transformacion_digital

La transformación digital en las pymes

La mayoría de las empresas actuales están digitalizadas en mayor o menor medida. Todas utilizan correo electrónico, disponen de un sitio web con diferentes páginas web para sus diferentes departamentos –en el caso de grandes empresas- blogs para sus empleados o sus líneas de negocio,  disponen de cuentas en redes sociales –como Facebook, Twitter, LInkedIn, , Google+ o Instagram-, contabilizan sus facturas y presupuestos mediante herramientas informáticas, etc. Sin embargo, no todas utilizan acceso omnicanal,  herramientas de gestión empresarial como CRM, SCM, ERP, GIS –en su caso- … o apps de gestión empresarial adecuadas. Por otra parte, no todas las empresas que se han digitalizado se pueden considerar empresas digitales  ya que esta característica requiere el cumplimiento de una serie de normas de obligado cumplimiento.

La digitalización de la empresa requiere de una transformación digital que obligará a la empresa a una gran reorganización y sobre todo concienciación de la necesidad de digitalizarse y transformarse digitalmente. La empresa digital ha dado lugar a un nuevo modelo de economía, economía digital que, a su vez, se ha sustentado en otros tipos de economías como es el caso de la economía colaborativa y nuevos modelos de innovación, innovación abierta, cocreación, crowdsourcing, crowdfunding, crowdlending

Vamos a describir el proceso de transformación digital y las etapas para su consecución y se analizaran sus diferentes modelos de transformación digital en los sectores de mayor impacto en la sociedad, la economía y la industria, así como los sectores académicos y de investigación.

¿QUÉ ES TRANSFORMACIÓN DIGITAL?         

Empleando un término simplista, la transformación digital va más allá de que la empresa tenga presencia en Google, en las redes sociales y en la Web a través de página web, y, naturalmente, de correo electrónico corporativo y de sus empleados. La transformación digital (DX, Digital Transformation) recibe su denominación por el cambio en la naturaleza de productos y servicios  de las empresas tradicionales.

Existen numerosas definiciones de transformación digital. Vamos analizar algunas de las de mayor presencia mediática y que consideramos se adapta mejor a nuestro objetivo fundamental: el estudio de la Industria 4.0  y de cómo  las tecnologías facilitadoras de ella están ayudando a la transformación digital de organizaciones y empresas.

Margaret Rouse define la transformación digital como «la reinvención de una organización a través de la utilización de la tecnología digital para mejorar la forma en que la organización se desempeña y sirve a quienes la constituyen. Digital se refiere al uso de las tecnologías que generan, almacenan y procesan datos». La mera implementación de tecnología por sí sola, no produce transformación digital, pero si consigue cambiar una organización para aprovechar el potencial de las tecnologías.

Otra definición acertada es: «La transformación digital es la oportunidad estratégica de incorporar nuevas  tecnologías, pero sobre todo nuevas lógicas para que el negocio sea más eficiente y permita nuevas oportunidades» (Rocasalvatella, 2016).

Una definición de negocio, la proporciona la empresa consultora Flat 101 Digital Business centrada en negocios digitales y que, en su página Web, destaca que la transformación digital es un proceso necesario en todas las empresas actuales si quieren competir en un mercado cada vez más globalizado, interconectado y digital.  Así mismo considera que: «la transformación digital implica un cambio en la manera de hacer las cosas en una empresa y en la forma en que ésta se relaciona con sus clientes y stakeholders, adaptando el entorno digital a lo largo de toda su estructura».

La transformación digital que ha comenzado en muchas empresas será de vital importancia para el futuro de las mismas; pero no es solo tecnología la transformación digital, aunque el despliegue de las nuevas tecnologías es indispensable, son sólo un ingrediente necesario pero no el objeto del cambio.  La transformación digital no sólo es tecnológica sino social  y económica. Los cambios que se están produciendo son generacionales y, por consiguiente, inevitables (la generación de los “milenials” prácticamente vive en una transformación digital que han hecho suya en su manera de vivir). Está en marcha una revolución social para la digitalización de la sociedad, como en su día hablamos de cibersociedad a finales de la década de los 90, con el advenimiento de la nueva sociedad impregnada del ciberespacio y del nacimiento de la Web.

La transformación digital es un proceso necesario en todas las empresas actuales si quieren competir en un mercado cada vez más globalizado, interconectado, digital y omnicanal (acceso a Internet con múltiples dispositivos).

Los modelos de negocio en la transformación digital

Ya hemos comentado que la transformación digital no se trata sólo de tecnología sino de transformar los modelos de negocios y, a su vez, ha de ser la base de la estrategia corporativa. La transformación digital requerirá nuevas destrezas y un desplazamiento en inversiones TIC.

La consultora IDC define la transformación digital como: «el proceso continuo por el que las empresas se adaptan para conducir y controlar los cambios disruptivos en sus clientes y mercados (ecosistema externo) mediante la potenciación (leveraging) de competencias digitales para crear nuevos modelos de negocio, productos y servicios». La TD facilita a las empresas combinar la perfección digital, el negocio físico y la experiencia de cliente mientras mejora la eficiencia operativa y el desempeño organizacional.

Una ecuación muy utilizada por los expertos en DX es:

TD = Experiencia de cliente = Modelo de negocio

¿CUÁLES SON LAS TECNOLOGÍAS FACILITADORAS DE  LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL?

Las tecnologías fundamentales que  están ayudando a transformar digitalmente a las empresas  son:  Computación en la nube (Cloud Computing), Big Data, Internet de las Cosas, Ciudades Inteligentes (Smart Cities) y  como espina dorsal de todo el  sistema, la Ciberseguridad y el soporte de la Inteligencia Artificial y la Robótica. Naturalmente, no todas estas tecnologías impactaran por igual a todas las empresas ya que ello dependerá del tamaño de las mismas y del sector al que pertenezcan así como sus líneas de negocio fundamentales. A estas tecnologías habrá que añadir otras de impacto también en las pymes tales como: Realidad Virtual, Realidad Aumentada, los Drones, tecnologías “wearables” (ponibles)…

 

(Continua en el post de mañana)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *