consiste en licenciar o vender la patente en aquellos países que, por su lejanía, no resulten atractivos al emprendedor.
10- El seguimiento y vigilancia de las patentes de las empresas del entorno permite a los emprendedores conocer los intereses estratégicos y comerciales de estos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *