internet_cosas

La oportunidad empresarial del “internet de las cosas”

internet_cosas“Internet de las cosas” es un fenómeno que, en el futuro inmediato, afectará a todas las facetas de la sociedad y también al funcionamiento de las empresas. Y no solo a las grandes, sino también a las pequeñas y medianas. En 2015 había en todo el mundo 13.000 millones de dispositivos conectados a la red de redes y las previsiones apuntan a que en 2020 la cifra llegará a los 25.000 millones. Muchos de estos dispositivos tendrán que ver con las pymes, por lo que cuanto antes los incorporen éstas, mayores rendimientos obtendrán.

 

En estos momentos, las empresas tienen dos formas principales de aprovechar este nuevo fenómeno que se ha dado en llamar la industria 4.0. Por un lado, pueden optimizar su funcionamiento interno incorporando la conectividad a sus procesos productivos y a sus distintos departamentos: marketing, logística, seguridad, recursos humanos, comunicación…

 

Y, por otra parte, pueden desarrollar y producir productos y servicios inteligentes y conectados. Y todo ello sin realizar demasiadas inversiones y a costes relativamente bajos. Y es que los expertos aseguran que cualquier objeto que incorpore tecnología y conexión a internet puede convertirse en un producto inteligente que facilite enormemente la vida a su propietario (ya han comenzado a verse los primeros prototipos de mochilas, zapatillas, neveras, relojes… que se conectan y comunican con otros objetos a través de internet y que consiguen prestaciones mucho más allá de las tradicionales).

 

Las ventajas que puede obtener una empresa con la aplicación del “internet de las cosas” a su funcionamiento y a sus productos y servicios son meridianamente claras. Por un lado, reducirá costes, aumentará sinergias y ganará eficacia en su producción. Y, por otro, se diferenciará sustancialmente de sus competidores lanzando al mercado productos innovadores, diferenciados y altamente competitivos.

 

El uso del “internet de las cosas” permitirá también a los comercios, entre otras muchas posibilidades, protegerse mejor de los robos, hará más eficaz el marketing y la comunicación, facilitará la realización de ofertas personalizadas, posibilitará comprar y pagar a través del teléfono móvil, será fundamental a la hora de organizar el almacén y el stock, se anticipará a las necesidades de reposición de mercancías, creará probadores virtuales…

En las empresas industriales, la conectividad de datos permitirá supervisar y mejorar el funcionamiento de los equipos, evaluar la disponibilidad de materiales, controlar el consumo de energía y, como consecuencia de todo ello, conseguir un mayor rendimiento en la producción, además de una reducción de costes.

 

Los resultados finales pueden ser muy positivos. Las empresas reasignarán mejor sus recursos, elevarán su eficacia y aumentarán la satisfacción de los clientes. En esto, como en tantas otras cosas, las empresas que den primero, probablemente darán dos veces.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *