Las buenas ideas siempre tienen premio: el ejemplo de Rapimoto

rapimotoSalir por la noche, tomarse unas copas y asegurarse una vuelta segura a casa que nos impida la peligrosa mezcla de alcohol y conducción. Ese es el sueño de mucha gente a la hora de ir de fiesta. Y también es uno de los objetivos por lo que la empresa Diageo, propietaria de marcas de bebidas espirituosas como Cacique, Johnnie Walker o Baileys, ha trabajado en su lucha continua por fomentar un consumo responsable de alcohol. Hasta ahora, sólo la concienciación y el sentido común eran las únicas armas que había para evitar accidentes. Pero las cosas han cambiado.

La multinacional británica quería buscar ideas innovadoras que fomentaran el consumo responsable de alcohol y lanzó hace tres meses el concurso Ideageo a través de su fanpage en la red social Facebook (http://www.facebook.com/bbbienbydiageo). Tras revisar todas las aportaciones, finalmente el premio fue para una original idea llamada Rapimoto (http://www.rapimoto.com/). Se trata de un exclusivo servicio que permitirá que un chofer se desplace con una moto eléctrica plegable hasta el lugar en el que está aparcado el coche, la coloque en el maletero del vehículo, y lleve al cliente a casa de manera segura, cómoda y sin riesgos. Y eso no es todo, ya que este servicio nace con la idea de ser gratuito para los usuarios.

Un emprendedor compulsivo

El responsable del invento es un emprendedor malagueño llamado Bernardo Bravo, “La financiación se obtendrá por dos vías. La primera consiste en la publicidad que podamos conseguir por poner, por ejemplo, el logotipo de Johnnie Walker en el uniforme de los chóferes. Pero en un principio, buena parte del coste del servicio correrá a cargo de los restaurante o de las discoteca de turno con los que estamos cerrando acuerdos para asignarles un número de motos determinado por horas”, explica orgulloso Bernardo Bravo.

De momento, el servicio está en fase piloto. Pero con la ayuda de Diageo, que se ha comprometido a integrar esta idea en sus acciones de responsabilidad social con el objetivo de contribuir a su realización y puesta en marcha, Rapimoto ya funciona en la ciudad de Málaga y Bernardo Bravo ya ha llegado a acuerdos con nueve discotecas de la localidad para que ofrezcan este servicio a sus clientes VIPS. “Ya contamos con gente interesada en Girona, Madrid, Valencia… De toda España. Pero no queremos morir de éxito”, explica este emprendedor compulsivo que dedica los fines de semana que se encuentra sólo en casa, (su mujer es azafata y tiene bastantes vuelos) a pergeñar iniciativas empresariales.

Así, de su inquieta cabeza han surgido otras pequeñas empresas, como Rutas con Ingenio (www.rutasconingenio.com), para hacer viajes diferentes y conocer los secretos de la provincia de Málaga, y Vehículos con ingenio (www.vehiculosconingenio.com). “Yo fui el que traje a Europa el Waterball en 2007”, explica un orgulloso Bernardo Bravo, que también tiene tiempo de llevar una gestoría. “La verdad es que no paro. Me han dicho que me tome un descanso”, añade.

Sirva el caso de Bernardo para entender que una buena idea siempre contará con apoyos, aunque estemos en plena crisis. “Me di cuenta de que había un terreno aún por explorar para ayudar a la gente a volver a casa y decidí presentar Rapimoto al concurso”, asegura Bravo. Ojalá que cunda el ejemplo.

Last modified: 14/06/2011