mundo

Las claves para convertirse en un maestro del networking

En todo el mundo, pero especialmente en España, el mero hecho de conocer a la persona indicada abre multitud de puertas. Esta es una verdad irrefutable que todo emprendedor conoce. Por esta razón, todo lo relacionado con los nombres que componen cada agenda del teléfono o la base de datos del correo electrónico tienen una importancia capital a la hora de hacer negocios.

 

A estos aspectos se ha unido desde hace años las redes sociales. Los contactos en Linkedin, especialmente, también son importantes para el desarrollo de la empresa. Al arte de saber desarrollar una buena red se le llama networking, y es uno de los activos más valiosos que cualquier empresario puede tener. Pero, cuidado, para crear una base de contactos no basta con repartir tarjetas de visita a diestro y siniestro. La idea es lograr conexiones útiles y reales que ayuden a llevar a cabo iniciativas empresariales.

 

Por eso, desde este blog vamos a intentar dar las claves que se necesitan para construir una buena agenda. Los puntos básicos que hay que tener en cuenta para convertirse en un maestro de las relaciones profesionales.

– Abandone el sillón

Por muy buen emprendedor que se crea, lo normal es que la gente no acuda a su despacho a presentarse. Lo que tiene que hacer es levantarse, salir y darse a conocer. Acuda a eventos y contacte con la gente. Pero hágalo de forma directa, míreles a los ojos y muéstrese dispuesto a entablar conversaciones que vayan más allá de las formalidades habituales. Sea abierto y comparte su visión de la vida. Así podrá aprender de los demás.

– Dese a conocer

Todo el que tenga un mínimo interés en usted, querrá saber exactamente quién es. Por eso, preséntese de manera correcta y esté preparado para compartir su visión sobre los negocios con cualquiera que se muestre dispuesto en conocerla.

– Sepa escuchar

Muchas veces no hace falta hablar para entablar una relación profesional. Basta con saber escuchar y procesar la información que en el futuro pueda serle de utilidad.

– Busque un campo de interés común

Gran parte del éxito de una buena red de contactos radica en descubrir lo que a su interlocutor le puede interesar. Aunque esos temas se encuentren alejados de sus propias aficiones, debe hacer el esfuerzo por sacar esa conversación adelante, ya que será importante para mantener el contacto más adelante.

– Aporte valor añadido a la conversación

Una vez que sepa lo que a la gente le mueve a ponerse a hablar debe encontrar la manera de aportar interés a la conversación. Así logrará ganarse la simpatía y el respeto de sus interlocutores. Y mucho más si logra aportar algo que les haga pensar. Ese paso será clave para mejorar la red de networking.

– Debe tener memoria fotográfica

No hay nada peor que reencontrarse con una persona con la que ya se ha hecho el esfuerzo de entablar una relación y no acordarse de su nombre o de su cara. Eso es muy negativo, ya que la otra persona espera que, por lo menos, usted sea capaz de recordar. Por eso, y si tiene problemas para retener en la memoria caras o conversaciones ya realizadas, no dude en apuntarlas. Y es que sin una buena memoria cada reunión se convierte otra vez en la primera.

– No olvide hacer un seguimiento

Las personas tienen contactos con mucha gente a lo largo de un solo día. Su objetivo es distinguirse entre ese grupo. Y la mejor manera es hacerse recordar. La forma de lograrlo es a través de un seguimiento. Pero hay que ser sutil, un correo electrónico bastará para demostrar al resto que son importantes para usted.

– Ofrezca información

Uno no se convierte en un networker eficaz hasta que no es capaz de contribuir ofreciendo su ayuda a los demás. Nunca debe tener reparos en dar información o en regalar tiempo, energía o contactos a esa persona que puede serle de valor en el futuro.

Pida información

Tras la fase de ofrecerse a los demás, llega el momento de descubrir qué porcentaje de contactos es realmente interesante para usted. La única forma de averiguarlo es pidiendo ayuda y esperar a que alguien se muestre dispuesto a dársela. La amistad de esa persona habrá que mantenerla a lo largo de los años, ya que seguro que será fundamental en su aventura empresarial.

Sea agradecido

Quizá suene a manido pero el mero hecho de dar las gracias abre puertas. No sea tacaño y tenga siempre esa palabra presta para hacerla surgir en todo momento. Al utilizarla se ganará una buena imagen en su red, algo fundamental para convertirse en un maestro del networking.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *