india

La India, uno de los países con más oportunidades de negocio

La India es un poder mundial emergente con unas posibilidades de desarrollo enormes y que necesita todo tipo de infraestructuras y equipamientos. Eso sí, ¡cuidado! las empresas españolas tienen que ser pacientes a la hora de entrar en ese mercado, según explicó recientemente el nuevo Embajador de España en la India, Gustavo de Arístegui en un desayuno organizado por Norman Broadbent, firma de búsqueda y desarrollo de directivos.

Según De Arístegui, se estima que en los próximos 20 años la India va a absorber el 25% del presupuesto de construcción de nuevas infraestructuras del mundo; y en el segmento de la defensa, su presupuesto anual va a pasar de los 3.000 millones de dólares actuales a cerca de 30.000 millones en 2015.

Sin duda, las pymes españolas tienen aquí un lugar muy interesante para encontrar nuevas oportunidades de negocio. Es el segundo país más poblado del mundo, donde viven 700 millones de personas sin recursos, pero también 350 millones de personas asimilables a clase media con cierto poder de compra y 40 millones de ricos o clase alta. Es una nación en transformación y como tal representa una gran oportunidad comercial para las empresas españolas que son punteras en sectores como construcción, infraestructuras, energías, tratamiento de aguas, o sistemas de control. “No en vano, la India es casi un continente en sí misma y cuenta con una diversidad social, económica, cultural y religiosa enorme”, según Arístegui.

Eso sí, el que quiera entrar en la India debe tener en cuenta sus características. Por ejemplo, allí conviven distintas religiones; la hindú es dominante pero la musulmana es seguida por 200 millones de personas, lo que convierte al país en el segundo con más fieles de este credo del mundo, sólo superado por Indonesia. Al mismo tiempo, se hablan 50 lenguas distintas y cientos de dialectos. La sociedad civil dispone de un grado de preparación y cualificación de primer nivel. En definitiva, se trata de una sociedad civil abierta, eficiente, multilingüe y bien educada que afronta un enorme universo de cambios pendientes.

En el mismo encuentro, el CEO de Norman Broadbent para Oriente Medio y Asia, Hani Nabeel, analizó la estrategia que deben seguir las empresas para implantarse en estas zonas emergentes. Resaltó la necesidad de mantener una perspectiva de largo plazo en el desarrollo internacional de la empresa y tener muy presente la diversidad de cada país. También señaló la conveniencia de seleccionar bien a los socios locales con los que se quiere operar, para limitar el riesgo y recomendó que las empresas sean muy cuidadosas a la hora de elegir a los líderes de un proyecto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *