ue_digital

La UE mira hacia la digitalización consensuada de las pymes

Durante el periodo 2021-2027 la Unión Europea tiene previsto invertir 9.200 millones de euros para fomentar su Mercado Único Digital y su programa Europa Digital, con el que pretende mejorar las competencias de los Estados miembro en materia de digitalización

Fases de una Europa digital

La Unión Europea ya está asentando las bases de su Mercado Único Digital, un ambicioso plan a largo plazo que incluye a las pequeñas y medianas empresas como parte fundamental. La idea que se maneja desde Bruselas es la de crear un marco reglamentario común para todos los países de la Unión y apto para la era digital, pero para ello todas las empresas deben haber hecho sus deberes en esta materia. Y la UE es consciente de que esto no va a ser posible sin ayuda, ya que requiere de una financiación y unas inversiones ambiciosas que desarrollen y refuercen las capacidades digitales estratégicas de Europa.

1 – Inversión en tecnología de alto rendimiento para una Europa digital

Esta fase, recogida en el programa Europa Digital, está relacionada con la informática de alto rendimiento, la inteligencia artificial, la ciberseguridad y las cibercompetencias avanzadas, así como la generalización de su uso y la accesibilidad en toda la economía y la sociedad, tanto en el sector público como en el privado. Para conseguirlo, la Comisión Europea ha propuesto invertir 9.200 millones de euros en el periodo 2021-2027, que servirán para acometer todos estos retos digitales y para financiar diferentes partidas:

Inteligencia artificial

2.450 millones de euros, el objetivo es proporcionar a las autoridades públicas y a las empresas, especialmente a las más pequeñas, un mejor acceso a instalaciones de ensayo y experimentación sobre esta tecnología. De esta manera, serviría también como apoyo a la I+D+i. Desde la UE se quiere impulsar las inversiones para sacar el máximo partido de esta tecnología y poder adaptarse rápidamente a los cambios socioeconómicos que generará, así como garantizar el establecimiento de un marco ético y jurídico adecuado.

Por otra parte, la Comisión ha propuesto desarrollar bibliotecas europeas comunes de algoritmos que sean accesibles a todos, que sirvan como apoyo para encontrar y adquirir soluciones que funcionen mejor y que cubran determinadas necesidades. Se pondrán a disposición plataformas abiertas y se fomentará la implantación de departamentos de inteligencia artificial en Centros de Innovación Digital, unas instalaciones de ensayo y conocimiento para las pymes innovadoras.

Cibercompetencias

700 millones de euros, una inversión destinada a que la población activa pueda adquirir de forma sencilla conocimientos avanzados relacionados con el entorno digital. ¿Cómo? A través de cursos de formación, becas y prácticas en el puesto de trabajo. Según el programa Europa Digital, los Centros de Innovación Digital impartirán programas específicos para dar apoyo a las pymes y a las administraciones públicas en este aspecto, proporcionándoles las cibercompetencias necesarias para sacar partido y controlar campos como el de la supercomputación, la inteligencia artificial y la ciberseguridad.

2 – Digitalización de las administraciones públicas y PYMES

Generalización del uso de las tecnologías digitales en todos los sectores de la economía y la sociedad (1.300 millones de euros): De esta manera, se garantizarán la transformación digital de las administraciones y servicios públicos y su interoperabilidad a nivel de la UE. También se facilitará el acceso a tecnologías y conocimientos especializados a las pymes a través de los Centros de Innovación Digital, que actuarán como ‘ventanillas únicas’ para solicitar los apoyos necesarios.

A través de esta red de organismos, que estarán desplegados por todos los países de la UE, se dará también acceso a conocimientos tecnológicos y a instalaciones de experimentación y asesoramiento que permitirán evaluar mejor las perspectivas de negocio de proyectos de transformación digital.

Superordenadores

2.700 millones de euros, La supercomputación y el procesamiento de datos es determinante en diversos sectores clave de nuestra sociedad, como el sanitario, el energético y el de la ciberseguridad. El objetivo será el de desplegar un superordenador y una infraestructura de datos de categoría mundial con capacidad de exaescala (más de un trillón de cálculos por segundo) antes del que acabe el ejercicio 2022-23. Y equipamientos post-exaescala antes del fin del 2026-27. De esta manera, la Unión contaría con una oferta tecnológica independiente y competitiva.

Ciberseguridad y confianza

2.000 millones de euros, para proteger la economía digital, la sociedad y las democracias de la UE. Se financiarán equipos e infraestructuras avanzados en estos campos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *