La oportunidad que la sostenibilidad implica

Gestión empresarial, Noticias

Oportunidad_sostenibilidad

En estos días se está celebrando en Madrid la enésima Cumbre sobre el Clima (COP25). Aún se desconocen las conclusiones finales a las que llegarán los principales líderes mundiales (con la excepción de EEUU y China) en la lucha contra el cambio climático. Pero lo que es una evidencia es que los llamados Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son una prioridad para casi todas las naciones.

Dichos objetivos no deben verse solo como una serie de medidas para paliar uno de los grandes males de la sociedad actual (o quizá el mayor). También han de considerarse como una importante opción de negocio para todas las compañías. Tanto es así que los primeros datos apuntan a que los ODS podrían suponer un total de negocio de 12 billones de dólares en lo próxima década. Sin duda, esa cifra da fe de los beneficios que las empresas podrían obtener.

Pero lejos de la creencia popular, las grandes empresas no serán las únicas que pueden obtener réditos de la pugna contra el clima. Sin duda, las multinacionales lo saben. De ahí que traten de adelantarse a la competencia. Tal estrategia se demuestra con el hecho de que casi tres cuartas partes de las compañías que cotizan en el Ibex 35 ya seleccionan a sus proveedores siguiendo criterios de sostenibilidad y ambientales. Pero los objetivos sostenibles son tan amplios que la pequeña y mediana empresa también puede progresar económica y socialmente hablando si se rigen bajo esos criterios, que son los que imperan ahora y que, sin duda, serán los que rijan el futuro de los negocios que funcionan.

Buena muestra de ello es un reciente informe presentado por la Red Española del Pacto Mundial, el Consejo de Economistas y la patronal de las pymes (Cepyme). En dicho informe se trata de animar a las pymes y a los autónomos a que se lancen hacia la sostenibilidad ya que esa estrategia les dará negocio.

En concreto, el informe apunta a que el 64 por ciento de los consumidores españoles siempre tienen en cuenta los criterios medio ambientales a la hora de realizar sus compras. A pesar de ello, el desconocimiento entre las pymes de este tipo de variables y de los objetivos en materia de sostenibilidad de España y de la UE resulta alarmante. Tanto es así que se estima que más del 78 por ciento de este tipo de empresas no conoce documentos claves como la Agenda 2030 del Gobierno, o que en dicho año la UE pretende que el 32 por ciento de la energía provenga de fuentes renovables.

Sin duda, estas metas suponen oportunidades que las pymes pueden aprovechar, no solo desde el punto de vista ética sino también como estrategia de negocio. Para ser más concisos, el estudio desvela dónde están esas claves a las que la pequeña empresa puede optar para potenciar su negocio en relación a la sostenibilidad.

 

Abrir la puerta a nuevos mercados

Contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible permite acceder a nuevos nichos de mercado que serán fundamentales en un futuro muy cercano. Entre ellos está la economía circular, las renovables y los negocios inclusivos. Es una obviedad que dichos segmentos novedosos abren la puerta a que las pymes fomenten su internacionalización.

Generar ahorro de costes

La guía elaborada por Cepyme indica que el 67 por ciento de las compañías que implanta en su estrategia de negocio medidas relacionadas con la sostenibilidad generan ahorro de energía de agua, lo que sin duda reducirá los costes tanto en las fábricas como en las oficinas.

Convertirse en aliados de las grandes multinacionales

Ya hemos visto que las mayoría de las grandes empresas ha interiorizado la sostenibilidad. Para ello deberán hacerse con proveedores capaces de ofrecerles soluciones concretas. Sin duda, este aspecto abre la puerta a que una pyme especializada en una serie de productos o servicios que las grandes empresas demandan genere con ello un incremento de su actividad económica y, por tanto, de sus ingresos.

Aumentar las opciones de optar a contratos públicos

La Ley de Contratos del Sector Público incluye todo tipo de criterios medioambientales que se tienen en cuenta a la hora de adjudicar contratos y proyectos a una u otra empresa. A nadie se le escapa que si una pyme incorpora este tipo de requisitos de sostenibilidad elevará sus posibilidades de ganar algunos de esos proyectos que parten de las administraciones públicas.

Aspectos intangibles

Hasta el momento se han definido en este post una serie de ventajas a las que las pymes que integran la sostenibilidad en su estrategia de gestión comercial y marketing pueden optar. Pero en esta carrera contra el clima también existen otra serie de factores intangibles que son positivos para las empresas. Se trata de todo aquello relacionado con la imagen de marca, que se verá impulsada en toda empresa que se rige por este tipo de conceptos sostenibles.

Mejor preparadas

Otro punto que las pymes deben tener en cuenta para animarse a incorporarse a los ODS es que las exigencias medioambientales que existen en la actualidad irán a más con el paso de los años. Teniendo esto presente, resulta lógico prever que una empresa que se adelanta al futuro lo tendrá mucho más sencillo para adaptarse a un entorno medioambiental más exigente que el que ahora dibujan documentos como la Agenda 2030.

Más facilidad de financiación

Es comprensible pensar que si la administración pública vela por la sostenibilidad, también lo hagan los inversores y las entidades bancarias. Por tanto, una pyme que se rija por los criterios que marcan los ODS lo tendrá más sencillo para optar a nueva financiación.

 

Si quieres seguir leyendo noticias relacionadas, haz clic aquí.

Last modified: 15/01/2020