carnicas

La exitosa dieta antigrasa de Cárnicas Serrano

carnicasLos Mercadona, Carrefour y compañía no olvidarán fácilmente aquel día del año 2000 en el que recibieron la visita de los comerciales de Cárnicas Serrano. Aunque no era la primera vez que la empresa intentaba introducir productos rompedores en sus lineales, lo de entonces sonaba a ciencia ficción. “Les presentamos  los Delisandwich, que eran una línea de elaborados cárnicos confeccionados con cerdo, pavo y pescado”, explican desde la empresa valenciana. Como se puede esperar, el rechazo de los monstruos de la distribución fue total, entre otras cosas porque era impensable que un elaborado cárnico hecho con pescado tuviera éxito.

Se equivocaron. A base de insistir, Cárnicas Serrano logró colocar sus elaborados con pescado en los supermercados, convirtiéndose con los años en el superventas de la firma valenciana. Este hecho ha originado que Serrano sea la única cárnica de España, y quizá del mundo, que tiene como producto más vendido un elaborado de pescado.

Sirva el ejemplo de la línea Delisandwich, para demostrar que Serrano es una cárnica diferente, que basa su estrategia en la innovación continua. Prueba de ello es que ha sido pionera, descubriendo nuevos nichos de mercado. ¿Ejemplos? En 2000, idearon los fiambres (jamón cocido, mortadela, etc.) enriquecidos con Omega3, calcio y vitaminas. Cuatro años más tarde convirtieron los grasientos embutidos tradicionales en comida saludable, con sólo un 2% de grasa. La línea recibió el nombre de Sabrosanos, y fue posible al sustituir la grasa animal del chorizo, morcilla, longaniza y hamburguesas por aceite de oliva. También han lanzado hamburguesas con verdura, y en 2010 dieron una vuelta de tuerca a la mortadela con aceitunas y al pavo trufado.

I+D+i como razón de existencia

Gracias a su decidida apuesta por el I+D+i, Cárnicas Serrano no acumula grasa en sus números. Muy al contrario, la facturación de la casa se ha incrementado en plena crisis, pasando de 40,7 millones de euros en 2006, a casi 50 millones en 2010. Buenas cifras, y más aún, si se comparan con el pobre incremento del 0,3% del resto del sector.

Y es que estamos ante una industria que lo está pasando realmente mal. A la crisis, se le une que el mundo de la alimentación, formado por más de 4.000 fabricantes, la mayoría de ellas pymes, no sabe qué hacer para sobrevivir ante la dictadura de las cadenas de distribución, empresas mucho más grandes, que imponen sus precios y su forma de venta basada en el libre servicio. Entre otras cosas, este sistema provoca que sólo las 40 compañías más grandes llegan a ocupar un puesto en los lineales.

¿Solución?

Diferenciarse, que es precisamente el camino que tomó esta empresa familiar nacida en los años 60 del siglo pasado. Sólo así han conseguido colarse en algunas cadenas de supermercados como Alcampo y Ahorramás, compartiendo escaparate con los reyes de la alimentación: Campofrío, ElPozo, Argal y Casa Tarradellas.

La tercera generación, que es la que dirige la empresa actualmente, ha continuado la tradición de la innovación, hasta el punto de incluir en los estatutos de la empresa una cláusula que exigen que al menos el 15% de las ventas se consigan con productos creados en los últimos tres años. Lo llaman ratio de innovación y se creó hace ocho años. Sólo así, Cárnicas Serrano puede competir con los más grandes y, además, exportar a países como Cuba, donde está presente desde hace más de dos décadas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *