nucleo

Las nuevas tendencias sociales obligan a las pymes a “nuclearizar” su actividad

Zapatero a tus zapatos. Era un dicho que ya decían nuestros abuelos cuando aconsejaban que cada uno debía dedicarse a lo suyo. Y ¿qué era lo suyo? Pues, fundamentalmente, aquello que mejor sabía hacer y por lo que obtenía mayores beneficios. Ahora, las nuevas tendencias sociales están obligando a las pymes a poner también en práctica este sabio consejo y centrarse en aquello que les produce más rentabilidad, dejando el resto para otros.

 

En esta línea, cada vez son más las empresas que están eligiendo una estrategia que ya denominan “nuclearización” de su actividad, y que consiste en concentrar todos sus esfuerzos en su actividad principal y descargar progresivamente el resto de tareas en especialistas externos.  Hay que tener en cuenta que, en la actualidad, alrededor del 60% del comercio mundial tiene que ver con productos y servicios intermedios, que en el futuro formarán parte de otros productos o servicios, que serán los que lleguen finalmente a los puestos de venta y a los consumidores.

 

Pero ¿cuáles son estas nuevas tendencias que están obligando a las pymes a embarcarse en una estrategia de “nuclearización”? Un estudio del think tank Institución Futuro habla sobre algunas de ellas: la globalización y la digitalización, en la medida en la que conllevan la apertura creciente (y la universalización) de la capacidad de lanzar al mercado productos y servicios especializados; la “comoditización”, que hace que proliferen productos y servicios maduros y estandarizados a precios decrecientes; y la “terciarización”, por la que son cada vez más frecuentes lógicas de subcontratación amparadas en contratos.

 

Globalización y digitalización. La globalización y la digitalización son procesos imparables que, en una medida u otra, afectan ya a todas las empresas. Sus consecuencias son claras: dan la posibilidad de estar presentes en más lugares del mundo y ofrecen una conectividad permanente, que ayuda a mejorar el servicio y captar más clientes. Pero, además, hacen que empresas, usuarios y consumidores tengan una capacidad creciente para ser, simultáneamente, productores de unos y otros, gracias a la creciente disponibilidad y facilidad de uso de herramientas complejas.

 

Comoditización. Los productos y servicios novedosos conviven en el mercado con otros que ya son maduros. Y los costesmarginales de éstos en algunos casos se acercan a cero, por lo que son percibidos por sus consumidores como commodities intercambiables con respecto a los proporcionados por la competencia.

 

Terciarización. Los trabajadores del sector servicios han ido creciendo en los últimos años, hasta superar notablemente a la ocupada en la industria. Además, la forma de trabajar que se ha impuesto en el sector terciario se ha difundido rápidamente por el resto de sectores.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *