Las ‘Born Global’, empresas exportadoras desde la cuna

born_global‘Born Global’ es la etiqueta que desde hace unos años se ha popularizado como forma de designar a aquellas PYMEs que encarnan un proceso de internacionalización acelerado, iniciando sus actividades comerciales en el mercado global poco después de su fundación. Así, estas empresas son capaces de introducirse en los nuevos mercados saltándose algunas de las etapas del proceso tradicional de internacionalización, más conocido como el ‘modelo Uppsala’.

¿Qué es el ‘modelo Upssala’?

Dicho modelo plantea un proceso de internacionalización de empresas lento y gradual, en el que éstas no empiezan a introducirse en mercados extranjeros (concretamente en aquellos que presentan menores diferencias culturales y políticas con el origen) hasta llevar varios años abasteciendo el mercado doméstico. Es después de eso cuando las empresas tradicionales pasan a introducirse en otros mercados con mayores diferencias culturales. En síntesis, este modelo parte de la suposición de que “la falta de conocimiento de los mercados y la escasez de recursos pueden ser los principales obstáculos para la internacionalización”, según Brenes-Leiva.

¿Qué factores distinguen a las ‘Born Global’?

Por el contrario, el proceso de internacionalización acelerado se basa en organizaciones empresariales que desde su fundación buscan obtener una significativa ventaja competitiva en el uso de sus recursos y la venta de sus productos en múltiples países. Así, las ‘born global’ son PYMES que operan en mercados internacionales desde los primeros días de su establecimiento y que surgen tanto en sectores de alta tecnología como en los tradicionales (aunque sean más habituales en el primer caso).

Poseen particularidades que las diferencian de las PYMES convencionales:

  • Es común, por ejemplo, que las ‘born global’ posean una base de recursos tangibles limitados (financieros, humanos, propiedad, planta y equipo, entre otros) y prefieran poner especial énfasis en controlar estos activos en vez de poseerlos, además de apostar claramente por el conocimiento y por el uso intensivo de las TICs.
  • Además, al ser empresas pequeñas y de escasos recursos, tienen poca variedad de productos (de ahí que deban escoger mercados con clientes homogéneos y realizar las mínimas adaptaciones en el marketing mix).
  • Por último, sus fundadores poseen un transfondo emprendedor internacional, orientado al riesgo y la pro-actividad competitiva; y son proclives a apostar por el partnership, las redes y las alianzas en los mercados de destino.

En resumen, las ‘born globals’ contribuyen a la dinamización y al desarrollo económico de los países, siempre y cuando éstos cuenten con las condiciones y la infraestructura necesarias para permitirles alcanzar un desarrollo sostenido de sus exportaciones.

Tal y como explicaba hace unos días el CEO de BusinessGoOn, José Luis Martín, a Cinco Días, “las Born Global son de gran importancia para el desarrollo de la actividad internacional de las empresas en cualquier país y, en particular, para España. Por el dinamismo y transformación que estas empresas pueden aportar al desarrollo del tejido empresarial, a su competitividad a nivel internacional y su potencialidad para la creación de puestos de trabajo”.

Vía | Cinco Días y TEC Empresarial

Last modified: 02/06/2016