Juego letras LinkedIn

LinkedIn, arma de los emprendedores para internacionalizarse

Por regla general se considera que la única utilidad de la red social LinkedIn se ciñe a la búsqueda de trabajo o, simplemente, como un recurso que las empresas utilizan para encontrar candidatos adecuados a puestos que deben cubrir. Sin embargo, estos no son los únicos usos de la red.

Linkedin y Social Selling

LinkedIn cuenta con una herramienta, o un índice, conocida como Social Selling. Consiste en que la red social otorga un valor en función del posicionamiento de la empresa en el resto de usuarios y contactos. También valora la marca personal, el target de interés y la capacidad para crear relaciones. Este indicador es válido ya que será utilizado por nuestros seguidores para tenernos en cuenta a la hora de solucionar una necesidad ya que, en teoría, Social Selling se encarga de buscar al mejor profesional posible, y también permite conocer a la competencia.

Esta técnica también puede ser utilizada para la búsqueda de clientes cualificados. Además permite encontrar empresas, compradores o distribuidores específicos de productos determinados, lo que es fundamental a la hora de que una firma afronte el comercio exterior.

Por si fuera poco, diversos estudios concluyen que la comunicación a través de LinkedIn es más provechosa que por otros canales. Así, mientras Social Selling permite capturar un 95 por ciento de contactos útiles en aspectos como el marketing y la compraventa internacional, el email se queda en el 2 por ciento y el teléfono en menos del 10 por ciento.

Las cifras hablan por sí solas y reflejan que LinkedIn es un arma que los emprendedores pueden utilizar a la hora de dar el salto internacional. Pero, cuidado, para obtener una tasa de éxito del 95 por ciento, como se ha dicho en el párrafo anterior, se necesita seguir unas directrices que a continuación pasamos a exponer.

Definir los parámetros con claridad

El indicador es útil. Pero para sacarle partido es necesario que le demos los parámetros correctos para que sea capaz de ofrecer unos resultados óptimos a la hora de buscar en una base de datos de más de 500 millones de usuarios. De ahí que lo primero sea definir el perfil de la empresa y cargo adecuado antes de lanzar la propuesta comercial.

La solicitud debe de ser personal

A la hora de contactar con los perfiles que Social Selling ha extraído para el emprendedor llega el momento de mandarles la solicitud para ser miembros de nuestra red de comercio internacional. Es absolutamente imprescindible que la solicitud que se mande la haga una persona, preferiblemente un alto cargo, y no vaya a nombre de la empresa. Por otro lado se debe hacer hincapié en que el  texto debe ser lo más personal posible, además de estar escrito en el idioma del destinatario. Por último no hay que olvidar aspectos como la educación y explicar brevemente por qué nos interesa tenerle en nuestra red. Solo con seguir estos sencillos pasos se llega a alcanzar un grado de respuesta superior al 70 por ciento.

Potenciar el contacto

Una vez que se ha contactado con alguien que es interesante para la internacionalización de la empresa hay que esforzarse por mantener vivo ese contacto. Además de ganar en confianza con las personas se conseguirá el doble objetivo de descartar a todos aquellos que sí que respondieron en un primer momento pero que carecen de interés para los objetivos que la firma pretende obtener.

Una vez que se disponga de los contactos útiles e interesados en lo que la compañía ofrece es el momento de pasar a un nivel más alto de conocimiento, algo que solo se puede lograr con el teléfono o con una entrevista personal.

En otras palabras, LinkedIn y su herramienta Social Selling es muy útil a la hora de encontrar a la gente indicada en el exterior. Pero una vez que ya se cuenta con la red necesaria, se debe entablar una comunicación más personal para definir las estrategias de internacionalización a seguir.

A pesar de esa limitación los porcentajes de éxito alcanzados son espectaculares. De ahí que los emprendedores deban tener en cuenta Social Selling a la hora de dar el salto exterior. Si está interesado, basta con poner el término en el buscador y le surgirán un buen número de empresas consultoras especialistas en esta materia. Eso sí, debe tener en cuenta que por mucho que le digan, la herramienta es útil en determinados apartados. Sirve para crear redes comerciales que pueden llegar hasta a influir en las decisiones de compra. Pero jamás afecta a la venta directa de productos o servicios, ya que se basa en las opiniones.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *