Las trabas que frenan el crecimiento empresarial

Gestión empresarial, Noticias

Trabas crecimiento empresarial

El Observatorio de Competitividad Empresarial elaborado por la Cámara de Comercio de España evidencia una realidad por todos conocida: el tejido empresarial español está formado mayoritariamente por pymes. En concreto, y según los datos del Observatorio, el 99,9 por ciento de los 3,2 millones de compañías que existen en nuestro país son pequeñas o medianas firmas. Más aún, el 60 por ciento del total de empresas ni siquiera tiene empleados.

Es obvio que tamaña distribución de las empresas dificulta enormemente las posibilidades de crecimiento del tejido empresarial español, lo que supone un lastre para la competitividad del país. Pero, además, también son firmas más débiles por lo que lo tendrán más difícil para superar los obstáculos que siempre hay en la vida de una empresa.

Tampoco admite discusión el hecho de que las grandes empresas crean más empleo, están más internacionalizadas, e invierten en mayor medida en innovación, ya que cuentan con los recursos para hacerlo. Por no hablar de que son más productivas (por las economías de escala) y su acceso a la financiación es mucho más sencillo.

La moraleja para los emprendedores y los nuevos negocios está clara. La única solución para garantizar la supervivencia de la firma pasa por crecer sí o sí. De hecho las propias pymes lo reconocen en el citado Observatorio al responder en su inmensa mayoría (el 86 por ciento) que, a pesar de los problemas, quieren crecer el año próximo.

Ahora bien, cumplir ese deseo no es tarea sencilla. Lo demuestra también el Observatorio al desvelar que el 47,3 por ciento de las empresas se han encontrado con importantes trabas a la hora de afrontar una etapa de crecimiento. No obstante, el 38,5 por ciento asegura, por otro lado, que ha podido incrementar su negocio sin grandes problemas.

Con todo, es también necesario definir con cifras que no todos los sectores son iguales, ya que existen más dificultades en unos que en otros a la hora de afrontar un crecimiento sostenido. En concreto, el 54,8 por ciento de las firmas pertenecientes al sector de la construcción reconocen trabas para su crecimiento, mientras que solo el 43,2 por ciento de las sociedades industriales han tenido problemas similares.

Y, por último, y como se ha comentado con anterioridad, el tamaño sí importa a la hora de afrontar una etapa de incremento de las cifras. Así, las pequeñas firmas lo tienen más complicado como ellas mismas evidencian asegurando que más del 20 por ciento ni tiene pensado crecer.

Ahora bien, sean cuales sean las dificultades, todo tipo de empresas, independientemente de su tamaño, se van a encontrar con una serie de trabas que deben superar.

Crecimiento empresarial

La coyuntura económica actual es para el 78 por ciento de las compañías el mayor inconveniente que existe ahora, ya que incide a la baja en la demanda, lo que imposibilita mejorar las cifras de una compañía. El porcentaje no deja lugar a las dudas. Nadie puede discutir que la ralentización económica complica el escenario para las empresas. Pero eso no quiere decir que haya que quedarse parados a la espera de tiempos mejores. Muy al contrario, la inversión en conocimiento permitirá tomar decisiones con más prontitud y adelantarse con ello a los problemas que un entorno económico más débil genera.

Tras la coyuntura está la burocracia, que es para casi la mitad de las empresas el gran obstáculo con el que se encuentran para crecer. A nadie se le escapa que la Administración es sabedora de estos inconvenientes y que lleva años trabajando para limitar la dañina burocracia. Pero es una realidad que aún queda mucho camino que recorrer, especialmente en el ámbito de coordinación de las distintas administraciones. Sin duda, cuando un trámite debe pasar por distintos organismos es cuando se producen las mayores dificultades. A día de hoy no existe una fórmula mágica para resolver el inconveniente burocrático. Así que solo la paciencia ayudará aquí a las empresas que, sin duda, también deben esforzarse por tener preparados cualquier documento que se le pueda solicitar para acelerar el proceso.

Las empresas sitúan las dificultades para acceder a la financiación como el tercer gran obstáculo que debe superarse. En concreto el 32 por ciento de los empresarios y directivos destacan el riesgo financiero como el aspecto más relevante a la hora de lastrar su crecimiento. Porcentaje que es aún peor en las micropymes que, sin duda, lo tienen aún más complicado para superar esta última gran traba. Una forma de resolverlo pasa por mejorar la cultura financiera dentro de la propia compañía. Los empresarios deben hacer un esfuerzo y dedicar parte de la plantilla a conocer el sector financiero y descubrir cómo se pueden diversificar las fuentes para obtener los recursos. Con ello podrán acceder a un mercado que está más allá de los bancos y mitigar el problema del acceso de la financiación.

El último obstáculo relevante que los empresarios encuentran es la carencia de conocimientos y capacidades que ven en ellos mismos y en sus trabajadores a la hora de poder afrontar los problemas que, como se ha visto, se encontrarán en cualquier camino que conduzca al crecimiento. Obviamente mejorar la formación o acometer contrataciones adecuadas se antoja el único método posible para garantizar que se conocen las fórmulas de superar barreras como: la normativa diferente que existe entre comunidades autónomas y ayuntamientos o los trámites que son necesarios para optar a un contrato público.

Como se puede ver las trabas para impulsar el necesario crecimiento de las pymes son múltiples. Pero deben de superarse ya que, de lo contrario, se tendrá una empresa débil y, por tanto, más fácil de derribar por cualquier periodo de ralentización o crisis económica.

 

Si quieres seguir leyendo noticias relacionadas, haz clic aquí.

Last modified: 31/10/2019